El Comercio
img
Autor: juanneira
Cuestión de plazos
img
Juan Neira | 21-03-2008 | 10:40| 0

Un caminante se ha encontrado, casualmente, con dos bombas abandonadas por ETA. El hallazgo estaba compuesto de 12 kilos de dinamita, situados cerca de una autovía que une a Madrid con Andalucía, lo que hace pensar a la Guardia Civil que se trataba de un material utilizado por ETA en la campaña de atentados de hace tres años, la última llevada a cabo antes de iniciarse el llamado ‘proceso de paz’.

Los explosivos encontrados nos recuerdan que el problema del terrorismo etarra está sin resolver. En realidad, no tuvimos tiempo de olvidarnos, porque todavía hace dos semanas la banda vasca asesinaba a un ex concejal socialista de Mondragón. El presidente Zapatero y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, han centrado el debate durante la pasada legislatura en la política a seguir con ETA, y ha sido la banda con sus rupturas del alto el fuego, y con los asesinatos ejecutados en Madrid, Francia y Guipúzcoa, la que ha terminado con cualquier especulación sobre su voluntad de dejar de matar. ¿Triunfará la política antiterrorista en el próximo mandato?

Un problema al valorar la lucha contra ETA consiste en medir mal los plazos. ETA comenzó a asesinar cuando los tanques rusos arrumbaban la llamada ‘Primavera de Praga’. No quiero que se interprete mal: fue una mera coincidencia temporal. Lo que quiero decir es que dentro de unos meses se cumplirán 40 años desde que se puso en funcionamiento la dinámica del tiro en la nuca. Acabar con algo que dura cuatro décadas no es fácil. Sin embargo, los pasos dados en los últimos ocho años son importantísimos y la capacidad de atentar de la banda etarra está muy mermada. El Estado democrático no debe tener prisas, es más bien el grupo de los asesinos el que está urgido por invertir el proceso al que se encuentra abocado, que no es otro que el de la marginalidad, como paso previo a la desaparición.

Nunca se pareció tanto ETA al GRAPO, como ahora. La indiferencia de la sociedad vasca ante el encarcelamiento de la cúpula de Batasuna da idea del aislamiento de la banda terrorista. Lo que se debe hacer, en esta legislatura, es restablecer los lazos que unían al PSOE y al PP en la lucha antiterrorista y esperar a que el tiempo provoque dudas a los terroristas sobre su identidad: rendición o cárcel.

Ver Post >
El colchón de las inversiones
img
Juan Neira | 20-03-2008 | 8:46| 0

La FSA respalda las manifestaciones realizadas por Jaime Rabanal, en las que rechazaba incluir en la reforma del Estatuto cualquier exigencia sobre las inversiones del Estado en nuestra región. En cualquier caso, la FSA recuerda que la postura de los socialistas asturianos consta en el programa electoral.

El programa de los socialistas no es tajante en este punto. Aborda la cuestión de las inversiones del Gobierno central, supeditándola a un gran acuerdo político nacional, para citar a continuación algunas características específicas asturianas, como su condición de región montañosa, con población envejecida y especial protección medioambiental. Son dos cuestiones distintas. Una tiene que ver con la financiación autonómica, en la que la orografía, la elevada edad de los ciudadanos o los espacios protegidos deben ser tenidos en cuenta a la hora de evaluar el coste de los servicios públicos (educación, sanidad) que se prestan en Asturias, y el otro asunto es el de las inversiones del Estado. Catalanes y andaluces han incluido ambas cosas en sus respectivos estatutos, y ahora nos toca decidir a los asturianos.

Asturias ha salido muy favorecida, hasta ahora, por las inversiones del Gobierno central en nuestra región, de modo que recibimos mucha mayor inversión por habitante de la que nos correspondería por nuestra aportación a la economía nacional o por el peso relativo de nuestra población en el conjunto de España, que son los criterios que utilizan catalanes y andaluces para reclamar un umbral mínimo de inversiones al Gobierno central. Para el futuro no tenemos nada asegurado. En el Estatuto puede obviarse este asunto, o puede fijarse una cantidad que tenga relación con una supuesta deuda histórica a fijar unilateralmente desde nuestra región. Soy consciente que es muy poco riguroso razonar así, pero es que por esta vía nos han precedido otras comunidades autónomas. Cuando se entre en la negociación multilateral de la financiación autonómica, algunas regiones ya partirán con un paquete económico extra, fijado en sus estatutos, que les permitirá hacer concesiones en el regateo del coste de sus servicios. Ejemplo: gastarán menos en carreteras y dedicarán ese dinero a la Sanidad.

Ver Post >
CLÁUSULAS DE GARANTÍA
img
Juan Neira | 19-03-2008 | 7:56| 0

Jaime Rabanal considera que la reforma del Estatuto de Autonomía no debe incluir una cláusula que fije la cuantía de las inversiones del Gobierno en nuestra región. El consejero de Economía asegura que el Gobierno de España debe gozar de autonomía para decidir las inversiones en todo el territorio nacional.

La postura de Rabanal es impecable, no ya desde la perspectiva de las competencias del Gobierno sino desde el más elemental sentido común: una norma autonómica no puede entrar en el reparto de los Presupuestos Generales del Estado. Lo que ocurre es que Asturias afronta su reforma estatutaria cuando otras comunidades ya la aprobaron y sus estatutos forman parte de las leyes orgánicas de nuestro ordenamiento jurídico. Cataluña ha fijado la inversión que debe realizar el Estado en su territorio durante los próximos siete años, tomando como referencia la aportación catalana al PIB nacional. Andalucía ha establecido igual obligación al Estado, pero tomando como baremo la población. En otras regiones optaron por hablar de “deuda histórica”, fijando la cantidad de dinero que tiene que entregarles el Estado por ese concepto. En ese marco se inscribe la reforma asturiana, así que no cabe desentenderse del contexto general.

Los socialistas asturianos (Gobierno regional, FSA) subrayan que el nuevo sistema de financiación autonómica se decidirá en una negociación multilateral de todas las comunidades con el Gobierno central. Ese es el cauce para hacerlo. Ahora bien, a estas alturas se puede ser cualquier cosa menos ingenuo. Si Cataluña o Andalucía tienen leyes que blindan las inversiones del Estado en sus territorios, nosotros no podemos dejar de reflexionar sobre la fórmula que mejor garantice los intereses asturianos. Está muy bien que el PSOE y el PP coincidan en la necesidad de abordar la reforma estatutaria y que tengan un alto nivel de coincidencia en sus propuestas, pero deben saber que el Estatuto de Autonomía es el arma más eficaz para garantizar el compromiso del Estado con Asturias, con independencia del partido que ocupe el Gobierno central. Si no se habla en el Estatuto de financiación autonómica (por las vías que sean) es que se prefiere discutir sobre el sexo de los ángeles.

Ver Post >
LO QUE HAY QUE CAMBIAR
img
Juan Neira | 18-03-2008 | 8:08| 0

Ovidio Sánchez dice que “pasadas las elecciones se abre una nueva etapa en el PP”. El resultado electoral es el elemento que más influencia tiene en la vida de los partidos. Las victorias refuerzan a los líderes y ratifican la estrategia de los grupos, mientras que las derrotas plantean interrogantes sobre los dirigentes y la línea política a seguir. En el caso del PP asturiano no sólo se cumple esta regla, sino que la última derrota del pasado 9 de marzo abre una revisión general sobre toda la organización, al haber sido derrotado tres veces en menos de diez meses: comicios locales, autonómicos y generales.

El PP asturiano ha tocado fondo, tras una década de existencia lánguida, en la que ha cosechado derrotas en las elecciones municipales y autonómicas, que fueron contrarrestadas con las victorias en las elecciones generales de los años 2000 y 2004, antes de sufrir la derrota en los últimos comicios generales. El PP se encuentra en Asturias en una posición mucho más débil que en el conjunto de España, porque sus dirigentes se encuentran muy desgastados, carece de una orientación ideológica clara y se mueve a golpe de oportunismo: apoya la oficialidad de la llingua -con la intención de atraerse a los votantes de la Uras-, alza la bandera de los fondos mineros -para tratar de crear fisuras entre el PSOE y los sindicatos-, y propone la construcción de infraestructuras de transporte costosas e inútiles (trenes de alta velocidad desde Oviedo, Gijón y Avilés al aeropuerto)

Tiene motivos Ovidio Sánchez para hacer borrón y cuenta nueva, que de eso se trata cuando habla de iniciar una nueva etapa. ¿Sobre qué bases? El presidente del PP tiene en mente nuevas formas organizativas, con amplios órganos de coordinación y la creación de dos vicesecretarías generales para trabajar en las alas de la región. La debilidad de la estructura del PP en muchos municipios puede compensarse con estas nuevas fórmulas de funcionamiento. Pero no caber engañarse, la crisis del PP es de políticas y líderes. Desde fuera no va a recibir ayudas, porque el PP asturiano tampoco va a poder contar en los próximos años con ministros de la tierra que visualicen sus políticas. Toca cambiar de argumentos y propiciar el relevo en la dirección.

Ver Post >
Títulos honoríficos
img
Juan Neira | 17-03-2008 | 8:08| 0

La dirección regional del PP valora realizar alguna reasignación de funciones internas antes del próximo congreso regional del partido, que se celebrará en el último trimestre del año. Se trata de modestas iniciativas que, en algunos casos, como el de atribuir toda la responsabilidad parlamentaria a Joaquín Aréstegui, ya se venían produciendo. La actividad de un partido hay que interpretarla dentro de un marco general, así que una semana después del batacazo electoral que dejó al PP a casi 38.000 votos de distancia de la candidatura socialista hay que hacer algo para evitar que aumente el desánimo interno.

Siempre he pensado que los que dedican muchas energías a cuestiones orgánicas saben poco de política. Las respuestas orgánicas a problemas políticos (una derrota electoral es un problema político grave para cualquier partido) tienen que ver con el intento de eludir entrar en cuestiones de fondo (ideología, estrategia) o con el objeto de ganar tiempo. Es evidente que a Ovidio Sánchez le interesa ganar tiempo, para ver qué ocurre en el congreso nacional del PP, y sobre esa base encarar la preparación del congreso regional. La decisión de Rajoy de seguir al frente del PP ha sido una buena noticia para Ovidio Sánchez, aunque sólo sea por el mensaje implícito: las derrotas electorales repetidas no conllevan el relevo en el liderazgo interno. Sánchez perdió en tres elecciones autonómicas consecutivas y Mariano Rajoy resultó derrotado en dos elecciones generales. Es peor el expediente de Ovidio, pero el dirigente asturiano ya dijo que no prevé un cuarto intento, conformándose con la Presidencia del PP. Sin embargo, Rajoy se presentará a la reelección como líder del PP y quiere ser en el año 2012 su candidato para presidir el Gobierno.

Los organigramas de los partidos son una cosa anodina. Pero son algo. Digo esto porque en el último congreso del PP se crearon dos vicepresidencias, que ocuparon Gabino de Lorenzo y Pilar Fernández Pardo, y un adjunto a ambos, Juan Morales. A punto de cumplirse el mandato del congreso, no consta que los tres hayan tenido el menor protagonismo en la gestión diaria del partido a nivel regional. Simples títulos honoríficos

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira