El Comercio
img
Autor: juanneira
EL VILLANCICO DE LAS LISTAS
img
Juan Neira | 07-01-2018 | 5:53| 0

En el brindis navideño del PP de Gijón, Mercedes Fernández intentó anular a una potencial competidora, animando a Carmen Moriyón a presentar la cuestión de confianza para forzar la aprobación de los presupuestos.

Cherines acaba de impedir que Asturias tenga cuentas regionales y no tiene empacho en pedirle a Moriyón que ponga en riesgo la Alcaldía para que Gijón tenga presupuestos.

Un mensaje tan burdo como estrafalario. La califico de esa manera porque el proyecto presupuestario gijonés choca con las ideas de Cherines ¿Desde cuándo Mercedes Fernández está a favor de una renta social municipal que sirva de complemento al salario social y a los ingresos de las familias pobres?

A Cherines lo único que le interesa de este lío es que Carmen Moriyón pierda la Alcaldía y, a ser posible, abandone la política. Los presupuestos de la villa de Jovellanos le traen al pairo. La lideresa del PP tiene fijación con la alcaldesa de Gijón porque ocupa un cargo al que ella optó tres veces (1991, 1995 y 1999), siendo las tres veces derrotada.

Las derechas

Faltan 17 meses para las elecciones autonómicas y Cherines ha consultado al espejo del bosque: «¿Quién mejor que yo?»

Se adivinan unas elecciones de candidaturas alineadas formando frentes, izquierdas contra derechas. En ese contexto los liderazgos son muy importantes.

Hay políticos que añaden un plus electoral a su partido y los hay que se limitan a cobijarse en las siglas. El PP de Mercedes Fernández vive de Rajoy, como el PP de Ovidio Sánchez vivió de Aznar, Cascos y Rato. Cherines y Ovidio no aportaron votos, se limitaron a ‘atecharse’ debajo del paraguas del Gobierno del PP.

El caso de Moriyón es distinto. La lista que encabezó hace dos años tuvo un porcentaje de votos muy superior al de su partido (Foro) en el Principado, Oviedo, Avilés, Siero, Langreo o Mieres. Moriyón añadió un plus a las candidaturas de Foro, tanto en 2011 como en 2015. Ese capital político de Moriyón le quita el sueño a Cherines.

Para aumentar la inquietud, el frente del centro-derecha contará con Ignacio Prendes. Muy a su pesar el abogado gijonés tendrá que dejar la vicepresidencia del Congreso de los Diputados para encabezar la lista autonómica de Ciudadanos. Los partidos nacionales se convierten en alternativas de gobierno creciendo en ayuntamientos y comunidades autónomas. Mal asunto para Cherines: Moriyón y Prendes o el viejo PP.

La FSA

Cambio de guión en la Federación Socialista Asturiana. Ha bastado que la figura de Fernando Lastra se proyectara sobre la política asturiana a través de la Consejería de Infraestructuras para que los ‘sanchistas’ cambiaran de plan.

Hasta ahora habían apostado por la bicefalia, con Adrián Barbón de secretario general de la FSA e Iván Fernández (Corvera) o Enrique Fernández (San Martín del Rey Aurelio) de cabeza de cartel en la candidatura autonómica.

Nuevo plan, se descarta la bicefalia y Barbón competirá por encabezar la lista autonómica. La mejor opción, porque hay que ser muy ingenuo para creer que en año y medio se pueden fabricar dos liderazgos regionales, uno dentro del partido y el otro abierto a la sociedad. Y dos liderazgos en Gijón y no sé cuántos en Oviedo.

Vamos a ver, señores, que el PSOE es todo menos un partido de aficionados. No nos decepcionen. Recuerden el inmediato pasado. Javier Fernández, en 2011, después de ser diputado nacional, consejero de Industria, once años secretario general de la FSA, senador, diputado autonómico, etcétera, no lo conocían ni el 70% de los asturianos. Su escasa popularidad era entonces un secreto celosamente guardado, como la edad de Lola Flores.

Pues bien, el grado de conocimiento de Javier Fernández en 2011, comparado con los actuales valores de la FSA, era el propio de una especie de Obama asturiano. Pido seriedad a un partido que siempre fue serio, cosa que no pueden decir todos.

La bicefalia

Vamos con el mantra de la bicefalia que tanto atrae a los ‘sanchistas’. La bicefalia en Asturias es una creación de José Ángel Fernández Villa. La doctrina de Villa consistía en partido fuerte, gobierno débil y el poder para el SOMA. Martínez Noval de secretario general de la FSA y Pedro de Silva, Rodríguez-Vigil o Antonio Trevín en el Principado.

El partido colonizado por el SOMA y el presidente del Principado con un pie fuera del andamio. En 1999, Villa tuvo que adaptarse al protocolo de las primarias y transigió con la llegada de Areces a la Presidencia. Un año más tarde, humillado el presidente del Principado con la Ley de Cajas, lanzó a Javier Fernández a liderar el partido.

La bicefalia es la apuesta por la inestabilidad y solo sirvió para la larga época en que el PSOE asturiano estuvo dominado por el poder fáctico del SOMA. A escala federal, ni Felipe González, ni Joaquín Almunia, ni Rodríguez Zapatero, ni Rubalcaba, ni Pedro Sánchez recurrieron a la bicefalia.

Adrián Barbón debe rectificar su apuesta por la bicefalia, reclamar el liderazgo en el partido y en la sociedad, y medirse en las primarias con el representante del sector crítico que quiera disputarle la primogenitura de la candidatura autonómica.

Lean el último párrafo sin acritud: los liderazgos compartidos y las fotos grupales, cogidos todos por los hombros como colegiales del siglo XX, son más de podemitas que de socialistas.

Ver Post >
EL MINISTRO NO TIENE LA CULPA
img
Juan Neira | 06-01-2018 | 11:10| 0

El Principado ha puesto el grito en el cielo, al igual que en Andalucía, Valencia, Extremadura y el resto de comunidades autónomas gobernadas por el PSOE. La profunda irritación proviene de una decisión tomada por Cristóbal Montoro consistente en congelar los nuevos fondos que se iban a transferir a las regiones en concepto de financiación autonómica. El ministro de Hacienda dice que mientras no esté atada la aprobación de los presupuestos generales del Estado para 2018 no puede entregar unos recursos que no tiene permiso para disponer de ellos. El Gobierno asturiano se queja del daño que le causa no poder gestionar 116 millones de euros, con los que ya contaba, añadido al perjuicio de la prórroga presupuestaria del Principado que le priva de otros 259 millones.

Entiendo la decepción de los gobiernos autonómicos por el contratiempo sufrido, pero no creo que se pueda culpar de ello a Cristóbal Montoro. Es más, creo que los consejeros de Hacienda de todas las regiones harían lo mismo si se vieran en la tesitura del ministro. Si se transfirieran los fondos a las autonomías y, luego, el proyecto de cuentas de Mariano Rajoy resulta rechazado en el Congreso de los Diputados, el Gobierno central tendría que hacer frente a todas sus responsabilidades con los recursos que tenía hace un año. Imagino que el incremento de la factura autonómica tendría que ser financiado con un mayor endeudamiento.

Tenemos una clase política muy profesionalizada, como en toda Europa, así que ya no hay políticos amateur que ignoren cómo funciona el tinglado de las administraciones. Si los líderes socialistas autonómicos están tan preocupados pueden hablar con Pedro Sánchez para que permita la aprobación de los presupuestos del Estado en el Parlamento. ¿Acaso no clamaban hace unos días los socialistas asturianos, ‘sanchistas’ incluidos, del daño que hacía a Asturias la negativa de Podemos a apoyar las cuentas asturianas? Deben aplicarse la lección y convencer a sus diputados nacionales que sean solidarios con los intereses de sus regiones.

En la política española, como en todos los países donde el sistema electoral está controlado por los aparatos partidarios, prima el interés de los grupos políticos sobre los intereses de los territorios. Quedamos al albur de lo que decida el PNV, que es el grupo que puede darle la mayoría parlamentaria al Gobierno. Así tendrán las autonomías su ración autonómica y el PNV una cuota extra que antaño llamaban pelotazo.

Ver Post >
BARBÓN, POR ACLAMACIÓN
img
Juan Neira | 06-01-2018 | 11:09| 0

El ‘sanchismo’ ha entrado en ebullición desde que el nombre de Fernando Lastra suena como candidato del sector crítico para las elecciones primarias a la Presidencia del Principado. El consejero de Infraestructuras es un peso pesado del socialismo asturiano y con su presencia las primarias estarían muy lejos de convertirse en un partido entre solteros contra casados. Los dirigentes ‘sanchistas’ revisaron su lista de notables y hay consenso en que el mejor candidato sería el flamante secretario general de la FSA, Adrián Barbón. Tienen otras opciones, pero en una hipotética disputa con Fernado Lastra no se pueden permitir el lujo de dejar al principal activo de la organización en el banquillo. Al pretender minimizar los riesgos, todos los ojos se dirigen hacia el secretario general.

Tras el triunfo de Pedro Sánchez sobre Susana Díaz y Patxi López, los ‘sanchistas’ volvieron a hacerse con el control del aparato del partido a escala nacional. Al tratar de extender el poder sobre las comunidades autónomas se encontraron con muchas más dificultades de las que habían imaginado. Todos los barones autonómicos revalidaron su liderazgo interno, excepto en Asturias, al renunciar Javier Fernández a prolongar su mandato. Las primarias entre Adrián Barbón y José María Pérez (‘Josechu’) se saldaron con una holgada victoria del primero. En la campaña electoral se produjo un anuncio sorprendente, al renunciar Adrián Barbón a ser el candidato autonómico del PSOE. Una decisión inexplicable. El hecho de que Josechu hubiera renunciado a liderar la representación del PSOE en el Principado no justifica la renuncia de Adrián Barbón.

En el caso de Josechu se trataba de un brindis al sol, porque su derrota estaba cantada, mientras que la retirada de Barbón implicaba tener que fabricar otro líder para la disputa autonómica. La única razón de fondo para entender la decisión de Barbón estriba en el inexplicable predicamento del que goza la bicefalia entre los socialistas asturianos. Por esa misma razón, Iván Fernández Ardura ganó las primarias en la agrupación gijonesa, prometiendo que no será candidato a la Alcaldía de la ciudad. Un día vamos a comentar de dónde viene el culto a la bicefalia en el socialismo astur.

Adrián Barbón debe concurrir a las primarias y confrontar con Fernando Lastra, si es que al final también se presenta. Un duelo de verdad, tal como se merecen los militantes del partido que tiene un funcionamiento interno más democrático de España.

Ver Post >
LA LEGALIDAD DE LA DEUDA
img
Juan Neira | 06-01-2018 | 11:07| 0

Cristina Coto ha anunciado que Foro presentará una querella por prevaricación contra el Gobierno socialista por endeudarse sin solicitar la preceptiva autorización a la Junta General del Principado. El decreto de la prórroga presupuestaria obvia el trámite parlamentario para recurrir a la deuda, repitiendo un procedimiento que ya mereció sentencias en contra del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) y del Tribunal Supremo (TS), así como un dictamen adverso de la Sindicatura de Cuentas. La portavoz de Foro señala que el decreto de la prórroga presupuestaria no alude explícitamente a la prórroga de la deuda, pero como la operación afecta a todos los capítulos del presupuesto resulta evidente que está incluida.

Con independencia de la evolución que tenga este asunto en el juzgado, es importante que en las instituciones quede clarificada esta controversia. Uno tiende a pensar que si la Consejería de Hacienda elude el control parlamentario de la deuda es porque le resulta políticamente beneficioso, pero también creo que lo hace porque cuenta con informes técnicos favorables a esa actuación. Hay que ir hasta Cataluña para encontrar un gobierno capaz de saltarse a la torera los informes jurídicos de su propia Administración. Por otra parte, el hecho de que el TSJA haya emitido una sentencia en contra de la prórroga del presupuesto de 2013, anulando la autorización para la emisión de deuda, y el TS haya casado la sentencia, con pago de costas para el Principado, hace que la repetición del procedimiento en 2018 sea muy chocante. Máxime, cuando por el medio, la prórroga del presupuesto de 2015, con el mismo tratamiento para la deuda, fue duramente censurada por la Sindicatura de Cuentas.

Los jueces tendrán la última palabra sobre la legalidad del procedimiento seguido, pero políticamente hay que solventar este asunto en el Parlamento. Cuando hay sentencias de los más altos tribunales por el medio y dictámenes del principal órgano de control económico del Principado, no cabe quitarle importancia a la polémica argumentando que es una mera cuestión formal. No es inocuo que sobre una cuestión se posicione o no la Cámara. Las competencias del Parlamento no son amoldables a la coyuntura política. Es necesario que todos los grupos parlamentarios se posicionen, cosa que todavía no ha sucedido. La pausa navideña relaja la actividad política, aunque algunos la emplean para trabajo. Verbigracia, Coto y su grupo.

Ver Post >
ROSTROS ELECTORALES
img
Juan Neira | 03-01-2018 | 8:37| 0

Aunque faltan 17 meses para las elecciones ya han empezado los movimientos internos para elegir candidatos a la Presidencia del Principado. En los partidos monolíticos, donde la postura oficial viene dictada por el líder o la lideresa de turno, no se mueve una hoja. Hasta que Madrid no hable, el asunto carece de interés. En los partidos democráticos, cualquier dirigente con predicamento entre las bases puede lanzarse a ganar apoyos, provocando un movimiento simétrico entre sus oponentes. Eso es lo que sucede en el PSOE. Sobre el Partido Socialista podemos verter muchas críticas, la mayor parte de ellas justificadas, pero no se puede negar que es el partido más democrático de España. O si se quiere, el menos antidemocrático. Tiene masa crítica para permitirse amplias controversias internas y una tradición que avala la coexistencia de distintas corrientes de pensamiento debajo de las mismas siglas. Si alguien lo duda, que compare el proceso de primarias del PSOE, que significó el retorno de Pedro Sánchez al poder, con el uniformismo de la dirección del PP y los métodos de Mariano Rajoy para mantenerse al frente del partido, por no hablar de la capacidad de Pablo Iglesias para hacer desaparecer de la foto a los discrepantes.

El duelo de las primarias en la FSA, ganado por Adrián Barbón, no significó la desarticulación del otrora sector ‘oficialista’, hoy convertido en sector crítico. La retirada de Javier Fernández no ha provocado un reagrupamiento de la militancia bajo el estandarte del ‘sanchismo’. Ha bastado con que Fernando Lastra, desde su nueva condición de consejero de Infraestructuras, hiciera tres o cuatro intervenciones netamente políticas para que el antiguo ‘javierismo’ soñara con verlo al frente de la candidatura autonómica. Acostumbrados a un Gobierno que no emite opiniones políticas, el papel de Fernando Lastra es un revulsivo para los derrotados en las primarias.

En la otra orilla, el ‘sanchismo’ tiene distintas bazas para dar la batalla por la candidatura autonómica, como Iván Fernández, alcalde de Corvera, o Enrique Fernández, alcalde de San Martín del Rey Aurelio, aunque según pasan los meses avanza la idea de proponer a Adrián Barbón para el cargo de presidente. En su día no entendí que Barbón renunciara a ir en la lista electoral. Tras ganar a José María Pérez, por goleada, lo lógico es que intentara asumir el liderazgo institucional. La bicefalia puede ser una necesidad, pero nunca es la mejor opción.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Otros Blogs de Autor