El Comercio
img
Higiene bucodental y afecciones cardiacas y cerebrales.
img
Dámaso Escribano | 12-08-2017 | 10:03

La boca es una zona cuyo ambiente favorece la aparición bacteriana.

En total la boca acoge a más de 100 millones de bacterias por milímetro, las cuales evitan el crecimiento de otras de tipo patológico, sin embargo, si no se lleva a cabo una buena higiene bucodental, esto puede desencadenar en un mayor asentamiento y proliferación de estas últimas, según el director médico de Vitaldent, Gustavo Camañas.

“La boca es uhigiene-bucodentalna zona cuyo ambiente favorece la aparición bacteriana, además de condiciones como el agua, la temperatura, el pH y los nutrientes que favorecen su asentamiento. La gran mayoría de estas son beneficiosas y actúan para evitar el crecimiento de las bacterias patógenas, pero la cantidad de estas últimas dependerá de las condiciones de salud del individuo y del índice de placa bacteriana”, ha explicado.

Por ello, el especialista ha recomendado mantener una buena higiene bucodental, para que la placa no se endurezca hasta convertirse en sarro y provoque la aparición de enfermedades periodontales.

“Mantener bacterias patógenas en la boca significa abrir las puertas a enfermedades periodontales, como la gingivitis o periodontitis, que están directamente relacionadas con enfermedades como el ictus, la diabetes, problemas cardiovasculares, e incluso el cáncer”, ha subrayado.

“Prevención, higiene bucodental y revisiones médicas son las mejores armas para combatir este tipo de infecciones. Por ello, cepillarse los dientes después de cada comida, utilizar hilo dental frecuentemente y visitar al dentista al menos una vez al año cobra especial importancia si queremos mantener una buena salud integral”, ha concluido el Dr. Camañas.