img
Autor: juanneira
RESPETAR LOS TESTAMENTOS
img
Juan Neira | 03-03-2017 | 6:50| 0

La plataforma en defensa de la supresión del Impuesto de Sucesiones había cosechado un éxito rotundo con el apoyo de 108.738 asturianos que se solidarizaron con su petición estampando su firma, pero ayer lograron otro triunfo no menos importante al ocupar la calle delante de la Junta General del Principado en el momento de registrar en el Parlamento su demanda. Fue la primera manifestación popular, en Asturias, contra la presión fiscal, simbolizada en un tributo de escaso peso en el sistema tributario español, pero que tiene dos características para soliviantar a la gente: la herencia entre familiares directos queda, en muchos casos, sensiblemente alterada por la intervención de Hacienda y, sobre todo, la constatación de que en otras comunidades autónomas la gente está libre de pagar por los bienes de sus padres y en Asturias, no.

La concentración ante el Parlamento hizo que diputados de distinta ideología (representantes de todos los grupos, menos del PSOE que por razones obvias evitaron el contacto con el público) salieran a hablar con los manifestantes. La gente estaba enfadada y solo aceptó de buena gana la compañía de Cristina Coto. No les vale el planteamiento del PP que aprobó los presupuestos de Javier Fernández con la promesa de elevar el mínimo exento del impuesto a 300.000 euros. Más objeciones les merecen las propuestas de otros partidos. Las más de 100.000 firmas suponen un desafío para el statu quo asturiano que se basa, entre otras cosas, en un modelo fiscal más gravoso que el de otras regiones, que se trata de justificar con unos servicios públicos de mayor calidad. Con el paso de los años la propaganda oficial no es capaz de tapar la realidad: colas de un año para hacer una resonancia magnética se compatibilizan con la mayor presión fiscal. No es cierto que el Impuesto de Sucesiones, con el llamado ‘error de salto’ que los gobiernos socialistas no quisieron corregir durante sucesivas legislaturas, sea la garantía de unos servicios sociales más protectores para el ciudadano que en otras regiones. Se pagan más impuestos porque para la izquierda es una seña de identidad que tiene como consecuencia directa una Administración pública más obesa.

PSOE e IU piden la armonización fiscal entre comunidades autónomas. Es muy fácil, lo tienen en su mano, no hace falta pedir al Estado que intervenga. Basta con que la Junta General del Principado apruebe una exención del 99% del Impuesto de Sucesiones.

Ver Post >
LA CULPA ES HUÉRFANA
img
Juan Neira | 02-03-2017 | 8:34| 0

El embrollo en que ha devenido la actividad en la Junta General del Principado, con iniciativas anecdóticas provocando retraso en el tratamiento de cuestiones importantes, no tiene culpables. Nadie se hace cargo de la falta de eficacia de una Cámara representativa que pierde a cada día que pasa la capacidad de representar los intereses de los asturianos. El Gobierno socialista no reconoce fallos. Como el papel lo aguanta todo, se apresta a afirmar que ejecuta todos los mandatos que recibe del Parlamento. La oposición asegura lo contrario, que la apatía del Gobierno le obliga a plantear iniciativas para que el mandato del plenario sea efectivo. En realidad, la culpa del embrollo está repartida y tiene su origen en la dimensión mediática, teatral, en que ha convertido la actividad parlamentaria. No es algo privativo del Parlamento asturiano. Los plenos del Ayuntamiento de Gijón, televisados por Canal 10, muestran claramente cómo los concejales hablan para quedar bien ante sus clientelas, olvidándose de los intereses generales de la ciudad. Una de las consecuencias de esa forma de proceder consiste en el abordaje de cuestiones ajenas a la competencia de la institución. Se ve como normal que un Parlamento autonómico trate sobre el Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones entre EE UU y la Unión Europea, o que grupos municipales se posicionen a favor de que su ayuntamiento se sume al llamado ‘Espacio Libre de Apartheid Israelí’, cuando en realidad intentan institucionalizar el boicot a Israel. Son cosas disparatadas, ajenas al cometido de la Junta General del Principado o de las corporaciones municipales, pero nadie tiene un gramo de sensatez.

Guillermo Martínez, portavoz del Gobierno, centra las críticas en Podemos. El atasco en el Parlamento sería fundamentalmente por culpa del partido morado. Entiendo que el PSOE ataque a uno de los dos grupos que ha mantenido una postura nítida de oposición (el otro grupo es Foro) durante toda la legislatura, pero el entorpecimiento de la labor legislativa no se debe a nueve diputados, solamente, sino que es una labor solidaria de los seis partidos representados en la Cámara. El propio Gobierno socialista tiene un sentido muy particular de lo que deben ser los acuerdos parlamentarios, al entender que pasan por aprobar sus propuestas con algún retoque. No creo que al Gobierno le desespere el colapso del Parlamento. Con una excepción: el crédito de los 23 millones.

Ver Post >
EL TIMO DE LOS AVALES
img
Juan Neira | 01-03-2017 | 11:56| 0

Pablo Álvarez Pichel considera injusto que se le haya excluido de la carrera hacia la Presidencia del PP asturiano por presentar un número insuficiente de avales. De los 150 avalistas que le respaldaban, el comité organizador del congreso sólo aceptó sesenta y hacía falta presentar noventa. Pichel estima que podría haber otros treinta más que deberían ser aceptados. Da la risa que un candidato presente las firmas de unos señores que, en su mayoría, no reúnen las características que exigen las normas del partido. En cualquier otra organización que no sea el PP, el asunto de los avales fallidos movería a sonrojo y dejaría al titular del falso crédito a la altura del betún. En el PP no ocurre tal cosa, antes al contrario, es un síntoma de normalidad. Con los avales juegan siempre los aparatos de los partidos para fortalecer a los candidatos afines y debilitar a los que discrepan con su forma de pensar o de hacer. En esta ocasión se exigía un número bajo de avales, pero Pichel no llegó al mínimo.

El congreso del PP tiene tres fases, la primera era la de los avales, la segunda será la de la votación de los afiliados, y la tercera el congreso con los compromisarios. Lo más llamativo de la primera fase no estuvo en el fracaso de Pichel ni en el aprobado raso de Carmen Maniega, sino en la cantidad de falsos avalistas que apoyaron a Mercedes Fernández. Afiliados que no tenían al día las cuotas del partido cometieron el atrevimiento de dar un antirreglamentario respaldo a la actual presidenta. Mercedes Fernández recurrió a una puesta en escena cien por cien “podemita” al caminar por la calle, con gesto resuelto, rodeada de chicos jóvenes del PP para presentar el pliego de avalistas en la sede del partido; pues bien, al revisar la documentación resulta que más del 25% no estaban en condiciones de avalar a nadie. Y Cherines, siendo la presidenta del PP, no se entera. No sabe quién está al día del pago de las cuotas y quien milita en precario. Llega cualquier señor o señora, le dice que la admira, que sigue sus actuaciones en la Junta General del Principado, se ofrece a respaldarla con su firma y la broma funciona. Que el comité organizador, presidido por un dirigente histórico, como José Ramón García Cañal, tenga que anular 511 avales presentados por Mercedes Fernández es un patinazo de récord para la presidenta y un desdoro para todo el partido. El PP dice que tiene 20.300 afiliados, pero se desconoce cuántos viven, cuántos pagan y cuántos son del PP.

Ver Post >
EL DESCRÉDITO DE LA CÁMARA
img
Juan Neira | 28-02-2017 | 11:58| 0

La actividad de la Junta General del Principado, que nunca fue fluida, transparente y eficaz, va camino de convertirse en un embrollo. En este momento hay 34 iniciativas legislativas en tramitación. Algunas están planteadas de una forma que su desarrollo llevará mucho tiempo. Verbigracia, la Ley del Deporte, en la que hay noventa comparecientes. ¿Es necesario que noventa personas dejen su testimonio en la Cámara para que los diputados puedan hacer un texto articulado sobre la materia? La respuesta es no, pero nadie quiere actuar con sentido común y la desmesura aparece a cada nuevo paso que se da. Para organizar el trabajo hay que tener en cuenta que los jueves y viernes están reservados para los plenos, así que quedan tres días para las comisiones de investigación que están funcionando (hay que añadir otra nueva relativa a los cursos de formación), y la tramitación de las decenas de iniciativas parlamentarias que se acumulan. El Gobierno quiere aprobar una ley de crédito extraordinario y para hacerlo a la mayor brevedad pretende que sea en “lectura única”, a los que se opone la oposición, porque por esa vía no se pueden presentar enmiendas. Era lo que faltaba, añadir al embrollo la desnaturalización de los cauces ordinarios de la actividad parlamentaria.

La Junta General del Principado y, en buena medida, el Congreso de los Diputados, se han convertido en cámaras mediáticas, donde importan más las palabras que se digan y los gestos que se hagan que la calidad y la pertinencia de las propuestas que se debaten y aprueban. Oposiciones y gobiernos sobreactúan pensando más en el impacto que tienen sus gestos en la gente que en la transcendencia de las normas que se aprueban para los intereses generales de la región o de la nación. Tal parece que las cámaras están permanentemente en vísperas electorales. El artificio y la demagogia son moneda común. El resultado final es que la sociedad está más alejada que nunca de la Junta General del Principado y el balance de la actividad parlamentaria es muy pobre.

Un buen ejemplo de lo que pasa lo ofrece la reforma electoral, un asunto de gran importancia impulsado por PSOE, IU y Ciudadanos. Al empezar el trabajo en comisión se dan cuenta que el modelo esbozado pretende dar más importancia al área central pero sólo sirve para potenciar a las alas. O que el desbloqueo de las listas es absurdo en circunscripciones donde los partidos no pasan de sacar dos diputados. Avanza el descrédito.

Ver Post >
EL SOMA, ENTRE SÁNCHEZ Y LLANEZA
img
Juan Neira | 27-02-2017 | 11:38| 0

´Día señalado en rojo en el calendario del Soma: el homenaje a Manuel Llaneza, fundador del Sindicato Minero. Dirigente carismático y pragmático, que no tuvo problemas en llegar a acuerdos con el enemigo –para un sindicato de clase en los años veinte del pasado siglo, Primo de Rivera no era un rival, era un enemigo sin matices-. Manuel Llaneza fue lo suficientemente inteligente y realista para valorar que la permanencia de la jornada laboral durante la dictadura de Primo de Rivera, bien merecía la pena el mantenimiento de la paz social en las explotaciones mineras. Dicho con otras palabras, Manuel Llaneza era lo más opuesto que quepa imaginar a la política del “no es no” que tanto enorgullece a Pedro Sánchez y sus seguidores. Manuel Llaneza, un minero de la época en que morían decenas de ellos en los pozos, no tuvo problemas en entrevistarse sucesivas veces con un militar antidemócrata que había impuesto un sistema autocrático en connivencia con Alfonso XIII.

En el acto tomaron la palabra el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, y el líder del Soma, José Luis Alperi. Ambos están con Pedro Sánchez y a favor de sus comentarios frívolos, como cuando dijo este verano que entrevistarse con Rajoy era una pérdida de tiempo. Si hablar con el candidato que ganó dos veces seguidas las elecciones es perder el tiempo, no quiero pensar lo que dirían de Manuel Llaneza por entrevistarse con un militar que repudiaba la misma idea del sufragio universal. Pepe Álvarez, además de apoyar a Sánchez, está a favor del derecho a decidir en Cataluña. Es tal la deriva de los sindicatos en estos años, y de UGT muy especialmente, que en materia ideológica tratan de colocarse en posiciones rupturistas para tratar de tapar el descrédito de su gestión. En el cementerio civil de Mieres, Pepe Álvarez dijo que estaba a favor de los acuerdos de izquierda. La música suena bien, pero le faltó a Pepe concretar un poco más su fórmula ideal. ¿Está insinuando que lo que le convence es el pacto del PSOE, con Podemos, IU, Esquerra Republicana y Bildu? ¿Cuál sería la oferta económica de una alianza de esa índole?

José Luis Alperi, el sucesor de Villa en el Soma, dijo que le preocupaba que se diera prioridad a la mera supervivencia sobre la ilusión. Es justo al contrario, Sánchez busca su supervivencia y para ello saca al PSOE de las vías por donde transitó en cuarenta años de democracia. Con Sánchez, el PSOE pasará a ser otra cosa. Como ya le ocurrió a la IU de Alberto Garzón.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA
joseterente_6643 21-10-2016 | 18:05 en:
COMPLEJO DE CULPA
raitanucu 13-09-2016 | 18:40 en:
GRASAS, SAL Y AZÚCAR

Otros Blogs de Autor