El Comercio
img
Fecha: diciembre, 2016
RTPA, UN POZO SIN FONDO
Guillermo Díaz Bermejo 19-12-2016 | 7:42 | 0

Cuando a nivel de calle se habla de nuestra radio televisión autonómica, RTPA, solemos encontrarnos con comentarios tales como que su programación es muy discutible, o que la Tele Tini es poco independiente, o que tiene muy baja calidad, o que apenas tiene audiencia. Evidentemente nos movemos en el terreno de la subjetividad y por tanto los comentarios y opiniones suelen ser para todos los gustos. Pero, cuando hablamos de sus costes, la unanimidad es total, ya que los datos económicos que arroja nuestra radio televisión autonómica, son demoledores.

Pese a las fuertes pérdidas que registra, como esto lo pagamos todos, vi que este año los gastos se incrementaron en más de 200.000€ a causa básicamente, de la contratación de tres nuevos directores para las áreas de informativos, antena y medios digitales, además de dos secretarias de dirección. Indignado y abochornado al conocer esta información, entré en el portal de transparencia de su página Web y pude comprobar que en el año 2014, el resultado neto negativo había sido de 19,7 millones de euros, que en 2015, fue de 19,5 millones y que la previsión para 2016 puede llegar a los 20 millones, debido básicamente al incremento de la masa salarial que pasa a ser de 5,5 mio en 2014 a 6,5 en 2016 (en tres años los sueldos se han incrementado en un millón de euros). Resulta igualmente sorprendente que pese al incremento de la masa salarial y de las plantillas,  la TPA encarga trabajos a otras empresas por un importe de 9.224€, ya que excepto los informativos y el magazine vespertino que se refrescan y actualizan todos los días, el resto de programas y contenidos se dan a empresas externas.

En resumen que, para mantener esta inútil TV autonómica, que ni tan siquiera llega al 5% de audiencia, el Principado tiene que dar una subvención de 19.608 millones, subvención que evidentemente pagamos todos los asturianos.

Me resulta sorprendente e incluso indignante que, la Ley General de Comunicación Audiovisual publicada en el pasado año 2012 y tramitada por el procedimiento de urgencia, pretendía reducir la deuda de las Comunidades Autónomas a través del control del gasto de las TV regionales. Esta nueva Ley permite a los gobiernos autonómicos valorar lo que ha de hacer con tus televisiones, manteniendo o no el servicio en función a sus beneficios o pérdidas y dejando muy claro que estos entes no pueden tener déficit, al no permitirse desequilibrios en los presupuestos. Caso de que existan desequilibrios, el camino que marca la Ley es el de encargar la gestión a empresas privadas. Muchas Comunidades y entre ellas Madrid, están valorando esta posibilidad y algunos Presidentes ya empiezan a hablar de privatización porque esas enormes pérdidas no se pueden sostener.

Pero, amigo lector, en este estado de cosas y con ese agujero de pérdidas tan monumental, en nuestra televisión, no sólo no se habla de equilibrar presupuestos o privatizar, sino que, muy al contrario, como si fuéremos ricos, incrementamos la plantilla y los sueldos en medio millón de euros. Bochornoso e indignante. Creo que la RTPA y nuestros políticos, se están riendo de los asturianos.

Ver Post >
MÁS IMPUESTOS
Guillermo Díaz Bermejo 18-12-2016 | 9:36 | 0

Hace varios días, el Gobierno aprobó una serie de medidas fiscales que van a afectar principalmente a las empresas, a los consumidores de alcohol y tabaco, a los asalariados que más cobran, e igualmente a más de un millón de autónomos. Con estas recientes medidas se pretende recaudar 7.500 millones de euros, necesarios para cumplir los objetivos de déficit público. Tras el Consejo de Ministros, sale a la palestra el portavoz junto con el Sr. Montoro y dicen que aunque sean medidas que no gusten, es lo único que se puede hacer.

Frente a estas medidas yo me pregunto, ¿por qué siempre se da una vuelta de tuerca a los impuestos y en cambio no se mete la tijera donde verdaderamente es necesario hacerlo? A título de ejemplo, por qué se pagan 64 millones de subvención para atender a los gastos de funcionamiento ordinario de los partidos políticos. ¿Por qué no elimina o reduce esa enorme partida? Los partidos políticos, al igual que las organizaciones empresariales o los sindicatos, tienen que pagar sus gastos de funcionamiento con las cuotas de sus afiliados y no con los impuestos de todos los ciudadanos.

Siendo como somos el país con más políticos por habitante que hay en Europa ¿por qué no recorta drásticamente el número de políticos? No me sirve de nada que hablen de eliminar un 30% de los concejales de España, cuando todo el mundo sabe que a los que va a eliminar son los que no perciben sueldo del ayuntamiento respectivo. Voy a apuntar algunas ideas: Métase la tijera a fondo al exageradamente caro estado de las autonomías, centralizando competencias tales como sanidad, educación, justicia u obras públicas. Elimínese esa ingente cantidad de asesores que tienen los políticos, habida cuenta que en las diferentes administraciones hay unas plantillas de funcionarios profesionales plenamente facultados y capacitados para realizar esas funciones. Elimínense todas las embajadas autonómicas que hay por todo el mundo o es que no tenemos suficiente con una embajada española. Elimínese el Senado. Elimínese el Tribunal Constitucional transformándolo en una Sala del Tribunal Supremo. Elimínese el Consejo de Estado y los Consejos Consultivos autonómicos que son una puerta giratoria para acoger a los políticos jubilados. Elimínense todo ese marasmo de chiringuitos y empresas públicas que sólo se han creado para pagar favores a los políticos que han sido apartados de sus cargos. Y para terminar, realícese una drástica reducción de las dietas, prebendas y privilegios de la clase política.

Seguro que en todas estas medidas que propongo, hay un gran filón para reducir el déficit público, sin tener que castigar a los de siempre. Y no me sirve que el Gobierno diga que son medidas difíciles y dolorosas, o que el objetivo es equilibrar el presupuesto o el difícil. Sólo manejan justificaciones y más justificaciones, pero en realidad esconden porque no les conviene, ese agujero negro que es la casta política refugiada principalmente en las 17 Comunidades Autónomas. Esto ni tocarlo porque de ese modo perderían poder.

A título de ejemplo, hace algún tiempo ha habido una iniciativa popular firmada por más de 500.000 ciudadanos (mínimo legal exigido para poder formularla), en la que se sometía al Parlamento una Proposición de Ley para eliminar las prebendas que los políticos tenían una vez acabado su mandato. Con todo el descaro del mundo, el Presidente del Congreso acordó no admitir a trámite la iniciativa, escudándose en que el artículo 72 de la Constitución, reserva a las Cámaras, de modo exclusivo, este tipo de iniciativas. Es decir, si realmente hubiera habido voluntad política de recortas, seguro que sí se habría admitido a trámite.

Sigo proponiendo ¿para cuándo las reducciones o eliminaciones de las empresas públicas deficitarias de las que tanto se habla? Apenas se han reducido un 5%. ¿para cuándo el recorte, solapamiento de competencias y centralización de las Administraciones Autónomas y los Ayuntamientos?

Y si hablamos de carga impositiva, en vez de estas subidas de IVA y las otras medidas fiscales aprobadas, cuando de una vez por todas se van a dar órdenes a la Agencia Tributaria para que el 80% de sus efectivos se orienten a la intervención y fiscalización de las grandes fortunas, las grandes empresas y los grandes elusores de impuestos, que es donde están las grandes bolsas de fraude.

No sigo poniendo más ejemplos porque me indigno cada vez más. Sólo decir al Sr. Rajoy y a los partidos políticos que están pactando o pacten con el PP, que no se trata sólo de obedecer las instrucciones de la UE, ya que para eso tenemos funcionarios muy buenos y cualificados que pueden gestionar sin problema, todas esas instrucciones que nos lleguen de Bruselas. De lo que se trata entonces es que si ahora mismo somos el país con más políticos por habitante de Europa, para qué los queremos si sólo saben darle a la tuerca para incrementar la carga impositiva de los ciudadanos.

Yo, a esta actuación de nuestros dirigentes, que sólo estrujan al contribuyente al tiempo que protegen sus privilegios y su red clientelar, lo llamo lisa y llanamente “fraude político”.

Ver Post >
MAS MULTAS
Guillermo Díaz Bermejo 15-12-2016 | 8:05 | 0

Recuerda amigo lector aquel slogan publicitario que había en Oviedo  de “ven a Oviedo y sal si puedes”  Pues yo, tras lo que está ocurriendo con las multas de tráfico, lo completaría añadiendo “y sal si puedes sin multas”. Estos días de atrás, el Diario El Comercio y la prensa local se están haciendo eco de la anulación de una multa de 300€ y dos puntos por exceso de velocidad o de la ingente cantidad de multas que ponen las cuatro cámaras de foto rojo, que, según parece, superan con mucho a todas las que ponen las 35 que tiene instaladas Madrid.

Yo tengo más que claro que los conductores estamos siendo objetivo y víctimas propiciatorias de la voracidad recaudatoria del Ayuntamiento de Oviedo, que, probablemente, para tratar de equilibrar sus maltrechas arcas municipales, utiliza la fórmula más fácil y cómoda de sablear poniendo multas a diestro y siniestro. La ingente cifra de multas impuestas, además de desproporcionada, resulta totalmente deshonesta ya que se está recaudando de modo ilícito. Y digo de modo ilícito porque el Ayuntamiento sabe perfectamente que esas multas de los semáforos foto/rojo, las de las zonas peatonales y ahora también las de velocidad, están siendo anuladas por las reiteradas sentencias que están dictando los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, en toda España y también en Asturias.

Los Juzgados y una reciente sentencia del Tribunal Supremo, de modo sistemático,  están declarando la nulidad de las multas impuestas, cuando los Ayuntamientos deniegan las pruebas metrológicas, técnicas y de homologación de los equipos de captación utilizados. Esas fotografías captadas por dispositivos exentos de control no constituyen un medio de prueba válido para sancionar.

Necesito también que me expliquen por qué se han instalado cámaras en semáforos que se activan inmediatamente a la puesta del semáforo en rojo, para capturar al infractor que sólo tiene el escasísimo margen de 3 segundos que dura el ciclo ámbar, para frenar el vehículo antes de la línea de detención, aunque este frenazo tan brusco implique un alto peligro de colisión por alcance, como de hecho está ocurriendo. Necesito también que me explique por qué estas cámaras no cumplen las normas UNE que establecen determinados procedimientos para la gestión del tráfico. O que me explique por qué el Defensor del Pueblo ha investigado sobre la ilegalidad de las multas que se ponen en las calles peatonales, y por ello se han apresurado a  publicar una ordenanza de modo urgente para lavar la cara.

El Ayuntamiento de Oviedo ya no tiene suficiente con recaudar más de 12 millones de euros con el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, y con los 3,5 millones de estacionamiento en las zonas azules o con los 1,6 millones de tasas de retirada de vehículos con la grúa. Necesita recaudar más y qué cosa más fácil que instalar radares y cámaras para pillar al conductor. No se necesitan Policías Locales que vigilen. Basta con estos equipos y con un sistema informático que de modo automático inicia la instrucción del expediente sancionador. Y como además esto es un mero trámite administrativo, la cosa es sencilla. Está más que claro que pese a la ya abundante jurisprudencia existente, el Ayuntamiento siguen haciendo caso omiso a las alegaciones que formulan los ciudadanos cuando son denunciados y como saben que ese ciudadano que ha agotado la vía administrativa, no va a recurrir a los Tribunales para defender sus legítimos derechos frente a sanciones injustas e ilegales, debido a los fuertes costos que va a generar su defensa al tener que pagar los honorarios de un Abogado, hacen caso omiso a las corrientes jurisprudenciales y a recaudar que es de lo que se trata.

Es indignante que cuando un ciudadano, como yo he hecho, recurre al Juzgado de lo Contencioso y obtiene sentencia favorable, en vez de esperar a que se le devuelva de oficio el importe de la multa que pagó, se ve obligado a continuar con laboriosos trámites para aportar sentencia, justificantes bancarios de ser titular de cuenta corriente, y otras zarandajas, para conseguir que se le devuelta el importe pagado. Pero es más indignante aun que, sólo un día después de que el Ayuntamiento notifique la resolución sancionadora, sin ni tan siquiera esperar a la firmeza de la resolución (una vez que se acaba el plazo de dos meses para recurrir a los Tribunales), el Ayuntamiento ya comunica a la Dirección General de Tráfico para que detraiga al conductor los 4 puntos de sanción. Claro, como sabe que nadie recurre, para qué esperar más. El Ayuntamiento tiene que saber que esa comunicación precipitada que ha hecho a la Dirección General de Tráfico y que ha provocado que en mi historial de antecedentes aparezca la pérdida de cuatro puntos (aun cuando después se ha visto obligado a cancelar),  es un claro atentado contra mi honor y que por eso tengo el derecho a exigir al Ayuntamiento daños y perjuicios por su precipitación.

Pues amigo lector, yo le diría a usted que si es cazado en uno de estos semáforos y resulta sancionado, a la vista de la reciente sentencia dictada por el Tribunal Supremo, recúrrala, solicite las pruebas metrológicas y en sus alegaciones haga constar que en caso de que el expediente sancionador siga adelante, usted se reserva el derecho de recurrir, no al Juzgado de lo Contencioso Administrativo, sino al Juzgado de Instrucción correspondiente para formular denuncia por un claro delito de prevaricación contra el Concejal o Alcalde que hayan dictado la resolución, ya que como casi todo el mundo sabe, aunque no tenga conocimientos jurídicos, se da este delito cuando un funcionario, a sabiendas, dicta una resolución injusta. Y, evidentemente, estas resoluciones sancionadoras, a la vista de la reiterada jurisprudencia ratificada ahora por el Tribunal Supremo, son injustas. De otra parte, para interponer esta denuncia penal, no se necesita Abogado, con lo que no tendría costo alguno.

Ver Post >
RECUERDOS DE LA MILI
Guillermo Díaz Bermejo 10-12-2016 | 12:15 | 0

El pasado día 8, aceptando la invitación que me hizo el Coronel del Regimiento de Infantería Principe nº 3, acudí acompañado por uno de mis hijos al acuartelamiento Cabo Noval, para asistir a los actos que tuvieron lugar con motivo de la celebración de la Inmaculada Concepción, Patrona del Arma de Infantería.

Pensé que al igual que ocurría cuando yo hice la mili en 1970 en el antiguo Regimiento Milán, el día de la patrona estaba constreñido a militares y a algunas autoridades civiles. Con esta idea en la mente, mi primera gran sorpresa fue encontrarme con una caravana de vehículos que esperaban cola para acceder a las instalaciones del complejo militar. Una vez dentro y como aun había tiempo antes del inicio de los actos, hice un recorrido por las instalaciones y contrariamente a lo que podía imaginarme, me encontré todo abarrotado de cientos de personas que al igual que yo, acudían a estos actos. ¡caramba con el ejército!. Algo ha cambiado en 46 años, cuando ahora tanta gente está interesada por los actos castrenses.

Sentado ya en la tribuna de invitados, expectante, empiezo a ver movimientos de tropas, suena el cornetín de órdenes y todo se pone en marcha. Me retracto entonces de lo que afirmaba antes de que algo había cambiado en 46 años. Me retrotraigo a aquel 8 de Diciembre de 1970 en el que yo estaba allí en la primera compañía del primer batallón, al mando del Capitán Valenzuela y con poquísimas e inapreciables variantes, todo era prácticamente igual.

La salida de los pendones y después la salida de la bandera de España, El depósito de la corona y el himno a los caídos, el himno nacional, el decálogo del infante y ¡uf! el himno de la infantería,  Los recuerdos se agolpan, sientes un escalofrío y hay riesgo de que se caiga alguna lágrima. Mi hijo lo nota, me da un pequeño toque y me dice ¿buenos recuerdos eh?.  Discurso del Coronel, entrega de condecoraciones y finaliza la parada militar con el desfile de las tropas.

¿cómo es posible que en 46 años, con la única excepción de que ahora los militares son profesionales y no de reemplazo como en mis tiempos, haya cambiado tan poco el ejército y sus valores de sacrificio y entrega de la vida y su devoción a la Inmaculada?. Las virtudes de que hoy hace gala nuestra infantería, son las mismas que teníamos 50 años atrás. Servir a una causa justa, lealtad, honor y honra, era algo que se inculcaba en mis tiempos y  además venía heredado desde la guerra de Flandes y es algo que sigue inculcado hoy. Aquella infantería que se decía era la mejor del mundo, hoy es una punta de lanza en la OTAN y ha participado en misiones en Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Irak, Afganistan y Líbano.

En mi época, aunque el servicio militar era obligatorio, quizá de tanto repetirlo, quedábamos impregnados de esos valores de sacrificio y entrega, pero ahora veo, que los soldados profesionales siguen impregnados de esos mismos valores. A mi juicio, muy poco o nada ha cambiado en tantos años. Seguramente alguien criticará que el ejército es inmovilista porque sigue teniendo reminiscencias franquistas, pero lo cierto es que hoy vivimos en una democracia y me agrada enormemente que los infantes de hoy sigan manteniendo esos valores de sacrificio y entrega en defensa de los intereses de todos los españoles. El ejército ha sido, es y seguirá siendo necesario para garantizar nuestra defensa. Pero es que además, nuestros soldados practican la ayuda humanitaria allá donde son destinados y ayudan también dentro de nuestro territorio cuando se producen emergencias.

Termino por tanto diciendo ¡víva la infantería! ¡viva España!

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.