El Comercio
img
Autor: juanneira
Presidente y Aprendiz de Brujo
img
Juan Neira | 27-07-2007 | 11:33| 0

Zapatero cierra el curso político con una comparecencia optimista ante los medios, basada en las continuas detenciones de miembros de ETA y la creación de puestos de trabajo. Los datos de la coyuntura no tienen precedentes: la banda terrorista se encuentra arrinconada, con la caída de activistas y dirigentes, mientras la economía española es una auténtica fábrica de crear empleo, con 674.200 puestos de trabajo en el último año.

Nunca ETA estuvo peor y jamás la economía española estuvo mejor. En ninguna época le fue tan difícil a la banda terrorista guarecerse de la persecución policial y nunca hubo en España 20.367.000 personas trabajando a la vez. Desde la última gran crisis de petróleo, acaecida con la llegada de Jomeini al poder en Irán -enero de 1979- el paro en España no bajaba del 8%, y ahora está en el 7,95%. De esa bonanza general se beneficia Asturias, con un nivel de paro inferior al de años pasados, con 42.800 desempleados. El Gobierno ha revisado al alza las previsiones de crecimiento para este año, fijando en el3,8% el incremento del PIB. ¡Cómo no va a respirar optimismo Zapatero!

Si el presidente no se hubiera empeñado en llevar esta legislatura por un curso incierto y peligroso, despertando las ambiciones de la elite caciquil instalada en las instituciones autonómicas, y dando a ETA un rango de organización terrorista poderosa con mando en el territorio, la situación política sería tan sólida como las cifras económicas. Las dudas que hay sobre el presente responden al intento artificial realizado por el presidente de meternos a todos en debates peligrosos y de poner a ETA en el escaparate internacional, homologando el problema vasco, con el irlandés, el palestino, el colombiano o el chechenio, cuando basta dejar que actúe la Policía, que el resto se reordena solo.

La cercanía de las elecciones generales sirve para que Zapatero abandone los ensayos de laboratorio y opte por sumarse al discurso socialdemócrata: Estado fuerte contra el terrorismo y prioridad política para el empleo. Lo más triste de todo es que la gran oportunidad que se ofrece ante España fuera desbaratada por confundir el futuro con la memoria histórica y el cargo de presidente con el de aprendiz de brujo.

Ver Post >
Un grupo marginal
img
Juan Neira | 27-07-2007 | 12:01| 0

La Policía francesa ha detenido a otros tres etarras, entre ellos un pez gordo, Juan Cruz Maiza Artola, responsable de la logística en la organización terrorista. Desde que se rompió el alto el fuego ya han sido detenidos dieciocho pistoleros, lo que supone una media de tres a la semana, algo que no fue posible durante el largo proceso de paz. Cuando se rompió la tregua, los medios de comunicación se llenaron de pronósticos pesimistas, porque todo el mundo pensaba que habría atentados mortales de forma inminente. La posibilidad de que ETA se hubiera rearmado en los quince meses de alto el fuego alimentaba el temor a una serie inmediata de atentados que conmocionaría la vida pública española, y haría ver a todo el mundo el coste que tenía no haberse plegado en la negociación a las demandas de los terroristas. Por fortuna, nada de esto ha pasado. A los cincuenta días de clausurar la tregua llegó el primer atentado en forma de dos pequeñas bombas en los Pirineos navarros. En ese lapso de tiempo fueron entregados a los jueces cerca de veinte terroristas, la mitad de ellos en trance de cometer inminentes atentados. Aunque cualquier día puede ETA causar una gran desgracia, no debe impedirnos esa posibilidad cobrar perspectiva sobre lo que está ocurriendo. Desde mediados del año 2000, la banda ha acumulado fracaso tras fracaso. Cientos de terroristas están en las cárceles y las dificultades para seguir con su dinámica de atentados son cada vez más evidentes. Carecen de cobertura social y no tienen un contexto internacional favorable para sus planes. Y lo más importante: la Policía tiene mucha mejor información sobre la banda que en cualquier otro periodo anterior. Con estos datos en la mano resulta difícil entender la obsesión del Gobierno de negociar con ETA cuando todas las semanas son detenidos miembros de la banda. En cuanto a la fuerza de Batasuna, las cosas son más elocuentes aún: bastó que los telediarios dejaran de darle el estatus de “tercer partido” (siempre aparecían Otegi y sus compinches tras las ruedas de prensa de Blanco y Acebes. Ni Llamazares ni Rovira: Otegi) para que dejaran de tener influencia en el debate político. Por extraño que parezca, Batasuna fue durante los últimos tiempos un fenómeno esencialmente mediático. La eficacia policial tiene una ventaja añadida sobre la estrategia de la negociación: termina con el debate entre el PSOE y el PP sobre terrorismo. Todos apoyan las detenciones y nadie habla de Batasuna. Se acaba con la imagen virtual del grupo terrorista vasco, como una organización capaz de echarle un pulso al Estado. Y con su corolario: la necesidad de montar una negociación internacional con los terroristas para lograr el hito histórico de la paz. La vía policial demuestra que el llamado “proceso de paz” es una operación de promoción pública para la banda y su proyecto político. La actuación de la Policía pone en evidencia que el tiempo no pasa en balde, porque ETA ya no está en condiciones de poner en jaque al Estado. La famosa entrega de las armas, tantas veces puesta como objetivo por el Gobierno, no es la meta que debe guiar al Ejecutivo, porque lleva implícita la concesión de contrapartidas. El análisis que debería hacer Zapatero es que ETA lleva camino de convertirse en un grupo marginal. Si triunfan las tesis vizcaínas en el PNV y la Policía sigue acertando con ETA, el llamado problema vasco puede ser similar al de cualquier otra comunidad autónoma con fuerte implantación nacionalista.

Ver Post >
Apoyar a los astilleros sin tirar el dinero
img
Juan Neira | 26-07-2007 | 6:41| 0

El presidente Areces afirma que “el Principado no va a seguir financiando pérdidas millonarias de un astillero privado”. Se refiere a Naval Gijón y tiene toda la razón del mundo, ya que este astillero ha tenido pérdidas en todos los barcos que construyó a lo largo de 22 años de actividad. Pero actualmente lo que se le pide al Gobierno regional no es que siga insuflando dinero de todos los asturianos en un negocio ruinoso, sino que facilite la construcción de un astillero de nueva planta en El Musel. Lo demanda la UGT y el presidente responde con evasivas. Para cualquier proyecto industrial se ofrecen generosamente los nuevos diques de El Musel (regasificadora, parque eólico marino, biodiesel), pero cuando se trata de ubicar un astillero se le invita al empresario de turno a invertir 200 millones de euros en ganar terreno al mar, además de poner dinero para construir el astillero (gradas, grúas, etcétera). Ahí tiene usted el mar, conviértalo en fábrica, que nosotros, de paso, le cobraremos un canon. ¿Es ésta la política industrial y los incentivos para nuevos proyectos que se espera del Principado? ¿Es esa una buena manera de iniciar la concertación con los agentes sociales que preconiza Areces?

Ver Post >
Balance de 50 días
img
Juan Neira | 26-07-2007 | 1:48| 0

Juan Neira

A los cincuenta días de la ruptura del alto el fuego, ETA ha hecho estallar dos pequeños artefactos en los Pirineos navarros sin que causaran daños ni personales ni materiales. La jornada reina del Tour de Francia, con final en la mítica cumbre del Aubisque, fue el motivo aparente que inspiró la “hazaña” del grupo terrorista, pensando en la repercusión mediática del atentado. Hagamos un breve balance de los dos meses transcurridos desde que ETA renovó su amenaza.

Nadie esperaba tanta tardanza en atentar. Hasta que logró colocar las dos pequeñas bombas, quince activistas de ETA fueron detenidos. Si a ello sumamos la caída del grueso del comando Donosti, antes de las elecciones, hay que concluir que las policías española y francesa han causado daños sensibles a la estructura de ETA en este tiempo. En los últimos días se ha especulado sobre la hipotética reconstrucción del comando Madrid y sobre la posible introducción de un comando en Andalucía. Puede ser. Es posible que estemos, por desgracia, en vísperas de atentados cruentos, pero los datos del presente invitan a pensar que la situación es otra: la banda está débil y, sobre todo, la Policía sigue muy bien los pasos de sus activistas. Para una organización que mantuvo un proceso de negociación con el Gobierno y lo rompió unilateralmente, no hay mayor descrédito que ver cómo caen en manos de la Policía sus “liberados”, mientras quedan abortados sus planes de atentar en la costa Mediterránea, Santander, Andalucía y el propio País Vasco.

El ministro del Interior ha advertido que la Policía no siempre va a tener suerte.

Hace bien en lanzar ese mensaje, pero las cosas han evolucionado mejor de lo previsto desde que la banda declaró abiertos “todos los frentes”.

Desde la última gran oleada de atentados, hace ahora justamente siete años, la Policía ha detenido a centenares de etarras. Ni el contexto internacional, ni el estado de la opinión pública vasca, ni la situación interna de la banda obligan a pensar en la necesidad de reabrir procesos de paz. La fuerza de la democracia y la profesionalidad de la Policía son suficientes. Un ejemplo: Otegi acaba de abrir una página web para pedir su excarcelación. Nadie se acuerda de él y eso que vive en San Sebastián.

Ver Post >
Ideas de trimestre
img
Juan Neira | 25-07-2007 | 1:15| 0

El presidente Areces vuelve a tomar el pulso de la actualidad con declaraciones en las que reafirma su voluntad de gobernar en minoría con espíritu de consenso hacia las fuerzas parlamentarias. A los grupos de oposición les recuerda que el diseño de la “pinza”, la alianza entre la izquierda más a la izquierda y la derecha, sería criticado por la opinión pública. Puso como ejemplo lo ocurrido en la cuarta legislatura, en la que gobernó Sergio Marqués porque IU no quiso pactar con el PSOE, siguiendo la estrategia de “las dos orillas” de Julio Anguita. De ese mandato salieron el PP e IU perdiendo diputados. Es evidente que ejercer la oposición de forma poco inteligente desgasta tanto como gobernar erráticamente.
Junto a opiniones ya conocidas sobre el Estatuto de Autonomía, el tratamiento de la llingua o la televisión autonómica, el presidente del Principado se ha referido a la macrointervención en el área, Oviedo-Siero-Llanera, que con gran parafernalia de recursos fue presentada por el Gobierno regional durante la primavera pasada. Pues bien, resulta que aquella iniciativa era un mero estudio que ha quedado en manos de los técnicos y a la expectativa de la respuesta de los ayuntamientos. Ana Rosa Migoya, la portavoz del Gobierno en la anterior legislatura, dijo que estábamos ante la operación más importante de los últimos cincuenta años, así que no se entiende ese súbito desplazamiento del proyecto hacia la mera consideración de técnicos y alcaldes, o lo que es lo mismo, hacia la nada.
Todos recordamos lo minucioso que era el proyecto que permitiría construir más de 9.000 viviendas, lo que supondría, al parecer, el aumento del 43% de la población en Siero y Llanera, con 27.300 nuevos vecinos. El urbanista que había presentado el proyecto, muy ligado al Principado, dejó una frase para la historia: “el centro de Asturias morirá de éxito si no se articula pronto”. La actual consejera de Medio Ambiente y Medio Rural, Belén Fernández, justificó, entonces, la actuación, porque, según ella, para el año 2010 se necesitarían entre 18.000 y 20.000 viviendas. A mí, ya me extrañó que en el debate de investidura no se hablase de ese proyecto, pero es que las grandes ideas de primavera no siempre llegan al verano.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor