El Comercio
img
Fecha: abril, 2016
SANGRADO MENSTRUAL
Guillermo Díaz Bermejo 21-04-2016 | 5:46 | 0

Confusotelúrico me he quedado al leer una noticia en la que se informa que la CUP, ha decidido presentar una propuesta en el pleno municipal del Ayuntamiento de Manresa, para eliminar el uso del tampax y las comprensas comerciales por parte de las féminas y sustituirlo por otros métodos alternativos de recogida del sangrado menstrual, como pueden ser las copas, las compresas de tela o las esponjas de mar.

Esta formación anticapitalista sostiene que los productos comerciales más habituales  durante la regla, son insostenibles ecológicamente y además tienen un precio muy alto para una necesidad tan básica. Propone además que sean los servicios públicos (servicios de información y de atención a la mujer) los que provean a las mujeres de estos nuevos y a la vez antiguos productos para evitar así el beneficio y el interés privado de esas empresas tan codiciosas que fabrican tampones o compresas higiénicas.

Lo que pretenden estas féminas de la CUP, es que estos adminículos usados antaño por las abuelas, sean suministrado de modo gratuito a las mujeres que lo necesitaran, y de ese modo harían la puñeta a esas empresas avariciosas que fabricaban tampones para beneficiarse con ánimo de lucro. Se explica tan ridícula propuesta por un incomprensible afán de deslegitimizar la menstruación femenina que, conforme a las teorías feministas, impediría el dominio o la coacción social, al no permitir el sangrado libre de las mujeres. Se añadiría además que de ese modo se evitaría ese patriarcado que podría controlar la capacidad reproductiva femenina.

Termina el grupo municipal de la CUP instando a los servicios de información y atención a las mujeres, a que trabajen para conseguir que las mujeres manresanas puedan ejercer el “sangrado libre” a partir del curso 2017.

Mare de Déu como dicen en Cataluña. La que se va a liar. Ya me estoy imaginando a la limpiadora del ayuntamiento decir: ascolta tu, ya sé que estos asientos están tapizados de rojo, pero esas manchas tienen otro tono de rojo y no pega mucho. Voy a pasar nota a los de mantenimiento a ver si consiguen tapizarlos con alguna napa que resulta lavable fácilmente, porque andamos un poco peladas de productos para la limpieza y vamos a tener que pedir a Montoro un presupuesto extra para limpiar esas manchas del sangrado de las señoras concejalas. Por su parte los concejales masculinos dirán: Ascolta es clá que como somos iguales, a mí me toca sentarme en el mismo sillón que tú que sangras libremente, pero verás es que este tapizado, con las microfibras que debe de tener y con lo que debe de retener, como  que me va a dejar mi pantalón un poco enrojecido y con un olorcito raro.

Me estoy imaginando también a todos los buceadores de Sitges saliendo a toda prisa a recolectar esponjas en el fondo del mar para que las señoras concejalas las metan en sus salvas sean las partes. El problema es que igual las esquilman en muy poco tiempo y entonces tendrán que empezar a importarlas desde cualquier lugar del mundo y qué más da si acabamos con el ecosistema, y que importa lo que cueste la importación. De lo que se trata es de jorobar a esos listos que fabrican las compresas de ausonia o los tampax. También pienso que igual estoy equivocado y que lo que pretende esta gente es hacer la competencia a esas grandes y avariciosas multinacionales y promocionar a la industria textil catalana, volviendo a fabricar las conocidas compresas textiles de toda la vida, que se lavaban y se colgaban en el tendedero y además eran de quita y pon.

También me pregunto: Si quieren usar eso de las copas que, por lo que he averiguado, las fabrican de silicona en Taiwan, quizá es porque su importación es más barata que los tampax. Pero igual es que resultan más placenteras al sentir algún burbujeo interno, pero para eso, igual les resultaba más interesante usar unas bolas chinas de esas que venden en los sexishops. O incluso, igual podrían utilizar esos tapones que utilizan los catalanes para corchar las botellas de cava.  Pero, sobre todo lo que más me preocupa son esos pobres niños que cuando les preguntaban lo que iban a pedir a los Reyes Magos decían: ¡yo voy a pedir un tampax!. Y eso: Es que sirve para montar a caballo, para montar en bici, para correr….Pobrecitos que se les va a quitar esa ilusión.

Por último, para terminar y no cansar a nadie, como también quieren declarar la guerra a Gilette, van a fomentar que se deje el vello en las axilas. Y además, como quieren declarar la guerra a las empresas cosméticas, van a fomentar que no se utilicen los desodorantes ni los jabones industriales. Si además pretenden incentivar el corte de pelo a lo “garsón” para de ese modo no pueda condicionarse su género, creo que con ellas el mundo se va a acabar, porque no creo que haya muchos machos dispuestos a acercarse a ellas para procrear, salvo, claro está, que se pongan antes una pinza en la nariz.

Ver Post >
LAS DOS ESPAÑAS
Guillermo Díaz Bermejo 20-04-2016 | 10:16 | 0

No voy a referirme en este artículo a la expresión “las dos Españas” que acuñó el gran poeta sevillano D. Antonio Machado cuando escribía: “Españolito que vienes/al mundo te guarde Dios;/una de las dos Españas/ha de herirte el corazón”.

Voy a referirme aquí a una cruda realidad que en este momento estamos viviendo los españoles, que claramente estamos divididos en dos Españas.

En una de las Españas vivimos la gran mayoría de los ciudadanos, que hemos soportado y soportamos estoicamente recortes sociales de todo tipo, que soportamos una desproporcionada presión fiscal, mientras que los más ricos eluden o evaden el pago de sus impuestos, que sufrimos pérdidas de libertades públicas, que sufrimos las constantes amenazas de un estado que nos controla en exceso y del que tenemos que defendernos, que sufrimos reducciones o congelaciones salariales. Hay además otro grupo de ciudadanos que viven en esta España, aun mucho más desfavorecidos que esas clases medias que aun aguantan como pueden. Se trata de todas esas personas que están en la cola del paro, de esas personas que están en el umbral de la pobreza, que están en riesgo de exclusión social y tienen que recurrir a las ONGs para que les cubran sus necesidades básicas, ya que los servicios sociales de las Instituciones, aferrados a una rígida burocracia, parece que eso les preocupa poco.

Sólo basta ver que el Principado de Asturias, aunque ha mejorado algo, aun tarda más de un año en resolver y por supuesto pagar el salario social básico de todas esas personas que lo solicitan por no tener ningún tipo de recurso. ¿de qué viven pues, durante ese año de espera?.

En la otra de las Españas viven los diputados, senadores, gobernantes centrales, autonómicos y municipales, que sólo viven mirándose para sus ombligos que como todo el mundo sabe, son redondos. Que sólo se preocupan por aferrarse a las poltronas del poder. Que sólo se ocupan de no perder su puesto y con ello todo tipo de prebendas. Que sólo se preocupan de defenderse y preservar los intereses de sus partidos. Que se lían todos los días en guerritas de tronos, puestas en escena, lanzamientos de reproches, como si se tratara de una estudiada obra de teatro.

Pero, entre tanto juegan a defender sus intereses, se olvidan de ocuparse de los ciudadanos a los que representan. Se olvidan de las obligaciones que han contraído para ponerse de acuerdo y empezar a gobernar. Se olvidan de poner manos a la obra para reducir el déficit público, eliminando todo ese maremágnum de chiringuitos públicos que son las puertas giratorias para que los políticos apartados de un puesto, entren por otra puerta a seguir en otro puesto. Se olvidan de adelgazar esa mastodóntica Administración Autonómica que solapa competencias tanto con la Administración Central, como con Diputaciones y Ayuntamientos.

Que se olvidan de barrer sus casas, legislando convenientemente para eliminar la alarmante corrupción política que padecemos. Que se olvidan de despolitizar la Administración de Justicia despolitizándola y dotándola de medios personales y materiales, para que puedan perseguir a fondo esa lacra de la corrupción que impera en sus filas.

Y además de todo esto, mientras que acosan a las clases medias y dejan en la indigencia a muchas personas, crean entramados para defender los intereses mercantiles de grandes empresas, por ejemplo eléctricas, así como los intereses de los más ricos a los que se les facilitan amnistías fiscales y contra los que sólo se destinan unos pocos efectivos de la Agencia Tributaria para que los persiga. Ha de saberse que la mayor parte de los efectivos de la Agencia, están ocupados en perseguir las pequeñas defraudaciones de asalariados y autónomos.

Señores políticos que por lo que parece nos van a llevar a unas nuevas elecciones, sólo porque buscan sus intereses personales y de partido, sepan que la mayor parte de los ciudadanos los repudiamos. No era eso lo que habíamos elegido cuando nos llamaron a las urnas. Los ciudadanos les pedimos que se vayan a sus casas y que con ello dejen sitio a nuevos candidatos que lleguen a la política sólo con espíritu de servir al ciudadano y no a sus propios intereses, a los de su partido, a las grandes empresas o a las grandes fortunas.

¿Es pedir mucho?

Ver Post >
FACTURA DE LA LUZ
Guillermo Díaz Bermejo 15-04-2016 | 11:53 | 0

Probablemente es porque ando bastante cabreado con el ya exministro Sr. Soria, que hoy me he puesto a analizar el recibo de la luz de una pequeña casa de campo que tengo y que apenas utilizo. El Sr. Soria es el culpable directo de haber implantado en nuestro país el llamado impuesto al sol y definido técnicamente como “peaje de respaldo al autoconsumo energético. Se trata de un peaje con el que, sin ningún género de duda, el exministro quiso beneficiar a sus amigos de las grandes eléctricas.

A la vista de ese nuevo impuesto al sol, dejé definitivamente descartada la opción que estaba barajando de instalar en el tejado de la casa, unos paneles solares que me proporcionaran la escasa cantidad de energía que necesito y que incluso permitiría pasar a la red general de distribución, la que resultara sobrante.

Refiriéndome al recibo que acabo de analizar, mi cabreo ha crecido aún más. Voy a desglosárselo y juzguen ustedes mismos: El importe total de la factura que me acaban de cargar en mi cuenta del banco es de 38,62€ y se desglosa del siguiente modo: Por potencia contratada 24,49€; por energía consumida 2,95€; por impuesto de electricidad 1,40€; por alquiler de equipos de medida y control 3,08€; por IVA(21%) 6,70€. El resumen es que, para un consumo de energía que se ha valorado en 2,95€, he tenido que pagar una factura de 38,62€.

Por el concepto de facturación por potencia contratada, se incluyen dos conceptos cuales son la facturación por el peaje de acceso a la red y la facturación por el margen de comercialización fijo que nos cobran las empresas distribuidoras. Por la energía consumida que es lo que yo en realidad gasto, se comprenden dos conceptos: La facturación por el coste de la energía (me parece lógico) y además, de modo totalmente ilógico, se vuelve a introducir un nuevo peaje de acceso que las eléctricas llaman “precio del término de energía del peaje de acceso”. Se incluye aquí también un impuesto de electricidad al tipo del 5,11% sobre el producto de la facturación de la electricidad que me consumido. Y por si fueran pocos impuestos se añade también otro impuesto de electricidad del 1,40% y el 21% de IVA sobre todo ello.

Y qué decir de ese precio de 3,08€ por el alquiler de equipos de medida. Considerando que este contador que tengo instalado tiene ya 30 años, con este escandaloso alquiler, seguro en este largo periodo de tiempo, he pagado con creces más de diez contadores. Seguro que hubiera sido más rentable que el aparato lo comprara y lo instalara yo y que fuera de mi propiedad.

Sólo por acceder a la red eléctrica y aunque sólo consumamos una cantidad mínima de la potencia que tengo contratada, todos los ciudadanos estamos obligados a pagar los costes del transporte (las líneas eléctricas de alta tensión), los costes de distribución de la electricidad, los gastos de gestión comercial de las empresas distribuidoras, los gastos del operador del sistema y de la Comisión Nacional de Energía, las primas al régimen especial y las energías renovables y por último el déficit tarifario que nadie, nunca, consiguió explicarme.

Pero lo que es más grave aún, las comercializadoras, en mi caso EDP (antigua Hidroeléctrica del Cantábrico) están practicando unas actuaciones muy poco éticas e incluso tramposas. Estas prácticas tramposas hacen que los consumidores paguemos bastantes euros para que ellos consigan unos beneficios extra millonarios. La trampa consiste en que hay un Decreto que establece un descuento para aquellos clientes que no alcancen el pico máximo de la potencia contratada, como es mi caso. Es decir, si yo tengo una potencia contratada de 100kw y sólo gasto 85 o menos, mi distribuidor debería de hacerme un descuento del 15% en la factura de la luz, pero, curiosamente no lo hace. Tengo un bajísimo consumo durante la mayor parte del año en que la casa está vacía (salvo los picos de algún fin de semana), y pese a la disposición legal existente, no recibo descuento alguno.

La conclusión es muy clara, este Gobierno y los anteriores han estado perjudicando claramente a todos los ciudadanos y han estado beneficiando de modo manifiesto a las empresas eléctricas y de ahí que los favores debidos sean pagados más tarde, sentando en sus consejos de administración a todo un elenco de expresidentes de gobierno y de exministros.

Concretamente, refiriéndome al ya exministro Sr. Soria, intentó favorecer descaradamente a las empresas eléctricas y por eso llevó adelante el impuesto al sol que es un manifiesto cañonazo en la línea de flotación de la energía fotovoltaica. Entre tanto países como Alemania promocionan este tipo de energías limpias y llegan a batir records de producción reduciendo la factura de la luz y poniendo en aprietos a las empresas que producen electricidad con carbón, electricidad o ciclo combinado, en España, tras esta decisión del Sr. Soria, se penaliza a aquellos ciudadanos que piensen instalar paneles solares en sus casas que además de pagar impuestos por ello, no se van a ver favorecidos cuando pueden estar regalando el 70% de la producción de sus paneles que, por cierto, va a ser vendida probablemente al vecino de al lado, al módico precio de 12 céntimos el kilovatio, por la operadora local.

Así que, bay bay Sr. Soria. Mas ahora con los problemas que han provocado su dimisión, espero que ninguna empresa eléctrica lo lleve a su consejo de administración.

 

Ver Post >
JUSTICIA LENTA Y CORRUPCIÓN
Guillermo Díaz Bermejo 09-04-2016 | 10:14 | 0

En otros artículos anteriores vine sosteniendo que, dada la estructura y configuración de los Juzgados de Instrucción, así como la endémica carencia de medios personales y materiales al servicio de la Administración de Justicia, era realmente difícil perseguir los delitos de corrupción, principalmente política. A esto habría que añadir además, la manifiesta politización de las cúpulas del Poder Judicial.

El Ministro de Justicia Sr. Catalá tuvo la ocurrencia de tratar de resolver el problema de la lentitud en la instrucción de los procedimientos judiciales, de un modo muy fácil. Para el, este problema se resolvía modificando la Ley de Enjuiciamiento Criminal estableciendo plazos para instruir los procedimientos. Esto es tanto como decir a los jueces que, a partir de ahora, porque lo digo yo, ustedes en seis meses tienen que tener instruido el asunto y me trae sin cuidado que ese asunto sea normal o tenga una gran complejidad. Me trae también sin cuidado que ustedes  tengan o no tengan medios ni estructuras suficientes.

Pues qué casualidad, no era yo el único que criticaba la situación, a la vez que sostenía que si no se tomaban medidas para agilizar los procesos, los únicos que iban a resultar beneficiados eran los políticos corruptos. Ayer, el Juez Decano de Valencia, en una rueda de prensa que tuvo lugar en la Ciudad de la Justicia, presentó las estadísticas de actividad de los órganos judiciales en el pasado año 2015. El dato es que en Valencia se están investigando 38 procedimientos de los llamados “complejos”, la mayor parte de ellos derivados de casos de corrupción política.

A nadie se le escapa que investigar este tipo de procesos tan complejos, necesita de muchos medios tanto personales como materiales y de mucho tiempo para llevar a buen término todas las investigaciones necesarias para abrir juicio oral. Resulta por tanto absurdo que por una reforma legislativa se pretenda exigir a los jueces que tienen un plazo de seis meses para concluir la instrucción. Los medios que tienen son los que son y por tanto, como decía alguien, lo que no puede ser no puede ser y además es imposible.

El Juez Decano de Valencia dice que entre todas las causas que se están investigando de las llamadas complejas, sólo tiene una excepción y es la investigación del accidente del metro que en el año 2006 provocó la muerte de 43 personas y un gran número de heridos. Este Magistrado sostiene que para instruir estos procedimientos se necesitan jueces de refuerzo, pero el problema está en que no hay jueces suficientes.

Al igual que este Magistrado valenciano, los jueces están diciendo y criticando abiertamente que no es ni lógico ni razonable que la reforma de la Ley les marque plazos para instruir, pensando que los tiempos de instrucción dependen del juez en cuestión. Los tiempos dependen de las innumerables pruebas que hay que solicitar, de los informes que hay que pedir a las Administraciones, que se hacen las remolonas y tardan en dar respuestas y en muchos casos responden con evasivas. De la necesidad de contar con  peritos judiciales especializados que no tienen. De la necesidad de disponer de informes técnicos que no pueden conseguir, etc.etc.

Los jueces protestan y proponen medidas para agilizar los procesos de instrucción, pero se les hace caso omiso. No hacen más que proponer y plantear la necesidad de que se creen juzgados especializados en corrupción, dotados de los correspondientes equipos de peritos judiciales. Piden también que se les asigne una policía judicial especializada, pero, el tiempo pasa y en la estructura y en la plantilla de los juzgados no se mueve nada.

No es de recibo que se modifique una ley para imponer a los jueces unos plazos de instrucción, sin que paralelamente se dote a los juzgados de los medios que necesitan para agilizar esos procedimientos. No es de recibo que a golpe de decreto se diga que se va a modernizar la justicia y que el papel va a desparecer de los juzgados, cuando la informática hace aguas por todos los sitios y lo que se consigue es que, además de resolver todos los entuertos del sistema informático lexnet, se exija que todo se siga presentando paralelamente en papel.

Tampoco es de recibo que se sigan sin crear nuevas plazas judiciales ya que las oposiciones que se convocan apenas cubren las jubilaciones y bajas que se están produciendo.

Si no se invierte en la administración de justicia, si no se refuerzan los tribunales para instruir estos procedimientos complejos, generalmente derivados de la corrupción política, si no se despolitizan las cúpulas del Poder Judicial, qué podemos esperar los ciudadanos. Los ciudadanos vemos esta incapacidad y estupefactos observamos como los políticos que roban se van de rositas porque unas veces prescriben los delitos, otras porque sin medios no se puede tirar del hilo para procesarlos, otras porque no se puede localizar donde guardan las fortunas que han robado al erario público, y para finalizar, porque nunca devuelven eso que han detraído.

Señores dirigentes políticos, ustedes son cómplices necesarios de que unos colapsados Juzgados de Instrucción no puedan meter en la cárcel a esos corruptos además de obligarles a que devuelven al erario público lo que han robado. Y digo que son cómplices necesarios porque, pensando mal, hasta los están protegiendo al no reforzar el sistema judicial para que la justicia sea eficaz. Una justicia lenta, no es justicia.

Ver Post >
LA GRAN EVASIÓN
Guillermo Díaz Bermejo 05-04-2016 | 10:12 | 0

No, no, no se equivoquen, no me estoy refiriendo a esa gran película protagonizada por Steve McQueen, Charles Bronson, James Coburn y otros… A lo que voy a referirme en este artículo, es a los ya famosos “Papeles de Panamá” en los que están implicados ministros y altos cargos de todo el mundo, jugadores de fútbol, y en resumen personajes adinerados que desde Panamá  utilizaban sociedades offshore establecidas en diferentes paraísos fiscales, para eludir o evadir el pago de impuestos.

Este escándalo que genera la filtración en Panamá y que sigue a otro gigantesco caso detectado hace unos años en Alemania, sin duda va a obligar a los Estados de la OCDE afectados, a ejercer medidas de presión sobre los territorios donde radican los paraísos fiscales. Aquí en España, empiezan a sonar los tambores de guerra, y el Ministro Montoro ya anuncia el inicio de investigaciones. Anticipándome a lo que pueda venir voy a tratar de contestar a una serie de interrogaciones: ¿cómo se produce una evasión de impuestos? ¿Es lo mismo una evasión que una elusión de impuestos? ¿Qué es un paraíso fiscal? ¿Qué características tiene? ¿Qué mecanismos se utilizan? ¿Cómo se puede luchar contra ellos? ¿Dónde están localizados?

Es incuestionable que el mercado global, las nuevas tecnologías y el comercio internacional, a través sofisticados procesos de ingeniería fiscal, hacen posible que la elusión y la evasión de impuestos alcance límites internacionales. Mientras que la elusión fiscal interna utilizada por un contribuyente, atenta contra la justicia tributaria y hace que lo que no pagan unos, tenga que ser pagado por otros, la elusión fiscal internacional afecta directamente a las finanzas de diferentes estados ,de modo que, lo que no ingresado por uno, termina siendo ingresado por otro (paraíso fiscal). Esta es la razón por la que, tras el destape de escándalos tan gigantescos, las Administraciones Tributarias de los diferentes estados empiecen a movilizarse para evitar el grave perjuicio patrimonial que se les genera.

Elusión/evasión fiscal

No es lo mismo la elusión fiscal que la evasión fiscal. Mientras que la elusión fiscal lo que hace es utilizar los recursos legales disponibles para conseguir la mejor carga fiscal posible o para diferir su impacto en el tiempo, la evasión fiscal consiste lisa y llanamente en sustraerse al control fiscal y, por tanto, no pagar los impuestos. Además, la evasión fiscal habitualmente es un delito penal.

Lo que persigue la elusión y la evasión fiscal internacional, es evitar la aplicación de una o varias normas, por medio de actos indirectos dirigidos a impedir la realización del hecho generador de la obligación tributaria, en un determinado sistema fiscal menos favorable, para producir dichas consecuencias en un sistema tributario más favorable para el “contribuyente” (paraíso fiscal).

Una diferencia evidente entre la elusión fiscal interna y la elusión fiscal internacional es el escenario en que se llevan a cabo. Mientras en la elusión fiscal interna se utilizan los medios jurídicos que la propia legislación nacional de un determinado territorio ofrece, en la elusión fiscal internacional se utiliza no sólo la normativa interna de un determinado territorio sino también la de otros, así como la normativa internacional, principalmente en relación con los convenios internacionales de doble imposición.

¿Qué es un paraíso fiscal?

El Diccionario de Administración y Finanzas de J.M. Roosemberg, define a los Paraísos Fiscales como “Países con leyes fiscales muy favorables para el establecimiento de la residencia legal de personas físicas o jurídicas que quieren pagar menos impuestos”. 

En general se define a los Paraísos Fiscales como aquellos países que aseguran legislaciones bancarias y fiscales favorables a los inversionistas extranjeros. Los países que tienen este tipo de facilidades tienen el objetivo de favorecer la economía local y de esta manera atraer capitales del exterior. A diferencia de los países “pobres”, los Paraísos Fiscales solo facilitan el ingreso de grandes capitales y generalmente su política migratoria desfavorece la pequeña inversión.

Hay Estados que ofrecen sistemas o cargas fiscales más ventajosas que otros o que se caracterizan por poseer una alta, baja, o incluso, nula tributación, ya sea de forma general o en relación con determinados sujetos o actividades, que favorecen la concurrencia de situaciones elusivas o evasivas a contribuyentes que pertenecen a otras jurisdicciones. Los paraísos fiscales son uno de estos territorios y por medio de ellos podrán desarrollarse actos, hechos o negocios de elusión o incluso evasión fiscal internacional.

¿Qué características tiene un paraíso fiscal? 

Es un sistema fiscal caracterizado por una baja o nula fiscalidad directa y que se manifiesta de muy diversas maneras en cada territorio. Poseen una legislación mercantil y financiera flexible. (Utilizo el término “flexible” para definir la realidad de estos sistemas caracterizada por la carencia de controles y la poca rigidez de sus ordenamientos jurídicos). Hay una amplia protección del secreto bancario y comercial, lo que genera una clara negativa de los paraísos fiscales a colaborar con otros Estados. Utilizan un doble sistema de control de cambio. Uno para residentes y otro para no residentes, de modo que los no residentes, siendo éstos el objetivo de atracción de los paraísos fiscales, pueden realizar cualesquiera operaciones en divisa extranjera, sin que se aplique ningún control o restricción. Tienen una escasa o nula red de convenios internacionales en materia fiscal. Además hay algunos Aspectos extrafiscales ventajosos (estabilidad política, económica y social, la red de comunicaciones y un medianamente desarrollado sector bancario y financiero.

¿Cómo y por qué se utiliza un paraíso fiscal?

Podríamos reseñar un gran número de motivos, pero existe uno incuestionable: los contribuyentes utilizan los paraísos fiscales porque éstos representan y ofrecen un beneficio. En qué se traduce ese beneficio es lo que varía en cada caso y que tendrá que determinarse específicamente, puesto que no sólo es el beneficio fiscal el motor de los paraísos fiscales, ya que también existen otros de carácter formal, como lo es la flexibilidad de la legislación o la ausencia de controles financieros.

Permite las ventajas de la deslocalización de la residencia fiscal que es practicada tanto por las personas físicas como en las jurídicas. Permite la constitución de sociedades instrumentales de las empresas, siendo quizá la constitución de las entidades mercantiles offshore, el instrumento más usado, las sociedades base con el objeto de diferir la obligación tributaria, sociedades dedicadas a la administración de patrimonios, sociedades holding que tienen como tarea la tenencia de acciones de otras sociedades, sociedades de servicios con esquemas rent-a-star, re-facturación y asesorías. Igualmente en los paraísos fiscales se crean sociedades de seguros y reaseguros, banca off-shore, fideicomisos y fondos de inversión.

Permite eludir determinados impuestos, por ejemplo el de transmisiones patrimoniales que permite comprar inmuebles para revenderlos sin pagar el porcentaje fiscal correspondiente. O el impuesto de Sucesiones, o sobre actividades económicas, IRPF Patrimonio e Impuesto de Sociedades y sobre incremento del capital (plusvalías). Y finalmente el IVA.

Quiero remarcar que el uso de un Paraíso Fiscal sin el auxilio de una operación de Ingeniería Fiscal puede resultar inútil, visto que la mayoría de los países de alta imposición fiscal han elaborado leyes restrictivas para el uso de los Paraísos Fiscales por sus residentes.

¿Cómo se lucha contra los paraísos fiscales?

Las agencias tributarias de los Estados encuentran grandes dificultades para evitar la evasión de impuestos, ya que los hechos imponibles se realizan fuera de sus fronteras o, aun realizándose dentro de ellas, sus condiciones reales no son detectables. La elusión fiscal será posible si se mantienen confidencialmente las relaciones entre el interesado y las sociedades mercantiles extranjeras controladas por él.

La práctica demuestra que la mayor parte de los contribuyentes de un país, aun pudiéndolo hacer, casi nunca utilizaran un Paraíso Fiscal para eludir impuestos por falta de información o porque generalmente se piensa, erróneamente, que la operaciones offshore son muy caras y no son rentables para pequeños inversionistas. Partiendo de esta realidad, las agencias tributarias basan sus medidas de lucha contra los Paraísos Fiscales en el control administrativo rutinario de las transferencias bancarias internacionales, algo que también resulta altamente complejo por la elevada sofisticación tecnológica de los sistemas telemáticos.

Otra de las medidas de lucha contra los Paraísos Fiscales consiste en gravar fiscalmente los beneficios obtenidos dentro del país por las sociedades mercantiles no-residentes. De esta forma, las agencias tributarias exigen que todos los beneficios obtenidos dentro de un país por una sociedad mercantil offshore sean sometidos al pago de los impuestos antes de ser transferidos al extranjero. Esto supone que dichos beneficios estarán gravados como si se tratase de una sociedad residente establecida regularmente en el país.

La ingeniería fiscal

Mientras que en el ámbito interno de un estado se han desarrollado las profesiones relacionadas a la asesoría fiscal, a nivel internacional han aparecido los Ingenieros Fiscales. Se trata de verdaderos expertos, capaces mediante operaciones de ingeniería financiero fiscal, de encontrar las condiciones más favorables para sus clientes, moviéndose siempre en el borde de la legalidad y en muchas ocasiones rebasando ese borde.

Se le suele llamar Ingeniería Fiscal porque igual que en las obras de ingeniería, hay que hacer un proyecto y construir. Hacer el proyecto de un esquema para la elusión fiscal, teniendo en cuenta todas y cada una de las ventajas que pueda ofrecer un Paraíso Fiscal en combinación con otros paraísos y/o con Países de Baja Imposición Fiscal, y construir una estrategia para eliminar o disminuir la carga tributaria, haciendo uso de leyes y tratados que favorecen una u otra actividad.

¿Cómo se clasifican y dónde están situados los Paraísos Fiscales?

En principio habriamos de clasificarlos según su tipología. Bahamas, Bermudas, Islas Caimán, Vanuatu, Mónaco y Andorra, son ejemplos de países en los cuales no existe imposición sobre la renta ni sobre la plusvalía de capital.

Hong Kong, Liberia y Panamá, son ejemplos en los cuales las sociedades no pagan impuestos sobre las rentas o ingresos recibidos fuera del territorio nacional. También dentro de la Comunidad Económica Europea (CEE) hay países como Luxemburgo y Holanda que ofrecen ventajas impositivas a las sociedades “holding” y aquellas que operan fuera del propio territorio. También Irlanda, otro país miembro de la CEE ofrece exenciones fiscales a las sociedades de exportación y a determinados profesionales. Estados Unidos, Bélgica y Canadá, que son considerados países con legislaciones fiscales severas, ofrecen ventajas para operaciones específicas.

La Hacienda española, mediante el Real Decreto 1080/91 de 5 de julio, enumera 48 paraísos fiscales clasifica estos paraísos fiscales por su ubicación geográfica:

EUROPA-Isla de Man. -I. de Guernesey y de Jersey. -Principado de Andorra. -Gibraltar. -Gran Ducado de Luxemburgo. -Principado de Liechtenstein. -Principado de Mónaco. -República de San Marino. -República de Malta. -República de Chipre.
AMÉRICA- Anguilla. -Antigua y Barbuda. -Las Bahamas. -Barbados. -Bermudas. -Islas Caimanes. -Antillas Holandesas. -Aruba. -República de Dominica. -Granada. -Jamaica. -Montserrat. -San vicente y las granadinas. -Santa Lucia. -Trinidad y Tobago. -Islas Vírgenes Británicas. -Islas Vírgenes de EEUU. -República de Panamá. -Islas Turks y Caicos. -Islas Malvinas.
AFRICA-República de Liberia. -República de Seychelles. -Islas Mauricio.
ASIA-República Libanesa. -Reino Hachemí Jordano. -Emirato de Bahrein. -Emiratos Árabes Unidos. -Sultanato de Omán. -Macao. -Hong-Kong. -República de Singapur. -Sultanato de Brunei. -Islas Marianas.
OCEANÍA-República de Naurú. -Islas Salomón. -República de Vanuatu. -Islas Fiji. –

 

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.