El Comercio
img
Fecha: julio, 2017
Videojuegos, cerebro y habilidades visuespaciales.
Dámaso Escribano 31-07-2017 | 12:22 | 0

Jugar a videojuegos provoca cambios estructurales en el cerebro, con el aumento del tamaño de algunas regiones y cambios funcionales, como la activación de regiones responsables de la atención y de las habilidades visuoespaciales, según un estudio que ha elaborado el equipo de investigadores Marc Palaus, Elena Muñoz, Raquel Viejo y Diego Redolar de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC).

“Las partes del cerebro responsables de la atención funcionan en los jugadores de manera más eficiente, ya que necesitan menos videojuegosactivación para mantenerse concentrados en tareas exigentes”, ha explicado Palaus.

El estudio, que ha sido publicado en la revista “Frontiers in Human Neuroscience”, ha recogido 116 estudios de investigación internacionales que muestran que jugar a videojuegos mejora los diferentes tipos de atención, incluidas la sostenida y la selectiva.

Además, la exposición a los videojuegos estimula la corteza prefrontal, la cual permite mejorar la memoria de trabajo, imprescindible para mantener y manipular de forma temporal la información necesaria para llevar a término acciones a corto plazo.

Tras revisar los distintos estudios basados en escáneres cerebrales se confirma un aumento de la velocidad en el procesamiento de la información entre los jugadores. Según ha señalado Palaus “Esto permite una mayor carga de trabajo cognitiva, y mejora su capacidad multitarea y su agilidad de reacción en situaciones bajo presión, tan necesarias hoy en día en los entornos laborales”.

Otra evidencia científica, recogida por Cognitive NeuroLab de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC, es la optimización en las habilidades visuoespaciales. “Algunas regiones cerebrales, como el hipocampo derecho y regiones occipitoparietales, relacionadas con estas habilidades, muestran un aumento de volumen al experimentar con los videojuegos”, ha apuntado Redolar.

Por tanto, los jugadores adquieren más facilidad para representar, analizar y manipular objetos mentalmente. Por ejemplo, son capaces de orientarse en un entorno nuevo, interpretar un mapa, realizar operaciones de cálculo mental y estimar distancias entre objetos, entre otras acciones.

Ver Post >
Diseñan una nueva pastilla para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco
Dámaso Escribano 30-07-2017 | 12:46 | 0

Elimina el acetaldehído, un compuesto de los cigarrillos que desempeña un papel clave en la adicción al tabaco.

Investigadores de la compañía finlandesa Biohit Oyj han desarrollado una nueva pastilla para dejar de fumar que contiene el aminoácido L-cisteína y que, según los últimos estudios publicados en la revista “Anticancer Research”, es segura y eficaz para abandonar el tabaquismo.

El aminoácido que contiene elimina el acetaldehído, un compuesto de los cigarrillos que se cree que desempeña un pcontaminacion y tabacoapel clave en la adicción al tabaco mediante la mejora de las respuestas del cerebro a la nicotina.

El equipo de investigación reclutó a cerca de 2.000 fumadores a los que dividió al azar en dos grupos. Mientras unos tuvieron que tomar una pastilla con cada cigarrillo durante seis meses, la otra mitad usaron en su lugar placebo.

Todos completaron un diario digital en el que tenían que precisar cuántos cigarrillos fumaban al día y el tiempo que dedicaban a cada uno.

En total, 753 personas siguieron todas las pautas que establecían los investigadores, mientras que 944 lo hicieron durante la mayor parte del tiempo.

A los seis meses, un total de 331 personas que terminaron el estudio habían dejado de fumar, 181 (18,2%) que tomaron la pastilla con L-cisteína y 150 (15%) que recibieron placebo.

Pero entre los que siguieron rigurosamente todas las instrucciones, 170 (45,3%) de los que usaron este compuesto han dejado de fumar, frente a los 134 (35,4%) del grupo control.

Los cambios en la sensación producida por el tabaco al fumar fueron motivo suficiente para dejar de fumar. Además, sólo un 6% de los fumadores presentaron algún tipo de efecto adverso, sin detallar cuáles.

El investigador Scott Sherman, del NYU Langone Medical Center de Nueva York (Estados Unidos), ha celebrado este “prometedor” avance pero admite que este fármaco aun no está listo para su comercialización indiscriminada, ya que su eficacia aún no ha sido comparada con otros tratamientos de deshabituación tabáquica.

Por su parte, la directora de la Augusta University’s Tobacco Control Initiative en Georgia, Martha Tingen, también ha observado ciertas limitaciones en el estudio, como el hecho de que un tercio de los voluntarios en el estudio no participó finalmente en él. Asimismo, tampoco se hicieron pruebas para constatar que los participantes dejaran realmente de fumar.

Ver Post >
Los trastornos del sueño pueden aumentar el riesgo de problemas cognitivos
Dámaso Escribano 29-07-2017 | 8:48 | 0

La respiración podría formar parte de una estrategia de tratamiento para reducir el riesgo de demencia.

Los trastornos del sueño pueden aumentar los problemas cognitivos, especialmente en aquellas con riesgo de enfermedad de Alzheimer, según ha puesto de manifiesto un estudio realizado por investigadores del Brigham and Women’s Hospital y Harvard Medical School (Estados Unidos) y que ha sido publicado en “Annals of the American Thoracic Society”.

En concreto, losomnolencias autores han comprobado que los pacientes que poseen el alelo e4 de la apolipoproteína (APOE-e4) tenían mayor deficiencias cognitivas. APOE es un portador de colesterol importante que ayuda a la reparación de lesiones en el cerebro. Otros estudios han demostrado que aquellos que portan la forma alternativa del gen, el alelo e4, están en mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer. Las estimaciones son que el 20% de la población lleva el alelo e4.

Para analizar la asociación entre este alelo y la aparición de alzhéimer, los expertos, que analizaron a 1.752 personas, utilizaron varios indicadores de la respiración y la cognición en trastornos del sueño. También evaluaron si la presencia del alelo APOE-e4, que se sabe que aumenta el riesgo de la enfermedad de Alzheimer, influyó en el vínculo entre la respiración trastornos del sueño y la cognición.

De esta forma, los científicos han hallado que el aumento de la hipoxemia durante la noche (saturación de oxígeno por debajo del 90%) o el aumento de la somnolencia diurna se asociaba a una menor atención y memoria; que la somnolencia diurna se relacionaba con una velocidad de procesamiento cognitivo más lenta; y que el síndrome de apnea del sueño iba aparejado a una menor atención y velocidad de procesamiento. Unas asociaciones que fueron más fuertes en APOE-e4 portadores.

“Nuestro estudio proporciona pruebas adicionales de que la respiración durante el sueño afecta negativamente a la atención, la velocidad de procesamiento y la memoria, robustos predictores de deterioro cognitivo. Dada la falta de tratamiento efectivo para la enfermedad de Alzheimer, nuestros resultados apoyan el potencial de la respiración como parte de una estrategia de tratamiento para reducir el riesgo de demencia”, han zanjado los autores

Ver Post >
Calidad de Vida y longevidad
Dámaso Escribano 29-07-2017 | 8:43 | 0

Llevar hábitos de vida saludables permite tener una esperanza de vida hasta 7 años mayor que la población general

El alcohol adelanta la muerte y la discapacidad.

Las personas que llevan hábitos de vida saludables y no fuman, no tienen obesidad y solo beben alcohol de forma moderada logran tener una esperanza de vida hasta siete años mayor que la población general, según los resultados de un estudio publicado en la revista “Health Affairs”.

Además, el trabajo liderado por el Max Planck Institute for Demographic Research (Alemania) y la University of Michigan (Estados Unidos) también muestra que el seguimiento de unos hábitos saludables no solo permite tener una vida más larga, sino que esos años de más sean de mayor calidad.

Para su ihabitos-saludablesnvestigación los autores analizaron datos de más de 14.000 individuos de 50 a 89 años en Estados Unidos, y constataron que las personas que no habían fumado nunca ni tenían obesidad vivían entre 4 y 5 años más que la población general, y esa esperanza de vida adicional estaba libre de discapacidad.

Los resultados del análisis indicaron además que las personas que también consumían alcohol moderadamente vivían siete años más sin discapacidad que la población general y tenían una esperanza de vida total que superaba la de la población de Japón, el país donde están los ciudadanos más longevos.

“A menudo se cree que los avances en la tecnología sanitaria son claves para una vida más sana y larga, pero hemos demostrado que los hábitos de vida saludables, que no cuesta nada llevar, son suficientes para que la gente viva más y mejor”, ha reconocido Mikko Myrskylä, uno de los principales investigadores de este trabajo.

Los autores aseguran que es el primer estudio que analiza el impacto acumulativo de varios hábitos clave de salud en la esperanza de vida, tanto la general como la libre de discapacidad. Aunque algunos trabajos previos han analizado determinados indicadores, en este caso examinaron diferentes hábitos de forma simultánea.

Los investigadores observaron que cada uno de los tres comportamientos poco saludables analizados -obesidad, tabaquismo y consumo de alcohol- estaba vinculado a una reducción en la esperanza de vida y a una aparición más precoz de discapacidades.

Pero también hubo diferencias, ya que el tabaquismo estaba asociado con un mayor riesgo de muerte precoz pero no con un aumento del número de años con discapacidad, como sucedía con la obesidad. En el consumo de alcohol, se reducían ambos factores, tanto la esperanza de vida como los años libres de enfermedad.

El hallazgo más sorprendente fue el descubrimiento de una gran diferencia en la esperanza de vida media entre los grupos que estaban más o menos expuestos a estos factores de riesgo. Así, los hombres que no tenían sobrepeso, no habían fumado nunca y bebían alcohol solo de forma moderada vivían unos 11 años más de media que quienes, por contra, presentaban sobrepeso y bebían y fumaban mucho. Y en el caso de las mujeres, la diferencia fue aún mayor, de hasta 12 años.

“El resultado más positivo es que el número de años de vida con limitaciones físicas no aumenta a medida que se cumplen años con un estilo de vida saludable (…) Los años que ganamos con hábitos de vida saludables son años de buena salud”, según Myrskylä.

Los autores reconocen que sus hallazgos resaltan la importancia de la prevención y la promoción de la salud, no solo a nivel individual sino colectivo, ya que en una sociedad cada vez más envejecida la salud de los mayores determina el presupuesto sanitario.

Ver Post >
Noticias médicas de Interés
Dámaso Escribano 22-07-2017 | 12:02 | 0

  1. Vacuna contra el cáncer. https://elpais.com/elpais/2017/03/23/ciencia/1490294250_268774.html
  2. Matchine learning en transplantes de higado y pulmon. https://elpais.com/elpais/2017/05/31/ciencia/1496225109_719491.html
  3. Surfactante un milagro para el distress respirtorio en niños. https://elpais.com/elpais/2016/06/23/ciencia/1466679202_454202.html
  4. Control del dolor postoperatorio.https://elpais.com/elpais/2016/04/15/ciencia/1460730051_682471.html
  5. Un paso más allá de las estatinas. https://elpais.com/elpais/2016/03/15/ciencia/1458058246_870352.html

Ver Post >