El Comercio
img
Fecha: abril 22, 2017
LAS LLAMAS DE LA CORRUPCIÓN
Juan Neira 22-04-2017 | 9:10 | 0

El descubrimiento de una nueva trama corrupta eleva la temperatura política. El meritorio trabajo de policías, fiscales (cuando les dejan) y jueces saca a la luz comportamientos deleznables de individuos que mandan mucho en nuestro país. La “operación Lezo” sigue la senda de “Gürtel” y “Púnica”, con el PP de Madrid como eje del mal. Al tirar de la manta se ha visto las vergüenzas al expresidente de la comunidad autónoma, Ignacio González, al consejero delegado de unas de las empresas más fuertes del país (Javier López, de OHL), ya condenado a seis meses de prisión en el juicio de las tarjetas “black” e investigado en el sumario de la Púnica, y a un personaje como Edmundo Rodríguez, consejero delegado de Audiovisual Española 2000, que se le señala como un elemento clave en el vaciamiento de recursos de la empresa pública de aguas de la Comunidad de Madrid, por el conocido método de pagar por un bien una cantidad muy superior a su valor, y con el dinero ya puesto fuera del país, empieza un complicado viaje por sociedades interpuestas para terminar, unas veces, en paraísos fiscales y, en otras, en Suiza, que es la gran patria del dinero ajeno.

Cuarenta seis millones de españoles escandalizados y desde el aparato del PP no hay respuesta. Rajoy se prepara para declarar como testigo en el “caso Gürtel”, pese a las resistencias de la Fiscalía, que consideraba redundante la declaración del presidente porque ya está acreditada la existencia de una caja B en el PP. Vivir para ver. Rajoy dijo que su declaración será un acto de “pura normalidad”. Resulta que lo anormal es que los presidentes de gobierno no visiten los juzgados. En el PP se limitan a la repetición de tópicos sobre el respeto a la Justicia y la necesidad de dejar trabajar a los jueces. No va con ellos, aspiran a que la cambiante actualidad, con atentados en Paris, “clásicos” de fútbol, derbis madrileños, etcétera, relegue a un segundo plano la pandemia de la corrupción.

Se equivocan. El asunto ha ido muy lejos. La “operación Lezo” evidencia una trama organizada desde el corazón de la Administración del PP. Lo siento por Esperanza Aguirre, la figura más destacada de su partido en los últimos quince años, pero con sus dos lugartenientes cazados, Francisco Granados e Ignacio González, debe dejar la vida pública. No porque lo diga Manuela Carmena, sino porque lo indica el sentido común. El incendio exige un cortafuego más amplio: el relevo generacional en el PP es una necesidad.

Ver Post >
EL PREGÓN DE LA PROTESTA
Juan Neira 22-04-2017 | 1:34 | 0

En el Parlamento se produjo, por fin, un debate que conectó con lo que habla la gente en la calle. Pedro Leal (Foro) le preguntó al Principado por las más de 1.600 personas que renunciaron a recibir las herencias el año pasado, poniendo el dedo acusador sobre el oneroso Impuesto de Sucesiones. La consejera de Hacienda se defendió argumentando en una doble dirección, primero, relativizando la cifra y, segundo, apuntando otras causas, distintas a la obligación fiscal, por las que la gente renuncia al legado de sus padres, abuelos, hermanos o tíos.

Dolores Carcedo comparó el mínimo aumento de las renuncias en Asturias, durante el último año, con el incremento del 3% en el conjunto nacional. Una forma de tomar el rábano por las hojas. En este punto lo único importante es el número de renuncias, y Asturias, por desgracia, lidera el pelotón autonómico.

En ninguna otra región hay tantas renuncias en proporción a la población. Sólo desde el prejuicio ideológico o desde posiciones políticas interesadas se puede restar importancia al hecho de que tantas personas no quieran recibir un patrimonio al que tienen derecho y que está, en la mayoría de los casos, cargado de sentimientos. Como resulta imposible minimizar la cifra de renuncias, la consejera se adentró en el campo de las causas.

Tiró del argumento comodín, que sirve tanto para un roto como para un descosido: la crisis económica. En efecto, la crisis económica afecta a las renuncias a herencias, como afecta al número de depresiones, a los ‘riojas’ que se beben, a la crispación en el seno de las familias, a hacer interminables los noviazgos y un larguísimo etcétera. Puestos a ser imaginativos, me atrevo a decir que la crisis económica está relacionada, incluso, con la alta presión fiscal, y por eso el Gobierno socialista aprovecha el Impuesto de Sucesiones para pagar las nóminas de los funcionarios con las herencias de los ciudadanos. Si el afectado paga, estupendo, y en caso contrario, a falta de recibir un fajo de dinero, se engulle la herencia y engorda el patrimonio del Principado. Dolores Carcedo señaló que la crisis económica produjo el estallido de la burbuja inmobiliaria y mucha gente se vio sin recursos y con pesadas hipotecas sobre su cabeza. No sabía yo que la gente de la tercera edad moría dejando sus viviendas a medio pagar. Carcedo nos quiere vender las excepciones como si fueran la regla. La consejera hizo de pregonera para la manifestación del sábado contra el Impuesto de Sucesiones.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

jesusferga794_9615 05-11-2017 | 13:22 en:
CLASES DE DELITOS

Etiquetas

Otros Blogs de Autor