El Comercio
img
Autor: juanneira
EMPODERARSE DE RTVE
img
Juan Neira | 30-06-2018 | 9:29| 0

El acuerdo para nombrar al periodista Andrés Gil (redactor jefe de eldiario.es) presidente de Radio Televisión Española (RTVE) ha sido recibido con críticas por parte de la oposición y de los trabajadores de la corporación pública. El susodicho fue propuesto por Podemos y negociado con el Gobierno. En los últimos años, con la pérdida de credibilidad de RTVE en las encuestas, los socialistas y los podemitas se llenaban la boca diciendo que hacía falta gestionar el ente público desde la profesionalidad y la independencia, siendo necesario cubrir los principales puestos de la corporación por consenso. Llegado el momento, el consenso queda sustituido por un apaño entre el segundo y tercer partido del Parlamento. El resto se enteró por los medios.

RTVE tiene la mala imagen de todo el sector público en España, con la excepción de la Sanidad, la Seguridad Social y poco más. La gente piensa que RTVE nos sale muy cara, cuando es la corporación pública de medios audiovisuales más barata de los grandes países de la UE. Puestos a regatearle dinero, no tiene ni la más mínima cuota de publicidad ni dispone del canon que pagan todos los europeos para mantener sus medios públicos. RTVE se financia con los Presupuestos Generales del Estado, que es tanto como añadir unas gotas de política a algo que ya estaba politizado. RTVE funcionó como televisión del gobierno de turno con todos los presidentes democráticos, con la excepción del periodo en que estaba al frente de ella Fernando Castedo (UCD) y en los mandatos de Zapatero. No me duelen prendas al decirlo: Zapatero, tan criticable por otras cuestiones, permitió una televisión más plural que Felipe González, Aznar o Rajoy.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias actúan como políticos profesionales. Para la clase política española los medios de comunicación son materia erótica, puro sexo. El periodismo les excita, les coloca. Si les pusiéramos a trabajar en una redacción serían capaces de editar ellos solos todas las noticias, aún a riesgo de que la actualidad quedara irreconocible. RTVE es el perfecto juguete para políticos sedientos de manipulación. Su primera decisión los delata; en vez de buscar un gestor solvente para una empresa que tiene siete cadenas de televisión, cinco emisoras de radio, 6.000 trabajadores y 974 millones de presupuesto, rastrean las web amigas y proponen para presidente a un compañero de viaje. Debemos estar ilusionados porque de ésta nos empoderamos de la información.

Ver Post >
LA CULPA ES DE OTROS
img
Juan Neira | 29-06-2018 | 12:01| 0

El juicio de José Ángel Fernández Villa empezó con el interrogatorio del susodicho a cargo de su abogada. No aceptó responder al fiscal. Durante un periodo de hora y media de preguntas y respuestas, el ex secretario general del SOMA repitió los mismos argumentos y disculpas que ya constaban en el sumario, a saber, que él no sabía nada de nada y que las decisiones de todo tipo, incluyendo el vehículo todoterreno japonés de su propiedad o la gestión de sus teléfonos móviles, las tomaron otros. Si los apuntes de contabilidad del sindicato resultan comprometedores, Villa se distanció de ellos declarándose ajeno a los asientos de ingresos y cargos, volcando la responsabilidad en el empleado que llevaba los libros contables y en los responsables de organización y administración del SOMA. El todopoderoso jefe sindical no tenía nada que decir de la financiación de su organización ni de los pagos que asumía, ya que todo lo elaboraban sus colaboradores. Más fuertes, aún, fueron sus explicaciones sobre algunos documentos en los que resulta legible su firma, diciendo que se trataba de firmas falsificadas por el contable y la secretaria. Dos humildes empleados cometiendo flagrantes delitos y maquinando contra el temible jefe del sindicato. Del relato de Villa se desprende que eran dos inconscientes que se exponían a perder su trabajo y acabar en el banquillo de los acusados. La vida nos muestra cosas increíbles, pero no parece que en este caso sean probables.

