El Comercio
img
Fecha: septiembre, 2012
NOTIFICACION DE UNA SENTENCIA POR CORREO ELECTRÓNICO
Guillermo Díaz Bermejo 27-09-2012 | 9:32 | 2

En España existe un Plan estatal de modernización de la justicia 2009-2012, en la que entre otras muchas cosas de pretendía implantar una justicia tecnológicamente avanzada, con sedes electrónicas, expedientes judiciales electrónicos. Este plan, de modo expreso establece que “los medios de comunicación telemática serán utilizados por los profesionales de la justicia y que el ciudadano podría recibir notificaciones judiciales electrónicas.
La realidad es que el año 2012 ya está finalizando y todo ha quedado en papel mojado. La Justicia sigue estando tecnológicamente obsoleta y todo esto ha quedado en una mera declaración de intenciones.  A título de ejemplo, no es posible notificar a un ciudadano una sentencia a través de su correo electrónico, de modo procesal correcto.
Pues mira por donde que hurgando en la red, me he encontrado con una sentencia dictada hace ya nueve años por un Juzgado de Colombia, en la que ya se notifica la sentencia enviándola al correo electrónico de los condenados.. Dejo el enlace: 
Como para presumir y mirar por encima del hombro a la Administración de Justicia de nuestros amigos sudamericanos.

Ver Post >
LAS ULTIMAS TENDENCIAS DE LA CIBERDELINCUENCIA
Guillermo Díaz Bermejo 19-09-2012 | 12:50 | 0

Tratando de documentarme sobre el timo que sufrió un amigo, mediante un falso antivirus que le advertía de que su sistema había sido bloqueado por motivos de seguridad y que tendría que adquirir y pagar un “módulo de desbloqueo para reactivar el sistema, accedí al informe del segundo trimestre del 2012, de la entidad McAffe en el que que se hace reseña del importante aumento del malware así como de nuevas amenazas derivadas de descargas desapercibidas, móviles, twitter destinado a controlar botners móviles y sobre todo del ramsomware móvil.

Concretamente el ramsomware móvil se está transformando en uno de los instrumentos mas habituales de los ciberdelincuentes.  Se trata de un virus informático (malware) causante de daños que pueden ir desde secuestrar fotos u archivos personales de los usuarios domésticos para extorsionarlos y exigirles un pago, hasta el cifrado de datos y la extorsión a empresas. Son famosos el “virus de la Policía” o el “falso antivirus disfrazado de Microsofft Securiry Essentials (MSE) , o el de la SGAE.

Otro instrumento son las “Botnets”, que consisten en redes de equipos informáticos infectados con un sofware malicioso, para generar spam, propagar virus o provocar errores en los servidores. Se está utilizando twitter para controlar y comandar botnets móviles ya que tuiteando comandos, bajo un relativo anonimato, todos los dispositivos móviles infectados, obedecerán al delincuente. 

Por último, en el informe aparecen como instrumentos de delincuencia,  los dañadores de unidades USB, los ladrones de constraseñas y amenazas web. Ha incrementado notablemente un gusano AutoRun que se transmite desde las unidades USB al ejecutar el código insertado en los archivos autorun y que se repite en todas las unidades que descubre. Igualmente el malware que roba contraseñas crece exponencialmente.

El gran problema que se plantea es que, en la misma medida que los usuarios de equipos informáticos fijos, se han ido concienciando y en mayor o menos medida, se han ido protegiendo de los peligros, los ciberdelincuentes que ya tienen gran experiencia en los PC, están incorporando sus conocimientos a las plataformas móviles mas populares. Concretamente el malware para Android tiene que poner a los usuarios de estos sistemas móviles, en alerta roja. 


Así que, amigos mios,  mucho cuidado y mucho sentido común, ya que los mismos problemas que hemos ido superando en los PCs fijos, vamos a tener que seguir superándolos en los tablets y en los teléfonos inteligentes, donde, probablemente por la inmediatez del sistema y la tendencia a dar rapidamente a un click, estamos bajando la guardia..

Ver Post >
EL PROBLEMA DE LA PRIVACIDAD EN INTERNET
Guillermo Díaz Bermejo 07-09-2012 | 9:42 | 0

Con cierta frecuencia he venido escribiendo sobre los problemas de privacidad que genera internet en general y las redes sociales en particular. Mientras que en el ámbito doméstico somos terriblemente celosos con nuestra intimidad y nos protegemos cerrando la puerta de la casa o poniendo cortinas para que nadie vea lo que hacemos dentro, cuando nos movemos en internet, en muchas ocasiones actuamos como auténticos exhibicionistas y claro,  a veces el tiro nos sale por la culata y tenemos que sufrir las consecuencias que se derivan de una indeseada difusión de comentarios, imágenes o vídeos íntimos.
Fijémonos en el reciente ejemplo de la ya famosa concejala socialista del Ayuntamiento de Los Yébenes. Según ella misma ha dicho a la prensa, grabó un video erótico para su uso privado. En un momento determinado, aun cuando según parece está casada, decidió enviárselo por internet a un futbolista amigo suyo. Las nefastas consecuencias de esta imprudente actuación, ya son de todos conocidas: Este video empezó a difundirse y a circular por la red sin control alguno. Se ha formulado la correspondiente denuncia.
Es evidente que esta difusión masiva del famoso video erótico ataca a los derechos fundamentales del honor, la intimidad y la propia imagen, así como al secreto de las comunicaciones de esta concejala. Como consecuencia, lo probable es que el asunto termine en una sentencia condenatoria para el autor o los autores de este delito de vulneración de derechos fundamentales. Con esta sentencia condenatoria se pondrá fin a la cuestión, al menos desde la óptica legal.
Pero ¿cual es el verdadero problema?. El verdadero problema es que una persona que en la intimidad de su domicilio, puede hacer y grabar lo que le venga en gana, probablemente tendrá puertas y ventanas cerradas,  y seguramente se opondría a dar ese video a un amigo que la visitara en su casa. Pero en cambio, cuando se está moviendo por la red, no sé por qué razón antropológica, esa persona pierde el sentido de la privacidad y a un golpe de click envía el video a ese amigo, sin pararse a valorar las consecuencias de esta imprudente actitud, consecuencias que como se ha visto están afectando a su vida política y probablemente afectarán también a su vida conyugal y familiar.
En definitiva, el interrogante es: ¿por qué en internet no actuamos con el mismo sentido de la intimidad que mostramos en nuestras casas o incluso en la calle?.  Me resulta difícil de entender por qué aun hay personas que actúan en la red de modo tan imprudente. Probablemente este lamentable asunto de la concejala nos sirva para reflexionar.

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.