El Comercio
img
Fecha: mayo 23, 2017
LA REVOLUCIÓN DE LAS BASES
Juan Neira 23-05-2017 | 11:56 | 1

El desenlace de las primarias socialistas provoca tantas reflexiones como los resultados de las elecciones generales, autonómicas o municipales. Las consecuencias para la política española o asturiana no son menores. Las declaraciones de Adriana Lastra, una de las principales colaboradoras de Pedro Sánchez, han levantado una polvareda de comentarios por toda España. La diputada asturiana ha afirmado que los barones autonómicos deberían pedir perdón a las bases; se entiende que la razón de la petición de disculpas no es otra que haber tenido la osadía de proponer una candidata que no tuvo el apoyo de los militantes de sus organizaciones. Sin embargo, a mí me causó una mayor sorpresa que Adriana Lastra no sólo equiparara la valía de su voto con el de Felipe González –una afirmación acertada-, sino que dijera que su criterio valía tanto con el de González. Las palabras de la coordinadora de campaña de Pedro Sánchez muestran que estamos ante la revolución de las bases, que como toda revolución empieza por abolir las antiguas jerarquías. Ahora una diputada, con unos meses de experiencia, tiene un bagaje político semejante a un señor que fue durante 14 años presidente de Gobierno. La revolución francesa creó el calendario republicano, con semanas de diez días, días de diez horas, horas de cien minutos y minutos de cien segundos. Abajo el viejo orden. A lo mejor Felipe González necesita una cura de humildad y conviene mandarlo unos años a trabajar de guardabosques, como hicieron los rusos con Dubcek poniéndolo a trabajar a la sombra de los árboles de Bratislava. La dinámica es imparable y no está en manos de Adriana Lastra detenerla: el ajuste entre las familias socialistas es cosa de semanas o meses, para que se asiente el nuevo poder.

Los congresos en las federaciones regionales, que tendrán lugar en los meses de verano y otoño, serán la ocasión para el relevo de personal. En la FSA confían en convencer a Javier Fernández para que se presente a la reelección del cargo. Dicen que será muy difícil derrotar a los “sanchistas”, pero sin Javier Fernández lo consideran imposible. Me extrañaría mucho que el actual secretario general aceptara el envite de confrontar en las urnas con un dirigente “sanchista”. El domingo, el oficialismo quedó en Asturias a 900 votos de los “sanchistas”. Sería una apuesta de alto riesgo que comprometería los dos años de gobierno que le quedan hasta pasar a enrolarse en lo que llaman, clases pasivas.

Ver Post >
UN CAMBIO HISTÓRICO
Juan Neira 23-05-2017 | 12:01 | 0

Victoria clara de Pedro Sánchez en las primarias, con diez puntos de diferencia sobre Susana Díaz, mientras Patxi López sacaba un resultado testimonial. El triunfo de Pedro Sánchez abarca a todas las comunidades autónomas salvo las regiones de las que son originarios Susana Díaz y Patxi López.

El nuevo líder tuvo la iniciativa política durante la campaña electoral, donde remarcó la idea de que había un sector del partido identificado con los notables, que había pactado con el PP y llevaría al PSOE hacia la irrelevancia, como antesala de su desaparición. Frente a ellos estaba otro grupo, liderado por Sánchez, que no claudicaba ante Mariano Rajoy y pretendía llevar al PSOE hacia posturas nítidas de izquierda. Si Pablo Iglesias tiene como modelo a Alex Tsipras, Pedro Sánchez toma como gran referencia a Antonio Costa, presidente del Gobierno de Portugal y ex alcalde de Lisboa. Frente a ese discurso, Susana Díaz mantuvo el argumento de que el PSOE no debe moverse de sus posiciones, ni un paso a la izquierda ni a la derecha, y sólo necesitaba un candidato ganador en las urnas y levantar la moral de la tropa. La oficialidad, empezando por la comisión gestora, y siguiendo por la propia Susana Díaz, no supieron en ningún momento explicar lo que había sucedido el pasado 1 de Octubre en el Comité Federal, dejando que la militancia diera por buena la versión del golpe de Estado. Tampoco quisieron hurgar en temas delicados, como las maniobras realizadas por Pedro Sánchez para forjar una  alianza de partidos de izquierda y fuerzas nacionalistas, sin informar a los presidentes autonómicos y a la dirección del partido. En conclusión: ante la militancia comparecía un candidato con la etiqueta de bienhechor, que para colmo había quedado en el paro por defender la ética socialista, y en frente había un grupo de presidentes autonómicos, trufados de intereses, que habían pactado con Rajoy. Expuesta la disyuntiva, el resultado en las urnas fue una consecuencia lógica.

En Asturias, la victoria de los sanchistas es aún más rotunda. Un anticipo de ella había sido el test de los avales, donde los partidarios del nuevo secretario general habían ganado con mucha holgura. El papel de Javier Fernández, como presidente de la gestora, propició la movilización de los sanchistas asturianos. También los cinco años al frente del Gobierno asturiano pesaron en las urnas. El próximo congreso regional marcará el fin de una etapa de la FSA.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

Nicomedes 03-08-2017 | 21:06 en:
RAJOY, NARBONA Y LA CUP
Nicomedes 02-08-2017 | 23:03 en:
GOBERNAR A CRÉDITO
Nicomedes 30-07-2017 | 11:26 en:
BUENAS INTENCIONES

Etiquetas

Otros Blogs de Autor