El Comercio
img
Fecha: noviembre, 2011
LOS SUPERVISORES NO PUEDEN SUPERVISAR A LOS SUPERVISADOS
Guillermo Díaz Bermejo 18-11-2011 | 11:56 | 2

Como de todos es conocido, estamos ante una pavososa crisis económica y financiera, con unos duros ataques de los mercados de capitales que desestabilizan a muchos estados europeos y los ponen en el abismo. Estoy convencido que esto se debe a esos inconfesables contubernios que las castas políticas han mantenido con la gran banca, lo que ha provocado que en esa simbiosis, a los políticos se les hayan ido las cosas de la mano, hasta el extremo de que en este momento, son incapaces de supervisar y controlar a ese monstruo en el que se ha transformado el mercado financiero.
En nuestro país, dentro del eurosistema, el Banco de España, por mandato legal,  tiene la finalidad básica de realizar la supervisión bancaria para salvaguardar la estabilidad del sistema financiero, tratando de impedir que las importantes funciones que desempeña el sector financiero en la economía, sufran perturbaciones significativas o puedan llegar a colapsarse. Por ello, el Banco de España dirige su atención a la solvencia y actuación de las entidades supervisadas.
Pero, en realidad, con ese mandato legal en la mano, esa autoridad de control que es el Banco de España ¿tiene capacidad técnica para supervisar a unos gigantes como Santander, BBVA, Credit Suisse, Goldman Sach u otros?. Yo digo que no. Y menos capacidad aun la tienen las Comunidades Autónomas que tienen cedidas esas competencias en su ámbito territorial.
Como ejemplo de esa incapacidad para realizar una buena supervisión, voy a hablarles de la experiencia profesional que he tenido en el periodo en que fui Presidente de una EPSV (entidad de previsión social) cuyo promotor era un gigante banco multinacional.  Para quien no lo conozca, una EPSV es una entidad similar a un fondo de pensiones que es regulada por el Gobierno Vasco y que tiene su ámbito de actuación sólo en el País Vasco. Como consecuencia, su regulación y control corresponde al Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco.
Trimestralmente, las entidades envían al Departamento de Economía sus cuentas y sus informes de gestión  para realizar la adecuada censura de la gestión financiera. Los funcionarios de esta Departamento van analizando los datos que reciben y si no ven algo claro, normalmente de modo telefónico solicitan y reciben aclaraciones de los correspondientes departamentos de la entidad. Fruto de estos habituales contactos telefónicos se genera una fluida interlocución y una buena relación personal entre los funcionarios del gobierno y los traders y técnicos de la entidad financiera. Una vez al año, previo aviso con un mes de antelación, tres de esos funcionarios del Departamento de Economía se personan en la sede de la entidad y auditan toda la gestión financiera.
He conocido a  estos funcionarios que desde mi punto de vista, además de un magnífico expediente académico (algunos en la Comercial de Deusto) y de haber superado unas duras pruebas para alcanzar su plaza de técnicos del Gobierno Vasco, tienen ya una amplia experiencia financiera de varios años, para realizar muy bien su trabajo. Lo que no tienen con mucha diferencia, es un sueldo similar a sus colegas de las entidades financieras.
En esa intervención, con el alcance de los conocimientos financieros o de la experiencia que tienen,  lógicamente encuentran cosas que no ven claras, que no les encajan o que sencillamente no les gustan. Entonces intervienen esos traders de la entidad que a su vez están arropados por unas gigantescas divisiones que tienen su sede en Madrid, en Suiza, en Londres o en Nueva York y dotados de unos impresionantes sistemas informáticos, empiezan a ponerles encima de la mesa una ingente masa de datos a la vez que empiezan a soltar unos análisis de tanta amplitud y profundidad que dejan “acojonado” hasta al mas listo de la clase.
Normalmente, esos magníficos funcionarios, abrumados por la gran masa de información que ni tan siquiera pueden interpretar, dan carpetazo, levantan acta de la auditoría y califican a la entidad de matrícula de honor cum laude. Pero, con esta calificación, ¿la gestión de la entidad es así de buena?. Pues rotundamente no. La entidad ha cometido bastantes pecados, ha hecho a veces gestión poco confesable por eso de que lo que hay que hacer es dar valor al accionista, pero, de modo muy fácil, ha camuflado todo lo que le interesó.
¿queda claro no?. Pero hay una segunda parte. Terminada la auditoría, continúa un diálogo distendido fuera del guion, los técnicos del Gobierno hablan de su trabajo, de sus limitaciones y sobre todo de su salario. Los colaboradores de la entidad financiera hablan de sus condiciones de trabajo, de sus medios y sobre todo de sus salarios y bonus así como de sus posibilidades de promoción profesional.
Tras estas intercomunicaciones, alguno de estos cualificados funcionarios termina siendo contratado por la entidad financiera. Después de varios años de experiencia y con una buena carrera profesional en la entidad, el exfuncionario igual vuelve a la Administración Autonómica o del Estado, pero ya en condición de personaje político como Consejero, Director General o algo parecido. (la simbiosis políticos/financieros se ha producido).
Aunque en escala pequeña, creo que lo que he expuesto sirve para entender algo de lo que está pasando en esta tumultuosa selva económica y financiera que estamos viviendo. Y lo que es mas preocupante para mi, los supervisores o no pueden porque no tienen medios o conocimientos suficientes para supervisar a esos gigantes monstruos financieros o en algunos casos no quieren hacerlo porque al político de turno no le interesa hacerlo.
Ufffs. qué panorama.

Ver Post >
EUROPA CONVIERTE A LOS PIROMANOS EN BOMBEROS
Guillermo Díaz Bermejo 17-11-2011 | 5:11 | 3

Ayer escribí un post titulado “La culpa es de los mercados”, en el que entre otras cosas decía que los principales responsables de nuestra crisis eran los grandes inversores y los políticos que convivían en una simbiosis perfecta. A la luz de las informaciones que he ido viendo a través de diferentes medios de comunicación, se puede constatar esta gran simbiosis que existe entre políticos y banqueros.
En este momento, podemos ver cómo Europa está intentando que los  responsables de la grave crisis que sufrimos (los pirómanos), sean ahora los salvadores de nuestras economías (los bomberos). Además, como veremos acto seguido, todos estos nuevos salvadores que se están nombrando, van a tener en común algo muy significativo, el banco de inversiones Goldman Sachs.
El recientemente nombrado lider del Banco Central Europeo es Mario Draghi. Este economista formado en una prestigiosa universidad americana, fué vicepresidente de Goldman para Europa entre los años 2002 a 2005. Como responsable del negocio de empresas y de deuda soberana de los países europeos, tuvo entre otras funciones la de vender los famosos “swaps” que eran unos productos que permitian ocultar parte de esa deuda soberana. Esto es lo que permitió que Grecia falseara sus cuentas. (Cuando se le preguntó en el Comité Económico del Parlamento Europeo, Mario Draghi no dudó en afirmar que él no tuvo nada que ver con la falsificación de la contabilidad griega organizada por Goldman Sachs en el año 2000, dado que tomó posesión de su cargo en 2002 y dimitió en 2005, es decir, un año antes de que el banco procediera a la venta de los “swaps” griegos al National Bank of Greece, en esos momentos el primer banco comercial griego).
El recién nombrado Premier y Ministro de Economía de Italia Mario Monti,, comenzó a trabajar en 2005 en el Consejo de Asesores Internacionales del gigantesco banco de inversión, poco después de haber dejado su cargo de Comisario de la Competencia de la Unión Europea. José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, encargó en 2010 a Monti, un estudio sobre el mercado único europeo.

El nuevo lider griego es Lucas Papademos. Este economista ocupó el puesto de gobernador del Banco Central Griego entre 1994 y 2002 y participó activamente en el maquillaje de las cuentas griegas que realizó Goldman Sachs.

El responsable de la gestión de la deuda griega es Petros Christodoulos, un extrader del mismo banco.

Otmar Issing, ex economista jefe del Bundesbank, era también consejero internacional de Goldman.

Jim O’Neill, el hombre que inventó el término “BRICS”, acrónimo que designa a los mercados emergentes con alto potencial de crecimiento (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), es Primer Ejecutivo del área de gestión de activos del banco americano.

El irlandés Peter Sutherland,  expresidente de Goldman Sachs internacional y todavía miembro del Consejo de Administración, desempeñó un papel clave en el “rescate” de Irlanda.

Paul Deighton trabajó durante 22 años en el banco y ahora es el Director General del Comité de Organización de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.
¿es curioso, no?. Sin duda estamos ante una red de tráfico de influencias poderosísima. El problema es que los políticos, totalmente desbordados por la situación e incapaces de hacer frente al problema económico y financiero, recurren a estos gurús de las finanzas para que apaguen los incendios que ellos mismos han provocado y que están calcinando el euro. Está claro por tanto que los dirigentes europeos están convirtiendo a los pirómanos en bomberos.
Que no nos pase nada.

Ver Post >
LA CULPA ES DE LOS MERCADOS
Guillermo Díaz Bermejo 16-11-2011 | 5:47 | 2

Si, claro. Todo el mundo lo sabe. La culpa de esta dura crisis financiera que sufrimos es de esos mercados que son como aves de rapiña, que acorralan a los estados, que hacen que la prima de riesgo se dispare, que ponen en peligro el euro y que en definitiva ponen en el abismo a nuestra estabilidad económica y financiera.
 Bien, de acuerdo, pero ¿quienes son esos mercados culpables?. Pues es muy fácil de definir… Es ese enmarañado de entidades financieras, banqueros, tiburones financieros,  que compran, venden, negocian acciones, obligaciones, bonos, fondos de inversión, fondos de pensiones, mesas de dinero, etc .etc. Estos mercados de capitales son unos enormes monstruos que especulan con millones de euros al día y por eso son los verdaderos culpables de los problemas financieros de los estados y por derivación, de los problemas de nuestras economías domésticas. Bueno, vale. Voy a aceptar tu opinión, pero ¿estás seguro de que la culpa es de los mercados?. Es que verás, yo estoy convencido de que en este problema hay muchos culpables.
Mira, yo mismo soy culpable porque soy empleado de una entidad financiera y además de una sustanciosa nomina, me están dando una jugosa retribución variable de modo que, cuantas mas operaciones haga y mas beneficios consiga, mas dinerito y mas comisiones entrarán en mi bolsillo. Además, mejor que me espabile, no pregunte si esas inversiones que vendo son buenas o malas y me dedique a ganar dinero, porque si yo gano poco, igual es que tengo poca productividad y entonces puede que piensen en mandarme a mi casita despedido.
También tengo un hijo culpable, ya que tras finalizar su master empezó a trabajar en la división de inversiones de una gran gestora de fondos de pensiones. Como el chico es muy espabilado aprendió pronto y en este momento es uno de los artífices de que el fondo que gestiona esté obteniendo hoy, con la que está cayendo, una rentabilidad próxima al 7%. Me dice que lo que el hace es analizar lo que está pasando en los mercados y visto esto decide donde invierte o desinvierte con el único objetivo de conseguir la mayor rentabilidad posible. Sus jefes, al igual que me ha pasado a mi, le dicen que se espabile que no se pregunte si lo que hace es ético o no, y que no baje la guardia, porque si los resultados de sus inversiones empiezan a flojear, tendrán que prescindir de sus servicios.
Mi segundo hijo, que es un mostruito de la informática, también es culpable porque está trabajando en otra entidad financiera y le han encargado el desarrollo de una compleja aplicación informática que permite escrutar minuto a minuto lo que está pasando en los mercados financieros del mundo de modo que, de modo automático, en cuestión de segundos, informa al inversor que la maneja, sobre las decisiones inversoras que han de adoptarse en cada momento. Este complejo sistema informático, facilita tanto las cosas que comprar, vender, invertir o desinvertir acá o allá, es como un juego de niños. Y, claro, como la informática no tiene alma, las decisiones se toman sin valoración alguna de los problemas éticos que estas operaciones puedan generar en los estados y por ende en los ciudadanos.
Pero, además de lo que pasa en mi familia también tengo amigos que son culpables. Tengo un amigo empresario que tiene unas fuertes puntas de tesorería que, como es lógico, las invierte para sacar el mayor provecho posible. Va a su asesor de inversiones y este le aconseja en cada momento qué es lo mejor y ojo que si el consejo no es bueno igual decide cambiar de asesor. Cuanta mas rentabilidad mejor. Otro amigo mio es muy previsor y tiene un buen plan de pensiones para preparar su jubilación. Como en los últimos años los rendimientos del fondo no eran buenos, ha cambió de gestora en dos ocasiones. Ahora está en otra gestora que le está dando una rentabilidad estupenda a medio plazo. Parece que la gestora actual está comprando deuda pública española que está dando una rentabilidad dell 5,50% a 10 años. También hay otro amigo que tiene unos ahorrillos y como los depósitos a plazo le daban poco interés, decidió invertir en un fondo de inversión, fondo que eligió porque estaba dando una rentabilidad estupenda (parece que este fondo realiza sus inversiones comprando deuda pública de diferentes estados europeos.).
Pero, aun hay mas culpables, claro, y probablemente grandes culpables. Esos grandes culpables son esos avaros banqueros, dueños del dinero, que toman decisiones financieras pensando única y exclusivamente en sus intereses personales, importandoles un comino si sus decisiones de inversión perjudican a estados, instituciones y particulares.
Para el final me reservo quizá a los máximos culpables del problema. Me refiero a los políticos. Estos politócratas que por encima de los intereses de los ciudadanos, persiguen sus propios intereses personales y de partido. Como en dinero es de todos o de nadie, gestionan la aministración pública como auténticos despifarradores. Gastan lo que no tienen y generan enormes déficits públicos. Tras estos despropósitos, como necesitan mas dinero para colmar sus aspiraciones, recurren a sus amigos banqueros que les prestan todo el dinero que necesitan. Pero claro, estos, antes que amigos son banqueros con mucho dinero y con muchos intereses inconfesables. Como consecuencia, le dicen al político toma el dinero y ya me devolverás el favor. Y el favor se devuelve lógicamente no adoptando decisiones políticas o legales que les puedan perjudicar.
Si estos politócratas tuvieran un poco de decencia, lo que harían, es gestionar bien la administración pública no gastando lo que no tienen y además de todo esto, promulgando la legislación necesaria para regular adecuadamente los mercados financieros, vigilarlos, controlarlos y corregir las desviaciones que se pudieren producir.
En este momento estamos metidos en una espiral en la que los políticos y los inversores son los culpables directos, pero sin olvidar que nosotros, los ciudadanos, también tenemos un alto tanto de culpa, bien sea como inversores de nuestros ahorros, o incluso como hipotecados hasta las cejas porque, pesando que esto es “jauja” también nos dedicamos a gastar lo que no teníamos o no podíamos pagar.
En fin, no hay mal que por bien no venga y tenemos que confiar que, metidos en este negro agujero, todos aprenderemos la lección y este sea el paso para salir a flote, que la economía se reactive y que el estado del bienestar no se desmorone. Quiero confiar en esto.

Ver Post >
EL PHISHING PERFECCIONA SUS TÉCNICAS
Guillermo Díaz Bermejo 10-11-2011 | 1:22 | 1

Los cyberdelincuentes nunca duermen. Sus estrategias para “cazar” al ciudadano están en continuada evolución y se perfeccionan para mejorar su eficacia.
En este momento, paralelamente al enorme crecimiento en el uso de los teléfonos móviles inteligentes, está creciendo el phishing para tratar de robar datos de los usuarios. La técnica consiste en enviar un mensaje al móvil para que el usuario (que con estos dispositivos suele actuar de modo menos reflexivo que si se tratara de un PC) conteste al mismo de modo inmediato.
Veamos como ejemplo un mensaje que yo he recibido ayer: “Estimado cliente: Su tarjeta visa ha sido bloqueada por su seguridad. Para desbloquearla visite por favor http://www.visaconsum.com/ y complete los datos”.
Evidentemente, si con la facilidad que da el móvil yo pinchara en este enlace, entraría en una web de los piratas creyendo que estoy en Visa y podría caer en sus manos. En cambio, si yo tratara de abrir esta página desde el PC de mi casa, lo probable es que mi sistema antivirus detectará algo como esto que me pondrá en alerta frente a los delincuentes.
Otro método que en estos días es muy frecuente es que te envíen un correo electrónico como este:
Su buzón ha superado el límite de almacenamiento de 2GB que es como se establece por su administrador, se están ejecutando actualmente en 2.30GB, no puede ser capaz de enviar o recibir correo nuevo hasta que vuelva a validar su buzón de correo. Para volver a validar su buzón de correo.



LLENAR LOS DATOS NECESARIOS, Y ENVIAR AL CORREO ELECTRÓNICO ABAJO:
(1) Correo electrónico:
(2) Nombre de usuario:
(3) Contraseña:
(4) Confirmar contraseña


cuotasmantenimiento.cuotadeguardia@gardener.com

Gracias. Administrador del sistema
Hay muchos ciudadanos poco expertos en este mundillo informático y es habitual que tengan sus buzones saturados.  Por eso, al recibir uno de estos correos, como están agobiados se deciden a enviar sus datos a ese email que en modo alguno es de su proveedor de servicios y cae en la trampa.
Así que, aunque pueda pecar de pesado, vuelvo a insistir en la necesidad de que seamos reflexivos, cautos y que tengamos mucho cuidado con lo que hacemos antes de enviar datos personales a alguien.
 

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.