El Comercio
img
DOS MESES DE SANCHISMO, BALANCE DE URGENCIA
img
Juan Neira | 23-07-2017 | 15:15| 0

El pasado viernes se cumplieron dos meses desde la celebración de las elecciones primarias ganadas por Pedro Sánchez a Susana Díaz. Dos meses de “sanchismo”, en el que han pasado algunas cosas importantes y se han tomado decisiones que darán mucho juego en el inmediato futuro.

Lo más importante fue la celebración de primarias autonómicas con sus respectivos congresos regionales. Parecía que iban a ser un paseo militar para el nuevo líder, colocando candidatos afines aquí y allá, pero no ha sido así. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

En Extremadura, Fernández Vara ha ganado al candidato “sanchista”, por goleada, al hacerse con el 75% de los votos. Sin comentarios.

Más importancia tuvo lo sucedido en Valencia. Se trataba de la segunda comunidad autónoma en que había ganado Pedro Sánchez por una mayor diferencia de votos, por detrás de Cataluña. La tierra de José Luis Ábalos, ese pedazo de estadista que quiere hacer una quita a la deuda catalana. Se mascaba la victoria de los seguidores de Sánchez, pero resulta que el presidente Ximo Puig se hizo con el 56,7% de los votos. ¿Tiene Ábalos alguna explicación para tan sorprendente resultado?

Es evidente que los 13.000 socialistas valencianos (PSPV) que participaron en las primarias -sobre un censo de 18.000- tuvieron miedo de darle el poder a un candidato que pudiera poner en riesgo el gobierno de la comunidad autónoma y el de muchos ayuntamientos. Tuvieron que pasar muchos años para que un militante socialista fuera otra vez presidente de la comunidad valenciana, como para hacer frivolidades, darle el liderazgo interno a Rafael García -el hombre de Pedro Sánchez en Valencia-, y debilitar al presidente Puig. El resultado final hubiera sido la vuelta del PP al poder; el PP de Camps, Ricardo Costa y Carlos Fabra. Conviene no olvidarlo.

Es cierto que los “sanchistas” ganaron los congresos de Cantabria y La Rioja, pero entre los dos territorios juntos no suponen un tercio del PSPV.

ORGANIGRAMA

Vamos con las decisiones jugosas. La Comisión Ejecutiva Federal, máximo órgano de gobierno en el partido, se ha configurado de una forma original. No consta quién ha sido el fenómeno que diseñó el organigrama. En la Ejecutiva hay una secretaría política municipal, otra secretaría de pequeños ayuntamientos, una tercera para cabildos u órganos insulares, y una cuarta secretaria para territorios de montaña. Cuatro ejecutivos dándose pisotones a diario, defendiendo con uñas y dientes la parcela que tienen en propiedad.

A poco que se observe, parece evidente que primero se reclutaron los nombres para formar la Ejecutiva y, luego, se asignaron funciones. Están puestas las bases para que la dirección del partido sea un permanente sindiós.

Por debajo de esta situación aparece un interrogante desconcertante: ¿quién forma el núcleo duro de la Ejecutiva de Pedro Sánchez? Ya sé que hay un secretario general, una vicesecretaria general, un responsable de organización, pero eso no responde a la pregunta. El núcleo duro de un partido es algo más que los dos o tres dirigentes que están en los puestos singulares.

Con un organigrama absurdo y un grupo de gente reclutada, al aluvión, por el líder, la estrategia del PSOE se fijará a golpe de improvisación. ¿Qué piensa el PSOE del tratado de libre comercio de la Unión Europea con Canadá? Imposible saberlo, en 15 días respondieron, “sí”, “no” y “abstención”. Lo mismo que hacen los quinielistas ante partidos de fútbol inciertos: 1, X, 2

MARGARITA ROBLES

Las contradicciones que surgen de una forma de actuación tan atrabiliaria los resuelve Margarita Robles –esta señora va a darnos tardes de gloria- que ejerce de portavoz en el Congreso de los Diputados y en cualquier otra instancia. Si Ábalos habla de perdonar la deuda a Cataluña, Margarita aclara que es una opinión personal. Como si los secretarios de organización de los partidos hablaran a título personal.

Si Cristina Narbona rechaza el acuerdo con Canadá, Margarita le enmienda la plana. Por cierto, hablando de Cristina Narbona. ¿Alguien sabe qué sueldo tiene asignado por ser presidenta del PSOE? El otro día oí algo, pero me produjo la impresión que estaban hablando de Neymar. Tengo que enterarme bien.

Vamos con los grupos parlamentarios. Los diputados que más se significaron en apoyo de Susana Díaz o de la comisión gestora quedaron invalidados para tener responsabilidades parlamentarias. Una vez apartados los malditos, se abrió el bazar para que cada uno escogiera lo que le resultaba más atractivo.

A María Luz Martínez Seijo, anónima diputada de Palencia que fue en la lista electoral por decisión personal de Pedro Sánchez en contra del criterio de la organización en que milita, le apeteció ser portavoz de la comisión de Educación. Y ahí está de portavoz, desplazando al catedrático de filosofía de la Universidad de Barcelona, Manuel Cruz, que llevaba meses negociando el pacto educativo. Una figura respetada por todo el mundo de la Educación, que junto a Ángel Gabilondo es lo más competente que tiene el PSOE en materia de Educación.

Queda para otra ocasión  el análisis de estos dos meses desde la perspectiva del socialismo asturiano. Les aseguro que también tiene miga.

Ver Post >
RAJOY APRIETA LAS TUERCAS
img
Juan Neira | 22-07-2017 | 22:01| 0

Rajoy tomó, por fin, la medida que estábamos millones de españoles esperando: cerrar el grifo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) en cuanto la Generalitat destine un euro a la preparación del referéndum de independencia. La Comisión Delegada de Asuntos Económicos ultimó las medidas para reforzar el control sobre los créditos que concede a la Generalitat, obligando a los interventores y otros altos funcionarios a dar cuenta semanalmente de las operaciones económicas aprobadas por la Administración catalana. En los últimos cuatro años y medio, a través del FLA, la Generalitat recibió 63.000 millones de euros del Estado, una cantidad semejante a la aportada para sanear las cuentas de la banca. Para lo que queda de ejercicio hay comprometidos otros 3.600 millones que podrían no llegar a su destino si Oriol Junqueras decide comprar una sola urna de cristal. Por muy cegado que esté por la pasión independentista, quiero suponer que Junqueras, como buen catalán, comprenderá que 3.600 millones es un coste muy alto para cualquier urna. Espero que no pierda el “seny”.

El Ministerio de Hacienda se constituyó un año después de la muerte de Fernando VII, es el decano de los ministerios, y Junqueras sabe que con ellos, por las malas, no tiene nada que hacer. Sería una pena que el bueno de Oriol, con esa cara pacífica, rematada con una mirada muy personal, tuviera que salir a los medios para explicar a todos que “nos han fotut”. Los altos funcionarios no podrán acogerse a la cláusula de la “obediencia debida”, porque el Tribunal Constitucional ya ha advertido que tienen una responsabilidad personal si firman cualquier gasto relacionado con la preparación del referéndum de independencia.

El vicepresidente Junqueras ha declarado que la suspensión de la financiación no se llevará a cabo porque es un fracaso para el Estado al ser quien recauda los impuestos. Sabe que son dos cosas distintas. La gestión sobre los ingresos fiscales seguirá en manos de la Generalitat, pero como gasta mucho más de lo que ingresa, Rajoy se limitará a congelarle los créditos, que no tienen nada que ver con los impuestos, y no podrá pagar las nóminas de médicos y maestros y “mossos d’esquadra”.

Un mal día para Puigdemont y Junqueras. El Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (el CIS catalán) dio a conocer una encuesta en la que el 49,4% de los catalanes no quieren formar un Estado independiente, y el 41,1%, sí lo quiere. Se les cae el decorado.

Ver Post >
CARCEDO “VERSUS” ÁBALOS
img
Juan Neira | 21-07-2017 | 21:59| 0

Dolores Carcedo ha declarado que el Principado se opone a que el Gobierno de Rajoy aplique quitas de deuda a algunas comunidades autónomas. La declaración de la consejera de Hacienda es una respuesta clara y rotunda a la propuesta de José Luis Ábalos, número tres en la Comisión Ejecutiva de Pedro Sánchez, que tuvo la desfachatez de proponer el perdón para una parte sustancial de la deuda de Cataluña, al entender que con la política territorial del PP no se le dejaba otra salida a la Generalitat que la vía de la independencia.

Que un dirigente de elevado rango jerárquico haga una oferta de este tipo es muy grave. La deuda catalana supera los 75.000 millones de euros. Es la más elevada de todas las regiones. Su crecimiento se debe a la política económica de la Generalitat, que lleva a cabo una gestión presupuestaria irreal con una programación de gastos que supera con mucho los ingresos tributarios. Para compensar esa diferencia, el consejero Junqueras, el mismo que ha ideado la compra opaca de urnas, pide crédito al Ministerio de Hacienda que se lo concede a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), un canal de financiación que tiene la singular característica de no llevar asociado el pago de intereses. Del flujo de dinero gratis que reciben los distintos gobiernos regionales, casi un tercio va a parar a Barcelona. Pese a ello, la Generalitat dice que aporta más a las arcas del Estado de lo que recibe del Gobierno central: para contar mentiras en público es necesario tener mucho aplomo. Hasta ahora, a ningún grupo político se le había ocurrido privilegiar a Cataluña sobre el resto de territorios anulando sus deudas. Tuvo que ser el secretario de Organización del PSOE el que tuviera el dudoso honor de proponer un trato desigual, cobrando el dinero adelantado por el Estado a Asturias, Extremadura, Andalucía, Madrid o Baleares, pero perdonándoselo a Cataluña. Si la Generalitat ya gasta muy por encima de sus posibilidades, no quiero pensar lo que haría si supiera que todas las facturas se las íbamos a pagar entre los demás.

No basta con que Margarita Robles diga esto o lo otro, hace falta que Pedro Sánchez o Adriana Lastra, los únicos dirigentes del partido que están por encima de José Luis Ábalos, salgan a la palestra para decir rotundamente que las deudas de Cataluña siempre tendrán el mismo trato que las del resto de comunidades autónomas. Si se da un trato de favor a los independentistas, la solución saldrá más cara que el problema.

 

Ver Post >
COPIAR A PEDRO SÁNCHEZ
img
Juan Neira | 20-07-2017 | 18:45| 0

Guillermo Martínez ha declarado que la “evolución nacional del PSOE y Podemos refuerza las posibilidades de pacto en Asturias y Gijón”. Un juicio así, dicho por el portavoz del Ejecutivo regional, tiene una importancia indudable. Hay dos formas de analizar las palabras del segundo de a bordo del Gobierno asturiano. Una primera lectura pasa por constatar que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han imprimido un giro en las relaciones entre sus dos partidos y tantean las materias sobre las que pueden llegar a acuerdos. Ambos líderes consideran que el cambio político en España sólo es posible desde la colaboración entre PSOE y Podemos, lo que les lleva a retirar los obstáculos que les separaban. Javier Fernández inició la temporada estival tendiendo la mano a Podemos e IU, sin recibir una respuesta positiva, de modo que la convergencia iniciada por los líderes nacionales es la única esperanza para lograr que en Asturias se alíen las tres formaciones de izquierda. A partir de ese análisis se entiende la conclusión a la que llega el portavoz del Gobierno.

Las palabras de Guillermo Martínez tienen otra lectura que es mucho más interesante. Antes de la traumática reunión del Comité Federal del PSOE, del 1º de Octubre, los presidentes autonómicos socialistas, la vieja guardia del partido y un buen número de dirigentes recelaban de los contactos de Pedro Sánchez con Podemos. Puestos a matizar, cualquier acuerdo de gobierno con la formación morada pasaba por dos condiciones: debía incluir a Ciudadanos y no contemplar la entrega de carteras ministeriales a Podemos. Hay que añadir, que el bando de Susana Díaz vetaba que en el pacto de gobierno estuviera el nacionalismo independentista. Vamos a dejar a un lado este último asunto porque no tiene relación con las palabras del consejero de Presidencia.

Lo que llama poderosamente la atención es que un colaborador tan cualificado de Javier Fernández vea positiva la actual línea política de Pedro Sánchez, que no se separa ni un milímetro de lo que decía el verano pasado. Ahora va a resultar que el que fuera presidente de la comisión gestora respalda la estrategia del secretario general del PSOE, cuando el objetivo político de la gestora no era otro que dejar el partido en manos de otro dirigente que no se apellidara Sánchez. Uniendo las dos lecturas se puede sacar una conclusión: la estrategia de acuerdos del Gobierno asturiano está inspirada en la política que quería llevar adelante Sánchez en 2016.

Ver Post >
LOS PACTOS DE LA GENTE
img
Juan Neira | 19-07-2017 | 18:52| 0

García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, se las prometía muy felices alcanzando un pacto de gobierno con los dirigentes de Podemos, de su región, cuando la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE le indicó que debía poner urnas en las sedes del partido para que los militantes refrenden o rechacen el citado acuerdo. El presidente manchego tuvo que dar su brazo a torcer, si bien aún le quedaron energías para pretextar que la votación no pasará de tener un carácter meramente consultivo. No imagino a ningún líder socialista, ni de cualquier otro grupo, atreviéndose a tomar decisiones que contradigan la voluntad de los afiliados expresada por voto personal, voluntario y secreto. García-Page no será una excepción a la norma.

Los críticos de Pedro Sánchez hablan con frecuencia de la «podemización» del PSOE. Hay aspectos del discurso socialista que están contaminados por la jerga y los razonamientos de la formación morada. No es un rasgo que se pueda apreciar únicamente en el PSOE, ya que todos los partidos se han visto afectados por la forma de hablar y de actuar de la gente de Pablo Iglesias, incluyendo al PP. Ahora bien, en el campo en que más ha calado la doctrina de Podemos es el que tiene que ver con la organización de los partidos. Para tomar decisiones internas, las direcciones de la formaciones de izquierda (PSOE, Podemos e IU) están limitadas, al quedar a expensas de lo que digan las bases del grupo.

Aquí hay que introducir un matiz importante, ya que en Podemos las bases del partido, como tal, son muy cambiantes, depende de la gente que se registre para participar en una votación. En las consultas de Podemos pueden participar los afiliados de cualquier partido, así como los dirigentes. Lo hemos visto en Gijón, cuando los propios concejales de Xixón Sí Puede rogaban a sus homólogos de otros grupos para que movilizaran a su gente para participar en una decisión interna de Podemos, porque temían quedar desautorizados por su propia gente. No hace falta subrayar que esto es un disparate mayúsculo.

Tras el congreso federal del PSOE, el poder en el partido se mueve entre dos polos: Pedro Sánchez y las bases socialistas. El resto de cargos y estructuras intermedias, presidentes autonómicos incluidos, son meros «carteros» (como dice Iglesias) de la gente. Todo esto es importante tenerlo en cuenta ante el baile de pactos que afecta al Principado. La opinión de Javier Fernández, Daniel Ripa y Ramón Argüelles es un asunto menor.

Ver Post >
COMEDIA, PREOCUPACIÓN Y ALARMA
img
Juan Neira | 19-07-2017 | 18:50| 1

El director de la Policía autonómica catalana (Mossos d’Esquadra) ha presentado su dimisión. Albert Batlle estaba en el punto de mira desde que Carles Puigdemont –el político que más cobra de España– reorganizara el Gobierno de la Generalitat, haciendo causar baja a tres consejeros, entre ellos el de Interior. Continúa la purga en la Administración decretada por el dúo, Puigdemont-Junqueras, para afrontar sin deserciones el referéndum de independencia. En las filas de Juntos Por el Sí hay verdadero miedo a las consecuencias penales que acarreará tomar decisiones abiertamente delictivas, y por eso se producen relevos entre el personal más aquejado de temblores. Puigdemont y Junqueras han decidido que todas las decisiones sean de carácter colectivo, aunque las competencias de cada órgano indican que la firma de las resoluciones sea en la mayoría de los casos de carácter individual, personal e intransferible. Al dúo en el poder no le importa, porque son capaces de transgredir las formas y hacer lo que más les convenga. El primer paso va a ser la compra de urnas, veremos si va acompañada de la firma de los consejeros de Sanidad, Medio Ambiente o Industria, por citar algunos ejemplos.

Siendo objetivamente grave los pasos que dan los independentistas, hay tal atmósfera de comedia y de irrealidad envolviendo sus decisiones que en cualquier momento parece que se va a desvanecer el plan de crear un Estado nuevo, limitado por España, Francia y el mar Mediterráneo. Más preocupante es el inmovilismo de Rajoy, dejando en la autoridad del Tribunal Constitucional la solución para impedir el objetivo de la independencia.

Y muy alarmante es la nueva toma de posición del PSOE que excede de largo lo reflejado en la Declaración de Barcelona, firmada por el PSC y PSOE, hace unos días. José Luis Ábalos, número tres de Pedro Sánchez, ha dicho que se debe proceder a hacer una quita de deuda a la Generalitat. Impresionante. Deben 75.096 millones de euros, 50.000 proceden de préstamos sin interés del Fondo de Liquidez Autonómica, y el ‘sanchismo’ propone que no los devuelvan. Los asturianos, andaluces o valencianos, sí tenemos que devolver los créditos. A más a más, como diría un catalán, Ábalos habla de una deuda creciente con Cataluña, porque no recibe una inversión en infraestructuras equivalente a su aportación al PIB (18%). Afirma que «no se les deja otra salida que el independentismo». Este señor es un provocador o un indocumentado.

Ver Post >
LA PAREJA DEL VERANO
img
Juan Neira | 19-07-2017 | 18:39| 0

Los cambios en la política española, bien sea a escala nacional o autonómica, dependen de la consolidación del eje, Sánchez-Iglesias. La entrevista que se va a celebrar a finales de esta semana entre los secretarios generales de PSOE y Podemos tiene, por ello, un marcado interés. De forma imprevista ha ocurrido un hecho que pone de relieve la importancia del entendimiento entre las dos fuerzas políticas con el pacto presupuestario en Castilla-La Mancha, que abarca lo que queda de legislatura, y la oferta del presidente manchego, García-Page, para que los dirigentes de Podemos se incorporen a su gobierno. A través de las redes sociales, Pablo Iglesias mostró su entusiasmo por el futuro gobierno de coalición (“a veces, sólo gobernar garantiza el cambio”). Fiel a su liturgia, ahora hace falta que el pacto obtenga la bendición de la militancia de Podemos. Bien pensado, es la misma liturgia por la que se va a regir el PSOE, tal como fue aprobado en su reciente congreso.

Pedro Sánchez está muy interesado en que fructifiquen los pactos con Podemos por las diferentes comunidades autónomas, de las que siete están gobernadas por el PSOE. Cuanto más compromiso impliquen los acuerdos, mejor. La entrada de Podemos en el Ejecutivo castellano-manchego representa la forma más plena de identificación entre los dos partidos. Si a escala autonómica se ve con normalidad la cooperación entre las dos fuerzas se derrumbará el veto para una entente en las instituciones del Estado. La meta de Pedro Sánchez, de residir en la Moncloa, sólo se puede alcanzar a corto o medio plazo desde el supuesto del entendimiento con Podemos, ya que el voto de la izquierda quedó muy fragmentado con la entrada del partido morado en el Congreso de los Diputados.

Que Sánchez e Iglesias estén a favor de asociarse, no quiere decir que el camino para lograrlo sea sencillo. Hay presidentes autonómicos socialistas que recelan de Podemos, y no estarían dispuestos, en ningún caso, a hacerles un sitio en sus gobiernos. El paso dado por García-Page está vinculado a su intento por rehabilitarse ante Pedro Sánchez, siguiendo la senda abierta por Fernández Vara, presidente de Extremadura. En el caso de Asturias, la oferta de pacto de Javier Fernández a los partidos de izquierda tiene que ver con las primarias socialistas, tratando de arrebatar a los “sanchistas” el uso exclusivo de la etiqueta de izquierdas. Después de las primarias la situación puede hacerse más líquida.

Ver Post >
LA IZQUIERDA RADICAL
img
Juan Neira | 16-07-2017 | 15:29| 0

La única novedad que puede surgir de la epidemia de pactos que azota a la izquierda asturiana es la alianza entre Podemos e IU. Cuando se conocieron los resultados de las últimas elecciones autonómicas ya se vio que en el nuevo mapa parlamentario había “otra” izquierda con tantos escaños como el PSOE.

Sin embargo, los socialistas, con 14 diputados, pudieron gobernar mientras que el bloque de la izquierda radical no fue capaz de dejar su tarjeta de visita en la Junta General del Principado, al mantenerse dividida en dos grupos que, paradójicamente, concurrieron juntos en las últimas elecciones generales. Ahora, con la mitad de la legislatura desperdiciada en polémicas estériles, Podemos e IU inician el camino de la convergencia.

Sobre la relación del PSOE con otros grupos de izquierda hay en Asturias sobrada experiencia. Ya se sabe lo que da de sí. Los socialistas aprobaron presupuestos y compartieron gobiernos de  unidad de la izquierda, presididos por Álvarez Areces. Si hay que resumir en pocas palabras el resultado de la estrecha colaboración entre PSOE e IU, diremos que fue especialmente provechosa para los socialistas que lograron por la vía de los acuerdos la fuerza que no habían recibido del electorado.

PSOE

En aquel periodo, la diferencia de escaños entre PSOE e IU -el primero siempre sacaba más de veinte escaños e IU no superaba los cuatro- hacía que la hoja de ruta del gobierno se atuviera al programa socialista. El único beneficio que obtenía IU era una mayor dotación para las consejerías que gestionaba y una mayor visibilidad para sus líderes, ocultos por la fuerza del bipartidismo.

En otras ocasiones, la negociación entre PSOE e IU no llegó a buen puerto. Entonces, los socialistas ponían encima de la mesa el “plan B”, consistente en llegar a acuerdos con el PP. En un abrir y cerrar de ojos se pasaba de la probable unidad de la izquierda a la realidad de la gran coalición. El mejor ejemplo lo tenemos en los mandatos de Javier Fernández. Si IU se lo ponía fácil, el PP lo sirve en bandeja.

El PP no tiene ningún problema en asumir los presupuestos socialistas, siempre y cuando incluyan una pequeña novedad. Unas veces es un pequeño retoque en el IRPF, y otras la elevación del mínimo exento en el Impuesto de Sucesiones. Hay que tener programas y objetivos muy similares para que el simple hecho de dejar sin gravar las herencias inferiores a los 300.000 euros sirva para dar el visto bueno a las cuentas del Gobierno socialista.

Esta doble alternativa seguirá presente en el futuro inmediato. Dicho con otras palabras: el PSOE prefiere acuerdos que le beneficien por la izquierda, pero Podemos e IU deben saber que no son imprescindibles para gobernar.

La oferta estival de Javier Fernández, dirigida a Podemos e IU, para alcanzar una mayoría de izquierdas, se inscribe en la estrategia expuesta. La izquierda radical no va a imponer sus alternativas, porque en caso de que las negociaciones se bloqueen, el Gobierno tiene una salida de socorro que se llama PP. Recientemente, Mercedes Fernández ya recordó que su partido está disponible.

En una entrevista que se publica en estas mismas páginas, Daniel Ripa, secretario general de Podemos en Asturias, analiza con acierto el camino emprendido con IU, al mostrarse cauto ante la política seguida por el grupo parlamentario de IU con el Gobierno socialista; apuesta por los acuerdos concretos; cree que Ramón Argüelles –coordinador general de IU- no ve a Podemos como enemigo, sino como posible aliado; y sueña con un “movimiento rebelde, insumiso, que intente cambiar Asturias”.

Hasta ahora, la mayor diferencia entre Podemos e IU, con respecto al PSOE, es que el partido morado quiere ser alternativa a los socialistas, mientras e IU se conformó con alejarlo del PP.

Dando por bueno que Podemos e IU tienen todo el derecho del mundo a constituir una alternativa de gobierno, independiente del PSOE, creo que tienen ante sí tres obstáculos.

OBSTÁCULOS

El primero, y más difícil de resolver, tiene que ver con el análisis político. Asturias puede necesitar una alternativa de gobierno de izquierdas, pero a condición de que esa izquierda con rostro nuevo no herede las hipotecas de sus mayores. Con las clásicas verdades de la izquierda el fracaso en la gestión está asegurado, y se acabará el experimento.

No se pueden resolver los problemas de la gente adorando al sector público, cual becerro de oro. Una extraña divinidad a la que hay que ofrecer constantes sacrificios en forma de pago de tributos, que no evitan el exponencial crecimiento de las deudas. Gobiernen ustedes como quieran, pero no nos traten de convencer de que dos y dos suman cinco.

Segundo problema. Si en el mes de septiembre el “sanchismo” se hace con el control de la FSA, es muy probable que el sector de IU más proclive a llegar a acuerdos con el PSOE (Gaspar Llamazares) le concederá otra oportunidad.

Tercer problema. En la izquierda, el nuevo eje de fuerza, Sánchez-Iglesias, se proyectará sobre las comunidades autónomas. Pablo Iglesias quiere absorber a  IU (prácticamente ya lo ha logrado) y pactar con el PSOE. La izquierda radical asturiana está en otra onda. Riesgo de colisión.

Ver Post >
METER LA PATA
img
Juan Neira | 15-07-2017 | 16:09| 0

La conmemoración del veinte aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco deja un sabor amargo. Nunca pude imaginar que seis años después de la derrota de ETA, concretada en el abandono definitivo de la actividad terrorista, la figura del concejal de Ermua concitara la división de la clase política española y algunos sectores sociales mostraran animadversión hacia su figura. Resulta desoladora la quema en Getafe de objetos utilizados en el homenaje a Miguel Ángel Blanco. Causa una pena infinita el gesto de una pareja de jóvenes que se mofan del concejal del PP asesinado, delante del Consistorio carbayón, con una foto donde se ve una pancarta colgada en su memoria.

En el Ayuntamiento de Oviedo hubo un acto sensato de conmemoración del veinte aniversario, respaldado por todos los grupos municipales, pero tanta unidad no podía durar mucho tiempo y se quebró con la respuesta a la propuesta del PP de dedicarle una calle. Al tripartito no le parece bien que Blanco tenga una calle en la capital del Principado. El edil socialista, Diego Valdiño, declaró que “no tiene sentido que una sola persona represente todo el sufrimiento de las víctimas de la banda terrorista”. El mismo argumento que esgrimió Manuela Carmena para prohibir la colocación de una pancarta en Madrid. Valdiño remató su razonamiento diciendo que “tampoco han hablado con el resto de familias para saber qué opinan”. Es difícil argumentar de una forma más endeble. Miguel Ángel Blanco es uno de los principales símbolos del dolor causado por ETA, como también lo es Ortega Lara. Para las familias golpeadas por el terrorismo, ensalzar la figura del concejal vasco es lo mismo que honrar a todas las víctimas. Sólo desde el más estrecho sectarismo se pueden poner obstáculos a dedicarle una calle. Es muy probable que si hubiese sido concejal de un partido distinto al PP, la respuesta hubiera sido otra.

La clase política no da la talla. Da igual que se hable de terrorismo, de la Unión Europea, de impuestos, de educación o de modelo energético. La mayoría de nuestros representantes aborda los temas con trazo grueso, incapaces de captar los matices. El último ejemplo de actuación absurda e irresponsable lo acaba de dar Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat. Destituye a tres consejeros de su gobierno y declara que “no quería prescindir de ninguno ni había motivos para el cese”. Así habla el político que más cobra de España. Cómo no van a equivocarse los concejales ovetenses.

Ver Post >
EVITAR EL RIDÍCULO
img
Juan Neira | 14-07-2017 | 21:12| 0

Siguen los dirigentes políticos asturianos atrapados en el círculo vicioso de las propuestas imposibles y las respuestas descabelladas. José María Pérez, aspirante a hacerse con la Secretaría General de la Federación Socialista Asturiana, quiere celebrar ya el debate con Adrián Barbón, líder ‘sanchista’ que opta al mismo cargo. Los dos son precandidatos y todavía no han acreditado los avales necesarios para ser nominados como candidatos, pero Josechu pretende hacer ya un debate que normalmente se ubica en plena campaña electoral; en este caso, la campaña se desarrollará en el mes de septiembre.

Josechu tiene sentido común y una larga experiencia política, pero habla como si fuese un novato que no conoce los usos y costumbres de su propio partido. Realiza una propuesta indefendible, que solo sirve para erosionar su propio crédito político y proyectar una imagen de improvisación y nerviosismo que no le va a ayudar a ganar adeptos.

En el mes de mayo, en plena campaña de las primarias federales, Pedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López realizaron un gran debate entre aspirantes. A mí me pareció el mejor debate televisado, de los realizados entre políticos en España. Cada candidato llevó a cabo una táctica estudiada, para poner en valor sus puntos fuertes y criticar los flancos débiles de los rivales. Pese a la carga de tensión que había en la sede de Ferraz –lugar donde tuvo lugar el acto–, y a pesar de algunas evidentes animadversiones personales, todo el debate se hizo con un escrupuloso respeto entre los tres participantes. Algo parecido, a su escala, deben aspirar a desarrollar José María Pérez y Adrián Barbón: abordar los verdaderos problemas que aquejan al PSOE y a nuestra región, sin caer en los cansinos lugares comunes de los discursos políticos.

Si José María Pérez quiere aportar algo novedoso e interesante para las primarias socialistas asturianas no necesita recurrir a propuestas absurdas, que rozan el ridículo, como realizar un debate entre candidatos que todavía no son candidatos, ya que no han presentado los avales necesarios para ello. Mejor rectifica y propone la celebración de dos o tres debates, con Adrián Barbón, en el mes de septiembre. La idea del debate único, que les gusta mucho a los líderes que no quieren debatir (por ejemplo, Rajoy), es una propuesta de mínimos. En otros países no se sigue un formato tan limitado. Tres debates con un guion tasado, con seguimiento público, y que gane el mejor.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor