El Comercio
img
Fecha: junio 5, 2018
RONDA DE PORTAVOCES
Juan Neira 05-06-2018 | 8:57 | 0

Los portavoces parlamentarios han vertido sus opiniones sobre los primeros pasos dados en la política nacional tras el cambio de gobierno. Mercedes Fernández asegura que Mariano Rajoy no debe dimitir como presidente del PP, porque ganó el congreso del partido por una mayoría apabullante. Cherines siempre fue una forofa de los líderes del PP, tanto de Aznar como de Rajoy; su comentario es el propio de una persona entregada al jefe de la tribu sin reparar en las circunstancias políticas de la nueva coyuntura. Pasar a la oposición supone un punto y aparte que obliga a reflexionar y tomar decisiones en función de la posición que ocupa ahora en el escenario político. La moción de censura fue contra Rajoy y, quizás, podría extenderse la misma consideración a una parte de la vieja guardia, pero no afecta a dirigentes como Núñez Feijóo o Sáenz de Santamaría, que no tuvieron nada que ver con Gürtel. El tiempo de Rajoy ya ha pasado; todavía puede imponerse al resto de dirigentes, pero cuanto más tarde en pasar a un segundo plano, más difícil le será al PP retornar al poder. Cherines debería pensar que ante un próximo resultado electoral semejante a los dos últimos celebrados en 2015 y 2016, a Rajoy le resultaría materialmente imposible encontrar aliados para ser investido presidente, pero Núñez Feijóo o a Sáenz de Santamaría, sí podrían concitar apoyos. Como los estatutos del PP no contemplan la bicefalia, Rajoy debe abandonar voluntariamente la presidencia del partido.

Marcelino Marcos Líndez (PSOE) estima que es poco coherente que el PP enmiende los Presupuestos Generales del Estado en el Senado, ya que fueron ellos los que los confeccionaron. No menos incoherente es que el mismo PSOE que demonizó las cuentas, ahora las asuma sin cambiar una cifra. Emilio León (Podemos) se refirió a la misma cuestión con una comparación expresiva: «el Gobierno del PP amenazó con el gobierno Frankenstein y ahora se disfraza de la niña del exorcista».

De tanto rebuscar en la cinemateca, uno no termina de saber si León es un político cinéfilo o si confunde el Parlamento con un plató. Ahora bien, la palma se la llevó Gaspar Llamazares al decir que con las enmiendas en el Senado el PP muestra su verdadera cara de partido antisistema. Hombre, don Gaspar, en Cuba, Vietnam o Corea del Norte, el PP sería antisistema, pero no en España porque hasta IU es del sistema. Cristina Coto, la más realista, mostró preocupación por el daño que podrían causar a Asturias los cambios en las cuentas.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira