24 de junio de 1821

La Batalla
de Carabobo se considera la gesta heroica más importante que se libró
en nuestro país, porque fue decisiva para proclamar la independencia de
Venezuela del dominio español.

Siguiendo estrategias del Libertador, el general José
Antonio Páez lideró la tropa patriótica que participó en el
enfrentamiento bélico y, en reconocimiento al triunfo logrado, el Padre
de la Patria lo ascendió a General en Jefe, en el propio campo de
batalla.

La historia de Venezuela siempre ha narrado este conflicto
como un enfrentamiento armando entre realistas comandados por el
mariscal Miguel De La Torre, y patriotas venezolanos dirigidos por el
general Páez y otros grandes héroes, pero comandados por el propio
general Simón Bolívar, sin embargo el historiador Germán Carrera Damas
no lo ve de esa forma.

Tomando en consideración que para la época en que se libró la
Batalla de Carabobo, (24 de Junio de 1821) ya se había conformado la
Gran Colombia, el historiador sostiene que quienes conformaron el
ejército patriótico fueron colombianos.

¿Quiénes combatieron allí?, por un lado obviamente las
fuerzas de lo que en aquel momento representaba el poder colonial
recientemente restaurado. Que no era una monarquía española, sino
venezolana. Y del otro lado estaba el ejército de la República de
Colombia, ésa que los historiadores llaman la Gran Colombia. Los
destacamentos fundamentales y jefes eran venezolanos, pero los recursos
y las fuerzas mismas representaban la República de Colombia”.

“Por eso, el que vence en Colombia es el ejército de la
República de Colombia, con todo lo que significaba como contribución
decisiva de los venezolanos, pero oficialmente era el ejército
colombiano. Por eso cuando se da la batalla de Carabobo, el congreso de
Colombia decreta honores, no sólo para reconocer a quienes habían
luchado, sino que proclama a Simón Bolívar como libertador de esa
nación”.

Recuerda el doctor Carrera Damas que la República de Colombia había sido fundada en el Congreso de Cúcuta, en 1821.

“Ese congreso no hizo más que convalidar la fundación previa
de Colombia, que se había hecho en Angostura en 1819. Por eso en el
campo de Carabobo se enfrentan las fuerzas de la monarquía colonial, de
carácter absoluto, con la fuerza de la República de Colombia, Lo que
sobresale es que los jefes militares eran venezolanos, pero los
recursos militares provenían de Colombia”.

Carrera Damas sostiene además, que lo que han hecho los
militaristas venezolanos de presentar a Carabobo como el logro
fundamental del militarismo venezolano, oculta interesadamente la
realidad de los hechos, que es lo expresado anteriormente.

¿Debemos nosotros estar orgullosos de la Batalla de Carabobo
librada el 24 de Junio?, sí, porque es la consagración de un
deslumbrante proyecto político, que nació en Angostura, se consolidó a
partir de Cúcuta y se llamó República de Colombia. Una república que
tuvo un solo ciudadano que se llamó Simón Bolívar”.

Nadie le puede quitar su importancia

Por su parte el historiador Agustín Blanco Muñoz sostiene que
ningún gobierno le puede quitar la importancia que siempre tendrá para
los venezolanos la Batalla de Carabobo.

No obstante Blanco Muñoz cuestiona la decisión tomada por el
mandatario nacional de suspender, sin ninguna justificación, el
tradicional desfile en la avenida Monumental de Campo de Carabobo.

“Este régimen, como todos saben, además de militarista está
apegado a lo que llamaríamos la defensa de todas las gestas que se
consideren como bolivarianas. Y esto es explicable porque el país está
regido hoy por alguien que se considera, materialmente, descendiente
del Padre de la Patria”.

“Es decir, que él se cree la propia continuación o extensión
de Simón Bolívar. Yo creo que el Presidente no le está negando la
importancia histórica a este evento, lo que está es simplemente negado
a presentarse en escenarios abiertos, de acuerdo a que entiende su
humanidad por aquello del tan socorrido intento de magnicidio”.

El historiador recuerda que el pasado jueves, el mandatario
nacional se presentó a inaugurar al viaducto Caracas-La Guaira, donde
lo esperaba un gentío para entregarle papelitos pidiéndole que cumpla
promesas, y tuvo que retirarse del escenario, porque la avalancha de
gente era muy grande.

Agustín Blanco Muñoz dijo que en 1998, en tiempos cuando
escribía el libro “Habla el comandante”, acompañó a Hugo Chávez a Campo
de Carabobo, porque al ahora mandatario nacional le interesaba estar
donde hubiera mayor cantidad de personas, para darse a conocer.

No obstante ahora que está en el cargo, evita hacerlo para no
escuchar las quejas, pero argumenta que es para evitar ser víctima de
un magnicidio.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More