El Comercio
img
Fecha: diciembre 1, 2017
PRESUPUESTO SIN MARKETING
Juan Neira 01-12-2017 | 9:36 | 0

Las negociaciones presupuestarias, como todas aquellas que versan sobre asuntos importantes, conllevan siempre una fase de cortejo. El Gobierno responsable de las cuentas tantea a sus potenciales aliados mostrando la bondad de su mercancía y se muestra solícito a dialogar sobre sugerencias y exigencias. El Parlamento se rige por las leyes de la aritmética, de modo que las negociaciones siempre se hacen pensando en el número de diputados necesario para aprobar el proyecto presupuestario. En el caso del Parlamento regional el número clave es 23. El Gobierno socialista marginó al PP de un posible acuerdo para no chocar con la FSA de Adrián Barbón. Javier Fernández no quiere guerras internas en el último tramo de su mandato y pone la suerte del proyecto de cuentas en el acuerdo con Podemos e IU. El pacto con el PP era muy sencillo, pero para mantener la paz en el partido eligió el camino sinuoso  de una alianza tripartita con Podemos e IU. Un tres en raya inédito en lo que va de mandato.

Dados los antecedentes, lo más sensato es pactar con IU y, luego, picar a la puerta de Podemos. Al grupo parlamentario de IU le convence la distribución de recursos que contempla el proyecto socialista. Estarían dispuestos a dar el definitivo visto bueno si una serie de cuestiones, no precisamente dinerarias, fueran satisfechas al calor del pacto presupuestario. Podríamos decir que lo no que sea gastar e invertir resulta barato. En la fase de cortejo, todos los problemas que no son de dinero dejan de ser problemas. Sin embargo, en esta ocasión, no se cumple esa pauta. Primero surgió la inesperada reclamación a los ayuntamientos para que devuelvan el dinero de los planes de empleo no realizados y, ahora, el absurdo conflicto en torno a una polémica reorganización del servicio de salud mental en Oviedo, realizada por el Principado. En IU no entienden que los que deberían estar más objetivamente interesados en allanar los problemas, se dediquen a poner palos en las ruedas del pacto. Alejando Suárez, responsable de la organización ovetense de IU, afirmó que hay un sector reaccionario en el Gobierno asturiano que pretende reventar el acuerdo. No creo en las conjuras, aunque todo pudiera ser. Me inclino a pensar que la aprobación de las cuentas no despierta entusiasmo en el Principado. Hasta ahora solo hemos visto a Dolores Carcedo exponiendo las bondades. La venta de todo producto exige marketing, imprescindible cuando la mercancía despierta recelo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor