El Comercio
img
Fecha: noviembre 7, 2017
MODELOS DE LISTA ELECTORAL
Juan Neira 07-11-2017 | 5:59 | 0

La crisis catalana se mueve en dos escenarios, judicial y electoral, que están conectados. Oriol Junqueras pide ser excarcelado para participar en la campaña de captación de voto, como si las medidas cautelares a las que está sometido se pudieran retirar por ser un potencial candidato en las urnas. Carlos Puigdemont manifiesta de palabra y por escrito su visión apocalíptica de la democracia española. Tantas veces en TV3 compararon a Rajoy con Franco que el ex “president” se creyó el disparate y se comporta como si fuera un gobernante en el exilio. Cuando se mira al espejo seguro que le viene la comparación con Tarradellas, con la ventaja a su favor de no padecer alopecia. Puigdemont teme la Justicia española, pero una parte de su cerebro se libera de las togas amenazantes y se ofrece para liderar una lista unitaria de las fuerzas independentistas.

Vamos de sorpresa en sorpresa, aunque hay acontecimientos que ya están señalados en el calendario, como la visita que girarán esta semana Carmen Forcadell y los miembros de la Mesa del “Parlament” al Tribunal Supremo. Para entonces, sus abogados ya habrán tenido tiempo de estudiar las acusaciones del Fiscal General del Estado. Visto lo sucedido en la Audiencia Nacional con sus colegas del “Govern”, no sería de extrañar que el juez los enviara a prisión sin fianza, lo que aumentaría la tensión entre independentistas y constitucionalistas.

El horizonte penal de los dirigentes independentistas complica la estrategia electoral. La primera decisión a tomar es si van unidos todos en una candidatura o comparecen separados. La experiencia de Juntos Por El Sí sirvió para dar el Gobierno a PDeCAT y ERC, pero ese experimento es difícil trasladarlo mecánicamente al presente ya que Esquerra es el partido favorito para ganar en las urnas y el partido de Arthur Mas cotiza a la baja en las encuestas. La propuesta de Puigdemont de repetir como candidato no deja de ser una trampa para ERC, ya que volverían a ceder la Presidencia al socio electoral, pese al descrédito social en que ha caído por los incontables casos de corrupción. Al margen de los cálculos partidistas, Puigdemont es un pésimo candidato. Un presidente que toman las decisiones por él, queda mudo en el Parlamento y huye cuando toca dar la cara. Vaya pedazo de estadista. En la galaxia independentista se alzan voces pidiendo una lista de nacionalistas encabezada por los dirigentes presos. Otro error que requiere comentario aparte.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

jesusferga794_9615 05-11-2017 | 13:22 en:
CLASES DE DELITOS

Etiquetas

Otros Blogs de Autor