El Comercio
img
Fecha: junio, 2012
EL IVA DE LAS FACTURAS IMPAGADAS. UNA PROMESA MAS QUE HA SIDO INCUMPLIDA
Guillermo Díaz Bermejo 20-06-2012 | 3:54 | 0

El 13 de Julio de 2010, la Unión Europea exigió a España que aplicara medidas para impedir que las Pymes y los Autónomos tuvieran que anticipar el pago del IVA de sus facturas impagadas. La razón estaba en que se estaban adelantando al estado Español casi 2.000 millones de euros, por facturas pendientes de cobro y que en muchos casos ni siquiera se cobrarían (las Pymes y los Autónomos estaban “regalando” dinero al Estado). Pese a este mandado, el gobierno del Sr. Zapatero se encogió de hombros y no hizo nada, aun cuando la gran masa de esas facturas impagadas eran de Ayuntamientos y Comunidades Autónomas.
Llegan las elecciones generales y en su programa electoral, el PP lo deja meridianamente claro: “Modificaremos, de acuerdo con la normativa europea, el régimen del IVA para que autónomos y pymes no tengan que pagar el impuesto hasta que efectivamente se haya efectuado el cobro de las facturas correspondientes”. El Sr. Rajoy toma posesión de su cargo y repite su promesa en el discurso de investidura. 

Por parte de CIU se presenta una propuesta en el Congreso de los Diputados con este tenor: “La obligación de las empresas de pagar inmediatamente a la administración el IVA repercutido a sus clientes en el momento de facturar y no en el momento de cobrar la factura, si el cobro de la factura se retrasa 3, 6 o más meses”, hace que “la empresa perjudicada no sólo esté financiando la morosidad de su cliente, sino que, por ley, esté avanzando durante este periodo los impuestos que debería pagar su cliente a la Administración. Es decir, está financiando a su cliente y a la Administración“.  ¿Qué ha pasado con esta propuesta?. Pues que, contrariamente a lo que cabría esperar, ayer, el grupo parlamentario del PP votó en contra y la rechazó, alegando “dificultades técnicas”. 

Una vez mas, una promesa electoral del PP ha sido flagrantemente incumplida y además se incumple bajo la peregrina excusa de que no se puede hacer por “dificultades técnicas”. Vamos a ver, que no somos tontos.  No insulten a la inteligencia de los ciudadanos. No nos engañen y digan claramente la razón por la que no han aprobado esto. La verdadera razón es que necesitan recaudar como sea y en modo alguno están dispuestos a renunciar a esos 2.000 millones de euros que les están anticipando gratuitamente las pymes y los autónomos.

Así que, lo que de verdad ha quedado confirmado, es que el Sr. Rajoy, al igual que antes lo han hecho sus antecesores,  han acuñado eso de que “Puedo prometer y prometo, hasta que me meto. Pero después de metido, me olvido de lo prometido”.


Ver Post >
LOS SINDICATOS DERIVAN AFILIADOS A LAS ONGs
Guillermo Díaz Bermejo 18-06-2012 | 6:18 | 2

Desde hace algún tiempo, vengo colaborando como voluntario en Cauce Asturias. Se trata de una ONG en la que una serie de voluntarios, de modo organizado, prestamos ayuda a personas que recurren a nosotros en busca de ropa, alimentos, asesoría jurídica, etc. En este momento, no recibimos ningún tipo de subvención económica de entidades públicas y muchas de las ayudas que prestamos, son posibles gracias a los esfuerzos de una serie de voluntarios comprometidos. Concretamente, en estos últimos tiempos, gracias a la colaboración del Banco de Alimentos y de la Fundación Alimerka, estamos facilitando cestas de la compra a una veintena de familias que hemos seleccionado cumpliendo el doble requisito de que los dos miembros de la pareja estén en paro y que tengan hijos menores de 10 años… Nos gustaría llegar a mas familias, pero los medios que tenemos son los que son y tristemente no podemos ampliar el número.
Además de tratar de satisfacer las necesidades básicas de esas veinte familias, prácticamente todos los días, los tres Abogados que prestamos asesoramiento jurídico, nos ocupamos de buscar soluciones en las  entidades financieras para aquellas personas desempleadas que no pueden pagar sus hipotecas (hemos cogido bastante experiencia, y en bastantes casos estamos consiguiendo la “dación en pago”). Igualmente, pese a las enormes dificultades que hay en el mercado laboral, estamos empleando a algunos de nuestros usuarios en el servicio doméstico y en la hostelería.
Somos una ONG pequeñita y el número de personas que asistíamos, aunque estaba creciendo por causa de la grave crisis que sufrimos, se mantenía en unos parámetros digamos normales. Pero, de pronto, en pocos días, algo pasó que empezamos a sentirnos desbordados. Tratando de averiguar la causa, empezamos a preguntar a todos los nuevos usuarios que nos llegaban, la razón por la que recurrían a nosotros. La sorpresa fué mayúscula porque lo que descubrimos es que esta avalancha de nuevos usuarios, era derivada a nosotros por UGT y CCOO. Eran afiliados de estos sindicatos. Por razones que ignoramos, el boca a boca funcionó muy rápido, se corrió la voz de que al igual que Cáritas también dábamos alimentos y que teníamos una asesoría jurídica muy experimentada en el tema hipotecario. 
A mi juicio esto es indignante, ya que mientras las ongs como nosotros, no estamos recibiendo ayudas públicas y estamos manteniendo las actividades de auxilio a los mas desfavorecidos,  gracias a la solidaridad y al esfuerzo de muchos voluntarios, esas organizaciones sindicales están recibiendo ingentes cantidades de subvenciones del Estado y de las Comunidades Autónomas para realizar “teóricamente” actividades de fomento del empleo, integración social, etc.etc. que es ni mas ni menos que lo mismo que hacemos nosotros.
Entonces, si tienen recursos económicos procedentes de esas subvenciones, liberados por todos los sitios, abogados asalariados, ¿cómo tienen la cara dura de enviarnos a algunos de sus afiliados a ver si les damos algunos alimentos o ropa? Teniendo como tienen abogados asalariados, ¿cómo tienen el cinismo de decir a sus afiliados que pasen a vernos a nosotros, que hacemos muy bien eso de pelear con los bancos?. Si los abogados de esas organizaciones no saben de esto, pues que aprendan, que para eso les pagan. Si de verdad quieren ayudar a su gente, pues que vayan al supermercado, que se compren unas cuentas cestas de alimentos y que se las den, al igual que hacemos nosotros.
Si antes podía albergar alguna duda, ahora ya no la tengo: Lo de los sindicatos es vergonzoso, indignante, decepcionante.

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.