El Comercio
img
Autor: juanneira
ESTRATEGIA Y PRESUPUESTO
img
Juan Neira | 12-12-2007 | 8:13| 0

El Presupuesto del Principado supone casi el 20% del PIB regional. De cada cinco euros que produce Asturias en bienes y servicios, uno es de ellos se debe a la ejecución de los recursos del Principado. De un volumen de dinero tan grande dependen muchas personas, instituciones, asociaciones y empresas, así que es lógico que se siga con interés los avatares del proyecto presupuestario en el Parlamento. Las enmiendas a la totalidad que presentaron IU y el PP no favorecen a ningún colectivo, pero responden a la perfección a los intereses de la oposición, que de esta manera dejará claro que el Gobierno socialista tiene dificultades insalvables para sacar adelante sus propuestas.
Álvarez Areces señaló que la oposición no rechaza los presupuestos por el destino y la composición de las partidas, sino por el intento de socavar la acción del Gobierno. Cualquier otro reparto de recursos hubiera recibido también la descalificación del PP e IU. Al PP no le vale nada y a IU sólo le parecen bien los presupuestos que presente un gobierno del que formen ellos parte. Así de sencilla es la doctrina de la oposición.
Ante este estado de cosas, las afirmaciones del presidente Areces sobre el carácter fuerte del Gobierno son más descriptivas de un estado de ánimo personal que de la realidad de la política regional. Ha bastado un trimestre de curso político para que quedara claro que el Ejecutivo no tiene capacidad para aprobar leyes y la oposición puede someterle al duro trance de sacar normas en el Parlamento contra su voluntad. Gobernar con prórroga presupuestaria y frente a la oposición no será tarea sencilla para el Gobierno. Las elecciones generales de marzo pueden hacer variar la estrategia de los partidos, pero tampoco es seguro que vaya a ser así. El presidente Areces declaró que iba a gobernar en coalición con la sociedad –una afirmación muy criticada por IU-, pero en vez de poner a los agentes sociales y a los alcaldes ante la obligación de pronunciarse sobre la política obstruccionista de la oposición, se ha adelantado a decir que el Gobierno corre con todos los gastos, empezando por la mil millonaria factura de la concertación social. Está bien tener presupuestos, pero es más urgente pertrecharse de una estrategia.

Ver Post >
INTERESES DE PARTE
img
Juan Neira | 11-12-2007 | 7:50| 0

Las centrales sindicales consideran que el pacto social no puede estar a expensas de la aprobación del presupuesto en el Parlamento. UGT y CC.OO. afirman que el acuerdo de los agentes sociales con el Gobierno debe tener respaldo presupuestario, tanto si las cuentas regionales obtienen el visto bueno de la Cámara como si se incurre en prórroga presupuestaria. Puestos a poner una fecha para dar validez al pacto social, los sindicatos piensan que debe ser antes de fin de año, cuando expira el ADECE, actual acuerdo de concertación.
Frente a las razonables opiniones del presidente de la Fade, reconociendo que la firma el pacto social puede esperar unos meses si hay prórroga presupuestaria, los sindicatos mantienen una posición tan rígida como simple: quieren cobertura presupuestaria para los compromisos de la concertación aunque no haya nuevo presupuesto. Una petición absurda, porque si el pacto que se está negociando excede de los 730 millones de euros, que era el monto total de los compromisos del ADECE, habrá que obtener una autorización de crédito del Parlamento para cubrir la cuantía acordada. Negociar programas de gasto que pueden superar los mil millones de euros sin tener en consideración la votación del presupuesto público que habilita ese gasto es una postura impropia de unos sindicatos que tienen tanto peso en nuestra región.
Una toma de postura tan falta de rigor viene propiciada por las declaraciones realizadas hace meses por el Gobierno regional, diciendo que el pacto social tendría luz verde con independencia de lo que pasara con el presupuesto. La declaración del Principado fue una frivolidad imperdonable, porque el dinero hay que sacarlo de algún sitio, pero, sobre todo, porque dio licencia a los agentes sociales para exigir dinero al Gobierno (esa es la esencia de la concertación asturiana) sin vincular esta demanda al nuevo presupuesto. Los sindicatos reivindican lo suyo, olvidándose del problema general creado por la falta de acuerdo político sobre la aprobación de los recursos. Dirán que están luchando por los intereses generales, pero si así fuera, podrían mediar entre los dos partidos de izquierda para sacar adelante unas cuentas que benefician a sus bases sociales.

Ver Post >
CONTINUISMO INSTITUCIONAL
img
Juan Neira | 10-12-2007 | 8:12| 0

Todo indica que Álvaro Cuesta va a encabezar la candidatura socialista al Congreso de los Diputados. Cuesta es el decano de los asturianos en el Hemiciclo, porque tiene asiento en él desde el año 1982, cuando era un joven socialista de 26 años. No se ha perdido legislatura, y por su edad le quedan todavía unas cuentas más, así que podrá escribir un libro jugoso de memorias que abarcaría secretos de gobierno y oposición. Es el único socialista asturiano que está en la Ejecutiva Federal de Zapatero, así que es lógico que vaya el primero en la lista, dada su experiencia y cercanía al centro del poder. Cuesta ha tenido el acierto de evitar la política autonómica para dedicarse a la nacional, con lo que ha ganado en interés y tranquilidad, porque en el Congreso de los Diputados es dónde se cuece todo lo importante que sucede en política, con la ventaja que da poder andar por la calle sin que ningún pelmazo le pregunte por los sobrecostes del Huca. Los políticos que les resulta imprescindible la proximidad con el votante no deben sobrepasar la esfera municipal, porque esa es la esencia del concejal: saludos en los bares e impostados discursos de Estado en torno a las luces de Navidad.
Tras Cuesta irán en la lista, María Luisa Carcedo, Celestino Suárez y Mariví Monteserín. Los mismos nombres en los mismos puestos que en las elecciones del año 2004, dando un ejemplo de continuismo. En el PP tendrá que haber un cambio obligado, al abandonar Alicia Castro la política. En las recientes elecciones autonómicas ya hemos visto cómo la mayor parte de las candidaturas se confeccionaron por el método de hacer una fotocopia del anterior listado, así que como el censo electoral tiene pocas variaciones los resultados salidos de las urnas fueron un calco de lo sucedido cuatro años antes.
El inmovilismo social asturiano tiene reflejo en la representación institucional, que poco a poco se ha ido convirtiendo en un coto cerrado formado por unas cuantas docenas de nombres. A partir de aquí todo cambio, al ser excepcional, es interpretado como un castigo. Dejar fuera de la lista a un diputado o un senador se vive con el traumatismo propio de un despido laboral. La inevitable profesionalización de la clase política (una actividad tan importante no puede quedar en manos de cualquier amateur) ha dado paso a la apropiación del escaño. De esta forma queda asegurado que los problemas nuevos tendrán respuestas viejas. Una política que no se sigue en ninguna empresa.

Ver Post >
LA 'PINZA' APRIETA AL GOBIERNO
img
Juan Neira | 09-12-2007 | 11:32| 0

Todo está listo para que IU y el PP rechacen juntos los Presupuestos del Principado, dando paso a un periodo incierto
La presentación de la enmienda a la totalidad de IU a los Presupuestos del Principado y el presumible apoyo del PP a la misma terminan con la pretensión de Areces de encontrar aliados en la Cámara para aprobar las cuentas del año 2008. El próximo viernes se oficiará el rito del voto parlamentario, sobre cuyo resultado no hay resquicios de duda, ya que la decisión responde a una voluntad firme de los estados mayores de los dos partidos de oposición. Si en la Junta se produjera otro resultado sería una sorpresa mayúscula. Por el carácter predecible de la votación debe empezar el comentario.

Desde principios del pasado verano, el presidente Areces y sus consejeros hicieron del entonces lejano proyecto presupuestario la prioridad del curso político. La frustrada negociación del pacto de gobierno había llevado a IU a colocarse en la tesitura de radical oposición, hasta el punto de condicionar cualquier apoyo al Ejecutivo al retorno de IU al Gobierno. A partir de esa premisa era fácil entrever que la aprobación de las cuentas regionales, para las que se necesitaba la abstención de IU, iba a resultar casi imposible. Planteadas así las cosas, no se entiende la obsesión del Gobierno de hablar, una semana sí y otra también, sobre el proyecto presupuestario, sabiendo que al final iba a ser derrotado en la Junta General del Principado. Un cero en táctica.

La oposición tampoco estuvo muy lucida en todo el trámite. En primer lugar llama la atención el posicionamiento del PP, al dar la oportunidad a IU de liderar, con sus cuatro diputados (menos de un 10% del Parlamento), los intereses de la oposición en el debate. Antes de llegar el proyecto del Gobierno a la Junta, IU escogió las subvenciones a los créditos hipotecarios como ejemplo de necesidad social acuciante a resolver por el presupuesto. Un objetivo que no entró nunca entre las preocupaciones tradicionales de la izquierda. Tras el prólogo extraparlamentario llegó el momento de fijar posición ante los presupuestos en la Cámara, y Jesús Iglesias justificó la enmienda a la totalidad porque las cuentas presentadas por el Gobierno «no responden a las necesidades socioeconómicas y financieras de Asturias». Un enunciado grandilocuente, como la poesía de Campoamor, que no casa muy bien con el esquema de los presupuestos. La cantidad destinada a gasto social, más de un 65% de los recursos, y el dinero destinado a políticas activas, 1.196 millones de euros, resiste la comparación con cualquier presupuesto autonómico. Es más, IU apoyó y gestionó, en la pasada legislatura, presupuestos con inferior contenido social e inversor, así que haría bien en reconocer que el rechazo a las cuentas regionales se hace por razones políticas, sin tener en cuenta las partidas presupuestarias. Además, hay asuntos de difícil justificación: ¿qué argumento social justifica rechazar unas cuentas que dedican 130 millones adicionales a la Sanidad?

La devolución de los presupuestos tiene distintas implicaciones para el PP y para IU. Al PP la derrota del Gobierno sólo le reporta ventajas, ya que abre el camino a la campaña electoral de Rajoy en Asturias. El electorado conservador ve normal que Ovidio Sánchez se oponga a los presupuestos de Areces. El caso de IU es distinto, porque estuvo cuatro años gobernando con el PSOE y ahora se vale del apoyo del PP para derrotar a sus antiguos aliados. IU perdería todo protagonismo en el Parlamento sin la ayuda del PP. Esa compañía es muy incómoda y recuerda la época antisocialista de Julio Anguita, cuando se aliaba con Aznar para derrotar a González: la estrategia de la ‘pinza’.

Para evitar esa imagen, Jesús Iglesias se sacó de la manga una propuesta, sin precedentes, al ofrecer a la FSA negociar un presupuesto «desde cero», tras rechazar el proyecto del Gobierno. Confeccionar el presupuesto es una competencia del Ejecutivo, que negocia en la Cámara la aceptación de enmiendas parciales de otros grupos para obtener suficientes votos. Lo que nunca se ha visto es que un partido rechazara las cuentas regionales y, a renglón seguido, se arrogara competencias propias del Gobierno para confeccionar un nuevo presupuesto, mano a mano, con el consejero de Economía.

La prórroga

La votación de la enmienda a la totalidad va a situar, objetivamente, a IU al lado del PP. La devolución del proyecto de cuentas regionales tiene otra lectura inmediata: el aislamiento del Gobierno de Areces y la dificultad para hacer viables sus proyectos en la Cámara. El único partido que obtendrá beneficios netos de esta operación será el PP.

La política asturiana entrará, tras el pleno de los Presupuestos, en una fase complicada, a expensas de lo que deparen los comicios de marzo. La victoria de Rajoy en las urnas haría desaparecer, milagrosamente, las diferencias entre el PSOE e IU, y la izquierda plural se aprestaría a reeditar el famoso, «no pasarán». Magro consuelo para los problemas que se le vendrían encima al Principado, acostumbrado, desde hace cuatro años, a obtener todo tipo de apoyos desde Madrid. Una victoria de Zapatero prolongaría el pulso entre los dos partidos de izquierda, cuyo final no es fácil de entrever.

La prórroga presupuestaria no es una tragedia, pero tampoco es una banalidad. Algunas instituciones e interlocutores, como los ayuntamientos y los agentes sociales, pueden salir perjudicados con la prórroga presupuestaria. Partiendo de esta premisa, resulta llamativo que alcaldes y líderes sindicales no alzaran la voz con rotundidad para invitar a los partidos, especialmente a los de la oposición, a reconsiderar su postura, con el objeto de que no quedaran paralizados 300 millones de euros. No fueron más allá de realizar alguna moderada protesta.

El Gobierno debería reconducir la negociación social, de modo que quedara limitado el alcance económico del pacto. Una constante de los gobiernos de Álvarez Areces es la ausencia de unos aliados sociales que hagan piña con el Principado en pos de los intereses generales de la región. Si bien se mira, Asturias sigue siendo un territorio poco vertebrado, donde la solidaridad sólo brota espontáneamente a escala local o gremial.

Ver Post >
GESTIONAR LA PRÓRROGA
img
Juan Neira | 08-12-2007 | 11:44| 0

La prórroga presupuestaria ralentizará la ejecución de los proyectos de gobierno, siendo la concertación social uno de ellos. Si la devolución de los presupuestos no supusiera ningún contratiempo para la acción del gobierno, aunque sea al menos de carácter temporal, significaría que daría igual aprobar las cuentas que rechazarlas. El acuerdo de la concertación social, que expira ahora, tuvo una cobertura presupuestaria de 730 millones de euros, así que cualquier cantidad que supere este monto deberá ser aprobada a través de una modificación de crédito con cargo a mayores ingresos, lo que implica la autorización previa de la Cámara para disponer de esa partida. Esa mecánica hay que seguirla con todas las actuaciones que no estén contempladas en los Presupuestos del Principado de 2007 o con aquellas otras cuya cuantía económica supere la contenida en las cuentas del presente año. En resumen, tramitación parlamentaria para cada actuación y obligado acuerdo parlamentario para cada partida. Eso es la prórroga.
Todavía no ha sido votada la enmienda a la totalidad de los Presupuestos del Principado, presentada por IU, y el Gobierno ya se muestra receptivo a la propuesta de IU de negociar desde cero un nuevo proyecto presupuestario en los próximos meses. Hay tiempo para ello, ya que durante el primer semestre del año se pueden aprobar unas nuevas cuentas regionales. Otra cosa es que resulte políticamente conveniente embarcarse en esa operación. Una vez que las cuentas presentadas por el Gobierno se rechacen en la Cámara, lo lógico es que el Ejecutivo se disponga a gestionar la prórroga, presentando a los grupos de la oposición las modificaciones de crédito que crea más convenientes. Ponerse a elaborar otro presupuesto resulta muy complicado, porque IU volvería a poner sobre la mesa sus reivindicaciones sobre el embalse de Caleao, la incineradora de Serín, las ayudas a las hipotecas, las trasferencias de dinero para que los emigrantes puedan cobrar salario social, etcétera. Y todo ello envuelto en el ambiente de la confrontación electoral más caliente que ha conocido este país durante la presente etapa democrática. En política sólo se puede soñar cuando se gobierna desde la mayoría absoluta.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

Nicomedes 03-08-2017 | 21:06 en:
RAJOY, NARBONA Y LA CUP
Nicomedes 02-08-2017 | 23:03 en:
GOBERNAR A CRÉDITO
Nicomedes 30-07-2017 | 11:26 en:
BUENAS INTENCIONES

Etiquetas

Otros Blogs de Autor