El Comercio
img
LASTRA DESENMASCARA AL “SANCHISMO”
img
Juan Neira | 24-11-2017 | 23:01

Fernando Lastra ha atacado duramente la aprobación del cupo vasco en el Congreso de los Diputados, con el apoyo de todos los grupos, con la excepción de Ciudadanos y Compromís (grupo regional valenciano, muy crítico con el cupo, ya que el actual sistema de financiación autonómica deja a Valencia con la menor financiación por habitante de toda España). El cupo arrancado por el PNV al Gobierno de Rajoy, a cambio de que el grupo vasco le devuelva el favor aprobando los presupuestos del Estado, contó con el increíble respaldo de toda la izquierda. Una medida claramente discriminatoria, que actualiza el privilegio foral, tuvo el respaldo del PSOE, Podemos e IU. Qué lejos quedan los tiempos en que la izquierda luchaba por los derechos y estaba en contra de los tratos de favor. El PNV convenció a Montoro para dejar el cupo en 1.300 millones anuales, que con las deducciones quedará en menos de mil millones. En el ejercicio anterior aportaban 200 millones más, y los expertos en Derecho Fiscal, incluyendo los filonacionalistas de la Universidad Pompeu Fabra, consideran que el cupo bien calculado supera los 2.500 millones. Hay unanimidad entre los expertos en que el cupo vasco y el amejoramiento navarro impiden cualquier intento de implantar un sistema de financiación autonómico equitativo.

Todo esto lo tradujo Lastra a lenguaje político, al decir que los grupos nacionalistas minoritarios chantajean al Gobierno comportándose como lobbies. No actúan como partidos políticos, sino que actúan como grupos de presión. De manera valiente, el consejero de Infraestructuras fue un paso más allá y señaló que los socialistas aprueban el presupuesto del Gobierno de Rajoy entregando los votos a una fuerza política (PNV) que tiene la llave para aprobarlo. Así es. Pedro Sánchez, con el voto favorable al cupo, ofende a los dirigentes autonómicos socialistas y le hace un favor impagable a Rajoy, que sin el visto bueno al cupo se quedaría sin presupuesto. Sí al PNV y sí a las cuentas del Gobierno del PP Sí es sí.

La trampa del cupo tiene diversos apartados (PIB, IVA) y perjudica claramente al resto de comunidades autónomas. Para evitar el chantaje nacionalista bastaba con que PP y PSOE tuvieran sentido de Estado y acordaran las líneas maestras del presupuesto dejando a los nacionalistas sin capacidad de presión. Pedro Sánchez prefiere hacer retórica de izquierdas y entregar los recursos económicos a los dos derechas, nacional y regional.

Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor