El Comercio
img
Autor: juanneira
PARADOJAS DEL VERANO
img
Juan Neira | 06-08-2017 | 9:14| 0

Los discursos y manifestaciones de los políticos asturianos, pronunciados estos días, suscitan curiosas reflexiones. Cristina Coto se anticipó veinticuatro horas a la ceremonia inaugural de la 61 Feria de Muestras para formular, desde Gijón, una enmienda a la totalidad del quinquenio de Javier Fernández.

Pertrechada con datos del BBVA Research, del Instituto Nacional de Estadística, de la Encuesta Anual de Estructura Salarial y de la Encuesta de Población Activa, dejó la labor del presidente socialista por los suelos. La presidenta de Foro llegó a valorar en euros el coste que ha tenido para Asturias la actuación de Javier Fernández, durante cinco años, como presidente. Según Coto nos ha supuesto, en términos de producción de bienes y servicios, la nada desdeñable cifra de 1.562,11 millones de euros.

FORO

Es la primera vez que veo realizar un cálculo de este tipo. Ignoro la metodología seguida para alcanzarlo, aunque sólo el intento por acotar con cifras la gestión de un gobernante me parece un ensayo original. Ahora sólo nos falta que una asociación cultural, ad hoc, lleve la gestión de Fernández a los tribunales pidiéndole una indemnización por valor de 1.562,11 millones. Cosas más absurdas hemos visto.

He leído diversas intervenciones de Cristina Coto en la Junta General del Principado del mismo tenor, confrontando la política del Gobierno socialista con las estadísticas de organismos oficiales o privados. Lo que no acabé de entender es por qué fue a Gijón a contar lo de siempre en la víspera de la ceremonia inaugural de la Fidma.

Estaba cantado que la estrella de la ceremonia iba a ser Íñigo de la Serna; mezclar dos tipos de mensajes distintos, uno destinado a presionar para que se aceleren las actuaciones del Ministerio de Fomento y el otro dirigido a descalificar a Javier Fernández, no parece muy acertado.

La ceremonia inaugural de la Feria dio un salto de calidad con la representación venida desde Madrid: Ana Pastor e Íñigo de la Serna. Atrás quedan los años en que al Gobierno lo representaba Gabino de Lorenzo, con su proverbial capacidad para el monólogo humorístico.

PP

Uno pensaba que se iban a reproducir aquellos duelos dialécticos del siglo XX entre altos responsables del Gobierno central y los líderes asturianos. Tengo vivo el recuerdo del choque entre el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, y el alcalde de Gijón, Vicente Álvarez Areces ¿Se reeditaría el cruce de críticas entre De la Serna y Fernández?

El presidente del Principado ponderó la labor del Gobierno central en las infraestructuras, deseó que siguiera la colaboración institucional, y citó la variante de Pajares como punto de discordia, aunque se apresuró a decir que entendía la actuación del Gobierno para salvar el presupuesto. De la Serna hizo lo que se esperaba: defender las actuaciones del Ministerio de Fomento. Ni un roce ni una crítica ni rastro de antagonismo.

Sin asomo de malicia, quiero decir que la superposición de los dos discursos coincide con el contorno de la “gran coalición”. Una fórmula de gobierno que sólo se puede invocar cuando se lleva la coraza puesta.

Visto lo visto en la Feria, y sumado a las declaraciones pronunciadas por los dirigentes de Foro, se deduce que las exigencias al Gobierno de Rajoy sobre infraestructuras provienen del partido de Álvarez-Cascos. La referencia de Carmen Moriyón a dejar el túnel del metrotrén definitivamente listo para el año 2018, resume la actitud vigilante de Foro con el Ministerio de Fomento.

PSOE

Entre el Gobierno de Rajoy y el de Javier Fernández nunca hubo fricciones. Ana Pastor podría dar fe de ello. No tengo en consideración determinados desahogos retóricos, muy útiles para cerrar intervenciones parlamentarias. Ni las últimas predicas a favor de la unidad de la izquierda formuladas por el presidente del Principado con la mirada puesta en las primarias de la FSA.

Exceptuando el primer año del anterior mandato, la debilidad parlamentaria de Javier Fernández siempre fue reforzada por la derecha. El bagaje de la comisión gestora abona la misma conclusión.

La presión sobre el Gobierno del PP provine de Foro, un pequeño partido con tres diputados autonómicos, pero con un escaño en Madrid que sirve para dar o quitar la mayoría absoluta a Rajoy. Pese a la alianza en las dos últimas elecciones generales, no parece que la relación PP-Foro mejore. Hay muchas suspicacias, que le ha tocado pagarlas a Íñigo de la Serna, un ministro que se merecía un periodo de tregua tras anunciar la lluvia de maná sobre Gijón.

Paradojas del destino. Ana Pastor redujo la variante de Pajares a un solo túnel; ralentizó las actuaciones que terminaron por beneficiar al AVE de Galicia, y no recibió un reproche del presidente del Principado. Sin embargo, su sucesor, Íñigo de la Serna, relanza los trabajos en la línea alta velocidad, Madrid-Gijón, dota de ancho internacional la variante de Pajares, rescata el metrotrén que se estaba ahogando en el túnel y, aun así, todo parece poco para algunos.

En resumen. Si nos guiamos por las apariencias, nadie diría que el PSOE gobierna en Asturias, que Foro es socio del PP, y que Ana Pastor e Íñigo de la Serna son del mismo partido.

Ver Post >
FELICES VACACIONES PARA SÁNCHEZ
img
Juan Neira | 05-08-2017 | 9:02| 0

Los datos del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) suponen el mayor espaldarazo para Pedro Sánchez desde que ganó las elecciones primarias. Desde la anterior encuesta, en el mes de abril, el PSOE sube cinco puntos en intención de voto, recortando drásticamente la ventaja que le llevaba el PP. En abril había 11,6 puntos porcentuales de distancia entre ambos, y en agosto la diferencia ha quedado reducida a 3,9. El trabajo de campo se realizó en los primeros días de julio, así que pudo recoger los efectos de los tres grandes asuntos ocurridos en estos meses en la política española: las primarias socialistas, la moción de censura de Podemos a Rajoy y el desafío independentista.

El PP perdió casi tres puntos, Unidos Podemos mejoró medio punto y Ciudadanos descendió cuatro décimas. La moción de censura no fue todo lo rentable que deseaban Pablo Iglesias y su equipo, ya que el protagonismo adquirido en el debate apenas tuvo influencia en la intención de voto. Pedro Sánchez, sin estar presente en el Congreso de los Diputados, logró que el PSOE obtuviera un avance en expectativa de voto ocho veces superior al de Unidos Podemos. La alianza de IU y Podemos sigue sin seducir a la gente de izquierda. Las incoherencias de Pablo Iglesias, sus salidas de tono, los ataques en clave personal a sus adversarios no ayudan a formar una alternativa atractiva.

En el análisis por bloques, gana la izquierda a la derecha. No hace falta sumar guarismos, basta con saber que PP y Ciudadanos retroceden en intención de voto, mientras PSOE y Unidos Podemos, aumentan. La ventaja de la izquierda roza los dos puntos, cuando hace cuatro meses era la derecha la que se imponía por casi siete puntos. La valoración de Pedro Sánchez mejora en cuatro décimas. Desde que es un líder nacional, Pedro Sánchez nunca superó la nota del 3,9. En esta ocasión se quedó en 3,7. La clase política está bajo mínimos, ya que sólo tres políticos de segunda fila (Baldoví, Domenech y Garzón) obtuvieron mejor calificación que Sánchez.

La encuesta es un triunfo en manos de los ‘sanchistas’ que les permite sacar una conclusión que se deduce directamente de los datos: estamos en el buen camino. Como suele decir Pedro Sánchez, «vamos rumbo a la Moncloa». Para que esa valoración adquiera consistencia debe consolidarse en los dos próximos baremos del CIS. La política es muy cambiante. El 1º de octubre, el referéndum independentista puede provocar un seísmo en el electorado.

Ver Post >
LA FSA DE JOSECHU
img
Juan Neira | 04-08-2017 | 11:57| 0

José María Pérez, candidato a secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA), ha tardado más de un mes en decir lo obvio: hay que cambiar la forma de hacer política desde la dirección de la FSA; no se puede hacer política como hace cinco, diez o veinte años; debe reflexionarse sobre los problemas de los asturianos con la vista puesta en el largo plazo, no en las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán en 2019.

La dirección de la FSA se mueve con la lentitud y rutina de los grandes paquidermos. Actúa con la lógica de los aparatos pesados de partido. No se le conocen nuevos planteamientos, repite lo ya conocido, como hacen las orquestas de pueblo. Siempre la misma música. La sociedad es vista por el partido de gobierno como un conglomerado de amigos y enemigos, algo propio de quien cultiva prejuicios. Hace mucho tiempo que la FSA es una entelequia para los asturianos. En la población con una edad inferior a los cuarenta años, sólo una ínfima parte está en condiciones de precisar qué es la FSA. Por encima de ese límite de edad, hay más gente que lo sabe, pero en ningún caso llega al 50%. La Federación Socialista Asturiana comprende a todos los afiliados al PSOE en nuestra región, pero cuando se dice que la FSA dice esto o lo otro es que ha hablado Javier Fernández o Jesús Gutiérrez. El resto no tiene licencia para hablar en nombre de la FSA. Normalmente se enteran por los periódicos. Fruto del óxido acumulado en los engranajes de la organización, el portavoz habitual de la FSA, su número dos, se expresa a través de un número reducido de frases, a las que puede dar la vuelta una y otra vez si se trata de rellenar una rueda de prensa. Aunque no es un político de la nueva ola, participa de los modos de comunicación modernos en que las tesis se compendian con enunciados escasos aunque repetitivos. Para acabar de hacer más espeso el sentido de las manifestaciones, la FSA construye comunicados en que el sujeto está elidido. A partir de ahí entran en juego las interpretaciones. Una clara herencia de los tiempos de José Ángel Fernández Villa. Por fin llegamos a la raíz.

Si José María Pérez quiere revolucionar la FSA, debe cambiar su liturgia y sus argumentos que se mantienen intactos en las últimas décadas. No se puede ganar el futuro con un partido del pasado. Ese es el gran reto para un secretario general, no hacer un “partido de la militancia” y otras zarandajas por el estilo que huelen a naftalina, aunque las digan los jóvenes.

Ver Post >
RAJOY, NARBONA Y LA CUP
img
Juan Neira | 03-08-2017 | 5:13| 0

Mariano Rajoy sopesa la posibilidad de celebrar un Consejo de Ministros extraordinario, suspendiendo las vacaciones de agosto, para frenar las medidas que tomen los independentistas. Como los procedimientos legales exigen que algunos actos sean acordados por el Consejo de Ministros no resulta extraña la previsión del presidente. La incógnita reside en qué actuaciones contempla Rajoy para desbaratar el plan de la Generalitat. Da la impresión que sabe mejor Puigdemont los pasos que va a dar, que Rajoy las medidas que va a adoptar para impedir la celebración del referéndum de autodeterminación del 1º de octubre.

A este respecto resultan muy llamativas las declaraciones realizadas por Cristina Narbona, presidenta del PSOE, al dar por hecho que se va a realizar la consulta. La dirigente socialista pide a los catalanes que no se acerquen a las urnas para no legitimar la convocatoria. Esta buena señora, en su día, como ministra de Zapatero, quiso convertir el Mediterráneo en agua dulce, con 51 plantas desaladoras. Costaron 4.000 millones de euros y quedaron sin utilizar porque era agua de mala calidad y muy cara para los agricultores. Pues bien, la misma Cristina Narbona que acaba de proponer el federalismo asimétrico como modelo territorial para España, para hacer felices a andaluces, extremeños, asturianos, cántabros, gallegos, manchegos, aragoneses o castellanos, no se ha enterado de que el Gobierno de la nación tiene mecanismos legales en la mano para impedir el referéndum y sentar en el banquillo de los acusados a los que promuevan actos contra la Constitución. Narbona no está de acuerdo en suspender la autonomía catalana y tampoco quiere que el Gobierno lleve al Tribunal Constitucional las leyes de desconexión con España que maneja la Generalitat. La presidenta del PSOE maniata al Estado y deja en manos de la ciudadanía la impugnación de la consulta. Ni un cómplice confeso de los independentistas actúa con tanto descaro ¿Tiene algo que decir Pedro Sánchez o prefiere pasarle la patata caliente a Margarita Robles?

Mientras tanto la CUP sigue realizando actos contra los intereses objetivos de Cataluña, con su campaña agresiva sobre el turismo. Además de los territorios insulares, si alguna comunidad autónoma vive del turismo esa es Cataluña. La CUP está por el tumulto y se dispone a pescar en río revuelto. Para llevar adelante su ideario es mejor una Cataluña pobre que satisfecha. A eso lo llaman amor a la tierra.

Ver Post >
GOBERNAR A CRÉDITO
img
Juan Neira | 02-08-2017 | 2:25| 0

Mientras los líderes de nuestra izquierda se posicionan ante una hipotética alianza tripartita, PSOE-Podemos-IU, el calendario de los vencimientos de deuda pública autonómica viene a recordarnos que el futuro a corto y medio plazo estará condicionado por la devolución de créditos. En los próximos cuatro años ­-como en el actual- el Gobierno asturiano deberá amortizar más de 400 millones de euros. El dinero recibido a préstamo hay que devolverlo y la factura es muy elevada. Habrá que esperar al año 2022 para que la cantidad a reponer a los intermediarios financieros quede por debajo de los 400 millones, aunque no servirá de consuelo ya que será de 387 millones. El gasto financiero, en conjunto, será bastante más elevado al tener que sumar los intereses.

En los sucesivos proyectos de presupuestos, tras las partidas de Sanidad y Educación, la tercera más elevada será la destinada a cumplir con nuestros deudores. Es una factura sobre la que no cabe discusión, porque no se puede estirar ni encoger, sólo toca pagar. A la hora de cuadrar el presupuesto, el resto de materias son susceptibles de variaciones, pero los vencimientos de deuda son intocables. Si un día malhadado surgieran dudas sobre la capacidad de Asturias de devolver los créditos, la factura sería aún más gravosa, ya que los acreedores nos cobrarían más caro el dinero prestado. En el mercado, todos los riesgos llevan asociado un coste; nada es gratis. Los que mejor lo saben son los empresarios.

Resulta admirable que una losa tan pesada apenas suscite inquietud entre los políticos de nuestra región. Las pocas veces que se habla de la deuda en la Junta General del Principado es para utilizarla como arma arrojadiza. Los partidos de izquierda están vacunados, ya que en cuanto se les saca el tema responden que la mayoría de las comunidades autónomas están peor que nosotros. Ya saben, mal de muchos, consuelo de tontos. Los partidos de derecha critican al Gobierno socialista por la hipoteca que van a dejar a las futuras generaciones, pero al día siguiente le exigen que gaste en esto o lo otro. Absoluta falta de coherencia. Hace dos o tres años, el monto de la deuda asturiana estaba por el 14% del PIB, mientras que ahora ya ha escalado hasta el 19,3% del PIB. Como los valencianos o los catalanes están mucho peor que los asturianos, mejor ponerse a discutir sobre el incremento del gasto social. El Principado debe 4.232 millones de euros, que es tanto como deber el 100% del presupuesto.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

Nicomedes 03-08-2017 | 21:06 en:
RAJOY, NARBONA Y LA CUP
Nicomedes 02-08-2017 | 23:03 en:
GOBERNAR A CRÉDITO
Nicomedes 30-07-2017 | 11:26 en:
BUENAS INTENCIONES

Etiquetas

Otros Blogs de Autor