El Comercio
img
Autor: juanneira
LOBOS EN MANADA
img
Juan Neira | hace 14 horas| 0

Saber que el conductor del coche que causó 13 muertos y más de 130 heridos por las Ramblas de Barcelona no se encuentra libre, dispuesto a participar en otro atentado, transmite tranquilidad a la opinión pública. Si se le hubiera podido detener para ser llevado ante los tribunales de Justicia estaríamos ante la operación policial ideal. Todo indica que fue materialmente imposible realizarla, entre otras razones, porque cuando fue abatido se encontraba en compañía de otros cuatro terroristas atropellando a peatones en el paseo marítimo de Cambrils (Tarragona). Dos matanzas colectivas con escasas ocho horas de diferencia. Entre los primeros deberes que tiene un Estado democrático está el de impedir que los individuos que tengan vocación de asesinos puedan cumplir sus deseos.

Las acciones criminales en Barcelona y Cambrils, junto a la explosión en Alcanar (Tarragona) que provocó un muerto y siete heridos,  y los tres detenidos en Ripoll (Gerona), entre ellos un hermano de Mossua Oukabir, el conductor del coche que causó la matanza en Las Ramblas, muestran que en Cataluña hay algo más que tristes lobos solitarios. Una región muy poblada, con una gran recepción de visitantes, que tiene en sus calles un mosaico de etnias y culturas, ofrece un terreno favorable para la profusión de células del islamismo radical. Es un problema que se venía incubando desde hace muchos años, sin que las autoridades regionales y locales mostraran inquietud. El mejor ejemplo es que no se habían colocado bolardos en las Ramblas para impedir el paso de coches. Ahora se pagan las consecuencias. De todo tipo. Lo primero es la pérdida de vidas humanas, dictadas por los giros azarosos de un vehículo, guiado por individuo que carecía de edad para ser el titular de un carné de conducir. A continuación está el golpe que causa a la convivencia. Me parece admirable y emocionante el grito improvisado y colectivo,  del “no tinc por” por las Ramblas de Barcelona, pero pese al voluntarismo que conlleva, claro que hay miedo. ¿Cómo no va a haberlo? Cuando los terroristas tienen capacidad para provocar sucesivos atropellos en zonas de máxima afluencia, cuando bajan de los coches y acuchillan a los viandantes, el miedo funciona como mecanismo de seguridad.

Hay otras consecuencias indoloras, pero que causan un gran perjuicio para Cataluña y para España. El turismo alcanzó récord en nuestro país porque otras costas eran inseguras. Ahora la violencia está aquí.

Ver Post >
UNA TARDE DE VERANO
img
Juan Neira | 18-08-2017 | 3:50| 0

Atentado terrorista en el corazón de Barcelona, en la parte alta de Las Ramblas, en los alrededores de la Plaza de Cataluña. Un vehículo invadió la zona de peatones y recorrió más de medio kilómetro atropellando a los viandantes. Por la forma de conducir, haciendo eses para arrollar al mayor número de personas, no cabe la menor duda de la voluntariedad de la acción. El balance provisional es trágico: trece muertos y más de una treintena de heridos.

El 14 de julio de 2016 el terrorismo yihadista llevó a la práctica una nueva forma de cometer atentados, consistente en introducir un vehículo en una zona peatonal y arrollar a la gente que camina confiada. El estreno fue el paseo marítimo de Niza con 85 muertes. Un balance tan dantesco seguro que animó a los asesinos a repetir la acción y en los últimos trece meses ya realizaron la macabra maniobra en ocho ocasiones en ciudades europeas. Tres veces en Londres con el resultado global de 14 muertes. En la capital de Inglaterra combinaron, en dos ocasiones, el atropello con el ataque con cuchillo, una vez abandonado el camión. Estocolmo, París y Berlín también sufrieron la misma modalidad de atentado, con doce muertos en el caso de la capital alemana.

Ahora le tocó a Barcelona. Como sucede con la inmensa mayoría de los ataques terroristas, un segundo antes de perpetrarse nadie pensaba que pudiera suceder. La sorpresa es un elemento clave en las acciones de los grupos terroristas. Sin embargo, para los cuerpos policiales, para los gobiernos y para los expertos en la materia era bien conocido que las ciudades españolas, en algún momento –y más bien pronto que tarde- iban a sufrir la violencia del terrorismo yihadista. Desde el año 2015 se esperaba que ocurriera. España reúne los mismos requisitos para ser blanco de las iras del fundamentalismo islamista que el resto de las naciones que nos rodean. Desde una perspectiva logística, nuestro país está aún mucho más expuesto porque somos fronterizos con el Norte de África, donde los yihadistas tienen bases y apoyo social. El golpe ha sido muy duro. Sin embargo, la política a seguir es la misma que hace una semana, un mes o un año. No queda otro remedio que perseverar en la acción policial, sin la cual ya habríamos sufrido bastantes atentados a juzgar por la cantidad de individuos que fueron detenidos en los últimos años. Hay que solicitar el apoyo de la sociedad y mejorar la colaboración con las policías de otros países. Este combate va para largo.

Ver Post >
CUANDO TIEMBLAN LAS PIERNAS
img
Juan Neira | 18-08-2017 | 3:47| 0

Al llegar la hora de la verdad parece que el supuesto valor de los independentistas catalanes se queda en simple bravuconería. La presidenta del “Parlament” detuvo la tramitación de la Ley del Reférendum, la primera de las normas de desconexión con el Estado. Carmen Forcadell evitó dar explicaciones. En la reunión de la Mesa del “Parlament” los portavoces del PSC y de Ciudadanos le preguntaron reiteradamente por qué no se debatía una disposición registrada el 31 de julio por los miembros de Juntos Por El Sí, y la presidenta de la Cámara legislativa sólo acertó a decir que estaban valorando cuándo la iban a tratar. El proyecto estaba en el orden del día de la reunión de la Mesa del “Parlament”, pero ha quedado aparcado. Se comenta que va a ser tratado en el primer pleno del curso político, los próximos siete y ocho de septiembre, aunque no pasan de ser meras especulaciones. La mejor pista sobre lo que está ocurriendo la dio la propia Carmen Forcadell cuando señaló, fuera de la reunión, que “no es una situación fácil por la judicialización de la política y la situación a la que están expuestos cinco miembros de la Mesa”. Traducido de una manera mucho más breve y rotunda: hay miedo.

El disparate más espectacular de todos los ocurridos en los cuarenta años de periodo democrático está a punto de venirse abajo. En el mes de septiembre se van a cumplir cinco años del día en que Artur Mas dio por finiquitada la etapa autonómica para abrir un atajo hacia la independencia. Saltándose la legalidad, actuando de forma manifiestamente antidemocrática, los partidos independentistas fueron levantando un proyecto que no tiene parangón en el mundo avanzado. No lograron un solo aliado en la escena internacional, carecen de apoyos en España y tienen más de la mitad de la población catalana en contra de la creación de un Estado independiente, que quedaría automáticamente fuera del euro y de la UE.

Aun así, el núcleo duro del nacionalismo catalán recorrió durante un lustro la senda del disparate hasta llegar al punto de no retorno. Llegado el momento de dar el paso decisivo parece que sienten vértigo. Les comprendo. Viven rodeados de tanta riqueza, conforman la clase política con sueldos más altos de España. Gastan como manirrotos (deben ya más de 75.000 millones de euros: dieciocho veces la deuda de Asturias) y Cristóbal Montoro les transfiere dinero para que refinancien los créditos. Toda esa opulencia se puede esfumar por un exceso de narcisismo.

 

Ver Post >
DEL ENTUSIASMO AL ESCEPTICISMO
img
Juan Neira | 16-08-2017 | 11:02| 0

El mensaje lanzado desde la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma)  por Ramón Argüelles y Gaspar Llamazares fue recogido por Adrián Barbón y José María Pérez. En vez de recrearse con el típico bocadillo de calamares de la Fidma, los líderes de IU hablaron, cómo no, del pacto de izquierdas. Era interesante conocer la respuesta de los dos candidatos a la Secretaría General de la FSA. Desde antes de empezar el verano los portavoces de los tres grupos de izquierdas (Psoe, Podemos e IU) no hacen otra cosa que dar la tabarra con la necesidad de alcanzar acuerdos programáticos, aunque a día de hoy no fueron capaces de llegar al más leve acercamiento.

El candidato “sanchista”, Adrián Barbón, mostró entusiasmo con la idea del pacto de izquierdas. Afirmó que va a volcarse en lograrlo porque persigue el cambio. Barbón ya dijo reiteradamente que su candidatura trata de reproducir en Asturias el modelo de Pedro Sánchez. Es conocido que el máximo jefe del PSOE tiene alergia a la derecha, así que Barbón busca la unidad de la izquierda. Sin matices, sin líneas rojas, convencido de que el tripartito de izquierdas es la fórmula magistral que necesita Asturias. Es una cuestión de fe: la derecha es un camino que conduce al infierno, y la izquierda, por definición, guía a los asturianos al bienestar. Son afirmaciones netamente ideológicas que no resisten el contraste con los hechos, pero estamos en una época en que la ideología vende. La crisis económica dejó una sociedad menos cohesionada, con un sector importante en situación vulnerabilidad, y ahí prendió el mensaje ideológico servido como panacea para todos los males.

José María Pérez, Josechu, también está a favor de la unidad de la izquierda (en realidad, no hay un solo dirigente de izquierdas en Asturias que no clame por el pacto del tripartito), pero con matices, con reservas, con los pies en el suelo. Partió de una frase de Pablo Iglesias, “el rival es la derecha”, para afirmar que resultan contradictorias las proclamas de unidad con los ataques al Gobierno socialista. También recordó que Javier Fernández tomó la iniciativa para llegar a un acuerdo y su propuesta no tuvo contestación por parte de Podemos e IU. No tiene una opinión muy distinta a la de Barbón, pero sin entusiasmo, con escepticismo. No me extraña nada que esta sea la postura de Josechu ya que intentó hace dos años el pacto de izquierdas en el Ayuntamiento de Gijón y al fracasar se quedó en la oposición. Sangra por la herida.

 

Ver Post >
EL COMODÍN DE LA UNIDAD
img
Juan Neira | 15-08-2017 | 5:56| 0

En agosto, mes inhábil para las administraciones, se produce la desbandada de la clase política en pos de sus paraísos particulares. Queda un retén de guardia para mantener la periodicidad de las declaraciones. A falta de un mínimo de actividad institucional, lo poco que hay que opinar se hace en la Feria de Muestras acogiéndose a la desenfadada fórmula de “los desayunos”. Gaspar Llamazares y Ramón Argüelles, principal representante institucional de IU y coordinador general de la fuerza política, respectivamente, se desplazaron juntos a la ería del Piles para dar sensación de unidad y buena sintonía, tras el follón armado la pasada semana con la doble militancia de Llamazares: no le bastaba con estar en IU, y se adscribió al partido “Actúa”. Hay cosas que tienen difícil remedio, por eso la dirección de IU y el propio portavoz parlamentario optaron por decir que todo fue un mal entendido. A falta de una solución se impone la conllevanza, como decía Ortega para asuntos de más enjundia: Cataluña.

Para espantar los demonios familiares, Argüelles y Llamazares decidieron hablar del Gobierno, que siempre es más provechoso. Ambos advirtieron que si Javier Fernández tiene dudas sobre el pacto de izquierdas, ellos con Podemos van a presentar un propuesta de acuerdo, en el mes de septiembre, y que salga el sol por Antequera.

Definitivamente, el pacto de la izquierda es un comodín en la baraja del PSOE, Podemos e IU. Cuando necesitan tapar algo o cuando no saben qué hacer, sacan  a relucir el pacto de izquierdas que no se va a producir. El disenso viene desde la sesión de investidura y no se acercaron ni un milímetro. Es más, en aquella época, IU estaba muy próxima al Gobierno de Javier Fernández mientras que ahora dialoga con Podemos. Unas semanas atrás, los dirigentes de IU dieron por rotas las relaciones con el Gobierno socialista, porque había incumplido todos los compromisos, y ahora están hablando sobre si el presidente tiene dudas o certezas sobre el pacto. Tengo la impresión que a la gente que anda por la calle, que contesta a las encuestas, que se abstiene ante las urnas o vota, le trae al pairo este juego de salón de los líderes de la izquierda. Se nota que es irreal. Y, sin embargo, creo que el paripé va para rato, ya que va a estar alimentado por el acercamiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El mantra de la unidad de la izquierda oculta la falta de ideas de la izquierda. La derecha tampoco las tiene, pero el país crece. Algo es algo.

 

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

Nicomedes 03-08-2017 | 21:06 en:
RAJOY, NARBONA Y LA CUP
Nicomedes 02-08-2017 | 23:03 en:
GOBERNAR A CRÉDITO
Nicomedes 30-07-2017 | 11:26 en:
BUENAS INTENCIONES

Etiquetas

Otros Blogs de Autor