El Comercio
img
Fecha: abril 2, 2017
EL IMPUESTO DE LOS MUERTOS
Juan Neira 02-04-2017 | 11:57 | 2

La reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, acordada por el Gobierno socialista y el PP, responde a un clamor popular que sobrepasa la letra de lo pactado. Cuando se produjo la negociación presupuestaria, Mercedes Fernández concentró todos los esfuerzos en una sola petición, la eliminación del tributo. Escoger ese objetivo venía marcado por el éxito de la plataforma ciudadana constituida para suprimir el impuesto. La base electoral del PP es la propia de un partido de propietarios y la queja en la calle estaba protagonizada por aquellos que les resultaba muy oneroso –o imposible– pagar el impuesto para recibir el patrimonio de sus familiares.

La solución acordada eleva sustancialmente el umbral de pago hasta los 300.000 euros. También se hace una reconsideración razonable para el caso de que esté en juego la transmisión de empresas familiares, con todo lo que conlleva asociado, fuente de riqueza y puestos de trabajo. Añadamos que, igualmente, se ha reformado lo tocante a las donaciones, para que el hecho de donar no sea cosa de extravagantes.

Desde una perspectiva política, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones ha encendido por primera vez la batalla fiscal en Asturias, una pugna que no tiene como protagonistas al PSOE y al PP, sino a un sector de la ciudadanía y al Gobierno socialista.

PSOE y PP coinciden en casi todo en Asturias, por eso ‘Cherines’, como antes Pérez Espinosa, y previamente, Gabino de Lorenzo, fueron los grandes valedores del Partido Socialista, dándole soporte cuando está en el Gobierno o ayudándole a recuperar el poder cuando los ciudadanos lo desalojaron del mismo.

RÉCORD

La oposición al impuesto está protagonizada por más de 108.000 personas que respaldaron con su firma el escrito que registró la plataforma contra el Impuesto de Sucesiones en el Principado, pidiendo la supresión del llamado ‘impuesto de los muertos’. Se trata de cerca del 15% de los electores. La derivada electoral es pertinente traerla a colación, ya que los portavoces de la plataforma han declarado que en caso de no ser escuchados barajan la posibilidad de constituirse en candidatura electoral y acudir al Parlamento con un solo objetivo: suprimir el tributo.

Por esa razón, el PSOE y el PP abordaron la reforma, con la intención de que sea un dique que frene la marea popular. Curiosamente, la misma batalla se ha empezado a dar en otras comunidades autónomas, como Andalucía o Extremadura, en las que los gobiernos socialistas tiraron de consigna ideológica y pusieron una carga fiscal a las herencias muy superior a las de otras regiones.

En Andalucía, Susana Díaz advirtió a los que protestan que «nunca vamos a favorecer a los ricos, ni a quienes heredan cinco, diez o quince millones». En boca de un político profesional las palabras nunca son inocentes. Da a entender la lideresa que el Impuesto de Sucesiones es un tributo pensado para gente millonaria y que el resto puede dormir tranquilo. En Asturias todo aquel que herede un piso valorado en 200.000 euros y unos ahorros de 100.000 euros, ya tiene que pagar.

Por no hablar de los numerosos casos en que los herederos son hermanos, sobrinos, etcétera. Entonces, el principal beneficiado es Hacienda. La consejera Dolores Carcedo valoró en 200 los contribuyentes que les tocaría pagar cada año. No mostró las bases de su cálculo. Sin embargo, ella sabe muy bien que en 2016, 1.635 personas renunciaron a heredar, lo que supone el 16% de todas las herencias. El mayor porcentaje de España.

Lo que no nos dijo nunca la consejera, ni los que le precedieron en el cargo, es lo que hace el Principado con esa formidable fortuna que les llega sin merecerla. ¿Hay una previsión de ingresos en el presupuesto por las renuncias de herencias? 1.635 patrimonios es un tesoro que añade nuevas responsabilidades a la tarea de gobernar. ¿Cómo se gestiona? ¿Contrataron a más funcionarios? ¿Esperan sacar los bienes a subasta para quitárselos a la clase media y ponerlos en manos de los profesionales de hacer negocio con las desgracias ajenas? Ni una palabra.

DISPARATES

Dejando a un lado los sentimientos, sobre el Impuesto de Sucesiones operan dos malos entendidos. Los gobiernos autonómicos –socialistas por más señas– que tienen el gravamen más alto del impuesto culpan a los demás gobiernos de la contestación popular contra el tributo. Puestos a desvariar, hablan de «dumping fiscal» (sic), y piden al Gobierno de España que fije un mínimo de obligado cumplimiento. Susana Díaz ha llegado a proponer a Rajoy que rescate el Impuesto de Sucesiones de las garras de los líderes autonómicos. Es la primera vez que un presidente autonómico propone reducir el autogobierno.

Vamos a ver. En todo el mundo la gente quiere pagar menos impuestos, y resulta que se pide la penalización de los únicos gobiernos, como el de la Comunidad Autónoma de Madrid, que hacen caso a los contribuyentes.

Los dirigentes de izquierdas dicen que cualquier bajada de impuestos les debilita en la negociación de la financiación autonómica. En su ceguera ideológica aspiran a esquilmar las carteras de sus ciudadanos y que después el Estado les dé como premio más recursos con el dinero de otras regiones. El progreso consiste en enriquecer a la Administración.

Ver Post >
DAVID TUMBA A GOLIAT
Juan Neira 02-04-2017 | 11:56 | 0

Las expectativas sobre la línea de AVE Madrid-Gijón, en todo lo tocante al tramo que va desde la capital leonesa hasta la villa de Jovellanos, han experimentado un cambio radical y, para muchos, inesperado. De la noche a la mañana, la alta velocidad asturiana recupera las vías AVE, que es tanto como decir que el proyecto recupera su naturaleza original que había perdido con las decisiones tomadas por el Ministerio de Fomento en los últimos años. Un conjunto de medidas, de distinto orden, que pasaban por anular contratos, retrasar estudios, no ejecutar partidas recogidas en los presupuestos -en los últimos cinco años quedaron 358 millones de euros sin gastar–, que fueron complementadas con el diseño ‘low-cost’ del tramo León-La Robla: con 18 millones de euros se acondicionaban 20 kilómetros de línea. La mayor ganga ferroviaria del mundo avanzado. Bastaba con tomar un poco de perspectiva para comprender el objetivo que une las medidas diseminadas por el mapa y el calendario: dejar a León como estación término de la línea de alta velocidad que se iniciaba en Madrid. Trenes AVE con ancho internacional de vía desde Madrid a León, y a partir de la capital leonesa el trayecto se convertía en ancho Renfe, hasta llegar a Gijón.

La buena nueva nos la dio el mismo Ministerio de Fomento, sin que se hubiera renovado la cúpula directiva del mismo ¿Cómo abandonó De la Serna el paradigma del ancho de vía Renfe para los asturianos y nos igualó con el resto de España a través del ancho internacional? El ministro no encabezó el cambio de vía, sino que acató la orden de Rajoy. El presidente del Gobierno es un hombre de talante conservador, poco intervencionista, dado a encogerse de hombros, salvo que vea cerca el peligro. Con 35 años de oficio en la política, sabe distinguir entre bravuconadas y amenazas reales. Las declaraciones de Cristina Coto condicionando el voto afirmativo de Foro a los presupuestos generales del Estado a la recuperación del ancho internacional para la vía desde León a Gijón, obligaron a Rajoy a llamar a De la Serna para que convirtiera el digo en Diego.

Rajoy sabe, como sabemos todos, que Cascos es el autor de la estrategia y el que convirtió en cuestión de Estado la defensa de la alta velocidad asturiana. Una vez más, David tumbó a Goliat. El triunfo de un «partidito» –que diría Rivera– hace más visible la desidia y endeblez del Parlamento y Gobierno asturiano, incapaces de hacer frente a un plan que dejaba a la región en vía muerta.

Ver Post >
LA EXIGENCIA DE FORO
Juan Neira 02-04-2017 | 11:54 | 0

Cristina Coto ha dicho que el apoyo de Foro a los Presupuestos del Gobierno depende de que se cumplan los compromisos alcanzados con el PP sobre la variante de Pajares. Esta declaración vino precedida de dos cartas enviadas a Mariano Rajoy en las que recordaba al presidente del Gobierno el cambio cualitativo operado en el proyecto por el ministro De la Serna, al diseñar una vía de ancho convencional para el tramo León-La Robla y para los túneles de Pajares. Resulta que después de invertir 3.500 millones de euros en los túneles de la variante de Pajares, el viaje se realizará bajo el formato convencional de ancho Renfe. Un desembolso propio de la alta velocidad para acabar teniendo el modelo de tren de toda la vida.

Al aviso de Foro ha respondido Mercedes Fernández con un doble argumento. La presidenta del PP asturiano considera que las críticas de Foro son muy apresuradas porque todavía se desconocen los presupuestos que va a presentar el Gobierno de Rajoy. Se ve que Cherines habla de oídas, ignorante de las razones de Foro. Bien claro se lo expresó Coto a Rajoy, «no exigimos al Gobierno que presides ni plazos determinados ni cuantías presupuestarias concretas». Lo que pide Foro para aprobar los presupuestos es mantener el proyecto de la alta velocidad, no cambiarlo chapuceramente por una vía de tren convencional, como ha hecho De la Serna. El segundo argumento de Cherines es aún mejor que el primero: todos deben votar ‘sí’ para que no se pierdan las inversiones. Por esa regla de tres, las distintas oposiciones parlamentarias que hay por el ancho mundo votarían, sin vacilar, a favor de los presupuestos, pero la experiencia indica que son mucho más exigentes: no toman como referencia la existencia de inversiones, sino el grado de satisfacción que permiten las cuentas acerca de las demandas realizadas al Gobierno. Foro ya ha marcado el terreno, quieren que entre León y Gijón cubra el servicio un tren de alta velocidad, como ocurre entre Madrid y León. A Rajoy le toca dar respuesta.

Rivera aprovechó su visita relámpago a Asturias para decir que estas cosas le pasan a Rajoy por pactar las grandes infraestructuras con «parditidos». Con voz de estadista pidió al presidente la puesta en servicio de la variante de Pajares para que los asturianos tengamos la alta velocidad. Rivera fue único líder nacional que se opuso a la variante. Claro que entonces Ciudadanos era un partidito, no la gran formación liberal que todos conocemos hoy.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor