img
LA CUMBRE DEL PLAN DE VÍAS
img
Juan Neira | 22-01-2017 | 19:27| 0

La expectación política del fin de semana estaba en el Ayuntamiento de Gijón, con la cumbre relámpago sobre el plan de vías que organizó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Hay que hacer todo un reconocimiento al ministro que tras pasar la noche del jueves al viernes sin acostarse (producto del colapso de las autovías por la nieve, según declaró tras el Consejo de Ministros), tuvo arrestos para venir a solucionar un problema que lleva diez años enquistado.

Programa matinal de trabajo: nueve de la mañana, reunión de camaradería con dirigentes regionales y locales del PP, auxiliada por cafés y bollos. Diez de la mañana, entrevista discreta y sin fotógrafos en el Ayuntamiento de Gijón con la alcaldesa, Carmen Moriyón y Fernando Couto, concejal de Urbanismo. Once de la mañana, reunión tripartita con Principado (consejera de Fomento, Belén Fernández) y Ayuntamiento (Moriyón y Couto).

DESAFÍO

El desafío consistía en dar una solución consensuada al sudoku del plan de vías en poco más de dos horas. Un reto solo apto para valientes. ¿Lo lograría el nuevo titular de Fomento?

Las declaraciones en rueda de prensa de Íñigo de la Serna, Belén Fernández y Fernando Couto, tras terminar la doble sesión de trabajo, transmitieron la impresión de un resultado plenamente positivo. Ministro: «Estamos aquí para hacer algo serio y sólido en la parte financiera del plan de vías». Consejera: «El Principado participa como el que más en la financiación del mismo». Concejal: «Estamos satisfechos con el compromiso de sacar adelante el proyecto». Ni una crítica de una Administración a otra. Milagro, lo que llevaba una década paralizado comienza a caminar.

Será por la edad, la tendencia congénita al escepticismo o el gusto por la mirada excéntrica, el caso es que reparé en tres cosas que no encajaban en la satisfacción general. La primera era la ausencia de Carmen Moriyón de la rueda de prensa, siendo como es, por razones de su cargo, la más interesada en comunicar buenas noticias sobre el plan de vías. La segunda fue el largo exordio de Belén Fernández sobre la necesidad de trasladar otra vez la estación intermodal a Moreda, para no perder otros nueve años y lograr «la centralidad» (sic). La tercera fue la total ausencia de cifras. Ninguno de los tres políticos dio una fecha, un plazo, una cifra inversora. Ni los dos ingenieros ni la señora licenciada en Derecho fueron capaces de introducir un número. Hablaron de un proyecto sin cifras, que es lo mismo que decir sin compromisos. Seamos lúcidos, tantas vaguedades encadenadas solo tenían como objetivo ocultar el disenso entre los tres.

DISENSO

No había condiciones para el acuerdo, porque las tres partes llegaron a la reunión con distintas orientaciones. Carmen Moriyón aborda el plan de vías desde la perspectiva del que lo sufre: el túnel abandonado, el solar de las plusvalías convertido en ‘solarón’ para ferias, y la ciudad abierta en dos. Para Moriyón el plan de vías es una herida.

Belén Fernández ve a Gijón como territorio hostil, calificación provisional hasta que su partido recupere la Alcaldía. Piensa como Bilardo, el mítico entrenador de fútbol argentino: «al enemigo ni agua». No son palabras, son hechos. Cuando hubo que adecentar ‘el solarón’, un proyecto tan humilde como ahuyentar ratas y hacer crecer el césped, el Principado no puso un euro. Solo el Ayuntamiento de Gijón pagó la factura. Recuperar el proyecto de Moreda es una bofetada para los gijoneses y una apuesta por la pérdida de tiempo. Lo dijo con voz cambiada en la rueda de prensa, el proyecto estará probablemente atascado «por bastante tiempo». Claro que sí, consejera.