Recuerdo que cuando EL COMERCIO publicó, en exclusiva, el interrogatorio íntegro de Villa que consta en el sumario, tuve la sensación al leerlo de que el dirigente sindical se declaraba absolutamente irresponsable de cualquier acto de disposición en su sindicato. Daban ganas de preguntarle que nos dijera alguna cosa con respecto al SOMA, por pequeña que fuera, que emanara de su voluntad. Puesto a ignorar, hasta la clave de su teléfono móvil le era ajena.

En el juicio oral, al igual que en el sumario, lo que trasluce es que el quebranto de la salud de Villa no le hizo incurrir en incoherencias. Entendió las preguntas y supo contestar de la forma más conveniente para sus intereses. Todo lo que dijo tiene una lógica y un objetivo: ponerse al abrigo de la acusación de haber cometido un delito de apropiación indebida continuada, valorado por el SOMA en 434.158 euros. Villa ha pasado con nota el test del interrogatorio. No cayó en ninguna contradicción: los responsables siempre fueron otros.

Ver Post >
EL SÍNDICO INAMOVIBLE
img
Juan Neira | 28-06-2018 | 11:05| 0

El intento de la oposición parlamentaria de forzar el cese del síndico mayor se ha convertido en una iniciativa testimonial al desengancharse IU del frente de partidos que buscaba descabalgar a Avelino Viejo de la Sindicatura de Cuentas. Los tres partidos que siguen adelante con la propuesta (PP, Podemos y Foro) suman 23 escaños y para destituir al síndico mayor hace falta una mayoría de tres quintos de la Junta General del Principado (27 escaños). IU ha justificado su cambio de postura en el informe de los servicios jurídicos de la Cámara que no aprecia que haya razones para solicitar el cese.

En este asunto hay que distinguir entre los argumentos jurídicos que han quedado expresados en el informe de los letrados y la sustancia política de la polémica. Desde el inicio del caso se vio que Avelino Viejo se sentía cómodamente instalado en su puesto, de modo que las críticas no le iban a impedir terminar su mandato; ahora bien, la oposición hizo bien en pedir la dimisión ya que es muy difícil de entender por los ciudadanos que un órgano fiscalizador que se pasa la vida criticando las contrataciones de personal que realizan las administraciones, reciba un varapalo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias en la misma materia en la que se permite realizar reparos y admoniciones a los demás.

La oposición no podía quedar cruzada de brazos ante tamaño disparate. Del sentir general discreparon Ciudadanos y el PSOE. El posicionamiento de los seguidores de Albert Rivera no debe extrañar ya que tienen una trayectoria errática a lo largo de la legislatura que impide ubicarlos en unas coordenadas parlamentarias precisas, tan pronto cubren al Ejecutivo como se alinean con la oposición. Sobre el grupo parlamentario socialista hay poco que decir: en Avelino Viejo ven un miembro de su misma tribu y cierran filas con el síndico mayor como solo ellos saben hacer.

Hace mucho tiempo que la Sindicatura de Cuentas ha finalizado su fase de rodaje. Está muy lejos de responder a las expectativas levantadas cuando se constituyó. Entonces se decía que iba a cubrir una demanda que desbordaba al Tribunal de Cuentas, obligado a fiscalizar a todo tipo de entes administrativos del Estado. A lo mejor es que el Tribunal de Cuentas queda muy lejos y la Sindicatura demasiado cerca, el caso es que para los frutos que da no mereció la pena tomarse la molestia de constituirla. Antes de renovar a los síndicos, el Parlamento debería hacer un balance crítico sobre el citado ente.

Ver Post >
JUZGAR AL HEREJE
img
Juan Neira | 27-06-2018 | 11:55| 0

Tras sortear múltiples obstáculos, José Ángel Fernández Villa se va a sentar en el banquillo de los acusados. Un sito indeseado al que llega por culpa de una querella presentada por el sindicato minero, su sindicato, que gobernó durante tres décadas con poderes omnímodos, sin que sus conmilitones le pusieran ninguna pega o reparo. No hubo ninguna otra organización política o sindical en Asturias que tuviera un líder tan venerado por los afiliados. La querella es difícil de entender si pensamos que el SOMA está dirigido por un sindicalista, José Luis Alperi, que fue encumbrado desde la base hasta la cúspide por el propio José Ángel Fernández Villa. Para que Alperi y el SOMA arremetan contra Villa tuvo que suceder algo extraordinario, como el acogimiento del ex secretario general del SOMA a la amnistía fiscal de Montoro para regularizar 1,2 millones de euros. En ese momento, la admiración se trocó en escándalo, y la familia socialista, FSA y SOMA, escenificaron la condena del hereje. Inmediatamente fue expulsado del partido y del sindicato. Una sentencia política exprés que no tenía otro objetivo que hacer ver al personal que lo de Villa era un caso de degradación personal, particular, que en nada afectaba a sus compañeros del partido y sindicato. A partir de ahí vino todo lo demás: la querella del SOMA por supuesta apropiación indebida de 420.000 euros, a la que se ha sumado la acusación de la Fiscalía pidiendo cinco años de cárcel.

Quieran o no los querellantes, el juicio es el cuestionamiento de una larga etapa política asturiana en la que el líder del SOMA mandaba por encima de las instituciones. Me explico. Los procedimientos democráticos se observaban, pero en la práctica era Villa quien ayudado por su dedo elegía al compañero del partido que iba a optar a la Presidencia del Principado, fijaba condiciones para que el presupuesto de la región fuera aprobado en el Parlamento, proponía a los candidatos a alcalde y gobernaba en la todopoderosa Hunosa. A finales de los años ochenta, cuando la pugna entre el régimen comunista de Polonia y el sindicato Solidaridad abría las informaciones de política internacional en los medios, era habitual comparar a Villa con Walesa. En todo ese tiempo Villa era el jefe, pero algunos de sus correligionarios se beneficiaban. De eso no se habla. Para la estabilidad del sistema y el buen nombre de políticos y sindicalistas es mejor pensar que Villa fue la excepción, la anomalía, la encarnación del mal.

Ver Post >
CAMBIO DE ESCENARIO
img
Juan Neira | 26-06-2018 | 8:15| 0

Reunión del Comité Autonómico de la FSA para ratificar la designación de María Fernández, ex alcaldesa de Langreo, como nueva senadora. El secretario general hizo un repaso de la actualidad que gira forzosamente sobre la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno y las primeras decisiones del Gobierno socialista. Una novedad inesperada que no había tenido ocasión analizar el órgano máximo de la FSA entre congresos.

Cuando faltan diez meses para empezar la campaña de los comicios autonómicos el cambio en el Gobierno central es un hecho muy importante para la FSA de cara a la estrategia que debe seguir en este tiempo. Llegar a la Moncloa, aunque sea a través de una moción de censura, es un dato positivo para cualquier partido. Por eso la candidatura de Adrián Barbón debería verse favorecida por el tránsito del PSOE de la oposición al poder. La política es una actividad dura e intensa, en diez meses pueden pasar muchísimas cosas, pero también es cierto que Pedro Sánchez va a tratar de evitar la aplicación de medidas antipopulares porque él mismo está obligado a comparecer ante las urnas en un tiempo máximo de dos años. Trato de decir que la política de gestos (Aquarius, apuesta por el feminismo, etcétera) puede favorecer a los socialistas asturianos. En cualquier caso, para Adrián Barbón es distinto hacer campaña apoyado en la dirección de la FSA y la militancia de base, que formar tándem con Pedro Sánchez. Dada la demostrada hiperactividad del nuevo presidente del Gobierno, no me extrañaría que pasara tres o cuatro veces por Asturias en 2019 antes de la celebración de los comicios. Como cualquier fenómeno que analicemos tiene aspectos positivos y negativos, habrá que citar entre estos últimos la orientación de la ministra de la Transición Ecológica que es claramente favorable a liquidar con rapidez las térmicas de carbón. Igualmente, deberá tener en cuenta que cualquier concesión a las minorías nacionalistas levanta sarpullidos en la opinión pública asturiana; por doble motivo: el agravio que supone para otras regiones y el potencial debilitamiento para el Estado que significaría, por ejemplo, la ruptura de la caja única de la Seguridad Social.

Por si la gente no hubiera tomado nota, Adrián Barbón ha vuelto a ratificar que no va a participar en controversias estériles. Tras la jornada cultural del domingo en Mieres consideró oportuno reiterarlo. Para cada situación hay un refrán: a enemigo que huye puente de plata.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira