El Comercio
img
Autor: juanneira
LAS PENURIAS DEL LÍDER MINERO
img
Juan Neira | 13-06-2017 | 10:50| 0

La abogada de José Ángel Fernández Villa se queja de la situación económica en que se encuentra su defendido. El ex secretario general del SOMA y sus familiares (esposa y los dos hijos) no pueden usar las tarjetas de crédito correspondientes a las cuentas de las que son titulares. Al parecer, en las medidas cautelares dictadas por Begoña Fernández, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo, Villa y familia pueden tener acceso a 6.000 euros de las cuentas, pero los bancos entendieron que la juez ordenaba bloquear totalmente el uso de los caudales y cerraron el grifo para que no saliera ni un euro. En un recurso posterior, Ana García Boto solicita saber qué periodo abarca el uso de los 6.000 euros –¿Un día, una semana, un mes, un trimestre, un año?–, porque entiende que es una cifra insuficiente. Es evidente que con 6.000 euros no puede vivir una familia de cuatro miembros durante un año, pero si la periodicidad fuese mensual, la cantidad sería suficientemente holgada. Más del 95% de las familias asturianas cuentan con menos dinero para subsistir.

La suspicacia sobre los recursos económicos del legendario líder minero está presente en sus procesos judiciales. En el caso de la presunta apropiación de las dietas correspondientes a los sindicalistas del comité intercentros de Hunosa, un asunto que llevará a Villa al banquillo de los acusados con cinco años de petición de cárcel, no se supo de dónde salía el dinero con el que realizaba los más variados consumos. No usaba tarjeta de crédito, no firmaba ningún tipo de documento económico (factura, justificante de gastos, recibís, etcétera). En el caso de la fortuna acogida a la amnistía fiscal de Cristóbal Montoro (la amnistía fue declarada anticonstitucional por unanimidad de los miembros del TC, pero los efectos de la amnistía no son revisables: las injusticias de la Justicia), tanto Villa, como su íntimo amigo, José Antonio Postigo, dieron unas explicaciones peregrinas. Villa señaló que los caudales procedían de una herencia. La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil demostró que la herencia de la madre apenas superaba los 28.000 euros. Postigo fue aún más impreciso, «un dinero que tenía en casa». La propia UCO deduce que las cantidades reguladas procedían, presuntamente, de actividades irregulares, fundamentalmente de la obra del geriátrico, pero la riqueza de Villa sigue cubierta por un halo de misterio. En ese contexto se entienden las cautelas de la juez.

Ver Post >
LOS DISPARATES DE GUARDIOLA
img
Juan Neira | 12-06-2017 | 11:59| 0

En la falda de Montjuic, las organizaciones que conforman el núcleo duro del independentismo catalán –Asamblea Nacional Catalana, Ómnium Cultural y la Asamblea Nacional de Municipios por la Independencia– convocaron un acto en el que se leyó un manifiesto lleno de soflamas nacionalistas en apoyo del referéndum del 1 de octubre, que no resisten el contraste con la realidad. La lectura del documento corrió a cargo de un personaje singular, Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, buscado para la ocasión con la intención de darle una dimensión internacional al acto, ya que el resto de personas que bregan por la independencia son absolutamente desconocidas al otro lado de los Pirineos. En el manifiesto se apelaba a los demócratas de Europa y del mundo para hacer frente a «los abusos de un estado autoritario».

Sentí admiración por el Guardiola futbolista, aquel ‘4’ del ‘dream team’ de Cruyff. Y mucho más por el Guardiola entrenador que lideró el equipo que mejor jugó al fútbol en el siglo XXI. Pero nadie es perfecto y al dar el paso a la política, primero cerrando la lista de Junts Pel Sí en las últimas elecciones catalanas y ahora actuando como estandarte del movimiento pro-referéndum, comete los mismos errores que los hinchas de los equipos de fútbol, que solo ven virtudes en su equipo y faltas y penaltis en las actuaciones de los rivales. Los hinchas y los nacionalistas van de agravio en agravio, con una visión maniquea que les impide entender la realidad. Como todos los nacionalistas, sabe lo que siente, pero no sabe lo que dice.

Hablar de los abusos de un estado autoritario es un exceso, porque los catalanes gozan de los mismos derechos y libertades que los murcianos, los alemanes, los cántabros o los italianos. Es más, la mayor transgresión de la libertad de los ciudadanos que se da en la Unión Europea es la que perpetra la Generalitat con los catalanes que se sienten españoles, al no poder educar a sus hijos en lengua castellana o negándoles el derecho a poner un nombre español a sus negocios. Guardiola dijo que los catalanes se sentían víctimas de la persecución del Estado español y puestos a decir cosas concretas habló de la destrucción de la sanidad. Es cierto, la sanidad catalana pasa por un momento muy difícil, pero la culpa no la tiene el Gobierno de Rajoy, sino el Ejecutivo de Puigdemont, que ha gastado lo que no tenía. Alguien debería decirle a Guardiola que los médicos cobran su sueldo en Barcelona porque Montoro extiende el correspondiente cheque.

Ver Post >
EL DESAFÍO CATALANISTA
img
Juan Neira | 11-06-2017 | 4:45| 0

El desafío de los independentistas catalanes ya tiene texto y fecha. Los más de siete millones de ciudadanos empadronados en esa comunidad autónoma están convocados para responder a una pregunta de la que depende su destino y el de las generaciones venideras ¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república? Las urnas les esperan el 1 de octubre.

Se había especulado con la posibilidad de que la consulta se celebrara el mismo día en que se conmemora la Diada (11 de septiembre), pero la Generalitat optó por el 1 de octubre, que es el día en que Franco fue nombrado jefe del Estado en una ceremonia que se desarrolló en la Capitanía General de Burgos. Durante cuarenta años, al terminar el mes de septiembre se celebraba el día de la «exaltación de Franco a la Jefatura del Estado».

Para llegar al disparate de la independencia –que es tanto como suponer que Westfalia Renania se separa de Alemania o Lombardía de Italia–, Cataluña recorrió un camino rectilíneo desde la transición. Los dos territorios gobernados por nacionalistas, Cataluña y País Vasco, fueron planteando exigencias de todo orden que tenían como finalidad empequeñecer o diluir el Estado en su territorio y aumentar el autogobierno.

Una pieza principal en el camino hacia la independencia fue la educación, que se utilizó para un doble objetivo, reescribir la historia y convertir el castellano en lengua de segunda. Así se logró la hegemonía nacionalista en la sociedad.

Los gobiernos de España practicaron una misma política basada en hacer concesiones y mirar para otro lado. Sólo hubo un plan: ganar tiempo; no buscaron otra meta. En ningún momento se plantearon una cuestión esencial: cuál es el techo legal y político del autogobierno de las comunidades. Dicho de otra manera, nunca se atrevieron a poner límites a los nacionalistas.

Minoría de edad

Siempre pensé que los gobiernos autonómicos, sin excepción, actúan como entes menores de edad. Gastan lo que quieren y cuando tienen problemas piden ayuda al Estado. En el caso de los nacionalistas, la minoría de edad ha tomado la forma específica del adolescente consentido, capaz de atemorizar, saquear y golpear a unos padres pusilánimes.

Cataluña optó por la vía pacífica; era algo que se apreciaba mucho en la larga época en que una rama del nacionalismo vasco (los que agitaban las ramas del árbol, según Arzallus) mataba a una o dos personas por semana, de media.

En esa etapa el Gobierno de España permitía que el castellano fuera arrinconado en la enseñanza y que Pujol pusiera los cimientos del negocio: cuando fue pillado por la Fiscalía en el ‘caso Banca Catalana’, salió el Gobierno socialista al quite.

A partir de 1999, Cataluña, en proceso de decadencia, empezó a utilizar conceptos nuevos, como fatiga fiscal, que andando el tiempo se transformaría en el mendaz ‘España nos roba’. Con Maragall de presidente de la Generalitat, el socialismo catalán se mimetizó con el nacionalismo. El derecho a la igualdad, elemento central del discurso socialista, se sustituyó por el derecho a la diferencia. Cataluña no podía ser como Extremadura o Andalucía.

Con la ayuda de Zapatero se aprobó un Estatuto de Autonomía anticonstitucional que el Tribunal Constitucional (TC) recortó para transformarlo en texto legal. El nacionalismo catalán nunca había recibido semejante varapalo y reaccionó descalificando al TC. Como salida de emergencia, Artur Mas pidió a Rajoy un modelo de financiación como el del País Vasco (el famoso cupo que les permite tener una financiación por habitante que casi duplica a la del resto de regiones) y Rajoy se lo negó. Entonces, los nacionalistas dieron un giro, abandonando el autonomismo y abrazando el independentismo.

Elites

El proceso que pretenden culminar el 1 de octubre nació de las elites políticas, está guiado por ellas y buscar satisfacer sus deseos. Los empresarios –la famosa burguesía catalana– no reclaman la independencia que es muy problemática para sus intereses. La sociedad, pese al bombardeo de los medios subvencionados (comprados) por la Generalitat, refleja en las encuestas un apoyo minoritario a la independencia.

La Administración autonómica, embrión del Estado independiente, está arruinada con una deuda de 70.000 millones de euros, calificada por las agencias de bono basura. Se financia gracias al Ministerio de Hacienda que paga las nóminas de los funcionarios y la compra de urnas para el referéndum de autodeterminación. Todo es una gran mentira.

Fiscales y jueces deberán estar atentos ante los presuntos delitos que se cometan en la preparación del referéndum, pero la ofensiva independentista demanda una respuesta política que Rajoy, hasta ahora, ha rehusado. No se puede callar cuando multan a los comerciantes por rotular en castellano ni se puede obviar el hecho de que el sueldo de Puigdemont (gana más del doble que Rajoy) salga de la cartera de Montoro.

Hay que decir cosas tan elementales como que por un voto de más no se puede independizar ningún país. Cuando las normas importantes requieren de mayorías cualificadas, un cambio de estatus tan transcendente como la independencia de un territorio obliga a contar con un apoyo muy amplio. Si un país se independiza por el 50,1% de los votos, se parte en dos.

Ver Post >
¿REPÚBLICA INDEPENDIENTE?
img
Juan Neira | 10-06-2017 | 6:14| 0

Más de un año para plantear la pregunta. ¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república? Tanto tiempo para formularla no puede ser baladí. Se me ocurre la manera de hacer la misma pregunta con economía de palabras: ¿quiere que Cataluña sea una república independiente? Una frase sencilla, pero que no satisface a la mayoría de los que van a responder sí. El sintagma fundamental es “estado independiente”, que expresa el deseo del independentismo, y relegan la república para cerrar la frase. Un sector de los convocantes piensa que airear la república les quita votos. A otros les parece lo contrario: la CUP y una parte de ERC querrían hablar todo el tiempo de república catalana. El referéndum fue presentado de manera unitaria, pero basta con leer el interrogante abierto para entender que no fue sencillo ponerse de acuerdo en una frase de once palabras.

Cuando un grupo amplio y heterogéneo quiere cohesionarse busca con ahínco un enemigo externo para que haga de argamasa de una colectividad plural con visiones diferentes. Eso fue lo que sucedió en el bando del independentismo. El presidente y vicepresidente de la Generalitat, Carlos Puigdemont y Oriol Junqueras, convirtieron la presentación del referéndum de autodeterminación en un ataque al Gobierno de España, o mejor, a los sucesivos gobiernos de la España democrática. No dijeron, ni siquiera, las simplezas sobre el deseo de ser libres ni cantaron la singularidad de la patria adorada y encadenada por reyes y presidentes. Atacaron a Rajoy, echaron pestes del Tribunal Constitucional y lamentaron la fragilidad de la Seguridad Social. Oyéndoles, estoy convencido que de no existir tren de alta velocidad entre Madrid y Barcelona, sacarían a relucir la ausencia de AVE como motivo de independencia. Puigdemont y Junqueras hablaron como hablan los concejales, diputados o gobernantes nacionalistas antes de unas elecciones autonómicas o municipales, que es cuando más se despotrica del Gobierno de España y se le imputa todas las carencias materiales. Una falta de convicción tan grande hizo que el drama tuviera ribetes de comedia. Excúsenme si añado que la cabellera de Puigdemont colaboró decisivamente a dar un aire sainetero al acto.

Pero llegados a este punto es obligatorio dar una respuesta democrática, que es tanto como decir, dentro de la legalidad. No bastará con pasarle la patata caliente al Tribunal Constitucional. Turno para Rajoy.

Ver Post >
LA ESTRATEGIA DE FORO
img
Juan Neira | 09-06-2017 | 10:10| 0

Las prisas de Mercedes Fernández por cerrar un acuerdo con Foro para las elecciones autonómicas no son compartidas por el partido de Álvarez-Cascos. Objetivamente no hay ninguna razón para ponerse a discutir sobre candidaturas electorales, cuando estamos a mitad de mandato. A ello hay que sumar el distinto papel que juegan en la Junta General del Principado, con el PP dando apoyo al Gobierno socialista, mientras Foro ejerce nítidamente de partido opositor. Podrán llegar a formar una candidatura unitaria, pero después de vencer recelos mutuos.

Foro viene de cerrar una operación ambiciosa pactando con el Gobierno de Rajoy las enmiendas a los presupuestos del Estado. Un conjunto de iniciativas muy relacionadas con las infraestructuras (variante de Pajares, rampa de Pajares, autovía del interior –Oviedo-La Espina-, plan de vías de Gijón, ronda Norte de Oviedo, accesos a la Zalia, etcétera), con cuestiones culturales (Prerrománico, temporada de ópera), y con un apartado especial para las comarcas mineras, destinando recursos para financiar proyectos y concediendo subvenciones a las térmicas para reducir las emisiones. Hay asuntos, como las modificaciones introducidas en la variante de Pajares, que no le hicieron ninguna gracia al Gobierno, pero la posibilidad de prorrogar el presupuesto le provocaba sudor frío al presidente y por eso se avino a los planteamientos que hizo un partido que sólo tiene un diputado. En política la aprobación de los presupuestos es el gran test anual al que se someten los gobiernos, pero esa batalla tiene una segunda parte consistente en ejecutar las partidas. Siempre me pareció que la fase de ejecución es tan importante, o más, que la negociación y aprobación de las cuentas. Foro no puede echar las campanas al vuelo, ya que todo el terreno ganado con la aprobación de sus enmiendas puede quedar arruinado por la vía de la ejecución presupuestaria, dejando el Gobierno las partidas modificadas sin gastar. Foro se juega su credibilidad de partido útil para los asturianos en la ejecución presupuestaria. La formación de una candidatura autonómica de coalición, aspiración de Cherines, va a estar supeditada al correcto desarrollo del pacto presupuestario.

Hay otro obstáculo en el camino, relacionado con el discurso de Mercedes Fernández, que incurre en la contradicción de considerar al PSOE un partido fracasado a la vez que le aprueba las cuentas anuales. Una cosa o la otra; las dos, no.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor