El Comercio
img
Autor: juanneira
PUERTA A PUERTA
img
Juan Neira | 14-02-2008 | 8:12| 0

Los socialistas van a movilizar a 4.000 militantes para que extiendan su programa entre la gente visitando los domicilios. Los organizadores de la campaña dicen que “las elecciones se ganan en la calle, estando con los ciudadanos, y no escondiendo a los candidatos y blindándolos a través de vídeos o entrevistas de cuestionario”. Hablar de candidatos blindados y citar el uso de vídeos y de entrevistas por escrito es una clara alusión a Gabino de Lorenzo que está dispuesto a llegar a todos los asturianos regateando los rivales de otros partidos y esquivando las preguntas en persona. Es evidente que no es una buena práctica electoral, pero lo que no está claro es que no le dé resultados, porque el triunfo en la política no está reñido con los trucos, precisamente.

Los socialistas van a mandar a 4.000 militantes a hacer propaganda por la calle, cuando faltan poco más de tres semanas para las elecciones. Me quiero detener en estos dos elementos: captación del voto por el procedimiento del “puerta a puerta”, a tres semanas de los comicios. Se trata de una estrategia propia de los tiempos de la transición, cuando la pegada de carteles era un elemento de propaganda importante. En la sociedad de la información, los elementos de difusión no descansan en el rudimentario, boca-oreja (con el “boca a boca”, como tantas veces oigo, el mensaje que se da es un beso, no un voto), sino en los medios. Por otra parte, a tres semanas de las elecciones, una inmensa mayoría de la gente ya tiene su opción electoral definida. En resumen: me parece un método muy voluntarista, pero poco eficaz.

Los socialistas no han sabido trasmitir la acción del Gobierno de Zapatero a lo largo de la legislatura. El esfuerzo en infraestructuras de comunicación pasó desapercibido para mucha gente que en la anterior legislatura ponderaba el trabajo de Álvarez-Cascos. En este mandato hubo una mayor inversión, pero no hubo presencia del Gobierno. La ministra de Fomento no se dignó venir a Asturias ni a poner la primera piedra o cajón de la ampliación de El Musel. Faltó cercanía y eso no se compensa picando a la puerta de los domicilios a tres semanas de las elecciones. Y ahora se encuentran con la campaña virtual de Gabino, que evita el contraste de opciones.

Ver Post >
ANZUELOS ELECTORALES
img
Juan Neira | 13-02-2008 | 8:05| 0

Faltan 25 días para las elecciones y continúan los anuncios embriagadores de los partidos políticos para atraer a los votantes. El PSOE promete ampliar las ayudas familiares a 400.000 nuevos beneficiarios, elevando el techo para recibir esta ayuda de los 11.000 euros a los 15.000. Según el número de hijos, las familias recibirán una cantidad anual que oscila entre los 300 y los 1.000 euros. El PP no se queda atrás y promete consultas gratis al estomatólogo y un periodo de espera máximo de 30 días para operarse. Puede que todavía haya gente que se decida a votar a un partido por propuestas de esta naturaleza, pero están presentadas de una forma muy grosera, con la inconfundible intención del que quiere, por encima de todo, captar la voluntad del elector. En un programa es lógico que haya propuestas de gasto que mejoren las prestaciones sanitarias, sociales, educativas, pero hay que presentarlas dentro de una política de conjunto, que las haga verosímiles, no de manera aislada, como si las campañas electorales fueran una subasta de derechos.

Los grandes temas de la legislatura (terrorismo, financiación autonómica, reformas institucionales) han dado paso a medidas halagadoras que no se sabe bien cómo se van a financiar. Hay una visible contradicción entre las rebajas de impuestos que proyectan los grandes partidos y el aumento de gasto público. No vale sacar a relucir la experiencia de Rato cuando hizo su primera reforma fiscal y logró recaudar más dinero al estimular el consumo y aumentar el cobro del IVA, porque una cosa es la fase creciente del ciclo económico y otra la actual, en la que la recaudación de IVA se ha estancado. A las familias ya se les dio hace ocho meses 2.500 euros por hijo, así que esta ampliación de las ayudas es muy agradable de cobrar pero muy gravoso para el Estado entregarla. Y qué decir del dentista gratis o de la reducción de las listas de espera. No se entiende cómo Murcia o Baleares no lo practican ahora.

Seamos serios. Lo primero es hablar de los problemas urgentes: autonomía energética, mapa eléctrico, financiación autonómica, armonización estatutaria, lucha contra la inflación, control de la morosidad bancaria, mejoras educativas. No somos niños: quédense con el caramelo.

Ver Post >
EL PROBLEMA DEL PSOE
img
Juan Neira | 12-02-2008 | 8:02| 0

La Ejecutiva de la FSA considera que la clave para la posible victoria de Zapatero en las elecciones generales reside en la participación ciudadana. Sólo una movilización generalizada daría el triunfo al PSOE. Con esta valoración los socialistas no hacen otra cosa que recrear el escenario electoral del año 2004, cuando la afluencia ciudadana a las urnas superó el 75% del censo electoral. Esa masiva respuesta hizo que el PP se levantara ganador el 14 de marzo y acabara la jornada derrotado. En esta ocasión la movilización de la derecha es evidente, ya que se pasó la segunda parte de la legislatura convocando manifestaciones multitudinarias y tiene un objetivo claro: rectificar el curso andado por Zapatero, que incluye desde la relación con los EE.UU. hasta el trato con los nacionalistas. Lo que está en el aire es la respuesta del espectro social de la izquierda ante el avance de Rajoy en lo sondeos. No creo que la solución pase por arquear las cejas.

Javier Fernández considera que el voto socialista en Asturias puede estar alentado por la construcción de las infraestructuras y la gestión económica de Zapatero. Aunque está generalizado el defecto de hablar de las inversiones de los gobiernos sin conocer los números, desde estas líneas hemos defendido muchas veces que el Gobierno de Zapatero ha invertido más de lo que se podía prever. Con la excepción del peaje del Huerna, el Gobierno central ha asumido el desarrollo de todas las infraestructuras, desde la autovía del Cantábrico y la variante de Pajares, hasta la autovía del interior o la ampliación del puerto de El Musel. A esto hay que agregar más de 75 millones de euros para cofinanciar el Hospital Central y el apoyo a la regasificadora de El Musel. Por si todo esto fuera poco, ahí están los 1.711 millones de euros en fondos mineros. No es una cuestión de opiniones: Asturias recibió más inversiones per capita que Cataluña. Los números están ahí.

Ahora bien, el Gobierno no hizo el menor esfuerzo en vender esas inversiones, y aunque ahora los socialistas pretexten que no les importa, una campaña de bromas en DVD, como la de Gabino de Lorenzo, les puede dejar muy mal parados, porque para triunfar en la sociedad de la información hay que tener voluntad de comunicar.

Ver Post >
ZP no se calla
img
Juan Neira | 11-02-2008 | 8:10| 0

En Vistalegre, el candidato Zapatero ha realizado el principal acto de precampaña electoral. El dirigente socialista ha ensayado un discurso distinto, reivindicando los derechos civiles frente al PP. Un estilo clásico del Partido Demócrata americano, abierto a la sensibilidad de las minorías (hispanos, ciudadanos de color, feministas, ecologistas) ante el discurso del Partido Republicano. Zapatero ha gritado un reivindicativo «no me callo» frente a la xenofobia, la homofobia, los enemigos de la investigación biomédica… El candidato socialista ha identificado al Partido Popular con la derecha involucionista.

Para un observador es muy curioso contemplar el giro argumental que ha tomado la precampaña electoral, con la derecha empeñada en hablar de economía, algo que evitó a lo largo de la legislatura, y con la izquierda retomando la bandera de los derechos ciudadanos sin poner encima de la mesa la creación de empleo o el crecimiento del PIB.

En la campaña electoral de 1996, cuando el PP estaba en la oposición, los socialistas levantaron el espantajo del miedo a la derechona, con el bigote de Aznar como emblema. Baste recordar aquel recurso publicitario del doberman. Sin embargo, Aznar llegó de puntillas, se declaró hablante del catalán en la intimidad y en su primer mandato dialogó con CC OO. Ni asomo de derecha radical. Si contuvo el gasto en sanidad o en educación fue por la ineludible necesidad de pasar el examen de las condiciones de Maastricht para entrar en el euro. Otra cosa bien distinta fue lo que ocurrió después del año 2000, cuando apoyado en 183 diputados se envolvió en la soberbia de la mayoría absoluta, y empezó con el discurso del cuaderno azul, la boda de Estado de su hija en El Escorial, etcétera. Aunque los verdaderos disparates llegaron cuando intercambió teléfonos con Bush, y entonces acabó llevando a la ruina a su partido. Tengo la sensación de que Rajoy es lo más opuesto psicológicamente a Aznar. Pese a que lo creen los estrategas del PSOE, el verdadero problema para Rajoy no está en identificarlo con la involución, sino en enfrentarlo a sus contradicciones: Estado fuerte y apoyo al Estatuto andaluz, sumisión a Rouco y asunción de los matrimonios homosexuales.

Ver Post >
IMPRONTA ELECTORAL
img
Juan Neira | 10-02-2008 | 10:47| 0

Sin debates televisados entre los candidatos y sin alternativas realistas de los partidos políticos, las campañas son un circo

Cuando faltan cuatro semanas para las elecciones generales, el estilo de campaña en Asturias lo ha impuesto Gabino de Lorenzo respondiendo a las preguntas de los periodistas mediante el género epistolar y supliendo los debates electorales con largos monólogos ante la cámara, que luego se envían a los periódicos en forma de DVD. De esta forma brilla el ingenio, a base de estudiar respuestas perspicaces y de ensayar una suerte de gracia natural que le hace referirse a la ministra Magdalena Álvarez como la «sonrisa del socavón». De Lorenzo, tan rodeado de consejeros áulicos ex-socialistas, ha heredado la peor tradición electoral del PSOE, personificada en el detestable estilo de Alfonso Guerra, con el que la dialéctica política se reduce al escarnio del rival, siendo incapaz de referirse a la ley de divorcio sin sacar a relucir los sucesivos matrimonios de dirigentes del PP. ¿Qué gracia muestra Alfonso y qué salero tiene Gabino! En las urnas son imbatibles.

Al otro lado no hay nadie, porque Álvaro Cuesta se reserva para los cuatro mítines de rigor, con la parsimonia del candidato que camina rutinariamente hacia las urnas, porque lleva 26 años formando parte de la lista asturiana, acostumbrado a que González, Almunia o Zapatero piquen a la puerta del votante. Los socialistas dicen que el reparto de escaños en nuestra región está cantado, cuatro para cada uno de los dos grandes partidos, así que basta con cumplir con la liturgia de entregar unos cuantos folletos en la calle y escoltar a Zapatero el día que visite nuestra región. Un dechado de imaginación.

En democracia, las campañas electorales, para ser dignas de tal nombre, exigen que se cumplan dos condiciones: debates televisados entre los principales candidatos, y alternativas para los problemas del presente. Sin esos elementos, las campañas son un circo. En Asturias, De Lorenzo ya ha dicho que renuncia a los debates televisados, así que nos tendremos que conformar con el doble duelo entre Zapatero y Rajoy, en el que se decantará el voto indeciso.

El otro asunto exigible es el de ofrecer soluciones a los problemas. No me refiero a esa literatura menor, que con el nombre de programa electoral sirve para vender propuestas halagadoras para el elector. Los programas de los partidos tienen poco que ver con los problemas del país. Les pongo un ejemplo. Hasta la fecha, las principales propuestas de Zapatero y Rajoy versan sobre devoluciones de impuestos, entregando Zapatero 400 euros a los declarantes del IRPF, y elevando Rajoy a 16.000 euros el mínimo exento de ese mismo impuesto, así como prometiendo una rebaja de 1.000 euros adicionales para las mujeres.

Gasto público

¿Qué tiene que ver eso con las necesidades de España? ¿Están muy altos los impuestos en este país? ¿La crisis económica, con el natural descenso de la recaudación tributaria que traerá aparejado, aconseja al Estado renunciar a miles de millones de euros por la vía de nuevas devoluciones y exenciones? ¿En época de crisis se puede compaginar la rebaja de impuestos con un gasto público expansivo? ¿De dónde sacarán recursos para crear 300.000 plazas de guardería (PSOE) o 400.000 (PP)? ¿Con qué dinero va a subir el Estado las pensiones mínimas en 200 euros (PSOE) o en 150 euros (PP)? Sobran caramelos para el elector y falta un mínimo de seriedad para encarar los problemas.

Hay una parte del debate electoral que tiene que versar sobre la legislatura recién terminada, así que entiendo las largas controversias sobre la negociación con ETA, pero no se pueden eludir las cuestiones a las que está España enfrentada. En primer lugar, la crisis económica. Es ridículo que el Gobierno minimice el empeoramiento súbito de todos los indicadores económicos y resulta grotesco que el PP eche la culpa del agravamiento a Zapatero, cuando afecta a EE UU, Alemania, Francia (sí, la Francia de Sarkozy), Italia… La morosidad de los créditos en algunas cajas de ahorro aumentó un 90% en el último año, creciendo por encima del 30% en los dos grandes bancos. ¿Qué hacer? Otra referencia sobre la crisis: con la inflación por encima del 4% debe hacerse algo más que lamentar el incremento del precio de los alimentos. Las alegrías con el gasto público, que llevan los partidos en sus programas, aumentarán las tensiones inflacionistas.

Un debate que no se puede eludir es del modelo energético ante el encarecimiento del petróleo y del gas. Más allá de la necesidad de acomodar el consumo de energía a la lucha contra el cambio climático, está la insoportable dependencia de España del exterior. Además de extender la oferta de megavatios eólicos y de apostar por la energía solar o por la biomasa, ¿qué se va a hacer? ¿Se va a interrumpir la moratoria nuclear? ¿A qué otro recurso se piensa acudir?

Dentro de la energía, la generación eléctrica forma un capítulo entero, porque estamos creando una pavorosa deuda sobre los contribuyentes españoles que pagarán los próximos años por tener artificialmente barata la factura del suministro de luz. En este año será tan grande el importe de la factura que aplazamos, como el recibo que tenemos que afrontar mes a mes.

Mapa eléctrico

Más importante aún es el modelo de mapa eléctrico. Zapatero inició la legislatura advirtiendo de la posición dominante de Endesa e Iberdrola en el mercado español, y luego, para apoyar la opa de Gas Natural sobre Endesa, creó la tesis de los campeones nacionales. Pues bien, acaba el mandato con los campeones extranjeros (Enel, el Estado italiano, y E.on, capital público alemán) despiezando Endesa. Ahora, EdF (86% en manos de Sarkozy) amenaza con hacerse con Iberdrola, para despiezarla posteriormente. ¿Cómo está tan callado Pizarro? ¿Si tenía la ocasión de oro para lucirse?

Por último está el controvertido asunto de los nuevos estatutos de autonomía, que piden a gritos una nueva LOAPA para hacerlos manejables políticamente. Ni una palabra dicen los candidatos sobre el particular. Ni sobre la salida al problema de la financiación autonómica, el famoso sudoku de Solbes. Aunque sobre este particular no desespero: tal vez lo resuelva Gabino en un monólogo y nos envíe la solución por DVD.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor