El Comercio
img
Fecha: septiembre, 2015
CALATRAVAZOS
Guillermo Díaz Bermejo 25-09-2015 | 11:27 | 0

El arquitecto Santiago Calatrava, famoso por sus grandes obras arquitectónicas realizadas en medio mundo, está adquiriendo aún más fama por sus estrepitosos fracasos, que lo llevan a convertirse en el gran fiasco de la ingeniería y también por su desprecio, al abandonar nuestro país y trasladar toda su fortuna a Suiza, en agradecimiento a los grandes beneficios que le proporcionaron las instituciones españolas, a las que facturó más de 1.900 millones de euros.

Al día de hoy, todo el mundo medianamente informado, ya sabe que sus estelares obras están llenas de polémica tanto por sus estrepitosos fracasos arquitectónicos, como por sus fiascos, sus pleitos en los tribunales y sus sospechas de chanchullo en las adjudicaciones de algunas de nuestras Administraciones Públicas.

El primer varapalo judicial en nuestro país, lo recibió el Sr. Calatrava por la ejecución del famoso puente de Zubizuri, que estaba contemplado en el Plan General de 1989 de Ordenación de Bilbao y que era una pieza básica para la regeneración de la Ría de Bilbao. El suelo de este puente había sido construido con cristales traslúcidos que, además de romperse, cuando llovía (algo frecuente en Bilbao), producía resbalones y continuas caídas de peatones. El Ayuntamiento, cansado de pagar indemnizaciones por esas caídas, tomó la decisión de modificar la estructura y colocar suelos no deslizantes. Además, como el puente quedaba aislado y no tenía acceso a ninguna vía urbana, el Ayuntamiento encargó al otro famoso arquitecto Isozaki, la prolongación de la pasarela para conectarla con los viales. El Sr. Calatrava recurrió a los Tribunales, argumentando que el Ayuntamiento, que encargó una modificación al otro famoso arquitecto japonés, había vulnerado sus derechos de autor. La sentencia dictada, reconoció que ciertamente se trataba de una gran obra arquitectónica del autor, pero añadió que por encima del derecho moral del arquitecto, está el de los usuarios del puente que no tienen por qué sufrir riesgos de caídas y lesiones. El puente no era una obra para ser vista o admirada, sino que era un servicio público que había de ser apto para el paso de peatones de un lado a otro de la ría,  sin riesgo para ellos y en base a esto, el Sr. Calatrava quedó obligado a aceptar las reformas estructurales que realizó el Ayuntamiento en beneficio de los ciudadanos.

En Bilbao el despropósito continuó con la construcción del Aeropuerto, lleno también de barbaridades. Por ejemplo, para comunicar el parking con la instalación aeroportuaria, el arquitecto hizo un pasaje muy bonito arquitectónicamente hablando, pero con un gran problema: cuando llovía el agua entraba dentro de él y los viajeros, al igual que ocurría con el puente Zubizuri, patinaban y se caían con sus maletas. La autoridad aeroportuaria tuvo que cerrar el pasaje con cristaleras para evitar la entrada de la lluvia. Además, cuando alguien va a esperar a los viajeros para recogerlos, tiene que hacerlo a la intemperie, ya que de la zona de desembarque y recogida de equipajes, se sale directamente a la calle. Es decir, todo muy bonito pero con un uso público absolutamente deficiente.

Sigamos con puentes y vayamos al puente que ejecutó en Venecia que probablemente, en opinión del programa Discovery Max, es su obra más fallida. El Ponte Della Constitizione es una obra espectacular y con un diseño sorprendente. Es decir, toda una obra de arte. El gran problema es que el puente había sido concebido para facilitar el acceso a los viajeros que entraban en la ciudad y que, habitualmente, estos llegan con maletas y equipajes.  En realidad, no sólo no se facilita el transporte de equipajes por las escaleras que dificultan la subida al puente, sino que, al igual que ocurrió en Bilbao, se eligió el cristal como suelo del puente y además de eso, al estar en pendiente, también produce continuadas caídas de peatones. (Parece que en un año se han producido siete roturas de cadera).

Podría seguir comentando estos mismos problemas que aparecen en el puente del Assut de L´or en Valencia, o el Alamillo de Sevilla, o el Redding de California o el Strings de Jerusalem, pero no voy a hacerlo para no ser reiterativo. Podríamos hablar de la historia del Turnig Tonso de Malmö en Suecia lleno de aberrantes caprichos, errores de cimentación , errores estructurales y desmadre de costos.  Voy a dejarlo para no cansar comentando más de lo mismo.

Pero, para finalizar, ya que es algo que sufrimos en directo los ovetenses, no puedo pasar de largo sin  comentar el despropósito de nuestro Palacio de Congresos, llamado jocosamente “el centollu”. Creo que no exagero si digo que es la obra más inútil de Calatrava. Encajonada entre edificios altos en el solar que dejó el Carlos Tartiere, más que dialogar con el entorno como le gusta decir al arquitecto, lo que está haciendo es darse puñetazos dentro de ese entorno de edificios. La gran estructura central que iba a abrirse como la cola de un pavo real, ha quedado inutilizada porque los motores hidráulicos no pueden elevarla. Las cascadas proyectadas no existen. El óxido aparece por todos los sitios. Los accesos a la zona comercial están llenos de goteras y los suelos son resbaladizos, los peatones tropiezan en los lucernarios que se han instalado para iluminar el suelo, etc.etc.  Un auténtico despropósito y una atrocidad.

Sr. Calatrava, a mi juicio usted es un auténtico experto en dar calatravazos, tanto por sus fiascos arquitectónicos como por los sablazos que ha dado a nuestras instituciones públicas.  Lo que no sé es que han visto en usted nuestros gobernantes a los que sin duda ha engañado o quizá, hayan decidido dejarse engañar.

 

.

Ver Post >
DEL PLUMIN Y EL TINTERO A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS
Guillermo Díaz Bermejo 22-09-2015 | 8:03 | 0

Siempre he sido una persona preocupada por evolucionar adaptándome a las nuevas tecnologías. Hasta no hace mucho tiempo, lo he venido consiguiendo con una cierta facilidad, pero ahora empiezo a encontrarme con esa sensación extraña de que algo se me está yendo de las manos. La velocidad es ya tan grande que sigo en la carrera, pero voy con la lengua fuera y me embarga esa rara sensación de que no voy a poder seguir. Debe de ser algo parecido a lo que le ocurre a ese corredor de maratón que a mitad de carrera se siente desfallecido, le duele todo y siente que se cae, aun cuando a lo mejor al final terminará ganando.

Voy a tratar de explicar los avatares que ha tenido y tiene mi maratón particular: Mi primera herramienta tecnológica para empezar a comunicar fue un cuaderno “Bruño”, el plumín intercambiable y el tintero que utilizábamos en la escuela para escribir bonito. Pero claro, había un serio problema, y es que como soy totalmente zurdo y esas avanzadas tecnologías estaban pensadas para diestros, escribía fatal, lo emborronaba todo, me manchaba los puños de tinta y a veces se me caía el tintero encima. Horror… además castigado y condenado a raspar con un trozo de cristal la mesa del escritorio para eliminar la tinta.

Pero, hete aquí que de pronto a Bic se le ocurre inventar un gran instrumento, el bolígrafo. Y caramba, esa minoría que éramos los zurdos ya podíamos empezar a escribir bien, bonito y con soltura. Claro que, eso de ser zurdo no estaba bien visto, y en mi caso, después de un montón de collejas, empecé a escribir con la derecha. (hoy probablemente me llevarían a un psicólogo para corregir mi trauma de zurdo).

Sigue la evolución… como mis padres me ven muy empecinado en aporrear una vieja Underwood (creo que se escribe así) que había en casa, deciden mandarme a una academia de mecanografía y con mi Léxicon 80 llego a alcanzar ni más ni menos que 220 pulsaciones por minuto -todo un record si consideramos que en un concurso de mecanografía, la mejor mecanógrafa llegó a alcanzar 301 pulsaciones-

Ay amigo, pero llego a la Uni y allí había que tomar muchos apuntes a mano que después había que mecanografiar y si era el caso reproducirlos a multicopista (un gran invento de aquella época para la reproducción en serie y también para editar panfletos antisistema, ji.ji). Y claro, como yo ya era un alumno tecnológicamente avanzado, de Lexicon 80 nada, que pesaba mucho. Mis padres me compran una Olivetti Studio 44 portátil y con maletín (era lo mismo que tener ahora un pc portátil) y ala a escribir apuntes y a hacer cartas de presentación para tratar de encontrar empleo. Y a propósito de cartas de presentación, resulta que ahora ya no sirven “pa na”. O te llevas un buen currículum o no hay empleo.

Bueno, empieza la vida profesional y sigue la evolución tecnológica. Aparecen las máquinas de escribir IBM que ya permiten corregir en un pequeño visor, antes de escribir (todo un invento) y andamos ya por los años 80. Ja, pero llegan los Spectrum, los Sinclair y los Commodore que sí que eran un gran invento – 164 k pero hacían maravillas – Y no digamos nada cuando de pronto aparece en el mercado Amstrad y además con pantalla de color…. Todo un invento, una auténtica revolución…. Pues nada a comprarse uno y a empezar con el mundo de la informática.

Nuevas clases en academia especializada y ahora a aprender programación en “basic” absolutamente necesaria para manejar ese invento infernal que era el Amstrad. Y ala a darle al “goto” al “return” y al “enter” para hacer miniprogramillas que apenas serían para nada.

Pero, sigue la evolución tecnológica y en las empresas ya se empiezan a montar sistemas informáticos más avanzados. Equipos Nisdorrf ,IBM etc., conexiones con red de teleproceso (aún faltaban muchos años para llegar a la banda ancha). Y de pronto empiezan a aparecer los PC que eran la auténtica revolución…… Yo en aquél momento era capaz, cuando mi secretaria protestaba porque el pc petaba, de irme a la tienda, comprar una ampliación de memoria, abrirle las tripas e instalársela. Todo un avanzado.

Llega la ofimática y, aunque mi Secretaria hace muchas cosas, como yo no quería ni quiero quedarme atrás, entro de lleno en ella y manejo sin ninguna dificultad el Word, Excel y el Power (algo peor Acces). Sigue evolucionando el mundo empresarial y las secretarias ya empiezan a ser un lujo… Mientras mis colegas tienen auténticos problemas para adaptarse a la nueva situación, yo soy capaz de autogestionarme.

Pero claro, en este punto es donde empiezo a preocuparme….CDS. DWD, Pen Drives, no sé cuántos gigas, móviles de última generación, navegadores, cañones, etc.etc. Auténticos ladrillos de manuales de instrucciones que con auténticos problemas voy digiriendo.

Y, de pronto, metido de lleno en la Web 2.0 plagada de palabrejos que me cuesta enormemente digerir ya que no soy técnico en la materia. Poco a poco voy entrando, pero ya con una sensación de que algo no va bien que ya no llego…. Y lo más preocupante… acabo de entrar en este mundo y ya empiezo a oír hablar de la 2,5 y de la 3.0 de Facebook, de Twitter, de la internet oculta, de la nube . Que pasa, que ¿aun vamos a ir más rápido?.

Uffs… alto por favorrr…. que esto no puede serrr… Si sigo así tratando de invertir tanto tiempo en mantenerme actualizado. ¿cuándo tendré tiempo para poder trabajar?. Y lo que más me preocupa y es lo que me hace entrar en la reflexión sobre si todo esto merece la pena: Tengo un sofisticado móvil con un montón de aplicaciones que sólo uso para llamar y contestar y ni tan siquiera pongo mensajes, entre otras cosas porque ya veo mal de cerca (cosas de la edad) ¿para qué quiero entonces tanta sofisticación?.

Tengo una televisión de última generación con un mando impresionante y cientos de utilidades. Coñooo que yo sólo veo el telediario y poco más….Tengo un Tablet que me han regalado mis hijos y no lo uso porque no veo la pantalla. Tengo. tengo. tengo…. ¿y para qué todo esto? Si al final como me siento verdaderamente cómodo es con cuatro cosas realmente útiles.

En resumen, como conclusión ¿merece la pena que siga metido en el carro de la evolución tecnológica? ¿podré seguir cabalgando en la ola o por mi edad me caeré en cualquier momento? ¿esto se va a ralentizar? ¿nos estaremos convirtiendo en personajes alienados?. A veces caigo en el desánimo y pienso que la mejor comunicación no es esta en las redes sociales ni nada que se le parezca, si no la que tengo con el amiguete en el bar delante de un buen vino y con una distendida charla.

Toda una contradicción.

 

Ver Post >
INCAPACIDAD PARA GESTIONAR LAS MIGRACIONES
Guillermo Díaz Bermejo 15-09-2015 | 12:30 | 0

Probablemente, Europa se está enfrentando en estos tiempos, a la peor crisis migratoria desde la segunda guerra mundial. Las continuas oleadas de refugiados que huyen de las guerras del Oriente próximo o de los Balcanes, en busca de asilo y refugio en el viejo continente, o la de subsaharianos que tratan de llegar a Europa por Ceuta, Melilla, Italia o Grecia, para huir de la pobreza y encontrar un mundo mejor, están generando una presión demográfica sin  precedentes. De modo paralelo, este fenómeno ha creado una floreciente industria de traficantes de personas que, según parece, los gobiernos occidentales son incapaces de eliminar.

Tras lo que se está viendo, parece que la Unión Europea está siendo incapaz de mantener una política común para atajar el problema de la gestión de las fronteras y del acogimiento de esos tantos refugiados que quieren llegar a los diferentes países. Los Estados europeos en primera medida y principalmente Alemania, empezaron a tomar decisiones llenas de voluntarismo, pero al final resultan desbordados y empiezan a aplicar políticas contradictorias, se generan tensiones, discrepancias, resistencia y sobre todo miedo a lo que se avecina.

Por su parte, los ciudadanos estábamos dispuestos a acoger sin reserva a esas gentes y nos mostrábamos dispuestos a ayudarlos e integrarlos pero, pasados esos primeros momentos de voluntarismo, todo está quedando en un espejismo. Nuevamente aparece el miedo a los desconocidos  y aparecen esos mitos y estereotipos que provocan racismo y xenofobia.

Los ciudadanos europeos estamos acostumbrados a interrelacionanos de modo cotidiano con las gentes de la misma cultura y nos sentimos cómodos, pero, cuando a nuestras ciudades llegan personas procedentes de otras culturas, empezamos a sentir miedo. Conocemos poco o muy poco de esas gentes que no entendemos su lengua, que no conocemos sus tradiciones, que no sabemos nada de su comportamiento que para muchos resulta extraño e inmediatamente nos ponemos a la defensiva. Miedo a que nos alteren nuestros modos de vida y en definitiva a que puedan llegar a destruir nuestras culturas.

La gente dice que los inmigrantes y refugiados van a quitarnos el trabajo,  van a abaratar la baja de los salarios y el abaratamiento del ciclo productivo. Decimos que cuando español emigra es que va a buscar oportunidades, pero, en cambio, cuando un extranjero nos llega decimos que nos viene a quitar el trabajo. Decimos también que abusan de nuestra sanidad y que colapsan nuestros servicios sanitarios. Decimos que son vagos, que tienen muchos hijos y que viven de subvenciones. Decimos que traen delincuencia. Decimos que bajan el nivel educativo. Decimos que no se adaptan a nuestras costumbres. Decimos que traen prostitución. Decimos que aquí no cabemos todos.

En nuestro mundo globalizado al borde de la desregulación, solemos ver a los refugiados e inmigrantes como portadores de malas noticias. Estas víctimas que primero, voluntaristamente estábamos dispuestos a acoger, las vemos como algo que nos recuerda a algo que queríamos olvidar. Las vemos como la avanzadilla de un sospechoso ejército que va a querer robarnos nuestro estado del bienestar. Se está incrementando la retórica populista  contra los refugiados, en muchos lugares. En países como Alemania ha habido ataques incendiarios contra albergues en construcción para evitar que se muden los extranjeros.

En la actual realidad que ha generado la masiva migración, se está produciendo el caldo de cultivo de unas políticas contradictorias. Por un lado aparecen partidos políticos oportunistas dispuestos a conseguir votos enarbolando la bandera del acogimiento a todos los que nos lleguen y por otro aparecen  otras corrientes políticas que no están dispuestas a compartir nuestro bienestar con la gente menos afortunada que llega de otros continentes y que se mueven en la indiferencia y en la falta de humanidad.

En este difícil escenario  se necesita que los gobernantes europeos decidan unir y no dividir, pensando que a medio/largo plazo la solidaridad va a ser el único camino para no empeorar esta catástrofe humana. Es imperativo que la UE se ponga manos a la obra para que de modo urgente empiece a gestionar la gran cantidad de refugiados que están llegando a nosotros y a la vez es necesario que también se regule la inmigración económica para poder dar soporte y protección a quienes más lo necesitan.

Es necesario que Europa busque una solución política al conflicto sirio y afgano, que también mejore la situación de países vecinos y entre ellos particularmente Turquía que se ha convertido en la puerta para llegar a Europa.  Es también necesario establecer reglas y dejar claro en los países de donde proceden los inmigrantes económicos, que no van a poder conseguir asilo político. Habría de incidirse en estos estados de donde llegan los inmigrantes económicos para que se creen programas concretos, controlados y controlables, para que los trabajadores pueden realizar los trabajos que puntualmente nuestra sociedad necesite.

Europa y particularmente España, deberían de ser más consecuentes con las expulsiones en caliente o con las expulsiones de las personas que no corren peligro. Para terminar, los políticos europeos tienen que decidir si quieren un sistema organizado o si desean el caos que ahora existe. En sus manos está.

 

Ver Post >
NUEVO BAREMO DE VALORACIÓN DE DAÑOS
Guillermo Díaz Bermejo 08-09-2015 | 10:21 | 0

La Comisión de Economía y Competitividad del Senado ha aprobado el Proyecto de Ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico. La norma, que termina así su trámite parlamentario y entrará en vigor el 1 de enero de 2016, actualiza un sistema vigente desde 1995 y es fruto de un importante acuerdo entre las dos partes afectadas: las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y la representación de las entidades aseguradoras.

 

Entre los colectivos que han aportado sugerencias durante la elaboración del Proyecto de Ley se encuentran CERMI, Federación Española de Daño Cerebral, Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos, Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal, Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico y STOP ACCIDENTES, además de la Fiscalía de Sala Coordinadora de Seguridad Vial y numerosos facultativos sanitarios expertos en patologías provocadas por accidentes de tráfico.

En términos generales, la nueva ley permite incrementar la protección a las víctimas de accidentes de circulación mediante la rápida resolución de los conflictos y la garantía de una indemnización suficiente, lo que sitúa a España a la altura de las reformas que en el ámbito comunitario se han emprendido en relación con el seguro del automóvil. Mejora el tratamiento resarcitorio de los perjudicados por los accidentes de tráfico y establece un sistema indemnizatorio activo, actualizado y adaptado a la realidad.

El sistema también afecta a la sanidad pública porque las aseguradoras indemnizarán a los servicios públicos de salud de las diferentes comunidades autónomas los gastos derivados de nuevos perjuicios cubiertos como los importes médicos futuros, ciertos gastos de rehabilitación o necesidades de recambio de prótesis de lesionados graves.

Daños personales y patrimoniales

En los supuestos de fallecimiento, consigue una mejora de la percepción de las indemnizaciones mediante su individualización, teniendo en cuenta las nuevas estructuras familiares. También distingue entre perjuicio patrimonial básico o gastos razonables derivados del fallecimiento, compensados con una cantidad mínima de 400 euros y los gastos específicos, que incluyen el traslado del fallecido, repatriación, entierro y funeral.

En los supuestos de secuelas o lesiones permanentes, refuerza especialmente la reparación del gran lesionado que quede con discapacidades que requieran de apoyos intensos para su autonomía personal, indemnizando los perjuicios y los daños emergentes relacionados con las diferentes partidas de gastos asistenciales futuros. Revisa, además, el baremo médico de secuelas para adaptarlo al estado actual de la ciencia.

En relación a las lesiones temporales, la norma distingue entre gastos de asistencia sanitaria y otros gastos diversos resarcibles, es decir, todos aquellos necesarios y razonables que genere la lesión en el desarrollo ordinario de la vida diaria, como por ejemplo, el incremento de costes de movilidad del lesionado, los desplazamientos de familiares para atenderle, gastos para atender a los familiares menores o especialmente vulnerables de los que se ocupaba el lesionado, etc.

En relación con el tratamiento de los daños patrimoniales, la nueva norma clarifica y regula con detalle las medidas de resarcimiento en concepto de gastos.

También se racionaliza el método de cálculo del lucro cesante (pérdida de ganancia por parte de la víctima). La norma contempla los ingresos netos de la víctima y también valora el trabajo no remunerado como las tareas del hogar o la pérdida de capacidad de trabajo futura de menores y estudiantes. Además, se introduce un coeficiente específico para cada perjudicado que combina factores diversos como la duración del perjuicio, el riesgo de fallecimiento del perjudicado y la deducción de las pensiones públicas, entre otros.

Perjuicios extrapatrimoniales o morales

El Proyecto de Ley incluye como novedad en este apartado la reestructuración del perjuicio personal básico en las indemnizaciones por causa de muerte y de su relación con los perjuicios particulares que ahora se amplían. Así, la nueva norma clasifica los perjudicados en accidentes de tráfico en cinco categorías autónomas: cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados. Considera que éstos sufren siempre un perjuicio resarcible y de la misma cuantía con independencia de que concurran o no con otras categorías de perjudicados.

Incremento de las indemnizaciones

Respecto a la media del periodo 2005 a 2011, según los daños causados en cada accidente de circulación, las indemnizaciones correspondientes se modifican de la siguiente manera:

– Indemnizaciones por muerte: se incrementan un 50% de media

– Indemnizaciones por secuelas: se incrementan un 35% de media

– Indemnizaciones por lesiones: se incrementan un 12,8% de media

El criterio de actualización anual del sistema indemnizatorio se establece en relación al índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado por ser el que más se aproxima a sus principios y características.

Otras mejoras del sistema

Para garantizar la rápida resolución de los conflictos y la suficiencia de las indemnizaciones ofrecidas por el asegurador, se le impone a éste la obligación de observar una conducta diligente en la cuantificación del daño en la oferta motivada que debe presentar a los perjudicados y en la liquidación de la indemnización. En caso de disconformidad con la oferta motivada, las partes podrán intentar resolver de común acuerdo la controversia mediante el procedimiento de mediación.

Asimismo, se facilita el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico en materia de seguridad vial.

Por último, la ley establece la creación de una Comisión de Seguimiento del Sistema de Valoración de la que formarán parte también las asociaciones de víctimas y las entidades aseguradoras con el objeto de analizar su puesta en marcha, sus repercusiones jurídicas y económicas y el sistema de actualización, pudiendo hacer sugerencias y promover modificaciones al mismo para la mejora del sistema.

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.