img
Autor: juanneira
LA SOCIALIZACIÓN DE LA CULPA
img
Juan Neira | 08-03-2017 | 5:49| 0

Pedro Castillejo, ex secretario del Instituto por la Formación, Investigación, Documentación y Estudios Sociales (Infide), ha decidido pasar al ataque en la causa que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo, contra Villa y contra él. El atribulado exmiembro del Soma va a pedir que se impute a Juan Cigales, ex contable del Infide y del sindicato minero; también quiere comparecer nuevamente ante la jueza y, por último, solicita un peritaje sobre el informe económico presentado por el SOMA, que ha servido de apoyatura para reclamarle, vía querella, cerca de 70.000 euros.

El movimiento de Pedro Castillejo parece sincronizado con el de José Ángel Fernández Villa que pasó de resistirse por todos los medios a declarar, a hablar extensamente salpicando sus respuestas de nombres propios. En el caso del mítico líder minero parece que estamos ante la estrategia de la socialización de la culpa: fulano firmaba, mengano daba el visto bueno a los gastos de representación, zutano cobraba y perengano era el responsable de la fiesta de Rodiezmo. Villa no hacía nada concreto y dejaba todo en manos de los demás, desde los tiques de las compras hasta el testamento. Técnicamente era un absoluto irresponsable, ya que delegaba de forma explícita o tácita todas las actividades que implicaban algún poder de decisión. Y en la actualidad, esa irresponsabilidad ha adquirido un carácter clínico: ni tiene capacidad para vestirse ni de salir a la calle ni de leer ni de ver la televisión. No hay por dónde pillarle. Las vueltas que da la vida, el hombre con más poder de Asturias era una persona sin capacidad de decisión, a merced de su entorno más cercano, que firmaba por él, cobraba por él, pautaba sus gastos y custodiaba su testamento. Y el resto de la región temblando, empezando por sus conmilitones en el partido, el Parlamento y el sindicato.

Pedro Castillejo puede acompasar su estrategia de defensa a la de Villa, pero no es Villa. Sus pretensiones son más modestas, aunque también ha tratado de justificar la asilvestrada gestión de Infide por una especie de mala praxis sin mala intención. Villa y Castillejo se han empeñado en sacar al escenario a Juan Cigales, a ver si entre los tres se aclara todo, dos tocan las palmas y uno baila. Me parece correcta la petición de Castillejo sobre el peritaje del informe económico. Tal parece que el SOMA y la FSA dejaron de creer en los Reyes Magos cuando se supo que Villa se había acogido a la amnistía fiscal.

Ver Post >
UNA CARRERA DE OBSTÁCULOS
img
Juan Neira | 07-03-2017 | 11:41| 0

Carmen Maniega se siente perjudicada por el comité organizador del congreso. No es para menos. El viernes tendrá lugar la votación entre las dos candidatas a la Presidencia del partido y a Carmen Maniega no le han facilitado el censo de afiliados. Para entendernos, es como si los candidatos en las elecciones municipales o autonómicas no tuvieran los datos de los electores para mandarles los mensajes que juzgaran oportunos. Hay 2.070 afiliados que se registraron para participar en las urnas, pero Maniega, aunque es compañera de ellos en el partido, desconoce quiénes son. Para denunciar esta situación de indefensión, convocó una rueda de prensa en la sede del PP y entraron los organizadores en su despacho para decirle que quién era ella para llamar a la prensa sin pedir previamente permiso. Llegado el momento de recibir a los medios, retiraron los símbolos del partido como si fueran patrimonio exclusivo de la otra candidata, no de las dos.

Vamos a ver señores directivos del PP. Si se pretende hacer un congreso democrático hay que cuidar las formas. No puede seguir siendo el PP el único partido del arco parlamentario que convierte los congresos en un rodillo del oficialismo, a ser posible con un solo candidato, y si tras las trabas de rigor (avales) queda algún pretendiente en pie, viene luego el juego del censo para hacer imposible la victoria de los críticos. David González Medina, vicepresidente del comité organizador, lo tiene claro, por eso le espetó en la sede del partido a Maniega, “todo el mundo sabe que aquí hay una presidenta y una candidata”. Ese es un árbitro equidistante, aséptico y neutral. Así da gusto. La minicampaña electoral dura hoy, mañana y pasado. El pasado día 2, jueves, la candidata ajena al aparato solicitó el censo de votantes, y le dijeron que lo tendría para el lunes; llegado el día, pretextaron que dos empleadas estaban ausentes (enfermedades propias o de familiares) para no entregar los datos. Para que no se haga ilusiones, cuando tenga acceso al censo ya le avisaron que no aparecerán direcciones y teléfonos, por imperativo legal. Así que la campaña dura tres días, el censo electoral es desconocido, y cuando sepa los apellidos no tendrá forma de llegar a ellos. ¿Puede decir el PP de Asturias que sus congresos son democráticos o todo está pensado para que gane el jefe o jefa del aparato? No se puede predicar democracia y pluralismo para la sociedad y aplicar la ley del embudo de puertas adentro.

Ver Post >
TARJETAS Y FIRMAS
img
Juan Neira | 06-03-2017 | 11:57| 0

Las respuestas de José Ángel Fernández Villa a las preguntas que le hizo su abogada defensora responden a un guión preparado por ambos con el fin de que quede exculpado de la acusación formulada por el Soma, su antiguo sindicato, que le reclama 420.000 euros. En el propio interrogatorio, la letrada le pregunta por las veces que ha ido a su casa a preparar la declaración y el minero jubilado dice que tenía miedo que se quedara la abogada en ella por la cantidad de días y horas que se pasaba en su casa. Dicho de otra manera: el diálogo de ambos tiene la premeditación de un libreto teatral, pero en lugar de estar destinado a la risa o al llanto, el objetivo es demostrar la absoluta irresponsabilidad de los actos realizados en el pasado y su incapacidad en el presente. El atisbo de espontaneidad que pueda apreciarse en el diálogo es pura apariencia.

Al poco de empezar el interrogatorio la letrada le pregunta por los años en qué fue secretario general del Soma, y Villa responde dubitativo ¿“setenta”? Es decir, desde que nació fue el jefe del sindicato, porque nació en 1943 y dejó el cargo en 2013, justo setenta años. Dice que empezó a trabajar en 1950 (a la edad de siete años) y en otro momento asegura que “a los catorce años fui a trabayar”. Equivocaciones tan palmarias podrían tener como fin corroborar aquel diagnóstico que se le hizo en el Huca, “síndrome confusional”, que le libró de pasar por el juzgado hasta que un neurólogo gallego lo consideró apto para el interrogatorio, con determinadas cautelas (preguntas sencillas, tiempo para responder y descanso ante síntomas fatiga).

En la estrategia estaba como objetivo neutralizar las presuntas pruebas que obraban en su contra, como las firmas o el cobro de dinero. Las firmas que le presentan no duda en rechazarlas como propias. Sin embargo, en el interrogatorio, reconoce que su firma es muy fácil de imitar. Rubricas realizadas hace muchos años detecta que no son suyas y eso que su trazo es sencillo de hacer por cualquiera. Como mínimo, el síndrome confusional es intermitente. La clave de sus tarjetas bancarias era conocida por su secretaria y el contable del Soma; es más, Villa no firmaba las tarjetas que utilizaba y eso que reconoce que las perdía con frecuencia. La función del contable era muy amplia, incluyendo en sus funciones ser depositario del testamento y las libretas bancarias del jefe. Una relación muy original. Yo si fuera el contable empezaría a buscar coartadas.

Ver Post >
EL PACTO IMPOSIBLE
img
Juan Neira | 05-03-2017 | 11:42| 0

El documento llamado, pomposamente, “Infraestructuras de comunicación del Estado que Asturias necesita. Alianza social y política”, queda descolorido a los pocos días de haber sido presentado en sociedad por el Gobierno socialista. El PP se borró de la foto inicial, luego hizo lo propio Foro, y posteriormente Podemos.
El primer defecto que tiene el documento es poner cuantiosos deberes al Estado, mientras el Principado sigue de vacaciones. No se limita a reivindicar lo más obvio, como la variante de Pajares o una modernización de la red ferroviaria de cercanías, sino que confecciona un catálogo de actuaciones más extenso que las listas de muertos y amores de Luis Mejía y Juan Tenorio. Es un ejercicio casi infantil pedir cosas para nuestra casa a condición de que las paguen los vecinos.
El segundo rasgo nefando es el sectarismo. Entre la serie de proyectos hay algunos, como el túnel por debajo de El Fito, que sólo lo llevaba el PSOE en su programa electoral. Lo mismo cabe decir del planteamiento sobre el desarrollo del plan de vías de Gijón con la estación alejada del centro, tal como quieren imponer los socialistas al resto de fuerzas. De poco importa que haya un acuerdo entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Gijón para ubicar la estación intermodal junto al Museo del Ferrocarril, la consejera Belén Fernández sigue en sus trece.
En el capítulo del sectarismo hay que incluir el planteamiento de la alianza social y política sobre la base de hablar con 17 organizaciones de distinta índole para imponer, luego, un documento cerrado al resto de partidos.
Hay que actuar con más amplitud de miras porque el objetivo de presionar al Gobierno de Rajoy para que no seamos la Cenicienta del Cantábrico merece la pena. En esa tarea el Gobierno asturiano no ha ejercido desde 2012 y ahora pretendía imponer el programa al resto de la Junta General del Principado.
No hay que caer en el error de trasladar a la política el estilo de la carta a los Reyes Magos, porque tanto la Administración del Estado como la autonómica están atadas al compromiso de reducir el déficit público.
VERGÜENZA
Ahora bien, lo que sucede en la variante de Pajares, desde 2012, es una vergüenza. Los cambios de proyecto y de calendario adquieren carácter de timo. El Ministerio de Fomento rescindió el contrato para estudiar el tramo entre León y la Robla. El trabajo sobre el tramo entre Lena y Gijón lleva un año parado. Medio Ambiente ha archivado el expediente del tramo entre Gijón y Oviedo.
Por sus obras los conoceréis. La alta velocidad, tal como se entiende en el resto de España, lleva camino de quedarse en León. En las actuales circunstancias nacionales, con Javier Fernández como muñidor del nuevo equilibrio político que se quiere afianzar frente a los populismos, bastaría con que hiciera un gesto para que Rajoy se viera obligado a reactivar lo que ha mandado detener. Nunca un presidente autonómico asturiano tuvo tanto poder ante Madrid y no vemos que se obtengan los frutos de una correlación de fuerzas tan favorable.
Lo que ocurre con la red asturiana de cercanías ferroviarias es un caso de abandono espectacular. Las infraestructuras se vienen abajo, el personal se reduce drásticamente y los servicios de los trenes se sustituyen con autobuses. En plena cruzada europea contra las emisiones de dióxido de carbono, resulta que potenciamos el transporte por carretera.
Los mismos que se llenan la boca de discursos retóricos sobre la integración del área central asturiana, contemplan sin indignarse el ocaso del ferrocarril de cercanías, instrumento clave para vertebrar ese territorio.
Como casi siempre, pienso que la culpa está repartida pero no en idénticas proporciones. La cuota mayor de responsabilidad corresponde al PSOE, por ser el partido de gobierno en Asturias. No debe excluirse del desastre al PP regional, un grupo que desaparece cuando toca reivindicar algo ante un Gobierno de su partido en Madrid. Anteponen el charrán o la gaviota a los intereses regionales. No les da rubor ensalzar el compromiso de Rajoy, Ana Pastor o Íñigo de la Serna con la variante de Pajares.
PODEMOS
Podemos es un partido a medio hacer y carece de un programa digno de tal nombre. Tienen un discurso potente de denuncia sobre las lacras sociales, pero sobre la autopista del mar, la variante de Pajares, la financiación autonómica, el mix energético o la nueva política agraria no pasan del nivel de la ocurrencia, cuando no de la astracanada. Sus principales dirigentes nacionales -en activo o depurados- reducen la complejidad al panfleto.
Hay que ser vigilantes con la corrupción en las obras públicas, ya que hay síntomas de estar ante una enfermedad generalizada, pero con todo lo que padecen los asturianos por la demoras en el Pajares, sacar a relucir una supuesta auditoría social, como gran prioridad, es colocarse al margen de las necesidades de la ciudadanía.
En su estudio sobre las guerras carlistas, Carlos Marx recapitula y dice que “en España los que tienen el poder no tienen las ideas y los que tienen las ideas no tienen el poder”. Algo de eso sucede en Asturias.

Ver Post >
LO NIEGO TODO
img
Juan Neira | 04-03-2017 | 5:53| 0

Con cinco apoyos, dos piernas, los brazos de la esposa y la letrada, y un bastón, avanzó José Ángel Fernández Villa al encuentro de la magistrada, Simonet Quelle, tras un año de instrucción y once recursos interpuestos para evitar el interrogatorio judicial. Agotados los argumentos de la defensa, el histórico líder minero, modelador de la Asturias moderna, la de la tasa de natalidad que apunta al cero por ciento, los geriátricos fastuosos y las cuentas sin cuadrar, se avino al protocolo judicial en su versión más benigna que consiste en contestar sólo a las preguntas de la defensa. El formato desplegado en el juicio del “caso Renedo”, con preguntas y respuestas ensayadas, sin dar pie a que la Fiscalía o las acusaciones particulares metan baza. Un interrogatorio largo, con descanso higiénico de veinte minutos para que la mente recupere frescura, como recomendó el médico forense en vista de los evidentes quebrantos que sufre el más famoso de los mineros españoles de la guerra civil para acá.

Villa con cinco apoyos es Villa: “si los bolsos eran de cristal, siguen siendo de cristal”. Sin titubeos, afirmó que no se apropió de dinero del Soma. Los 420.000 euros que le reclama la dirección de su antiguo sindicato no tienen razón de ser. Que no le hablen de cohíbas fumados a cuenta del sindicato ni de rosas rojas en florero propio ni de libros apilados y discos sin desenfundar ni de ropa de su talla ni de firmas apócrifas ni de relojes rematados por una estrellita de seis puntas blancas. Si su señoría, las acusaciones, la Fiscalía y la región quieren saber que hay detrás de esos tiques judicializados, deben preguntarle al contable del Soma, depositario de todos los justificantes, obligado por oficio a separar los gastos privados de los públicos. Lo niego todo, el humo de los habanos y el aroma de las flores y el todoterreno falsamente adjudicado que conducía como secretario general del sindicato. Acaso no había pertenecido, en sus años de diputado autonómico, al “club del Audi”, como el presidente del Principado de entonces, y el rector de la Universidad de Oviedo del cuarto centenario, para mayor honra de las instituciones que los tres representaban.

El sumario llega a la encrucijada: archivo de diligencias por falta de indicios de delito o con los cinco apoyos se acomodará en el banquillo. Allí negará sus pecados: “Ni ángel con alas negras/ ni profeta del vicio/ ni héroe en las barricadas/ ni ocupa ni esquirol.” Lo niego todo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA
joseterente_6643 21-10-2016 | 18:05 en:
COMPLEJO DE CULPA
raitanucu 13-09-2016 | 18:40 en:
GRASAS, SAL Y AZÚCAR

Otros Blogs de Autor