El Comercio
img
Diabetes. Obesidad comer seis veces/día mejor que tres
img
Dámaso Escribano | 21-09-2017 | 10:52

Se pasa menos hambre y se tiene menos ganas de comer.Seis comidas al día es mejor que tres para el control del azúcar en la sangre en personas obesas con disminución de la tolerancia a la glucosa (prediabetes) o diabetes de tipo 2, según sugiere una nueva investigación presentada en la Reunión Anual de la European Association for the Study of Diabetes (EASD), celebrada en Lisboa, Portugal.

El estudio, realizado por la Dra. Emilia Papakonstantinou, del Departamento de Ciencia de los Alimentos y Nutrición Humana de la Universidad Agrícola de Atenas, Grecia, junto con colegas de la Facultad de Medicina de la Unives-metabolicorsidad de Atenas, del Hospital Universitario Attikon y de la Universidad Harokopio, comparó los efectos de dos patrones de comida con calorías totales idénticas sobre el metabolismo de la glucosa y la saciedad.

Estudios recientes han demostrado que la intervención en el estilo de vida para individuos con síntomas prediabéticos puede retardar o prevenir la progresión a la diabetes tipo 2 (T2D), sin embargo, los autores señalan que “el impacto de la frecuencia de las comidas en el metabolismo de la glucosa sigue sin conocerse”. Esta investigación comparó los efectos de comer tres o seis veces al día, manteniendo una ingesta calórica constante.

El estudio analizó a 47 individuos obesos que se dividieron en tres grupos que consistían en dos grupos con prediabetes (con tolerancia a la glucosa alterada de diferente gravedad) y un grupo con diabetes total. Se les dio una dieta especialmente diseñada para mantener el peso durante las 24 semanas de duración del estudio, que se consumió en un patrón de tres o seis comidas durante 12 semanas antes de cambiar.

Se tomaron muestras de sangre al comienzo y al final de cada intervención para medir los niveles de glucosa e insulina junto con una serie de otros marcadores de salud. También se pesó a las personas que participaron en la investigación cada dos semanas y se les preguntó acerca de su hambre subjetiva, la saciedad y el deseo de comer.

Aunque el peso corporal se mantuvo estable a lo largo del estudio, los participantes que habían estado siguiendo el plan de seis comidas registraron una disminución en su nivel de glucosa glicosilada (HbA1c) y su nivel de glucosa en sangre en los tests de tolerancia a la glucosa post-oral, lo que indica un mejor control de los niveles de glucosa sanguíneos. En los grupos con prediabetes, el plan de seis comidas disminuyó la ocurrencia de niveles de insulina anormalmente altos en el grupo con intolerancia severa a la glucosa y retrasó el tiempo necesario para que la glucosa en sangre alcanzara el pico después de la ingestión de azúcares.

Los tres grupos informaron de niveles de hambre significativamente más bajos y menos deseo de comer después de seguir el plan de seis comidas comparado con cuando comían tres comidas al día. “Nuestro estudio de mantenimiento de peso de 24 semanas demostró que el uso de un patrón de seis comidas en lugar de tres comidas, con las mismas calorías en general, mejoran el control de azúcar en la sangre y reducen el hambre en las personas obesas con prediabetes o diabetes”, afirma.

Estos resultados, añade, “sugieren que el aumento de la frecuencia de las comidas, consumidas en horarios regulares, puede ser una herramienta útil para los médicos que tratan a personas con obesidad y diabetes o prediabetes, especialmente aquellos que son reacios o sin éxito en las personas que hacen dieta”, concluyen los investigadores.