El Comercio
img
Fecha: octubre, 2017
RADARES
Guillermo Díaz Bermejo 25-10-2017 | 5:23 | 0

Ayer, en el Diario El Comercio, leía la noticia de que la justicia obligaba a apagar los radares de Oviedo. Sorprendentemente ahora leo, que tras tener que apagar los radares fijos,  la Policía Local pasa a controlar la entrada por la Y utilizando un radar móvil.

Tras estas informaciones y por lo que yo mismo he vivido y sufrido, tengo más que claro que la prioridad del Ayuntamiento de Oviedo, no es velar por la seguridad del tráfico o facilitar la movilidad circulatoria dentro de la ciudad.  Movido por su gran voracidad recaudatoria, lo que pretende es seguir nutriendo a las arcas municipales con las injustas e ilegales sanciones que está imponiendo a los incautos conductores. Y si yo estoy equivocado, que alguien me explique por qué, tras verse obligado a retirar los radares fijos,  debido a las sentencias dictadas por los Juzgados de lo Contencioso, de modo inmediato, al día siguiente, coloca un trípode con un radar móvil para seguir cazando infractores que superan esos 50 km de velocidad máxima que hay en esos dos quilómetros del tramo final de la autopista Y griega. Tratándose como se trata de una autopista con dos carriles, con accesos cerrados a peatones, qué sentido tiene que se limite a 50 por hora ¿acaso es que se piensa que se trata de un tramo urbano o especialmente peligroso?. No tiene ningún sentido.

Tampoco tiene ningún sentido que, pese a la reiterada jurisprudencia existente, se sigan utilizando las cámaras llamadas foto/rojo, que se activan inmediatamente a la puesta del semáforo en rojo, para capturar al infractor que sólo tiene el escasísimo margen de 3 segundos que dura el ciclo ámbar, para frenar el vehículo antes de la línea de detención, aunque este frenazo tan brusco implique un alto peligro de colisión por alcance, como de hecho está ocurriendo. Por qué se siguen utilizando esas cámaras que incumplen las normas UNE existentes para regular determinados procedimientos para la gestión del tráfico en las ciudades.

Y qué decir de la ilegalidad de las multas que se están poniendo en calles peatonales, aun cuando tras el varapalo que les ha dado el Defensor del Pueblo, se haya apresurado para publicar a toda prisa, una ordenanza municipal que maquille estas sanciones. Y qué decir de la sospechosa ilegalidad de esos radares móviles, como el que, a toda prisa, se está usando ahora en la zona de Santullano, que probablemente está siendo manejado por un Policía Local, que no tiene capacitación técnica homologada y que instala un trípode, según su leal saber y entender,  sin conocer si ese equipo, a su vez sin homologación técnica, está correctamente instalado, está correctamente calibrado y está correctamente programado.

El Ayuntamiento de Oviedo ya no tiene suficiente con recaudar más de 11,2 millones de euros con el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, y con los 2,8 millones de estacionamiento en las zonas azules o con el millón de tasas de retirada de vehículos con la grúa. Necesita recaudar más y qué cosa más fácil que instalar esos ilegales radares e ilegales cámaras para pillar al conductor. No se necesitan muchos Policías Locales que vigilen. Basta con estos equipos y con un sistema informático que de modo automático inicia la instrucción del expediente sancionador. Y como además esto es un mero trámite administrativo que se realiza de modo mecánico, todo muy sencillo.

En los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, este tipo de sanciones son declaradas nulas de pleno derecho, porque cuando el conductor agraviado recurre, el Ayuntamiento se niega a proporcionar los medios de prueba que se exigen sobre controles metrológicos y de las instalaciones de captación, que no cumplen las necesarias normas UNE.  El Ayuntamiento también sabe que el Tribunal Supremo ya se ha pronunciado sobre la ilegalidad de estas sanciones. Pero aun así, como también sabe que ese ciudadano no va a recurrir a los Tribunales, porque además de quedar privado del 50% de la reducción de la sanción, tendrá que pagar los honorarios de un Abogado que lleve el asunto al Juzgado y esto va a representar bastante dinero, se limita a rechazar las alegaciones, a denegar todas las pruebas metrológicas que legalmente son exigidas y hala, a recaudar que es de lo que se trata.

Es indignante que cuando un ciudadano, como yo he hecho, recurre al Juzgado de lo Contencioso y obtiene sentencia favorable, en vez de esperar a que se le devuelva de oficio el importe de la multa que pagó, se ve obligado a continuar con laboriosos trámites para aportar sentencia, justificantes bancarios de ser titular de cuenta corriente, y otras zarandajas, para conseguir que se le devuelta el importe pagado. Pero es más indignante aun que, sólo un día después de que el Ayuntamiento notifique la resolución sancionadora, sin ni tan siquiera esperar a la firmeza de la resolución (una vez que se acaba el plazo de dos meses para recurrir a los Tribunales), el Ayuntamiento ya comunica a la Dirección General de Tráfico para que detraiga al conductor los 4 puntos de sanción. Claro, como sabe que nadie recurre, para qué esperar más.

El ciudadano tiene que saber que, esta comunicación precipitada que ha hecho a la Dirección General de Tráfico y que ha provocado que en su historial de antecedentes aparezca la pérdida de cuatro puntos (aun cuando después se ha visto obligado a cancelar),  es un claro atentado contra el honor y que por eso el ciudadano tiene el derecho a exigir al Ayuntamiento daños y perjuicios por su precipitación.

Es lamentable que, en vez de tanto afán recaudatorio y en vez de tantas prisas para sustituir los radares fijos ilegalizados por los tribunales, por otros móviles probablemente también ilegales, no se dedique a lo verdaderamente importante que es velar de verdad por la seguridad del tráfico y por la movilidad circulatoria. Y si las arcas municipales necesitan dinero, caramba, no pretendan estrujar al conductor.

Y termino diciendo algo que creo que tiene mucho más calado que todo lo dicho hasta ahora: A la vista de la reiterada jurisprudencia existente, cuando el Concejal de Tráfico dicta una resolución sancionadora, a sabiendas de que es ilegal, lisa y llanamente puede estar incurriendo en un delito de prevaricación. Por eso, al menos en lo que a mí se refiere, si en algún momento vuelvo a ser captado por alguno de esos instrumentos y se me abre expediente sancionador, ya no me limitaré a formular recurso ante los Juzgados de lo Contencioso. Iré directamente al Juzgado de guardia para formular denuncia por delito de prevaricación contra el concejal que dicte la resolución sancionadora contra mí. He dicho.

 

Ver Post >
LA INTERNET PROFUNDA
Guillermo Díaz Bermejo 17-10-2017 | 6:57 | 0

Hace unos días, después de cenar, harto de tanta tertulia televisiva sobre el problema catalán, harto de tanto tertuliano que habla y opina de todo lo que se le ponga delante, decidí ir al PC para ver lo que se cocía por las redes sociales y para darle un poco a la tecla. De pronto, me encontré con el comentario de un colega que decía estar pensando seriamente en abrir un despacho en la Deep Web, ya que allí probablemente encontraría a muchos clientes que, seguro necesitarían los servicios de un abogado. Aun cuando me considero un estudioso y un usuario bastante avanzado de las nuevas tecnologías, no recordaba haber visto u oído algo sobre la Deep Web, así que, como soy un cotilla, me puse a investigar por la red. Tras varios días moviéndome por ese oculto subsuelo, he de decir que me quedé hondamente preocupado.

Está claro que, hoy en día, en el ciberespacio conviven miles de millones de internautas, ordenadores, empresas, organizaciones de todo tipo y como no, los propios Estados, sus gobiernos y sus policías  que, ante este gigantesco mundo digital que no tiene barreras, tratan de intervenir tanto para vigilar como para regular jurídicamente su funcionamiento, regulación que, por la ausencia de barreras geográficas y con un desarrollo tecnológico muy acelerado, es harto difícil de lograr.

Lo que he averiguado es que, en este gigantesco ciberespacio, los ciudadanos normales que nos movemos por la red, utilizando buscadores estándar como son Google, Explorer, Yahoo o Bing, sólo conseguimos acceder al 6 o 7% de todo lo que hay en la red. Es como si estuviéremos en la punta de un iceberg en la que solo vemos la parte que está encima del agua. Todo ese mundo sumergido al que nosotros no accedemos, es la Deep web o internet oculta. Es como una cebolla a la que tienes que ir quitándole capas para llegar al centro.

¿Cómo pude acceder entonces a ese mundo oculto que los usuarios no podemos ver? Tras buscar información, me encontré con una aplicación llamada Start Tor Browser, que es la puerta de entrada a ese mundo oculto que se esconde detrás de los dominios Onion (dominios anónimos accesibles sólo por medio de la red Tor). La descargué y en cinco minutos ya había entrado en un mundo para mi desconocido e inquietante.

Y ¿qué es lo que se esconde en ese mundo oculto? Es cierto que me encontré con interesantes informaciones de centros de investigación universitarios, grandes bibliotecas y una muy prolija información para las comunidades científicas y de investigación. Me encontré con muchos datos financieros y comerciales y también con muchas iniciativas legislativas de la comunidad internacional.

Pero también es cierto que me encontré con un entramado de enlaces a los temas más inimaginables posibles: Comunidades pro-suicidio, pro-ateismo, pro drogas duras o blandas, pro de todo tipo de cosas. Puedes encontrarte con un entramado de servicios pseudofinancieros, donde puedes traficar con bitcoins, con tarjetas de crédito robadas o clonadas, con cuentas de PayPal robadas, con mesas de dinero, con cuentas anónimas con las que puedes comerciar, con lavados de dinero o con otras operaciones difícilmente imaginables. A través de FakelID puedes encontrar servicios para obtener todo tipo de documentos falsos, como títulos universitarios, pasaportes, carnets de conducir, etc.

También se esconde un pseudomercado comercial donde puedes comprar todo tipo de armas y su munición, puedes comprar drogas (puedes llegar a Silk Road  que es conocida como el Amazón de la droga) Se esconden  todo tipo de servicios sexuales, como por ejemplo Lolita City, que pueden incluir hasta lo más aberrante. Se esconde toda una telaraña de servicios de alojamiento (hosting) donde puedes subir todo tipo de archivos, sean legales o no, ya que no existe ninguna restricción.

Te puedes encontrar con toda clase de foros donde puedes intercambiar pornografía de todo tipo, documentaciones robadas, archivos censurados por las autoridades,  activismo político (la página hacktivismoy organiza “magnicidios financieros en masa”). Da la sensación de que todo lo que predomina en este mundo, es la ideología anárquica.

Te puedes encontrar con anuncios de hakers por encargo, que puedes contratar para echarte una manita y pinchar por ejemplo, el teléfono de Mariano Rajoy. Hay varios servicios y foros de Haking en los que mediante un simple clik, accedes a ellos. Me sorprendió Rent-A-Haker que anuncia tener veinte años de experiencia en ingeniería social, en hakeos ilegales y que ofrece ataques informáticos, troyanos altamente personalizados y operaciones de phising. Otros hakers ponen sus tarifas por hakear un servidor web, un perfil de Facebook, un ordenador personal, hacer una ciber extorsión o investigar a alguien. Hay también detective check para tener información de cualquier persona

Para los amantes de la lectura te puedes encontrar con todo tipo de publicaciones con contenidos pedófilos, pederastas, homófonos, xenófobos, y todos los fobos que ni tan siquiera te puedes imaginar. Títulos sobre temas de cómo enviar droga por correo,  cómo fabricar bombas, cómo cortar un cadáver,  cómo matar un hombre con tus manos, cómo incendiar una casa por encargo, cómo dar una paliza a alguien o cómo tener sexo con un perro. Me quedé impresionado con el Slayers Assassination and Life Running Service que ofrece servicios con prepago de asesinatos por encargo, con arma de fuego, cuchillo, veneno, tortura de muerte o vida, ataque por acido, cicatriz en la cara, ceguera, castración y muchas cosas más. Hay tablas de precios por ejemplo para matar a alguien pareciendo un accidente y que varía si el “matado” va a ser una persona del montón o un alto cargo. (En esa lista no se define si puedes contratar para dejar paralíticos, sólo matan). 

En resumen, te encuentras con una barra libre para todo tipo de desmanes en los que, muy probablemente predominan las estafas. El timo del nigeriano que está aquí, ya se pasó algo de moda, así que evoluciona y llega el “exit scam” que es cuando un vendedor que vendió ya ciertos productos y logra una reputación, cierra su negocio virtual, pero sigue recibiendo pedidos que cobra y que no suministra. Ojo que también puedes encontrarte un “honeypot” que es una web falsa montada por la policía para que piques y puedan pillarte.

Así que, si alguien se da un paseo por la Deep web que lo haga el plan turístico como yo, pero que no se quede en ella. En mi caso, bastante asustado tras  una semana en ese pequeño paseo virtual, eliminé rápidamente la aplicación Tor que me había bajado, pasé el antivirus que tengo instalado, por si acaso, y traté de olvidarme del asunto, ya que, tratando de saciar mi curiosidad, tuve que pagar el precio de dejar herida mi susceptibilidad. Me asusta pensar en qué clase de mundo vivimos y en los riesgos que corremos frente a estas desconocidas tecnologías.

Ver Post >
CARTA ABIERTA A RAJOY
Guillermo Díaz Bermejo 02-10-2017 | 11:13 | 0

Estimado Sr. Rajoy: Ayer, como era de esperar, tuvo lugar en Cataluña ese esperpento llamado referéndum,  en el que,  los independentistas catalanes con Puigdemont al frente, usando todo tipo de estratagemas  y pasándose por el forro toda la legalidad vigente,  consiguieron uno de los objetivos que tenían previsto.  Este objetivo, ni más ni menos, era conseguir que, con la prevista y medida pasividad de los Mossos de Escuadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil, tuvieran que cargar para desalojar a los activistas y de ese modo ya tendrían la excusa para sacar a los medios de comunicación nacional e internacional, todo tipo de fotografías, muchas de ellas trucadas,  hablando de “brutales cargas policiales”.

Tras fabricar este escenario tan interesante para ellos, de ese estado opresor que quita la libertad de los catalanes, ahora ya entran en la segunda fase del proceso que consiste en formular la declaración unilateral de independencia, por parte del Gobierno catalán, el próximo día 4. Lo tenían todo más que medido y previsto.

Y en este estado de cosas, sabiéndose como se sabía en lo que iba a acabar esto, yo me pregunto: Tras reunirse con Trump, que en su comparecencia ante los medios de comunicación dijo que los catalanes eran tontos regresó a España y desapareció. Los ciudadanos de a pie no sabemos si usted estaba en La Moncloa, descansando en su casa de Sangenjo en Pontevedra, o haciendo alguna ruta del Camino de Santiago. En estos momentos tan difíciles y tan convulsos tanto para los catalanes como para los españoles, usted ha estado escondido.

Sólo ayer, a las 8 de la tarde, compareció ante los medios de comunicación para hacer una brevísima declaración institucional, sin admitir preguntas, para sacar pecho y manifestar que no había habido ningún referéndum de autodeterminación y que usted había asumido su responsabilidad. Añadió también, al igual que días atrás ya había hecho alguno de sus ministros, que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado habían actuado por mandato de los jueces y no del gobierno.

En los días anteriores a este aciago 1 de Octubre, mientras usted estaba escondido sin dar la cara, salió su ministro de Economía Sr. De Guindos para decir que estaba dispuesto a negociar mejoras económicas para Cataluña, lo que a todas luces implicaría doblegarse al chantaje catalán y tras ello, traer como consecuencia que de modo seguido, los vascos también a pedir su parte y después los gallegos. Salió también el Sr. Menéndez de Vigo para hablar de la confianza que le merecían los Mossos de Escuadra, aun cuando si había que hablar de este cuerpo policial, debería de haberlo hecho el Ministro de Interior que es quien tiene las competencias. También apareció en alguna tertulia la Ministra de Sanidad en su condición de catalana, pero sólo se limitó a decir que lo que se estaba haciendo en Cataluña era ilegal, pero echaba balones fuera diciendo que la policía estaba actuando siguiendo órdenes de los jueces y no del gobierno.

Sr. Rajoy, al oírlo ayer a usted en su corta declaración institucional, para valorar lo que había ocurrido en Cataluña, uno se podría quedar con la sensación de que allí no había pasado nada, que no había habido referéndum y que se ofrecía a dialogar con los separatistas. Una de dos, o usted no tiene toda la información de lo que está ocurriendo en Cataluña (algo que resulta impensable) o sencillamente usted es un timorato o un cobarde.

Sr. Rajoy; Los españoles necesitábamos un presidente y un gobierno fuertes que, viendo el abismo al que se acercaba el pueblo catalán, cogiera el toro por los cuernos ya antes de que llegara el anunciado día 1de Octubre, convocara al Congreso de los Diputados para informarles, hablara con todos los grupos parlamentarios y de modo inmediato, con el mayor consenso posible,  empezara a aplicar el artículo 155 de la Constitución, que para eso está.  Necesitábamos a un presidente fuerte que saliese constantemente a los medios de comunicación, que estuviese presente en Cataluña y que, recurriendo a la pedagogía, informara a los ciudadanos con pelos y señales por ejemplo, del desmadre de la deuda pública catalana, de los cientos de millones de euros que ha recibido el Gobierno Catalán de las arcas públicas españolas, que hablara documentadamente de que es el Estado Español quien está financiando la deuda catalana.

Probablemente esto no lo hace, porque sabe que al igual que antes le pasó a Felipe González, a Aznar o a Zapatero, necesita el apoyo de los nacionalistas tanto catalanes como vascos, para poder aprobar los presupuestos del Estado y para gobernar. Pero, aun con esto, tengo que recordarle que usted es el único culpable de no haber aplicado los preceptos constitucionales y con ello no haber dado un puñetazo en la mesa y de no haber permitido que durante cinco años, los independentistas catalanes estuvieren urdiendo su estrategia secesionista, saltándose a la torera todas las normas habidas y por haber. Usted no ha dado la cara para hablar abiertamente con todos los partidos políticos para hacer un diagnóstico correcto de la situación y para negociar las soluciones a aplicar.

Sr. Rajoy, los españoles de a pie hubiéremos agradecido verlo a usted al frente, aplicando medidas inmediatas, reaccionando contundentemente ante cualquier maniobra secesionista, y aplicando medidas claras. No me sirve que haya delegado en el Poder Judicial para que fueren ellos los que velaran por el cumplimiento de la legalidad vigente. Eso, evidentemente está bien, pero es insuficiente. No le puede servir a usted como excusa para no haber intervenido.

Ayer ha quedado demostrado con su declaración institucional, que usted sólo se limita a esperar, que aquí no pasa nada. Pero, acaso no merece una contundente intervención del Gobierno de España, se preserve nuestra unidad, nuestra libertad, nuestras leyes y nuestra constitución. Me resulta muy difícil de entender. Hay una realidad y es que son los independentistas catalanes, con Puigdemont al frente, los auténticos responsables de este cisma. Pero, tengo que decir alto y fuerte que usted también es responsable, por su manifiesta dejación de funciones y por su pasividad ante tan grave problema.

¿no debería de convocar elecciones ya?

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Díaz Bermejo
El blog de un jubilado activo dedicado al voluntariado social, permanentemente aprendiendo en materia del derecho de las nuevas tecnologías y crítico con la política y la injusticia social.