El Comercio
img
PRIMARIAS ANTICIPADAS
img
Juan Neira | hace 21 horas| 0

La dirección de la Federación Socialista Asturiana (FSA) ha convocado elecciones primarias para el 10 de junio. Ese día los socialistas elegirán al candidato a la Presidencia del Principado que los representará en los comicios de mayo de 2019. En cuarenta y cinco días se celebrará la consulta a la militancia. Hasta fechas recientes se daba por seguro que las primarias serían en otoño. No antes de octubre ni más tarde de la primera quincena de diciembre. El plazo correspondía a lo que se puede entender como calendario natural, algo ya vivido en las municipales y autonómicas de 2015 por media España. Posteriormente, se empezó a barajar la posibilidad de adelantar la consulta al mes de junio, por sugerencia del equipo de dirección de Pedro Sánchez; ahora, la Comisión Ejecutiva de la FSA ha propuesto el día señalado, debiendo ser los órganos federales del partido los que den su aprobación.

Los dos bandos, ‘sanchistas’ y ‘críticos’, llegan de manera distinta a la precampaña. Los primeros tienen la moral elevada tras haber ganado el congreso de la FSA y cuentan con el respaldo decidido de Pedro Sánchez y Adriana Lastra, los dos principales dirigentes del PSOE. Fue Pedro Sánchez quien, en una de sus últimas visitas a Asturias, señaló a Adrián Barbón como futuro candidato a la Presidencia.

En el otro sector no hay un líder reconocible. Javier Fernández se ha autoexcluido, tras haber jugado un papel neutral en la contienda entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, por interpretar que el presidente de la comisión gestora no debía tomar partido. En el sector crítico, hasta el momento, nadie da la cara. Sin lugar a dudas, Fernando Lastra es el dirigente con más peso político. Desde que llegó al Gobierno dio un cambio radical a la forma de hacer política en las infraestructuras, parcela que le ha sido asignada. Multiplicó la interlocución con las otras administraciones y acertó en las alianzas. Frente a la pasividad de sus colegas del Consejo de Gobierno, optó por una política activa. Ahora es cuando se ve el tiempo que se perdió con Belén Fernández.

La convocatoria de las primarias coge con el pie cambiado a todo el sector crítico. Es un conjunto de gente desperdigada, sin moral de combate y sin discurso. Desde que llegó Pedro Sánchez a la Secretaría General andan lamiéndose las heridas. ¡Qué distinta fue la reacción de Susana Díaz en Andalucía! Cuando falla el general no se les puede echar la culpa a los soldados.

Ver Post >
LO LLAMAN PROGRESO
img
Juan Neira | 23-04-2018 | 15:51| 0

Al finalizar 2017 la deuda del Principado era de 4.244 millones de euros: 150 millones más que un año antes. Peldaño a peldaño se eleva la deuda sin que se vislumbre dónde acaba la escalera. En plena recesión, cuando se destruía riqueza y perdíamos dos puntos de PIB, en cada ejercicio, la deuda se elevaba. Para el pensamiento dominante se trataba de una actuación lógica, porque había que echar mano de los créditos para mantener el gasto de los servicios públicos. Sin embargo, ahora, cuando somos la segunda región en la que más creció la producción de bienes y servicios sigue aumentando la deuda. El discurso hegemónico considera normal acudir a los bancos, ya que al crecer hay margen para endeudarse, y al aumentar la recaudación fiscal se pueden devolver los préstamos. Conclusión: todos los años presentan oportunidades para vivir a crédito y nuestros gobernantes las aprovechan.

El único problema de vivir a cuenta del dinero ajeno es que hay que devolverlo con intereses incluidos. En los próximos seis años vencen créditos por valor de 400 millones de media en cada ejercicio, y hay que tener dinero reservado para cumplir con nuestras obligaciones. En la cifra de los 400 millones no están contabilizados los intereses ¿Tiene el Principado 2.400 millones en la caja para atender los vencimientos de deuda? Es evidente que no, así que hará frente a la obligación pidiendo nuevos créditos. Es el famoso método del ‘tira p’alante que libras’, muy conocido y practicado por toda la clase política. El Principado dedicó los tres meses invernales a confeccionar una ley de crédito extraordinario, con un montante de 111 millones. Decían que era para relanzar la inversión y sortear las rigideces de la prórroga presupuestaria. Pues bien, casi la mitad del crédito va a ir destinado a vencimiento de deuda. Las urgencias para solicitar el préstamo vienen dictadas por nuestros acreedores. Las tres grandes prioridades presupuestarias son el gasto en sanidad, en educación y en el servicio de la deuda. El I+D+i, los servicios sociales y la inversión productiva deben esperar ya que los bancos constituyen un asunto preferente.

Me sorprende que el Principado lleve quince años agobiado por el crecimiento del gasto sanitario y no muestre la menor preocupación por la montaña de deuda que ha fabricado. El circuito del dinero: de los asturianos al Principado, vía impuestos, y del Principado a los acreedores, vía vencimientos de deuda. A eso lo llaman progreso.

Ver Post >
SINDICATURA, EL SESGO PARTIDARIO
img
Juan Neira | 22-04-2018 | 21:56| 0

La decisión de crear la Sindicatura de Cuentas partió de los dos grandes partidos (PSOE y PP). Entre la ciudadanía no había un estado previo de opinión que empujase a dar ese paso, de modo que la gente recibió con absoluta indiferencia la ampliación del edificio institucional del Principado.

Bien es cierto que el órgano formaba parte de las previsiones estatutarias y, lo que es más importante, que había réplicas del mismo por todo el mapa autonómico.

Los dirigentes del bipartidismo hablaron de la necesidad de controlar la actividad financiera del sector público autonómico, como si el Tribunal de Cuentas no hiciera ya esa labor. Entre líneas se entendía el mensaje: era mejor que esa labor de fiscalización y control se ejerciera desde la cercanía.

Repito, a la gente le daba igual, y solo sentía un cierto recelo por el elevado coste que podía suponer para las arcas autonómicas los nuevos órganos.

Por aquellos primeros años del siglo XXI, los cuarenta y cinco escaños de la Junta General del Principado se repartían entre PSOE, PP e IU. El famoso triángulo asturiano con dos lados muy largos (entre socialistas y populares sumaban más de cuarenta diputados) y un pequeño segmento para IU.

Nombres

El único asunto problemático de la Sindicatura de Cuentas estaba en la personalidad de los síndicos. Era delicado escoger a los que iban a ocupar esos puestos con capacidad para decidir qué ayuntamientos o sociedades se auditan y el contenido de los informes. Dada la correlación de fuerzas en el Parlamento, el espinoso asunto de los nombres se solventó en una negociación reservada entre Javier Fernández y Ovidio Sánchez, máximos líderes del PSOE y PP.

Como la Sindicatura es un órgano que emana de la Junta General del Principado, y a ella rinde cuentas, los dos negociadores entendieron que lo sensato era que cada uno de los tres partidos propusiera un síndico, reservando para el partido con más escaños (PSOE) la propuesta del síndico mayor. En aquellas semanas, un amigo mío socialista, que estaba en la pomada, me dijo que iban a presentar un candidato de mucho peso, intachable, que iba a impresionar a todos.

Ultimado el pacto, la Junta General del Principado, por unanimidad, eligió a Avelino Viejo (PSOE), Mercedes Fernández (PP) y Antonio Arias (IU). El aspecto más polémico de la terna estaba en Cherines, ya que en la Ley del Principado de Asturias, 3/2003, de 24 de marzo, de la Sindicatura de Cuentas, se dice que los síndicos deben contar con «más de diez años de experiencia sobre las materias sobre las que versa la función de la Sindicatura de Cuentas».

El perfil académico de Cherines es enteramente jurídico, ajeno a todo lo que tiene que ver con la fiscalización, auditoría o análisis de cuentas, pero la clase política cerró filas en torno al pacto de los jefes de partido.

Con su voto solidario, PSOE, PP e IU inocularon el sesgo partidario desde el mismo momento en que la Sindicatura de Cuentas inició su labor. Una institución que debía ser escrupulosamente independiente y ajena a la lucha política se vio marcada por la huella del Gobierno y la oposición. La biografía política fue la única razón para que el Parlamento ungiera a los síndicos.

Trifulcas

Hubo todo tipo de líos. Los síndicos del PP e IU pretendieron en un momento dado llevar la labor fiscalizadora más allá de lo que marca la ley (el registro de ‘cuentandantes’, donde se especifican las sociedades públicas que forman parte de la Cuenta General del Principado de Asturias). Cherines y Antonio Arias querían controlar a otras sociedades, pese a que los informes jurídicos de la Sindicatura y el informe del letrado de la Junta decían lo contrario. Una actitud insólita.

Por su parte, Avelino Viejo, tras una visita a Gabino de Lorenzo, señaló que se iban a comparar los resultados obtenidos de auditar los distintos ayuntamientos, como si el Parlamento le hubiera hecho ese encargo.

Se sucedieron mil trifulcas de todo tipo, al llevar algunos diputados asuntos a la Sindicatura, tras haber perdido el debate en el Parlamento, convirtiendo a la Sindicatura en una suerte de segunda Cámara. Por su parte, Antonio Arias se quejó amargamente del papel de comisaria política que jugaba, a su entender, la Secretaria General de la Sindicatura, Rosa Zapico.

Dimisión

Así, en un enredo de políticos, síndicos y técnicos, con una madeja de relaciones laborales, políticas, personales y personalísimas, llegamos hasta el presente, en el que toda la oposición pide la dimisión del síndico mayor por haberse empeñado en utilizar un sistema para la provisión de plazas del personal de la Sindicatura que había sido informado en contra por el letrado de la Cámara y la Mesa de la misma. Una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias declaró nulo el procedimiento utilizado, vino la petición unánime de dimisión.

El síndico se aferra al sillón y el PSOE no quiere que se levante. La letra de la ley permite el enroque. Ahora bien, desde la lógica política, si la Cámara nombra a los síndicos, la Cámara debe poder cesarlos cuando pueda argumentar que su gestión causó un daño a la imagen de la Sindicatura.

Ver Post >
LA HUELLA DE FORO
img
Juan Neira | 22-04-2018 | 21:54| 0

En 48 horas se ha pasado de registrar Martínez Oblanca una enmienda a la totalidad del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), a la firma de un pacto sobre las cuentas entre el PP y Foro. Del máximo disenso (enmienda a la totalidad, nada de desacuerdos parciales) al máximo consenso (acuerdo con cláusulas cerradas). El tránsito de una a otra posición ha sido posible porque el Gobierno ha aceptado aumentar en 53 millones la inversión en Asturias. ¿Es mucho o poco? Es un 27% más de lo que constaba en el proyecto de cuentas aprobado en el Consejo de Ministros. En el conjunto de las comunidades autónomas, Asturias deja de recibir una cantidad discreta del Gobierno para situarse entre el grupo de territorios favorecidos por el reparto de recursos. Hay autonomías que tienen asignada una mayor inversión, faltaría más, pero hemos ganados bastantes puestos en la comparativa regional. De la secuencia política que va de la discrepancia al acuerdo se deben sacar algunas consecuencias.

Un año más el Gobierno llega al Parlamento con una propuesta manifiestamente mejorable desde la óptica de los intereses asturianos. Los puntos flojos del proyecto de presupuestos se concentraban en incumplimientos del pasado. Después de enterrar miles de millones de euros en la variante de Pajares, tras interminables discusiones sobre intercambiadores, traviesas polivalentes y triples hilos, resulta que el tren de alta velocidad iba a tardar tres horas y veinte minutos entre Madrid y Gijón. Cincuenta minutos más de cómo estaba diseñado hace quince años. Lo que vale para el ministro del ramo no debe ser aceptado por los representantes de los asturianos. Al final, como ya ha ocurrido el pasado año, la cúpula del Gobierno tuvo que salir a apagar fuegos poniendo más dinero sobre la mesa y comprometiéndose por escrito a que el AVE asturiano responda a su nombre: alta velocidad.

También llama a la reflexión la manera de lograr el incremento sensible en las inversiones. Vale más la presión de Martínez Oblanca que la suma de diputados del PSOE y del PP. Una aritmética parlamentaria muy extraña, en la que uno es más que siete. El otro día decíamos, desde estas líneas, que los diputados del PSOE y del PP no pueden analizar las cuentas del Estado desde la exclusiva óptica de los intereses de su tierra chica. Tampoco se puede caer en el defecto opuesto sacrificando los intereses de la región en beneficio de otros. ¿El día que no esté Oblanca, quién hará esa labor?

Ver Post >
NEGOCIACIÓN EXPRÉS
img
Juan Neira | 20-04-2018 | 15:54| 1

El registro de una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos en el Congreso de los Diputados, por parte de Foro, ha provocado una reacción inmediata del Gobierno de Rajoy. Varios ministerios han contactado con el partido asturiano para negociar mejoras al proyecto, con el objetivo de que la enmienda a la totalidad no se defienda ante el plenario del Parlamento. Foro tiene una amplia lista de demandas, estando entre las más relevantes la mejora de la línea de alta velocidad entre Madrid y Gijón. Para Álvarez-Cascos y su gente no es de recibo que el recorrido entre la capital de España y la villa de Jovellanos se realice en tres horas y veinte minutos. Trayectos semejantes de alta velocidad en España se recorren en mucho menos tiempo. Como dato orientativo hay que recordar que el Gobierno de Aznar, cuando proyectó la línea, estimaba que el viaje se haría en dos horas y veintinueve minutos. A ver qué dice ahora el ministro De la Serna.

En cuanto al metrotrén, Foro sigue la política de preferir pájaro en mano antes que ciento volando, al exigir el equipamiento inmediato del túnel del metrotrén, sin aceptar que se antepongan los estudios preliminares de la prolongación a Cabueñes. Una decisión astuta: si se equipa el túnel es para utilizarlo con cierta inmediatez, mientras que los estudios informativos y ambientales de los nuevos trazados no garantizan que se ejecute la obra. La oposición municipal gijonesa, que al peso equivale a un pelotón de reclutas en el cuartel, señaló más de una vez que la prioridad era alargar la vía hasta Cabueñes. Santa Lucía les conserve la vista: todavía no se enteraron de que tras las elecciones habrá un nuevo gobierno y es mucho más fácil enrollar los planos que dejar vías y catenaria sin utilizar. Por último, cabe recordar que Foro mantiene la exigencia sobre la ejecución de la sentencia de los fondos mineros, que supone un puñado de millones para las cuencas mineras. El proceso judicial lo inició el Gobierno de Álvarez-Cascos y la sentencia favorable al Principado llegó con Javier Fernández en el poder.

Es extraño que conociendo a Cascos como lo conocen en el PP el Gobierno haya optado por dar largas a las peticiones de Foro en espera de que el tiempo diluya sus demandas. Ahora tienen que iniciar una negociación exprés porque necesitan el voto de Martínez Oblanca. Sólo faltaría que el PNV prestara sus cinco escaños por un cheque lleno de ceros, y el proyecto quedara rechazado por el voto de un asturiano.

Ver Post >
CRÍTICA AL ARGUMENTARIO
img
Juan Neira | 19-04-2018 | 21:43| 0

Susana López Ares pide a los diputados socialistas asturianos que apoyen el proyecto de presupuestos. Para convencer a los socialistas ofrece datos. Los 99 millones de euros que debe recibir el Principado, como adelanto del dinero recaudado y que ahora están retenidos por el Gobierno, quedarían desbloqueados en caso de salir aprobadas las cuentas. Igualmente les recuerda que el proyecto transfiere 2.722 millones a Asturias, correspondientes al sistema de financiación autonómica, lo que significa un 5% más que en el anterior ejercicio.

Vaya por delante que tengo una magnífica opinión de Susana López Ares; en el desierto del PP asturiano me parece un oasis de seriedad, sensatez y capacidad dialéctica. Dicho lo anterior, no puedo estar más en desacuerdo con lo que propone en esta ocasión. En el proyecto de presupuestos, Asturias no sale especialmente beneficiada ni perjudicada. No hay motivo para la alegría ni para la depresión. Tenemos regiones limítrofes que reciben más inversión que nosotros. También es cierto que las grandes comunidades autónomas, como Cataluña, Madrid o Andalucía, salen peor paradas que Asturias, en términos relativos. La diputada del PP no se fija en la inversión, sino en el capítulo relativo a la financiación autonómica. Los 99 millones bloqueados, o los 2.722 que nos corresponden por nuestra participación en los impuestos del Estado, no son cantidades generosas que nos concede el Gobierno, sino la cuota que nos corresponde por la distribución de recursos acordada en el sistema de financiación autonómica. Dicho de forma más directa: es dinero de Asturias, no recursos que Rajoy destina a la región. No nos hace ningún favor el Gobierno, es la concreción de un derecho. Si este año recibimos un 5% más que en el anterior ejercicio es porque aumentó la recaudación por IRPF, IVA o Impuestos Especiales.

La intervención de López Ares da licencia para pensar que los diputados del PSOE o del PP deben votar los Presupuestos Generales del Estado en clave autonómica, según traten bien o mal a su región, a su circunscripción electoral, como hacen el PDeCAT, ERC o el PNV. El día que los socialistas o los populares enfoquen los presupuestos, o los problemas nacionales, con la óptica de la tierra chica, se habrá cuarteado definitivamente la España democrática. En vez de tirar de argumentario, mejor haría López Ares en animar al Gobierno a negociar. Cuando se está en minoría no cabe aferrarse a la fórmula de lo tomas o lo dejas.

Ver Post >
CIFUENTES Y OTROS PRESIDENTES
img
Juan Neira | 18-04-2018 | 21:14| 0

Cristina Cifuentes renuncia al máster que nunca hizo por irregularidades administrativas cometidas por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Ella no hizo nada mal, a lo sumo, haber aceptado realizar los estudios siguiendo el sistema propuesto por los responsables académicos. La presidenta de Madrid no ha querido responder a las preguntas sobre su trabajo de fin de máster (TFM), evitando de este modo hacer un ejercicio supremo de imaginación. Hasta ahora el trabajo no ha aparecido y dos de las profesoras que firmaban la calificación han declarado que las rúbricas son falsas. Tal como va este asunto, no descarto que dentro de unos días aparezca el TFM, dejando todo el peso de la culpa sobre el alma mater. Todo indica que en la URCJ se cometieron ilegalidades, pero Cifuentes no puede hacernos creer que es una simple alumna damnificada. Tratar de aparentar que actuó correctamente, aprobando exámenes y presentado trabajos, y que la burocracia de la URCJ organizó un lío descomunal con su expediente, es absurdo. Si su relato fuera cierto, resultaría insólito renunciar a la titulación lograda.

Cifuentes ha mejorado su posición, no por haber hallado un relato creíble, sino por el apoyo obtenido del partido. Ahora puede decir que está respaldada por Mariano Rajoy y Dolores de Cospedal, máximos dirigentes del PP. La secretaria general calificó de sólida la explicación de Cifuentes. Por fin la presidenta madrileña tiene ya una base para aguantar el ataque de la oposición. La amenaza de la moción de censura sigue vigente, pero en esa situación están todos los presidentes que gobiernan en minoría. Si Ángel Gabilondo la desaloja de la poltrona con los votos del PSOE, Podemos y Ciudadanos, Cifuentes se considerará víctima de una conjura y todo el PP utilizará artillería de grueso calibre contra Ciudadanos. Desde una perspectiva política resulta asombroso que Rajoy considere menos gravosa la alternativa elegida que sustituir a Cifuentes por otra diputada del PP.

A veces, lanzar una mirada sobre lo que ocurre fuera nos reconcilia con lo que pasa en casa. A Dolores Carcedo le desespera la lentitud parlamentaria para aprobar el crédito extraordinario y le preocupa la incertidumbre sobre las inversiones, pero ni ella, ni su jefe –Javier Fernández–, ni ÁlvarezCascos, ni Areces, ni Marqués, ni Trevín, ni Rodríguez-Vigil, ni De Silva habrían hecho el ridículo defendiendo un máster que no cursaron. No sé si les salva la honradez o el pudor, pero estoy seguro de que no lo habrían hecho.

Ver Post >
CONSUELO PARA EL DISGUSTO
img
Juan Neira | 17-04-2018 | 15:20| 0

El ingreso que va a recibir el Principado del Estado, en concepto de anticipo a cuenta de lo recaudado, va a ser menor de lo anunciado. El Ministerio de Hacienda había afirmado que nos transferirían 116 millones de euros, pero ahora, tras mediar un nuevo cálculo, resulta que la cifra se va a quedar en 99 millones. Como los altos funcionarios del ministerio son los que hacen las sumas, restas, divisiones y porcentajes (en realidad, las hacen la gente que tienen bajo su mando), no tenemos elementos de juicio para saber si antes erraban y ahora aciertan, o si es al revés. Como ellos no son los únicos que tienen que hacer previsiones, hay que entender que a la consejera de Hacienda del Principado, Dolores Carcedo, le haya sentado mal la rebaja del Gobierno de Rajoy. Hasta en la tienda de la esquina irritan los errores en contra nuestra y recibimos con agrado los que nos benefician. La medicina para curar las malas noticias es el consuelo y, en este caso, la consejera lo tiene muy fácil porque con 99 millones puede hacer frente a la amortización de la deuda y la cofinanciación de proyectos para el medio rural; si a ello añadimos que el salario social ya está otra vez atascado, el resto no pasan de ser cuestiones de poca monta que cabe incluir en el capítulo de ocurrencias. Lo que no puede fallar es la paga del funcionariado y la devolución a los acreedores, con sus respectivos intereses.

Dolores Carcedo informó de la mala nueva cuando se discutía sobre el proyecto de ley de crédito extraordinario en la Junta General del Principado. La tramitación parlamentaria del proyecto está en la fase de las comparecencias. Una larga lista de colectivos, entes o agentes estaban llamados a dar su parecer en la Cámara sobre el crédito extraordinario que solicita el Gobierno asturiano. De las 28 organizaciones o grupos que estaban convocados, sólo se presentaron ocho para dar su opinión. Todo un éxito de convocatoria. Siempre pensé que todas esas comparecencias sobraban, pero ahora se ve que también lo piensan los mismos que estaban citados. Las leyes son cosas del Gobierno y del Parlamento, no de gente que, en la mayoría de los casos, sólo representa a familia y amigos.

Una jornada desvaída que sólo sirvió para que desde el PP se filtrara mercancía insidiosa: el tripartito de izquierdas negocia en secreto otros créditos. Ojalá fuera así. Todavía no se enteraron de que el Parlamento es un balneario y pronto toca temporada de baños. No perdamos las buenas costumbres.

Ver Post >
LOS CÁLCULOS DEL PP
img
Juan Neira | 16-04-2018 | 20:34| 0

La dirección del PP asturiano quiere reestructurar las organizaciones de las alas de la región para mejorar sus resultados electorales. Entre las circunscripción occidental y oriental hay 5 diputados del PSOE, 4 del PP y 2 de Podemos. Los populares creen que los «podemitas» están a la baja, y aspiran a dejarles sin escaños. Consideran que es más fácil aumentar el nivel de representación en las alas que en el centro de la región. Puestos a entrever el mapa de distribución de escaños que saldrá de las urnas de mayo de 2019, el aparato del PP confía en ganar tres diputados (dos en las alas) y que Ciudadanos obtenga ocho o nueve escaños, lo que daría la mayoría absoluta al centro-derecha. ¿Hay base para esos razonamientos o construyen castillos en la arena?

Me parece positivo que los dirigentes del PP piensen en términos concretos sobre lo que deben hacer para mejorar los resultados electorales. Tienen mucha tarea por delante y las líneas de trabajo no se agotan en introducir cambios organizativos o buscar caras nuevas. El PSOE, que es el partido que ha analizado de manera más sistemática los resultados electorales, siempre ha dado una gran importancia a la competencia en las alas. Algunos líderes regionales, como Antonio Trevín, han hecho gran parte de su carrera política en el Oriente, desde donde ha contribuido a que su partido ganara las elecciones. Sin embargo, la mayoría de los pesos pesados de las alas de la región alcanzaron relevancia por su actuación en la Junta General del Principado o en el Gobierno asturiano, defendiendo asuntos que no eran específicamente de esos territorios. Dicho de otra manera, la mejor manera de captar votos en el Oriente y el Occidente consiste en hacer propuestas de carácter general sobre la temática regional. Las alas, como espacio diferenciado, es un invento de los años ochenta del siglo pasado para favorecer a los grandes partidos en detrimento de los pequeños. Aprovecharon el déficit en las comunicaciones regionales para parcelar el espacio electoral. Todo muy burdo.

Soñar es libre y barato. El PP puede ganar las elecciones, claro que sí. Ya lo hizo en 1995, con Sergio Marqués, que obtuvo 21 diputados. Ahora bien, pensar que va a aumentar sensiblemente su número de escaños y que Ciudadanos va a triplicar el número de diputados es imposible. Electoralmente, esos dos partidos funcionan como vasos comunicantes: lo que gana uno lo pierde el otro. Y las encuestas dicen que Ciudadanos sube como la espuma.

Ver Post >
RENOVACIÓN O MUERTE
img
Juan Neira | 15-04-2018 | 21:49| 0

La escena de la política asturiana sigue ocupada por el parloteo. Los portavoces intercambian críticas por el tratamiento parlamentario que se le da a la ley de crédito extraordinario, con acusaciones de filibusterismo de la izquierda a la derecha por no aceptar la aplicación del procedimiento exprés a la citada ley.

Ahora va a tener la derecha la culpa del retraso cuando el Gobierno socialista empleó toda la parsimonia del mundo en confeccionar las partidas del crédito: el invierno entero para hacer una sola cosa.

Entre bastidores, las preocupaciones van por otro lado. Solo se piensa en la preparación de las elecciones. Quien más claramente lo expresó fue Mercedes Fernández, en Mieres, al hablar de la renovación en las listas electorales del PP, tanto de carácter autonómico como municipal.

La lideresa medita una fórmula original de renovación al convertir a los actuales diputados en candidatos a concejales, para reforzar las opciones municipales. Falta por saber si los que hoy son ediles serán mañana aspirantes a diputados, haciendo del intercambio generalizado una novedosa forma de renovación: de poltrona en poltrona.

La renovación en las listas de los partidos políticos, con la excepción del PP, tiene que venir de la mano de las elecciones primarias. Es el procedimiento que consta en los estatutos de los partidos. La democracia interna ha sustituido al dedazo.

PSOE

Por esa vía se prevé más renovación en unos que en otros, aunque es muy pronto para hacer afirmaciones rotundas. Con los datos que hay sobre la mesa, la renovación más profunda se producirá en el PSOE.

De confirmarse la celebración de las primarias en el próximo mes de junio, la candidatura autonómica experimentará una renovación integral, con Adrián Barbón como cabeza de cartel.

Contando con solo mes y medio escaso, los otrora ‘susanistas’ o ‘javieristas’ no podrán presentar una alternativa creíble. Las únicas probabilidades podrían venir de una campaña larga, de varios meses, con distintos debates entre los candidatos y siempre que se diese una circunstancia especial: la reiteración de resultados demoscópicos adversos para Pedro Sánchez. Si las encuestas colocasen al PSOE como tercer partido nacional, renacerían las esperanzas de ‘susanistas’ o ‘javieristas’.

A todo ello hay que añadir que el sector crítico baraja varios nombres, cuando solo Fernando Lastra podría generar alguna expectativa, siempre y cuando se diesen las circunstancias expuestas.

El protocolo de las primarias solo contempla el voto para los militantes, así que las alternativas basadas en convertir el fichero de la UGT en simpatizante del partido, y desde esa condición desnivelar las primarias, no van a poder ejecutarse.

Los que hacen planes alambicados deberían pensar que para los que van a participar en las primarias, la gestión del Gobierno socialista no es un aval, sino un obstáculo.

Con Adrián Barbón, el resto de la lista experimentará una renovación radical. Una nueva etapa, con otro programa y distinto personal.

Minoritarios

En Foro, también se vislumbra una renovación de la candidatura. Tras el batacazo electoral de 2015, la única cara positiva reside en el Ayuntamiento de Gijón. La oferta electoral consistirá en exportar el modelo de Gijón a la región. Un modelo que tiene como perfil diferencial, la cercanía al ciudadano y la honradez en la gestión. Una fórmula que se puso en práctica en el año 2011 y resultó triunfadora en las elecciones municipales de 2015. Las primarias confirmarán lo que es un clamor en el partido.

En Ciudadanos también está garantizada la renovación. El desembarco de Ignacio Prendes en la política autonómica, tras posar durante dos años en el escaparate de la Vicepresidencia Primera del Congreso de los Diputados, será una realidad. De momento, la IV Asamblea del partido ya le ha dado el liderazgo en la organización asturiana y las primarias lo entronizarán como candidato a la Presidencia del Principado. Dos años en las Cortes equivalen a un máster en política. No se admiten lecturas maliciosas.

En IU se ha impuesto la estrategia de Llamazares, de evitar que la formación se convierta en un satélite de Podemos. En IU puede pasar siempre cualquier cosa, pero la ventaja de Llamazares ante las primarias parece clara. Las primeras encuestas les son halagüeñas, así que habrá tanto continuismo como renovación.

Podemos y PP

En Podemos, la mayoría aplastante lograda por Daniel Ripa para encabezar la dirección autonómica demuestra que en la organización asturiana del partido morado hay un bloque en el poder muy sólido, más amplio que en otras regiones. De ahí cabe pensar que Emilio León repetirá como cabeza de cartel y la candidatura renovada responderá a esa abrumadora mayoría.

El mayor margen de incertidumbre se da en el PP, y eso que se rigen por el dedazo que lo ordena todo. ‘Cherines’ tiene asegurado el primer puesto por designación de Cospedal. Rajoy se encoge de hombros. A partir de ahí surgen las dudas. La crisis municipal avilesina, la inminente ruptura en Oviedo y la inanidad de Gijón complican los pronósticos. La lideresa duda y envía embajadores con propuestas. La mercancía falsa llega envuelta en verde pistacho.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira