img
EL CUENTO DE LA BUENA PIPA
img
Juan Neira | 15-03-2017 | 17:16

Simonet Quelle, titular del Juzgado nº 2 de Oviedo, rechaza citar a los testigos solicitados por la abogada defensora de José Ángel Fernández Villa –nada menos que treinta y cinco- y las pruebas demandadas (originales de las facturas de compras realizadas con tarjetas de crédito, recibos justificativos del cobro de dietas por asistencias de sindicalistas del Soma al famoso comité intercentros de Hunosa, actas de las juntas de Hunosa, etcétera). La jueza fue muy contundente en su exposición al decir que no está obligada a practicar diligencias “impertinentes, inútiles, dilatorias o intranscendentes”. En el auto aseguró que carecen de utilidad para la instrucción de la querella. Por si las demandas de Villa no fueran suficientes, Pedro Castillejo, secretario del Instituto para la Formación, Investigación, Documentación y Estudios Sociales, ha pedido, voluntariamente, volver a declarar. Hace unos días había solicitado la verificación de varias pruebas, entre las que se encontraba una pericial sobre el informe económico del Soma que servía de apoyatura a la querella por apropiación indebida de 420.000 euros. Castillejo también pidió el procesamiento de Juan Cigales, contable del Sindicato Minero, que en el relato de Villa aparecía con una gran libertad de disposición para contabilizar los gastos del secretario general del Soma de la manera que considerara más conveniente. Villa llegó al extremo de declarar que estaba en manos del contable su testamento.

Un cambio radical de estrategia. Durante el largo año de instrucción el objetivo de Villa consistía en evitar comparecer en el juzgado. Ahora ha pasado al extremo opuesto, quiere volver a declarar, pide realización de pruebas de todo tipo (pedir las actas de Hunosa es una invitación directa al bostezo) y que treinta y cinco personas comparezcan como testigos. Hace unos años, entre la gente de la Federación Socialista Asturiana (FSA) se puso de moda la expresión, “comprar soga”. Luego, el resto del personal político empezó a repetirlo y, por supuesto, el periodismo abducido por la FSA. Se trataba de decir que tal partido, gobierno o dirigente, con una determinada medida sólo lograba retardar el ahogamiento. Bien parece que la defensa de Villa está orientada en el mismo sentido. Alargar indefinidamente la instrucción para evitar tener que sentarse en el banquillo. Las firmas son falsas, no conocía la clave de la tarjeta bancaria. ¿Otro informe médico?

Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA

Otros Blogs de Autor