El Comercio
img
Fecha: noviembre, 2014
FRAUDE FISCAL
Guillermo Díaz Bermejo 29-11-2014 | 11:30 | 0

Con el objetivo de que aflorara el dinero oculto de los defraudadores, el gobierno del Sr. Rajoy concedió una amnistía fiscal que siguió a otras dos anteriores que habían decretado los gobiernos socialistas. Además de que, a mi juicio, estas amnistías son a todas luces anticonstitucionales (se vulneran los principios de igualdad y progresividad que han de regir el sistema tributario conforme al artículo 31 de la Constitución), constituyen también un agravio comparativo con los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones tributarias. Y por si fuera poco, los resultados conseguidos han sido un auténtico fracaso, ya que frente al desmedido optimismo del Ministro Sr. Montoro, se ha impuesto la cruda realidad de los datos: De los 2.500 millones de recaudación previstos, finalmente sólo se consiguieron unos 1.200 millones. Es decir, el 10% que se pedía en la amnistía fiscal, al final sólo se quedó en el 3% que está muy lejos de los tipos que los ciudadanos pagamos en nuestro impuesto sobre la renta.
Además del fiasco recaudatorio que ha representado esta última amnistía, hay algo que veo bastante claro y es que este gobierno y tampoco los anteriores han tenido auténtica voluntad política de atajar este problema, máxime cuando estamos en una crisis brutal y era primordial  meter la lanza donde realmente interesaba. No es de recibo que se suban los impuestos a las clases medias y bajas y que se dedique el 90% de los efectivos de la Agencia Tributaria a controlar las pequeñas discrepancias de los asalariados y a fiscalizar a trabajadores, autónomos y pymes y que sea sólo el 10% restante, el que se dedique al gran fraude de las grandes empresas y las grandes fortunas, que es donde verdaderamente está el problema y que además a ese 10%, en muchos casos, les sugieran sus jefes políticos, oye mejor no toques ahí. Y claro, esta falta de voluntad nos ha llevado a que después de Grecia, España, junto con Italia, sea al país con más nivel de fraude de la zona euro.
El gobierno actual engañó vilmente a los ciudadanos diciéndonos que la amnistía fiscal era una alternativa a la subida del IVA y unos meses después nos sorprendió subiéndonos los tipos del IVA. Los dirigentes se limitaron a decir que no había otras alternativas a esta subida. Pues Sr. Rajoy sí había otras muchas alternativas, lo que ocurre es que Vd. no tuvo la voluntad de aplicarlas. Por ejemplo voy a apuntarle algunas: ¿por qué no dio instrucciones en la Agencia Tributaria para que modificara sus procedimientos, y en vez de destinar al 90% de sus efectivos a  cruzar datos y ver si hay discrepancias entre esos datos y lo que se declara, supervisar a esos asalariados que ya tiene controlados por el IRPF, o a esos pequeños ahorradores que tienen alguna renta del capital, o a esos pequeños autónomos y Pymes, los dirigiera a inspeccionar e investigar las grandes bolsas de fraude? Si como el Gobierno bien sabe, las bolsas de fraude mayores están en las grandes empresas y en los grandes patrimonios ¿por qué sólo dedica el 10% de los efectivos a estas bolsas? Resulta obvio que es más complicado investigar y descubrir el gran fraude que el pequeño que en la mayor parte de los casos se descubre con el cruce de datos que proporciona el potente sistema informático de la Agencia Tributaria.
El Gobierno habla continuamente  del objetivo prioritario de luchar contra el fraude (el Ministro Montoro lo repite continuamente), pero, lo cierto es que se trata de palabras huecas porque después se ve que ese objetivo no se corresponde con los medios que se están aplicando. Sólo basta fijarse en los Presupuestos Generales del Estado para ver que de los grandes objetivos de la Agencia Tributaria que son la atención al contribuyente y lucha contra el fraude, es precisamente en este objetivo de lucha en el que hay una bajada superior en efectivos. En 2014 ha habido 700 efectivos menos que en el ejercicio anterior.  Si a esto añadimos además que como medidas contra el fraude, lo único que se ha establecido es la publicación de la lista de morosos, mal vamos. ¿Por qué en vez de morosos, no se publica la lista de defraudadores que sería más efectiva que cualquier otra cosa? 

El Presidente de Geshsa dice públicamente que los 8.000 técnicos del Ministerio de Hacienda, en los últimos años tienen sus competencias cada vez más limitadas que sus manos están atadas frente al fraude y que deberían de dárseles más competencias para dedicarse más a la investigación de los grandes patrimonios y las grandes empresas. Ahora dice que básicamente están dedicados a los contribuyentes del IRPF y rentas del trabajo. Vamos, que en ese término que tanto le gusta al Sr. Rajoy, quieren dedicarse a lo que realmente interesa…También dice que deberían de publicarse los datos sobre lo que pagan las grandes empresas transnacionales (cada dos por tres aparecen artículos sobre lo que paga por ejemplo Apple, Microsoft o Twiter).

Otra alternativa es meterle mano al Impuesto de Sociedades, ya que como el Gobierno bien sabe ese tipo del 30% que tienen que pagar las grandes empresas como impuesto, al final, como consecuencia de bonificaciones y deducciones de todo tipo,  queda situado en un 10 u 11% y en cambio las pymes terminan pagando un 25%. Esto tampoco es de recibo.
Y qué decir de las  Simcav refugio de grandes fortunas, tributando sólo al 1%. Más vergonzoso aun ¿no les parece?
Por último, otra alternativa más en aras a la brevedad, porque hay otras muchas, ¿por qué no se modifica el delito fiscal en el Código Penal agravando determinadas situaciones y endureciendo las sanciones? Y paralelamente ¿por qué no se modifica la norma de funcionamiento de la Agencia Tributaria alargando plazos de inspección y de prescripción así como endureciendo también las sanciones?
Sr. Rajoy si de verdad como reiteradamente dice “hay que dedicarse a lo que interesa”, ¿por qué no lo hace ya y mete mano a las bolsas de fraude fiscal que es lo que interesa? Por algunos motivos probablemente inconfesables, no lo está haciendo y yo a esto lo calificaría como “fraude político”. Al menos a mí políticamente me está defraudando.

Ver Post >
LOS SALVAPATRIAS DE LAS ESCOBAS
Guillermo Díaz Bermejo 28-11-2014 | 11:08 | 0

Ayer, en el Pleno del Congreso de los Diputados, llamado erróneamente “contra la corrupción” ya que en realidad había sido convocado para votar dos proyectos de ley, cuales eran la Ley Orgánica de control de la actividad de los partidos y la ley del alto cargo, el Sr. Rajoy, como ha ido manteniendo los últimos meses, insistió en que “no se debía de transmitir la idea de que en España todo está corrupto, ya que se comenzaba generalizando en la corrupción, después en los políticos, en la propia política y se acabaría señalando al propio sistema.  Aludiendo claramente a Podemos terminó diciendo que de transmitir estas ideas, sólo quedaría espacio para los salvapatrias de las escobas cuyo programa consigue barrer, con las consecuencias que todos conocemos”.
Acosado sin duda por los casos de corrupción dentro de su partido, quiso tomar la iniciativa y de modo concreto, presentó un aluvión de medidas contra la corrupción, muchas de ellas antiguas ( algunas paradas desde el mes de marzo) y otras nuevas como la propuesta de cancelar la actividad de los partidos que no cumplan con la obligación de presentar sus cuentas anuales al Tribunal de Cuentas o que los cargos políticos necesiten que la Agencia Tributaria certifique que están al día con Hacienda..
Frente a la intervención del Sr. Rajoy, el líder del PSOE Pedro Sánchez, le echó en cara el caso Gurtel y le dijo que no estaba legitimado para introducir esas medidas. A partir de ese momento, se continuó con el ya clásico “tú más” y  las palabras vacías que siempre utilizan los líderes de los dos grandes partidos. Es decir.. bla.bla.bla.
Ante este lamentable espectáculo yo diría al Sr. Rajoy que no está legitimado y que debería de dimitir ya que al igual que ha cesado a la Ministra de Sanidad por lucrarse de una actividad delictiva, considerando que en el mismo sumario instruido por el Juez Ruz, se acusa al Partido Popular de lo mismo que se acusa a Mato,  él también tendría que dimitir como presidente que es del Partido. De otra parte, también ha perdido la legitimidad desde el momento en que en su día, muchas de esas medidas que ahora plantea, fueron propuestas por UPyD o por Ciudadanos, y su partido las rechazó.
Diría también al líder del PSOE Sr. Sánchez, que él tampoco está legitimado y que su intervención de ayer ha sido escandalosa. No puede acusar al PP de que es corrupto (que sí lo es) y no reconocer que el PSOE también lo es, aceptando y no ocultando el gigantesco saqueo de los ERE y de los Fondos para la Formación andaluces, así como otros escándalos más dentro de su partido..

En conclusión, ayer los ciudadanos hemos quedado decepcionados una vez más. Nos han vuelto a tomar el pelo con una escenografía parlamentaria que ya resulta cansina. Pues qué quieren que les diga:  Hasta ahora consiguieron mantener su partitocracia, pero, aunque no les guste, a partir de ahora empiezan a actuar los “salvapatrias de la escoba” y, por méritos propios los van a echar a patadas. Además, tengan en cuenta que esos de la escoba, no van a ser sólo los de la coleta como despectivamente los llaman, van a ser esos partidos emergentes como Ciudadanos o UPyD, que sí están legitimados porque llegan a la política sin pesadas mochilas de herencias anteriores y porque tienen unos programas y unas propuestas coherentes, tanto para luchar contra esa corrupción, como para sacar adelante este país.  Entérense de una vez por todas que su hegemonía ha finalizado, excepto, claro está, que como me imagino, finalmente lleguen a la gran coalición para defenderse de los “salvapatrias de la escoba” que son los que realmente les aterran.

Ver Post >
HA ENTRADO EN FUNCIANAMIENTO EL SISTEMA CLAVE
Guillermo Díaz Bermejo 27-11-2014 | 6:59 | 0

Comunicarse electrónicamente con la Administración usando el DNI electrónico u otros certificados, resulta una tarea complicada incluso para los que nos movemos bien en el mundo tecnológico. Hay que instalar en el PC el software adecuado, actualizarlo, instalar certificados, configurar el navegador y algunas otras cosas más, que hacen que el ciudadano normal tenga problemas para realizar trámites electrónicos con las Administraciones Públicas.
Tratando de salvar estos problemas, el pasado día 17 de Noviembre entró en funcionamiento el Sistema Cl@ve, que va a permitir a las personas físicas identificarse y autenticarse para realizar trámites por vía electrónica con la administración. Se trata de una plataforma común de la administración estatal para la identificación autenticación y firma electrónica, mediante el uso de una clave previamente fijada al registrarse como usuario, evitando con ello tener claves diferentes para acceder a los diferentes servicios.
Su funcionamiento se encuentra regulado por la .
Esta nueva plataforma complementa los actuales sistemas de acceso mediante DNI-e y además ha sido diseñado para ofrecer en un futuro la posibilidad de realizar firmas electrónicas en la nube,  mediante certificados personales custodiados en servidores remotos. Y lo más importante, evita que los ciudadanos tengamos que utilizar métodos de identificación diferentes para relacionarnos electrónicamente con los diferentes órganos administrativos.
Cl@ve contempla la utilización de sistemas de identificación basados en claves concertadas y certificados electrónicos (incluyendo el DNIe)
En cuanto a claves concertadas, el sistema admite dos posibilidades de uso:
·         Cl@ve ocasional (Cl@ve PIN), con validez limitada en el tiempo, que se corresponde al sistema PIN24H de la Agencia Tributaria.
·         Cl@ve permanente (Personal), con validez dilatada en el tiempo, que se corresponde con el sistema de acceso mediante usuario y contraseña, reforzado con claves de un solo uso por SMS, aplicable a los servicios de la Seguridad Social.
Para utilizar los sistemas de identificación y autenticación incluidos en Cl@ve, así como para acceder a los servicios de firma en la nube, existirá un único registro, donde el ciudadano deberá registrarse en una sola ocasión, aportando para ello los datos de carácter personal necesario.
El registro en Cl@ve podrá efectuarse :
·         Con certificado electrónico o DNIe
·         A través de Internet con carta invitación de la Agencia Tributaria donde figure el CSV
·         Presencialmente en cualquiera de las Oficinas de Registro, inicialmente en las oficinas de la Agencia Tributaria y en las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social
En el caso de la Agencia Tributaria a partir del 17 de noviembre de 2014 el sistema de PIN24H cambió su denominación por la de Cl@vePIN24H.
Los ciudadanos registrados previamente en el censo PIN24H podrán registrarse en el sistema Cl@ve cuando vayan a solicitar un PIN para la realización de un trámite en la Sede electrónica de la Agencia Tributaria. Para ello, deberán aportar su número de teléfono móvil, una dirección de correo electrónico y su documento de identidad con mención de la fecha de caducidad, así como aceptar las condiciones de alta en el sistema Cl@ve.
Si por el contrario, el contribuyente no desea incorporarse de momento al sistema Cl@ve, podrá solicitar su PIN a los efectos de realizar trámites electrónicos exclusivamente con la Agencia Tributaria. 
.Adicionalmente, Cl@ve está preparada para incorporar en el futuro, conforme se vayan integrando en el sistema de reconocimiento transfronterizo de identidades electrónicas previsto en la legislación europea, mecanismos de identificación de otros países de la Unión Europea.

Ver Post >
EL FISCAL GENERAL DEL ESTADO NO ES LA FISCALIA
Guillermo Díaz Bermejo 21-11-2014 | 9:25 | 0

Una cosa es el Fiscal General del Estado, que es nombrado directamente por el Gobierno y otra cosa muy distinta es la Fiscalía o Ministerio Fiscal,  que es un órgano constitucional integrado funcionalmente en el Poder Judicial y que tiene encomendada la defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la Ley. En definitiva es el Ministerio Público, y por tanto se debe de entender que los Fiscales han de tener independencia de criterio para perseguir una justicia imparcial.

Consecuencia de esa independencia, tras el anuncio del Fiscal General del Estado de que iba a dar instrucciones para formular querella contra los dirigentes de la Generalitat catalana por esa ilegal consulta que realizaron el 9 de Noviembre, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia catalán consideró que esa instrucción era improcedente, ya que no encontraba indicios de delito y por esa causa decidió no aceptar la orden de su superior jerárquico. Ante esta situación, el Fiscal General, al no considerar satisfactorias las razones alegadas, recurrió al artículo 27 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal y reunió a la Junta de Fiscales de Sala que se manifestó prácticamente por unanimidad, favorable a la interposición de la querella.

Es cierto que el Fiscal General del Estado es nombrado directamente por el Gobierno y que por tanto cabría pensar, que seguía instrucciones del mismo para iniciar acciones legales contra el Sr Mas y su gobierno de la Generalitat catalana, pero, como se ha podido ver en este caso, la Fiscalía, aunque finalmente haya decidido conforme a lo que le interesaba al Gobierno, lo ha hecho de modo autónomo, basándose en los  procedimientos legales establecidos y no en criterios políticos. Es verdad que  ha habido discrepancias entre la fiscalía catalana y la Junta de Fiscales, pero eso no debe de sorprender  a nadie, ya que el derecho no es una ciencia matemática y por eso todos los días, en los Tribunales se ven sentencias que son recurridas a Tribunales superiores que las invalidan en todo o en parte. Es por eso que, para evitar indefensión por errores o defectos en las primeras instancias, los ciudadanos pueden recurrir en apelación a instancias superiores.

Lo que sí ha quedado patente en este conflicto, es que una cosa es el Fiscal General del Estado que puede dar instrucciones bajo criterios políticos y otra muy distinta es  el Ministerio Fiscal que ha de actuar bajo criterios jurídicos. Es posible y yo lo pienso así, que la Fiscalía catalana ciertamente actuó de modo correcto siguiendo su procedimiento estatutario, y mantuvo un criterio opuesto al Fiscal General, probablemente influenciada por las presiones ambientales que hay en Cataluña, que pesaron más que la lógica jurídica, lógica que sí utilizó la Junta de Fiscales que, al estar alejada de Cataluña, quizá no sintió esa presión ambiental y pudo ser más objetiva.

El resultado final es que, hoy, siguiendo el procedimiento estatutario establecido, la Fiscalía ha presentado querella contra el Sr. Mas y otros dirigentes del gobierno catalán, por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, desobediencia y obstrucción a la justicia. No hacía falta ser jurista para adivinar que todo ese montaje y ese juego trilero, para bordear e incluso saltarse directamente la legalidad, para con todo tipo de estratagemas y argucias y de modo absolutamente unilateral, llegar a esa ridícula consulta, tarde o temprano, terminaría chocando con la ley.

A mi juicio, la querella presentada hoy, ya no obedece a una voluntad política. Obedece a la autoridad jurídica, no del Fiscal General del Estado, sino del Ministerio Fiscal. Ahora le toca el turno a los jueces que, confío, en esa justicia imparcial, terminarán sentando al Sr. Mas y a los miembros de su gobierno, en el banquillo de los acusados.

Ver Post >
POPULISMO O DEMOCRACIA
Guillermo Díaz Bermejo 20-11-2014 | 9:44 | 0

Como consecuencia de la seria desafección política que hay entre los ciudadanos, hartos de tanta corrupción, privilegios de los políticos, despilfarros, promesas electorales incumplidas y alejamiento del votante, se ha creado un caldo de cultivo que ha provocado la irrupción con mucha fuerza, del partido populista “Podemos”.  Este partido no llega por casualidad, llega por la crisis de nuestro actual sistema político.  Ante este nuevo escenario que se avecina, el debate de izquierdas o derechas va perdiendo peso y debería de dar paso a otro debate: Populismo o democracia (inspirada ya, desde muy antiguo en los griegos Sócrates y Aristóteles).

Es incuestionable que hoy, cualquier ciudadano está viendo los serios defectos de nuestro estado democrático. Mientras que en nuestra democracia, aunque imperfecta, aparecen corrientes políticas que tratan de atacar y combatir los problemas que tenemos, rescatando las instituciones, curando sus enfermedades y haciéndolas respetables, el populismo tratará de desmantelarlas, perseguirá introducir cambios constitucionales profundos y legislará para adecuar esas instituciones a los deseos de los líderes populistas y no de los ciudadanos. Tenemos pruebas más que suficientes en algunos estados sudamericanos y en los antiguos sistemas comunistas.

Conforme a nuestra Constitución,  tenemos unos derechos fundamentales inalienables, cuales son el derecho a la vida, que impide que podamos ser sometidos a penas o tratos inhumanos o degradantes, el derecho a la libertad que nos permite expresarnos y actuar por iniciativa propia respetando la ley y el derecho ajeno, o el derecho a la propiedad privada que impide que nadie nos pueda privar de nuestros bienes y derechos. Estos tres derechos fundamentales que nuestra Constitución recoge, conviven plenamente entre nosotros, sin que con ellos impidamos o prohibamos el derecho de los demás. Tenemos también otros derechos cuales son la salud, la educación, la alimentación o vestido y algunos otros derechos más que los ciudadanos exigimos en un estado del bienestar. El problema de estos derechos en su conjunto es que, para alcanzarlos, quizá se requiera la renuncia previa de otros que tienen más, para alcanzarlos. Y, es precisamente aquí, en estos derechos, donde los regímenes populistas o totalitarios intervienen.

Independientemente de que en democracia podamos tener ideologías liberales o socialdemócratas, cuando se trata de dar derechos a los ciudadanos, inmediatamente tendremos que preguntarnos de dónde los vamos a sacar y con qué recursos los vamos a pagar y además de eso tendremos que establecer la normas legales correspondientes, porque, si esto no quedara regulado, los ciudadanos, inmediatamente van a encontrar la respuesta en los líderes populistas.

Ahora, en España, el populismo está surgiendo porque sus líderes están jugando con el desaliento y el cabreo de los ciudadanos y para ello están prometiendo lo que no pueden cumplir porque técnica y económicamente, es imposible. Se están aprovechando del desasosiego de los españoles para, dejando a un lado toda razón y lógica en la toma de decisiones políticas, influyen para imponer bajo el paraguas de una utopía, una clara dictadura.  No hay que ser muy listo para adivinarlo. Ya de muy antiguo, los griegos definieron tres tipos de gobierno: Las monarquías que degeneraban en dictadura. Otro tipo eran los grupos de castas aristocráticas que degeneraban en oligarquía. El tercer tipo era la democracia donde todos gobernaban y que degeneraba en demagogia. Estos antiguos griegos vieron que la república era la respuesta porque podía aglutinar estos tres sistemas: Un monarca en forma de presidente, una aristocracia o casta en forma de parlamento y una democracia como el vínculo y la vía de comunicación. Esos griegos  eliminaron esos vicios agrupando los tres tipos y a partir de ahí crearon estas instituciones democráticas que llegaron a nuestros días.  Son precisamente esas instituciones las que el populismo está dispuesto a destruir.

Actualmente, en nuestras Cámaras de Representantes, Parlamento y Senado, ya no se intercambian ideas aplicando lógica y razonamientos, ya no se argumenta fundadamente. Se limitan a atacarse unos a otros con el tú eres malo, y tu más. El ciudadano percibe esto todos los días en los medios de comunicación y entonces aparecen los populistas que aprovechándose de esas debilidades, anulan toda la razón y toda la lógica, levantan pasiones y eliminan los argumentos. ¿Qué hay que hacer entonces? Los políticos demócratas que se van generando en los nuevos partidos minoritarios, tienen que volver a levantar la pasión por el intercambio de ideas y de conocimientos, y tienen que poner en primer lugar a los ciudadanos,  porque otra de las cosas que pretende el populismo es anular la dignidad de las personas, hacer creer que las personas no son dignas de gestionar su propia vida y sus propias ideas y que por tanto necesitan de un líder que los maneje.

El populismo desea tanto a los pobres que en vez de eliminar la pobreza, los multiplica, sencillamente porque al multiplicar la miseria, recibe más votos ofreciéndoles limosnas. De otra parte, si se elimina la constitucionalidad como pretenden los populistas, crecerá aún más la corrupción de otro signo. El mensaje populista es: tú estás mal porque otro está bien, pero oculta que cuando una persona consigue riqueza no impidiendo a otro que la consiga, los estados y las economías mundiales avanzan. Y para conseguir que todos avancemos con más riqueza se necesitan instituciones democráticas, se necesita seguridad jurídica y se necesita un sólido estado de derecho. Y esto a los populistas no les gusta nada porque entonces su discurso queda vacío. 

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.