Para Íñigo de la Serna, el plan de vías de Gijón es uno más de los proyectos ferroviarios en ciudades de España. Es ministro de todos, no solo de los asturianos. Vino sin prejuicios, como si el debate no estuviese viciado, como si en la ciudad no se hubiesen derribado todas las estaciones para hacer emerger un apeadero con nombre de estación provisional. Como si Gijón no tuviese una flamante depuradora sin estrenar que no procesa basura amarilla, como si Gijón no viese en la línea del horizonte los depósitos de una magnífica regasificadora (380 millones de euros de inversión) que está sin desprecintar (por cierto, Mariano Marín, portavoz municipal del PP, y un excelente tipo que transita por la política sin sacar el colmillo, propone buscarle algún uso alternativo a la regasificadora; me gustaría participar en el concurso de ideas), como si Gijón no padeciese la falta de una estación de autobuses, como si Gijón no tuviese el túnel más absurdo del mundo, como si a Gijón no le hubieran atracado los piratas la autopista del mar.

El ministro habló con cautela, de distintas maneras lanzó el mismo mensaje: «no meterse en créditos y refinanciaciones sin ver la luz del túnel». Traducción: quiere volver a sacar a subasta los solares, cambiando de vendedores y con el terreno más troceado. Una vez que entre ‘cash’ en Gijón al Norte será el momento de complementar algo con la caja de las administraciones. Mientras tanto, lenitivos para la salud.

La ‘Y’ asturiana no es la ‘Y vasca’, ni Gijón es Santander. Ni el plan de vías de Gijón es el soterramiento ferroviario de Vigo o de Logroño. Mira por donde, sin complejos identitarios, vamos dotándonos de rasgos diferenciales.

Ver Post >
LA PAUSA DE ENERO
img
Juan Neira | 21-01-2017 | 17:18| 0

Aunque para el común de los ciudadanos las Navidades ya queden un poco lejos, nuestros diputados siguen en modo relax. Sin plenos, sin comisiones, sin recortes, la cuesta de enero se vuelve terreno llano. Algunas actividades periféricas, de índole cultural, o ruedas de prensa para seguir ocupando espacio, pero nada de importancia. Aunque el legislativo hiberne, el Principado tiene que sacar adelante su trabajo. La consejera de Hacienda necesita asignar los 23 millones de euros que nos tocaron al elevar del techo de déficit público. Una medida adoptada por Montoro para que reine el consenso. El Gobierno de Rajoy pasó del plasma a la búsqueda incesante de amigos. Resultado de todo ello es el permiso dado a las comunidades autónomas para que gasten más, pese a que la Comisión Europea quiere que gasten menos.

El Gobierno de Javier Fernández ha decidido que los 23 millones se destinen a inversión. Un acierto. Hace tres semanas el Parlamento asturiano aprobó los presupuestos con menor inversión en lo que va de siglo; para maquillar uno de los principales defectos de las cuentas regionales viene bien esa ayuda. Dolores Carcedo negocia con los partidos de oposición que le permitieron aprobar los presupuestos. Algunas de las peticiones del PP y Ciudadanos se podrán atender por esa vía. El PSOE incluye en la negociación a IU, pese a que presentó una enmienda a la totalidad de las cuentas. Un gesto muy significativo que nos da la pista sobre la hoja de ruta del Gobierno socialista para lo que queda de mandato.

El PP y Ciudadanos no son los socios deseados, muy especialmente el partido de Rajoy. Resultaron fundamentales para superar el obstáculo de los presupuestos; de no ser por el centro-derecha Javier Fernández tendría que haber recurrido, más pronto que tarde, a la cuestión de confianza. Sorteado el peligro, el Gobierno retomará el discurso ideológico de la unidad de la izquierda para evitar fugas de su electorado, en un momento en que hay una especial competencia en el espacio político de la siniestra. Los gestos amistosos con IU también le vendrán muy bien a Javier Fernández para resistir la ofensiva de los ‘sanchistas’ en el congreso de la FSA. En Asturias, por razones que exceden con mucho a la actual coyuntura, es muy útil para todos los gobiernos hacer gestos de izquierda y gestionar luego el presupuesto de siempre. En Febrero vuelven los plenos: lo peor de este año es lo tarde que cae la Semana Santa.

Ver Post >
LA DECLARACIÓN DE ASTURIAS
img
Juan Neira | 20-01-2017 | 22:36| 0

IU, Foro y Ciudadanos piden a Javier Fernández que acuda a la Junta General del Principado para fijar una postura conjunta sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. La petición no es producto de una improvisación, sino la continuación de una política que se había iniciado en la anterior legislatura, cuando tras un debate en el pleno del Parlamento se acordó la constitución de un grupo de trabajo que tras varias reuniones interrumpió su labor por falta de interés del Gobierno socialista en llegar a un resultado concreto.

El PP guarda silencio, ya que su política, en esta cuestión, se encuentra condicionada por los intereses del Gobierno de Rajoy. Podemos se muestra reticente al considerar que los socialistas no tienen interés en desarrollar esta iniciativa. En cuanto al Principado, manifiesta que va a realizar la convocatoria, pero sin prisas, más adelante. Cualquiera que haya seguido el día a día del Ejecutivo asturiano sabe que dar largas es una de las maneras que utiliza para manifestar el rechazo.

Tenemos una propuesta que, por unas razones u otras, no cuenta con el apoyo expreso de 34 diputados (PSOE-PP-Podemos), así que en las actuales condiciones no tiene muchos visos de prosperar. Sin embargo, la iniciativa es un acierto y merecería el concurso de todos. La negociación de los modelos de financiación autonómica es una operación muy larga y compleja, con dieciséis interlocutores (Gobierno central y quince comunidades autónomas). Cuando el proceso se vuelve denso, el papel de regiones como Asturias queda diluido. No estoy hablando de un futurible, sino de lo que ya pasó. Destacan las voces de Cataluña, Andalucía o Madrid. Los demás son comparsas, y más aún las comunidades uniprovinciales con escasa población. De cuando en cuando se oye decir que Asturias quiere que se pondere más el envejecimiento y la demanda queda sin respuesta. Pensemos que en esta ocasión se da la particularidad de que la negociación se hace con el PP gobernando en España, lo que deja aún más desamparado al Principado. Se podrá objetar, y con razón, que en estos momentos Javier Fernández tiene un nivel de interlocución muy alto con Rajoy, por el giro que ha dado desde la gestora del Partido Socialista, así que podrá hacer valer su criterio. El problema está en que la plataforma de poder de Javier Fernández se acaba dentro de cuatro meses y el modelo de financiación no quedará definido hasta dentro de uno o dos años.

Ver Post >
UNA MEZCLA INESTABLE
img
Juan Neira | 19-01-2017 | 20:06| 0

La espectacular actuación de la Unidad Central Operativa (UCO), tomando el control de la Casa Sindical, con un minucioso registro de la sede ovetense de la UGT (siete horas), requisando ordenadores y material informático mientras eran detenidos el ex secretario general y varios miembros de su cúpula directiva, así como algunos empleados, y trasladados a los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo, ha tenido un desenlace poco acorde con la parafernalia desplegada, al quedar en libertad todos los detenidos tras negarse a declarar ante la juez. A partir ahora estarán en el proceso en calidad de ‘investigados’, un término que vino a sustituir al más preciso de ‘imputados’, pero que se valoró como excesivamente contundente cuando los procesos penales se empezaron a llenar de VIP.

Doy por bueno que las medidas tomadas por la juez se adecúan estrictamente a la legalidad. Es más, puede que sean convenientes y acertadas. Digo lo mismo del papel jugado por la Fiscalía y del trabajo realizado por la UCO. Todos ellos son profesionales intachables. Ahora bien, uno encuentra un desfase entre las expectativas de la víspera y la realidad del día siguiente.

A partir de aquí los interrogantes brotan solos: ¿es preciso detener y arrestar en los calabozos a unos investigados que luego van a quedar en libertad sin medidas cautelares? ¿No hubiera sido más práctico y barato realizar unas simples citaciones judiciales y, tras la negativa a responder al interrogatorio, comunicarles su nueva posición como investigados en la causa? ¿Había peligro de que se fugaran o destruyeran pruebas? Está claro que no, porque en caso afirmativo ahora tienen todo el tiempo del mundo para hacerlo.

De lo acontecido el martes y el miércoles se pueden sacar algunas consecuencias. La UGT, como organización, y la anterior cúpula del sindicato han quedado a los pies de los caballos. Ya saben lo que es la ‘pena del telediario’.

Hay muchos caminos que llevan al deterioro de una institución o de una persona, pero no es fácil rehabilitar su imagen. Hasta ahora el proceso parecía estar en vía muerta, pero después de las actuaciones es evidente que está muy vivo. El vídeo de la UCO en la Casa Sindical demuestra que hay un problema con los cursos de formación en Asturias, copia del descubierto en Andalucía. Conclusión: es urgente separar los cursos de formación de los agentes económicos y sociales porque es una mezcla inestable.

Ver Post >
UNA MAÑANA DE ENERO
img
Juan Neira | 18-01-2017 | 17:04| 0

Ayer, el interés informativo iba a estar en la Conferencia de Presidentes que hoy reflejarían los medios, como el gran tema de portada. Estaba cantado. Cinco años sin cumbre autonómica y el Gobierno de Rajoy presentando las bases del nuevo modelo de financiación autonómica, tras hacer un buen trabajo previo con los líderes regionales.

La atención estaba a primera hora de la mañana en el desayuno del Rey con Rajoy y los presidentes autonómicos, pero justo a esa hora, sin previo aviso, agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil entraban en la Casa Sindical de Oviedo para registrar la sede regional de la UGT, en busca de material informático. No fue una visita discreta, sino una toma en toda regla del edificio, con furgonetas en la acera, un retén controlando la entrada del inmueble y los agentes embalando ordenadores, mientras interrogaban a miembros de la cúpula sindical del anterior equipo de dirección. Toda una demostración de fuerza que terminó con Justo Rodríguez Braga y responsables de su equipo en el calabozo a la espera de declarar ante el juez.

El mismo frío de enero, la misma sorpresa matinal, la misma condición de jubilados, la novedad de conocer en carne propia los métodos expeditivos de la Policía. Todo guardaba una gran similitud con la detención de Riopedre, Otero y compañía, seis años atrás. Entonces era el desvío del dinero que debía ir a material escolar o a inversiones en colegios. En esta ocasión, la cuestión a investigar es el dinero de los cursos de formación que según la Fiscalía está inflado, en una cantidad cercana al medio millón de euros. Al parecer, la UCO ve indicios de desvío directo de fondos a los investigados.

A Justo Rodríguez Braga y a sus compañeros les asiste la presunción de inocencia. De momento no hay acusación. Ojalá sea todo un malentendido, pero la experiencia enseña que por la forma de actuar el juez el asunto va en serio. UGT de Andalucía sabe algo de esto. Los cursos de formación hay que quitarlos de las manos de los agentes económicos y sociales y dárselos a la Administración que tiene muchos más medios y más cualificados para reciclar a los trabajadores. A lo mejor tampoco había concertación social, pero esa es otra historia. Qué país estamos construyendo donde futbolistas de elite, banqueros, empresarios, políticos y sindicalistas son las estrellas de los sumarios. La gente de izquierdas muy ingenua creía que estas cosas solo le pasaban a Rato.

Ver Post >
LAS BASES DEL CONSENSO
img
Juan Neira | 17-01-2017 | 22:57| 0

Se evapora la mayoría absoluta del PP y retorna la Conferencia de Presidentes, un foro creado por el presidente Zapatero que caminó a lo largo de sus dos mandatos apoyado en una mayoría simple. Rajoy sólo convocó a los presidentes autonómicos en el año 2012, el primero de su mandato y, luego, se olvidó de ellos porque no necesitaba ese tipo de convocatorias para gobernar.

Por primera vez la cita viene precedida de un trabajo previo, con bastantes asuntos acordados, listos para la firma. Hay consenso sobre los principios en que se debe basar el nuevo modelo de financiación autonómica (equidad, corresponsabilidad fiscal, solidaridad, suficiencia). Con ese guion se pueden construir sistemas muy distintos, porque los conceptos se pueden interpretar de forma diferente, pero es un buen punto de partida. También hay acuerdo sobre la reposición de los funcionarios que se jubilan. Este fue el principal instrumento que utilizó Rajoy para reducir el gasto, al decretar que sólo se pudiera sustituir al 10% de los funcionarios que se jubilaban. La famosa lucha contra los recortes, de sindicatos y partidos de oposición, tenía como gran referencia las plazas que se perdían con las jubilaciones. El acuerdo ahora alcanzado permite que en determinadas condiciones no sólo se repongan todos los puestos de trabajo que queden vacantes por jubilación, sino que se pueda incrementar el número de funcionarios. Una decisión que puede ayudar a reducir el desempleo, pero que es muy arriesgada para el equilibrio de las finanzas públicas ¿Van a incrementar los ingresos en la misma medida que el gasto? ¿Qué va a decir la Comisión Europea cuando vea que en vez de tomar medidas para reducir el déficit abrimos la espita para agrandarlo? También parece que se va a acordar alguna propuesta para hacer frente al envejecimiento, una problemática que tiene dos caras: el problema demográfico, con la pérdida de población, y la propia dificultad que tienen los gobiernos autonómicos para pagar la factura sanitaria de una población envejecida que demanda más servicios sociales.

Todos son asuntos reales que tienen mucho que ver con la gestión de los ejecutivos autonómicos. El Gobierno puede ayudar a resolverlos, pero cometería un grave error si hace concesiones irresponsables para logar el objetivo político del consenso. Nadie está libre de caer en la tentación del populismo, que es una de las formas más dañinas de demagogia.

Ver Post >
EL TERCER HOMBRE
img
Juan Neira | 16-01-2017 | 16:35| 0

Patxi López ha abierto la carrera hacia las elecciones primarias, presentando su candidatura a la Secretaría General del PSOE. Para homologarla debe presentar 9.000 avales, algo que tiene al alcance de la mano al ser un dirigente muy conocido debido a los años que fue presidente del Gobierno vasco. Con el paso dado por López se rebaja la tensión en el partido, al superar la polarización que existía entre los barones autonómicos y los ‘sanchistas’. Patxi López tuvo buen cuidado en aclarar que no cree en las terceras vías «que son una excusa para hacer política de derechas», pero si al final, Susana Díaz y Pedro Sánchez se presentan como candidatos a las primarias, la alternativa del político vasco será vista como una tercera vía entre los dos pesos pesados de la organización.
El dirigente vasco aseguró que su proyecto es socialdemócrata, repitiendo que era un militante de izquierdas. A la hora de precisar dijo que en su opinión la abstención parlamentaria ante la investidura de Rajoy había sido un error, pero que la había asumido como decisión tomada democráticamente. Puso mucho énfasis en defender el derecho del socialismo catalán (PSC) a participar en el congreso del PSOE, vinculando esa decisión a la búsqueda de una solución para el encaje de Cataluña en el Estado.

Conozco a Patxi López desde hace muchos años, he tenido ocasión de hacerle una larga entrevista en Canal 10, en los tiempos en que el Gobierno de Zapatero negociaba con ETA y creo que es fácil establecer sus pros y contras. A su favor tiene que no es un dirigente de nueva ola, capaz de hacer tabla rasa de la transición, dispuesto a arrinconar los valores de la Constitución. Patxi López es previsible, no es un hombre del quepa esperar frivolidades si llega a ser un día presidente del Gobierno. Con todas las reservas que hay que establecer cuando estamos hablando de un político profesional, me atrevo a decir que es un tipo fiable. En su contra hay que hacer constar que no es un líder carismático capaz de atraer a mayorías sociales detrás de sus discursos. Las escasas semanas que presidió el Congreso de los Diputados tuvo un perfil muy bajo, utilizando un estilo coloquial que sólo sirvió para que los portavoces parlamentarios se enredaran en interminables turnos de réplica por alusiones. Su candidatura rompe el esquema del duelo entre dos y es exponente del pluralismo socialista. No creo que le haya hecho mucha gracia a Pedro Sánchez.

Ver Post >
LA TEORÍA DE FERNÁNDEZ Y LA CARTA DE LÓPEZ
img
Juan Neira | 15-01-2017 | 22:57| 0

De todos los procesos congresuales que se van a realizar este año, el más importante es el que afecta al PSOE. Por dos razones: es el partido donde está la militancia más dividida, y en el que las cuitas internas tienen una mayor incidencia en las instituciones.

En el PP y Ciudadanos, el peso de sus líderes asegura la unidad. En Podemos, hay una pugna entre los dos principales dirigentes, pero las probabilidades de entente, la posibilidad de llegar a un acuerdo, aunque sea un simple apaño, es mucho más elevada que el pacto entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, por nombrar las dos principales figuras de los sectores en discordia.

