img
UN EXTRAÑO SILENCIO
img
Juan Neira | hace 7 horas| 0

La oposición se une en el reproche a Javier Fernández por el manto de silencio con que cubre la gran cuestión de la financiación autonómica. Tras la conferencia de presidentes no compareció ante la Cámara para informar sobre los postulados aprobados acerca del nuevo modelo de financiación; tampoco comunicó al Parlamento el nombre del experto (el catedrático de Hacienda Pública, Carlos Monasterio) que iba a representar a Asturias en la comisión técnica encargada de desbrozar el camino para el debate político. Silencio.

Extraña la actitud del presidente del Principado ya que sobre el asunto de la financiación siempre estuvo dispuesto a hablar. Nunca rehuyó el debate, al contrario, salió al encuentro de opiniones que contradecían sus propias valoraciones. En la anterior legislatura, el Parlamento asturiano votó por unanimidad las posiciones que iba a mantener el Principado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. No hubo ningún problema en acordar una postura común. Desde hace mucho tiempo, los diputados asturianos asumen que la principal reivindicación consiste en poner el acento en el envejecimiento de la población y su dispersión por el mapa. En esta cuestión coincidimos, con matices, con Galicia, Castilla y León, Aragón o La Rioja. Justo lo contrario defiende Madrid, Andalucía, Andalucía, Valencia o Baleares, que prefieren valorar el coste de la prestación de los servicios por el tamaño de la población, sin distinguir si los usuarios son exultantes veinteañeros o ancianos. En el pasado mandato no se llegó a producir la negociación porque Rajoy prefirió aplazarla, perdiendo la ocasión de debatir respaldado por la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados, y de doce comunidades gobernadas por su partido. El estilo del presidente del Gobierno es bien conocido: deja las cosas para mañana que va a pintar mejor que hoy. Como tantas otras veces, el paso del tiempo sólo ha servido para empeorar los problemas. El Gobierno está en minoría en el Congreso de los Diputados y el PP ha perdido casi todo el poder territorial que tenía.
La posición de Asturias se mantiene intacta, al no variar las circunstancias, salvo la llegada de nuevos partidos a la Junta General del Principado. Me cuesta pensar que Javier Fernández opte por silenciar el debate parlamentario por el miedo a quedar en minoría. No merece la pena ahorrarse dificultades en casa, si a cambio se llega sin apoyos al órgano donde se toman las decisiones.

Ver Post >
BLANCO Y NEGRO A LA VEZ
img
Juan Neira | 24-03-2017 | 22:56| 0

Los acuerdos del Gobierno socialista y el PP sobre el Impuesto de Sucesiones, buscando darle un trato más benévolo a las empresas familiares para preservar negocios y puestos de trabajo, son considerados por Gaspar Llamazares como un ejemplo de oscurantismo. El portavoz parlamentario de IU deplora la negociación entre bambalinas del Ejecutivo de Javier Fernández con el principal de la oposición y considera que va en contra de la política que siempre mantuvo el presidente asturiano, reacio a las bajadas de impuestos porque debilitan la postura de Asturias en la negociación autonómica. Llamazares cree que se pierde fuerza moral para pedir un trozo más grande de la tarta del Estado cuando se apuesta por infrafinanciar los servicios públicos. La misma argumentación desplegó Emilio León, al criticar a los socialistas de unirse al modelo fiscal del PP. Para los dos portavoces de izquierda la bajada de impuestos de los socialistas favorecerá a comunidades autónomas, como Madrid, que tienen una posición diametralmente opuesta a la de Asturias.

Vamos por partes. La crítica de Gaspar Llamazares tiene una motivación evidente, el PSOE tira de IU para quedar arropado en el acuerdo sobre infraestructuras, y se olvida de su socio natural para echarse en brazos de su principal rival (PP) cuando toca acordar la política fiscal. El oscurantismo de los socialistas en las negociaciones viene de muy lejos. Desde el inicio de la etapa autonómica se sintieron el partido del Gobierno en Asturias (en la primera legislatura autonómica contaban con 26 diputados, un récord que se mantiene treinta y cuatro años después) y mantuvieron un gran hermetismo en todas las cosas relacionadas con el poder. IU lo sabe mejor que ningún otro partido porque compartió tareas de gobierno con el PSOE y tuvo que ver cómo el consejero de Hacienda no le suministraba todos los datos del proyecto presupuestario, pese a ser socios en el Ejecutivo de coalición.

En la materia que se trata (Impuesto de Sucesiones), el Gobierno no tiene otro remedio que rematar el acuerdo suscrito en la negociación presupuestaria con el PP, aunque si fuera un poco más abierto (quiero evitar la palabra sectario) informaría a IU, que es el único partido con el que tiene una sintonía natural en la Cámara. Ahora bien, la reflexión de Emilio León y Gaspar Llamazares sobre la financiación autonómica es totalmente pertinente: no podemos pedir más, cuando vamos a poner menos. Vaya contradicción.

Ver Post >
LA LETRA PEQUEÑA
img
Juan Neira | 23-03-2017 | 17:51| 2

El Gobierno de Javier Fernández y el PP negocian la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que ya experimentó un cambio con la aprobación de los presupuestos del Principado al elevarse el mínimo exento de los 150.000 euros a los 200.000 Ahora se trata de subirlo nuevamente hasta los 300.000, tal como ya habían acordado. Según el Gobierno con ese nuevo techo sólo quedarán afectadas 200 herencias al año de padres a hijos. El resto quedan exentas de contribución. Mientras no presente la Consejería de Hacienda un cuadro amplio donde se vea la actual liquidación del impuesto por estratos de masas patrimoniales heredadas no conviene darle mucha importancia a la cifra avanzada. En cualquier caso tiene gracia el desenfado con el que hablan nuestros políticos de los patrimonios ajenos ¿Y qué pasa con las herencias entre hermanos, de tíos a sobrinos, etcétera? ¿Debe quedarse Hacienda, en esos casos, con el sesenta, setenta u ochenta por ciento del valor de los bienes? ¿Hay que ver como normal que el Principado sea el principal heredero de la región? ¿Se puede torcer de una forma tan descarada la voluntad de los testadores? ¿Ha creado el Principado algún departamento, ad hoc, para gestionar las más de 1.500 herencias con las que resulta beneficiado cada año por renuncia de los interesados ante la falta de medios para pagar el impuesto?

El Principado y el PP negocian los matices de la reforma del Impuesto de Sucesiones. El PP quiere flexibilizar las obligaciones de los herederos cuando se trate de empresas familiares. Me parece una modificación acertada, ya que está en juego la pervivencia del negocio con sus puestos de trabajo. El mismo relevo generacional supone ya una situación problemática en muchos casos, como para hacerla más difícil con cargas añadidas ¿Los titulares de empresas familiares entran en esa lista de 200 contribuyentes que anticipa el Principado o al ser empresarios van en otra lista? Al igual que hay dos listas de espera en la sanidad, también puede haber dos para la liquidación del Impuestos de Sucesiones y Donaciones.

Las principales modificaciones del tributo son conocidas, pero hace falta esperar a conocer la letra pequeña, porque se puede elevar el mínimo exento y seguir recaudando una cantidad parecida. Desplazar la deuda fiscal de unos contribuyentes a otros está en manos del legislador, depende de la tarifa y los coeficientes multiplicadores. Como Santo Tomás: si no lo veo, no lo creo.

Ver Post >
LA ORTODOXIA DE LAS CUENTAS
img
Juan Neira | 22-03-2017 | 22:29| 0

La comisión gestora del PSOE llamó a capítulo a los representantes de los tres precandidatos (Patxi López, Pedro Sánchez y Susana Díaz) para unificar criterios en materia de ingresos y gastos de la campaña electoral de las primarias. Al parecer, Pedro Sánchez se saltó la ortodoxia al recurrir a la financiación popular, pidiendo a los simpatizantes que hagan aportaciones dinerarias que presentan como micro-mecenazgos. De esa manera se hicieron ya con 83.000 euros. La comisión gestora no aprueba la forma de actuar por libre. Como estamos a dos meses de las primarias, los “sanchistas” devuelven las críticas de la oficialidad disparando con bala contra Susana Díaz, acusándola de hacer la campaña a golpe de corneta y gastos pagados.

El método del mecenazgo popular lo puso en práctica Podemos cuando participó en la primera campaña electoral. Es una fórmula que funciona cuando la gente se identifica con el producto. En el caso de la política -que de eso hablamos-, la credibilidad del líder y el interés por el objetivo que se marca son esenciales. En 2014 y primeros meses de 2015, Pablo Iglesias y su marca cotizaban muy alto, ya que personas de izquierda, y también de derechas, creían en su mensaje de honradez y defensa de los intereses populares. Es muy probable que vuelvan a insistir en la fórmula de la financiación popular, pero dudo que la respuesta del público sea tan solidaria. Para Podemos ya no será una cuestión de supervivencia, ya que su peso en las instituciones le aporta importantes réditos económicos. A menor escala, el perfil de Pedro Sánchez también es susceptible de concitar simpatías populares. Se ha labrado un falso relato de héroe que funciona: luchador militante contra la derecha, fue defenestrado por la conjura de los líderes autonómicos que querían investir a Rajoy; desde entonces, se ha entregado a la labor de rescatar al PSOE de las garras del consenso con el PP. Todo lo que le ocurrió a Pedro Sánchez tiene mucho más que ver con su afán desmedido de poder que con su supuesto izquierdismo, pero el cliché funciona, y vende la mercancía.

Dicho lo anterior, no entiendo cómo la gestora se mete en ese berenjenal de controlar los ingresos. Aquí lo que hay que controlar es el censo electoral para impedir afiliaciones en masa, como aquellas “operaciones jaula” que montaba el Soma en Oviedo cuando quería hacerse con el control de la AMSO por el método de domiciliar a 25 militantes en el mismo piso de la calle Uría.

Ver Post >
BUENOS Y MALOS
img
Juan Neira | 21-03-2017 | 22:28| 0

Ana García Boto recurre la denegación de las pruebas solicitadas por entender que en caso de persistir la negativa de la titular del Juzgado número 2 de Oviedo, su cliente, José Ángel Fernández Villa, quedaría en un grave estado de indefensión. Recuerda que con las pruebas pedidas trata de dilucidar si hay cómplices o coautores de potenciales delitos.

Una de las estrategias de los letrados consiste en ganar los juicios pretextando defectos insubsanables realizados en la instrucción del sumario. Los más simples están relacionados con actuaciones que se realizaron fuera de plazo. Hay mil posibilidades, por ejemplo, en el caso de que haya grabaciones policiales, la falta de permiso judicial sobre las mismas o la ausencia de tutela judicial, una vez se hayan realizado. En el proceder de los jueces de instrucción está velar por evitar que haya vicios de forma. En el caso que nos ocupa, Simonet Quelle llegó a calificar de «impertinentes, inútiles, dilatorias o intranscendentes» las peticiones de la defensa, así que no es extraño que queden finalmente rechazadas.

Ya hemos comentado que la táctica de Villa –y de su abogada– ha dado un cambio radical una vez que se avino a declarar en el juzgado. Antes no quería comparecer, ahora se multiplican las comparecencias. No obstante, ambas líneas de actuación forman parte de una misma estrategia: ganar tiempo. Con varios recursos destinados a demostrar que el ex secretario general del SOMA no estaba en condiciones de soportar un interrogatorio judicial aplazó el fin de la instrucción por un periodo superior al año. Ahora con nuevas testificales y pruebas puede alargarse indefinidamente el cierre del sumario. Si Villa tuviese cuarenta años y gozara de excelente forma física no tendría sentido dar vueltas a la noria, pero en sus circunstancias actuales puede suponer la única manera de evitar daños para el cliente. Desde la perspectiva de la opinión pública estamos ante un proceso penoso. El que fuera hombre fuerte del socialismo asturiano, e influyente líder sindical, echa mano del contable, la secretaria, etcétera, para justificar la razón de los gastos que aparecen en los tiques de compra o en los apuntes bancarios. Nunca me gustó la tarea de hacer leña del árbol caído ni la pose huidiza del que estuvo colocado en la peana del poder. No siento simpatía por los acusadores de Villa ni por la forma que tiene éste de justificar sus actuaciones. No es un juicio de buenos y malos.

Ver Post >
EL AJUSTE FINO
img
Juan Neira | 20-03-2017 | 19:01| 0

Mariano Rajoy vuelve a pedir colaboración al PSOE y Ciudadanos para evitar el adelanto electoral. El rechazo parlamentario al decreto de la estiba encendió las alarmas. Es evidente que los potenciales aliados del PP rechazaron la iniciativa del Gobierno con el objetivo de infligirle una derrota política. Están de acuerdo en acabar con el monopolio de la estiba pero prefieren darle una colleja al Ejecutivo de Rajoy. El debate presupuestario se acerca y un revolcón en el Parlamento dejaría al Gobierno carente de crédito para dirigir el país. Por eso Rajoy avisa que sin una entente no será posible prolongar la legislatura.

La posición de Rajoy no carece de lógica. Con sólo 137 diputados es imposible sacar adelante las iniciativas del Gobierno. Hay varios grupos de la Cámara baja, como Podemos o los nacionalistas catalanes, que se opondrán frontalmente al Ejecutivo, así que la lista de potenciales socios se reduce a PSOE y Ciudadanos; es verdad que hay algunos grupos minoritarios que podrían echar una mano, pero lo más importante es contar con un bloque de fuerzas que garantice la mayoría absoluta. Ahora bien, Gobierno, PSOE y Ciudadanos deben de afinar la forma de relacionarse, ya que lo que no puede pretender Rajoy es que los otros dos partidos le den permanente cobertura parlamentaria. Ciudadanos podría ser un aliado fijo si se hubiera formado un gobierno de coalición asumiendo la titularidad de varias carteras. Albert Rivera descartó esa posibilidad, aunque tras el reciente congreso del partido manifestó que a partir de las próximas elecciones generales su estrategia pasará por integrarse en el nuevo Gobierno. Más problemática es la posición que debe mantener el PSOE. Dio apoyo a Rajoy en sesión de investidura para romper el bloqueo institucional que se prolongaba durante diez meses, pero no está en condiciones de dar un constante apoyo parlamentario al Gobierno del PP. Los diputados socialistas y la comisión gestora quedarían sin crédito. Unas veces deberán apoyar y otras abstenerse o votar en contra. PP y PSOE deben llegar a un ajuste fino, pero esa tarea quedará para después de las elecciones primarias. En el presente no se dan las circunstancias para tratar estos asuntos con tranquilidad. Dicho de otra manera: Rajoy no debe tomar una decisión definitiva sobre la legislatura hasta que no se celebren las elecciones primarias socialistas. Si gana Pedro Sánchez ya puede disolver las Cortes Generales.

Ver Post >
LA VENTANA DE LA OPORTUNIDAD
img
Juan Neira | 19-03-2017 | 22:26| 0

El revés parlamentario que le ha infligido la oposición al Gobierno de Rajoy, con la disculpa de la estiba, ha despertado el fantasma de las elecciones generales.

Está claro que la oposición quiso desgastar al Gobierno, porque en caso de guiarse por los intereses generales lo natural hubiera sido dar el respaldo al Ministerio de Fomento en su intento por acabar con el monopolio de la estiba. Desde hace más de dos años se paga una multa de 27.522 euros diarios por mantener el corralito, y una nueva sentencia elevaría la cuantía a 134.107 euros al día. Un disparate.

Al ser tan evidente el sentido del voto opositor, el Gobierno sacó a relucir la bicha de los comicios anticipados que crean preocupación entre la clase política, ya que las elecciones ponen en riesgo sus puestos de trabajo. La sociedad también abomina de otra convocatoria a las urnas porque la devuelve al círculo vicioso de las sesiones de investiduras fracasadas; y nuevamente a votar.

Descarto que el monopolio de la estiba tenga entidad suficiente para provocar el descarrilamiento del Gobierno, otra cosa distinta sería el rechazo de los Presupuestos Generales del Estado. Para esta tarea ya está en marcha la negociación con el PNV. Si se quiere llegar a buen puerto debe ir acompañada de una lluvia de millones de euros sobre tierra vasca.

Plan de vías

Gijón no tiene plan de vías. No se venden las parcelas del ‘solarón’ ni el Gobierno del PP está dispuesto a poner dinero. Ahora bien, si miramos para Bilbao, Vitoria y San Sebastián, el panorama ferroviario experimenta un cambio radical, como de la noche al día.

El mismo Íñigo de la Serna que sólo se comprometió en Gijón a ponernos en contacto con avezados vendedores para comercializar las parcelas del ‘solarón’, dio el visto bueno a tres estaciones intermodales para las capitales vascas, con trenes que llegarán a los andenes tras un largo recorrido soterrado de más de dos kilómetros.

Sin ir más lejos, para Bilbao se piensa en un proyecto de 480 millones de euros, según estimación de Madrid, que afectará a más de 90.000 metros cuadrados.

Estaciones con dos niveles bajo tierra y un parque en la cubierta, junto a instalaciones deportivas, una plaza, etcétera. Se quieren construir 1.500 viviendas (¿les suena algo?), pero el Ministerio de Fomento no condiciona la inversión a las plusvalías urbanísticas. ¿Por qué allí es tan fácil y aquí resulta imposible?

Sólo hay una razón: el PNV está en condiciones de presionar al Gobierno de Rajoy, pidiendo el oro y el moro, para dar el visto bueno a los presupuestos del Ejecutivo del PP. Mientras la estabilidad de los gobiernos de España dependa de grupos nacionalistas el trato desigual estará asegurado.

Asturias logró, en su día, cuantiosas inversiones públicas con el argumento de la conflictividad de la clase obrera. Las legendarias huelgas de antaño dieron fruto en hogaño. Los fondos mineros son el mejor ejemplo. Pero la pérdida masiva de puestos de trabajo nos dejó sin argumento. Asturias carece de infantería para librar esa batalla.

De manera imprevista, la indefensión de Asturias cambió con la revuelta interna del PSOE. El descabalgamiento de Pedro Sánchez dio paso al liderazgo interino de Javier Fernández, como presidente de la comisión gestora. La luz verde dada por la gestora a la investidura de Rajoy convirtió al presidente asturiano en un hombre de Estado.

Nuestra región se encontró con la ventana de la oportunidad. Rajoy está obligado a aceptar las iniciativas de Javier Fernández, sobre todo si versan sobre proyectos de alcance reducido, como son los que necesita Asturias. ¿Es costoso reabrir la autopista del mar? ¿Es difícil poner vías de ancho internacional en los túneles de la variante de Pajares y duplicar la cobertura presupuestaria? ¿Se pueden hacer los accesos de El Musel?

No se conoce que el presidente asturiano haya dado un solo paso en esa dirección. A lo mejor considera que no es procedente. Cosa muy distinta pensaba Fraga Iribarne cuando retornó a Galicia, poniendo fin a más de treinta años de vida pública en Madrid.

Pedro Sánchez

Aprovechó su condición de hombre de Estado para entrevistarse con todos los ministros de Felipe González, de una tacada (con la excepción de Matilde Fernández y creo que Alfonso Guerra), y cerró un plan de inversiones que incluía la comunicación por autovía entre las cuatro capitales gallegas.

Lo más lamentable para nuestros intereses estriba en que el papel estelar de Javier Fernández tiene fecha de caducidad. Dentro de dos meses volverá a ser cabeza de una comunidad autónoma uniprovincial de un millón de habitantes, envejecida y especializada en suministrar mano de obra joven a otras regiones. Se termina el periodo excepcional de la comisión gestora y volverá el PSOE a la normalidad de un secretario general con comisión ejecutiva.

Por el medio está el tráfago de las elecciones primarias que pueden convertirse en el acontecimiento político del año si gana Pedro Sánchez. Todo lo realizado desde septiembre hasta mayo no habrá servido de nada, porque volveremos a la casilla de salida, con la diferencia de que las cosas ya estarán claras: el PSOE formará entente con Podemos y otros grupos contrarios a la Constitución para dar rango de nación a Cataluña. Y todo lo que vendrá después.

Ver Post >
VILLA VISTO POR FERNÁNDEZ
img
Juan Neira | 18-03-2017 | 15:18| 0

La exposición pública de José Ángel Fernández Villa, antes recluido en su domicilio, parapetado tras dictámenes médicos y desprovisto de los poderes que antaño infundían pavor, ha hecho que sus hazañas llegaran al Parlamento en forma de preguntas al presidente. Emilio León, portavoz de Podemos, uno de los dos grupos que tiene una nítida postura de oposición (el otro partido es Foro, que por boca de Cristina Coto también pidió explicaciones al presidente sobre su relación con Villa), hizo una intervención ambiciosa, con la que trataba de mostrar lo que ocurre en nuestra región por debajo de la espuma de los acontecimientos. Sacó a relucir a Villa, García Vigón, Cajastur y, claro, Javier Fernández.

León se refirió al «cártel del Reconquista». Un observador de la política española no tiene dificultad en inscribir la intervención del portavoz de Podemos en la nueva estrategia marcada por Pablo Iglesias de destinar las mejores energías del grupo a desvelar lo que llaman, «la trama» y, luego, derrotarla. En la trama hay altos cargos de la Administración, expresidentes, banqueros, empresarios y gente de mal vivir. Ya que la política es una ciencia, así consta en el cuadro de titulaciones universitarias, como Ciencias Políticas, toca ahora demostrar que la trama existe, y se concreta en nombres, reuniones, estrategias y demás. A mí esto me recuerda mucho a lo que ocurría en la Italia de los años setenta y ochenta, antes de que el proceso de ‘mani pulite’ se llevara por delante al estamento político procesando a más de doscientos diputados. Para un partido que sufrió un fuerte desgaste con la división interna y los errores de su máximo líder, la trama actúa como un revulsivo al dar un salto de escala en la lucha contra la corrupción y la degradación de la democracia. El problema es que ese diseño de pizarra debe venir corroborado por hechos

Javier Fernández se defendió sin dificultades, reconociendo la amistad con Villa, la sintonía política entre ambos personajes, y nada más. El que quiera que investigue lo que le plazca. Ahora bien, las cosas en política admiten diversos niveles de análisis. Villa, en el año 2000, era el hombre fuerte de la FSA, principal avalista de la candidatura de Javier Fernández a la Secretaría General. Algo más que amigos. Para los que no estamos en el secreto de la trama, la gran cuestión a aclarar es la ignorancia de la dirección del partido sobre las andanzas de Villa. Gobernaban, pero no se enteraban.

Ver Post >
ADULTERAR EL CENSO
img
Juan Neira | 17-03-2017 | 21:06| 0

En la dirección de la Federación Socialista Asturiana han aumentado las suspicacias ante el incremento de afiliaciones. El PSOE está horas bajas y no se adivinan motivos para que la gente se encamine espontáneamente a la sede del partido para convertirse en militante de la causa. El aparato recela de las altas que se producen en las agrupaciones y considera que se trata de gente de otros grupos que se hacen socialistas con el único propósito de participar en las primarias del mes de mayo.

No sé cuál será el origen de los nuevos militantes, pero estoy convencido que no se afilian por fines altruistas, sino con el descarado objetivo de influir en el proceso de elección interna del Partido Socialista a favor de un candidato concreto. No se me ocurre qué aliados puede tener para tal cosa Susana Díaz que no ha trazado su estrategia de poder en función de complejas alianzas, sino en el voto directo de los ciudadanos al PSOE. Hay algún candidato que pide la camiseta de secretario general para fundirse en un haz de fuerzas con Podemos, Esquerra Republicana de Cataluña y algún otro partido que no voy a nombrar para evitar pasar vergüenza ajena. Un discurso desconocido en la práctica del partido desde que fue legalizado tras la muerte de Franco. El PSOE llegó a alianzas, pero siempre después de que hablaran los electores, como en el caso de los primeros acuerdos municipales con el PCE de Santiago Carrillo. Bien es cierto que hubo alguna excepción, en momentos de evidente debilidad, como el acuerdo para el Senado en los comicios generales de marzo del año 2000. Con el atenuante de que en aquella época los dirigentes dimitían automáticamente cuando el voto popular los ponía en evidencia: Joaquín Almunia empezó la jornada como probable presidente de Gobierno y regresó a su casa como simple ciudadano. Ahora hace falta montar un pitote monumental para que un candidato repetidamente derrotado se reinserte en la sociedad civil.

Los “sanchistas” denuncian el bloqueo de altas en Avilés, Mieres y Corvera. Acabáramos: las nuevas afiliaciones llegan encuadradas en corrientes, en este caso para apoyar a Pedro Sánchez. Los partidos todavía no tienen métodos para evitar la adulteración de los procesos internos. Es muy fácil afiliarse a un partido, a petición del militante amigo, votar en un sentido determinado y, luego, dejar de pagar cuotas hasta extinguir la relación con el grupo. Defenderse de los oportunistas es una obligación de todo partido.

Ver Post >
EL DINERO DE PLÁSTICO
img
Juan Neira | 16-03-2017 | 18:29| 0

Aunque perdía o le robaban muchas tarjetas de crédito (al parecer, tuvo casi una veintena, vinculadas a tres cuentas del SOMA), José Ángel Fernández Villa las renovaba con prontitud para seguir cargando gastos a su cuenta. En los años que se examinan –2001 y 2012– pagó con dinero de plástico bienes y servicios por un valor de 73.000 euros. Los gastos de una familia de clase media acomodada. A ello hay que sumar los tiques de consumos de todo tipo que le daba al contable del SOMA para que los incluyera en la contabilidad del sindicato. Las cosas que compraba con dinero y las que adquiría con tarjeta eran de similar naturaleza: libros, ropa, puros, facturas de restaurante, etcétera. Si nos atenemos a las declaraciones de Villa en el juzgado, las tarjetas no las utilizaba por ignorar la clave bancaria, en cuanto a la responsabilidad sobre los tiques se la pasó al contable, ya que él se limitaba a vaciar los bolsos y el empleado decidía sobre qué gastos eran del SOMA y cuáles tenían un carácter personal o privativo.

La jueza considera que los hechos están ya suficientemente aclarados y por eso negó la posibilidad de aportar nuevos documentos y escuchar más testimonios. De todo lo que se dilucida en este sumario (que no es toda la historia de Villa, ni mucho menos) lo que me resulta más enigmático es un detalle que pasa desapercibido: el cheque nominal que entregaba la empresa Hunosa a Villa con las dietas de docenas (¿centenares?) de sindicalistas del SOMA que acudían a las reuniones del comité intercentros. En el caso de CC OO, la empresa no entregaba las dietas al secretario general de la federación sindical minera, sino que iban destinadas a las personas que les correspondían. ¿Por qué le entregaban dinero al jefe del SOMA, sabiendo que eran otros los titulares de los derechos generados? ¿En qué gran empresa se funciona de una forma tan chapucera? No hace falta tener el colmillo retorcido para pensar que detrás de esa forma de proceder hay algo oscuro que nadie quiere aclarar. Ya saben: toca pasar página.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA
joseterente_6643 21-10-2016 | 18:05 en:
COMPLEJO DE CULPA

Otros Blogs de Autor