El Comercio
img
Dejar la aspirina aumenta el riesgo de IAM e Ictus en un 37%
img
Dámaso Escribano | 01-10-2017 | 11:22

Las conclusiones de un nuevo estudio sugieren la interrupción de la aspirina a largo plazo a dosis bajas para la prevención de enfermedades cardiovasculares en ausencia de cirugía mayor o sangrado puede ser peligroso.

Para el estudio, publicado en Circulation, los investigadores examinaron datos sobre 601.527 a tratamiento con aspirina a dosis baja para prevención primaria o secundaria identificados en el registro sueco de prescripciones de fármacos.

Ellos encontraroaspirinan que los pacientes que suspendieron la aspirina tuvieron una tasa de eventos cardiovasculares 37 por ciento mayor que los que continuaron la terapia. El riesgo aumentó poco después de la interrupción y no pareció disminuir con el tiempo.
Los autores señalaron que la suspensión de la aspirina apareció “especialmente peligrosa entre los pacientes con enfermedad cardiovascular previa”, con un evento cardiovascular adicional por año en uno de cada 36 pacientes que suspendieron la aspirina en comparación con un evento cardiovascular adicional por año en uno de cada 146 pacientes de prevención primaria que suspendió la aspirina.

Los hallazgos se producen en un momento en que los estudios detallan las tasas de interrupción de la aspirina de hasta el 30 por ciento se han reportado, y se ha observado un bajo cumplimiento de la aspirina en hasta un 50 por ciento.

Los autores dijeron que esperaban que los resultados ayudaran a los médicos a tomar una decisión informada sobre si suspender la aspirina.