Si ponemos el foco de atención en la gobernabilidad del país, lo que pueda suceder en el PSOE tiene una transcendencia muy superior a lo que se ventile en los congresos de los otros partidos. Si el próximo secretario general sale de las filas del oficialismo, el PSOE se moverá en las coordenadas de una oposición convencional, permitiendo gobernar a Rajoy, pero firme en exigencias sociales; cerrará filas con el Gobierno del PP en defensa de los valores constitucionales y rechazará cualquier aventura independentista.

Si los ‘sanchistas’ ganan la batalla del congreso habrá una moción de censura a Rajoy, fruto de una alianza con Podemos y los nacionalistas, preludio de un gobierno de coalición con radicales e independentistas. Una vía ignota en cuarenta años de democracia.

Guste o disguste, el futuro político de España y, por supuesto, la suerte de esta legislatura dependerá de cómo resuelvan los socialistas el nudo de su congreso. Para ser más exactos, todo lo anterior está en función de quién será el ganador de las elecciones primarias que tendrán lugar el próximo mes de mayo.

En el Comité Federal se fijó la fecha del congreso –16 y 17 de junio– reduciendo a la nada la queja del sector crítico sobre el aplazamiento del cónclave. Hay cosas contra las que se puede gritar, pero no se puede votar no: sólo hubo cinco votos en contra de la fecha propuesta por la comisión gestora. El fantasma del aplazamiento ‘sine die’ quedó diluido.

Digamos de pasada que resultaba cómico ver cómo se quejaban los ‘sanchistas’, estos meses pasados, de la dilatación de la fecha del congreso, dando como argumento que Rajoy podía disolver Las Cortes en junio sorprendiendo a los socialistas en precario. Lo decían los mismos que aplaudieron el calendario exprés planteado por Pedro Sánchez, en el mes de septiembre, que implicaba la celebración del congreso en paralelo a la campaña electoral a la que se verían abocados los españoles si triunfaba la estrategia del ‘no es no’.

EL DISCURSO

De la reunión del Comité Federal lo más notable fue el discurso de Javier Fernández. Desde que fue elegido presidente de la comisión gestora no había tenido ocasión de hablar al plenario de la dirección del partido en unas condiciones mínimas de receptividad por parte de la audiencia.

Fue un discurso largamente meditado y escrito con la pretensión legítima de quedar inscrito entre las grandes piezas discursivas de los líderes socialistas españoles. El drama que vive el PSOE, la situación de encrucijada de España, creaban las condiciones adecuadas para una reflexión de altura.

Partió de la premisa de la lealtad y de la realidad del PSOE, como partido de oposición. La lealtad al país está por encima de la que se tenga al partido y a la gente. El PSOE debía abstenerse tras las elecciones del 26-J; el problema para los dirigentes es que no se podía hablar sin tapujos a la militancia y, a la vez, tratar de ganar el congreso. Sin mencionar a nadie, quedó claro cómo se gestó el ‘no es no’ y cuál fue la prioridad de Pedro Sánchez: luchar por ganar el congreso poniendo en segundo lugar los intereses de España.

Sobre la cuestión que dividió al partido –la abstención ante la investidura de Rajoy– señaló que fue una decisión difícil, pero tomada democráticamente (la votación del Comité Federal) ante el callejón sin salida de las terceras elecciones generales. Para replicar al simplismo del ‘sanchismo’ dijo que «el PSOE es mucho más que una maquinaria dedicada en exclusiva a arrojar a cualquier precio a la derecha del poder».

SOCIALDEMOCRACIA

Su prédica no tuvo como referencia permanente a Pedro Sánchez. Quiso hacer una adaptación del discurso socialdemócrata a las circunstancias del presente, centrado en la lucha contra la desigualdad. A nadie se le escapa que la actual crisis del PSOE, provocada por el aventurerismo y personalismo de Pedro Sánchez, se inscribe en un contexto más amplio que viene marcado por el declive electoral de la socialdemocracia en toda Europa, desde los primeros años del siglo XXI.

De la desigualdad pasó a la diferencia, que es un concepto que guarda una cierta semejanza, pero referido a las coordenadas culturales. Criticó Javier Fernández el intento por construir la convivencia sobre el sentimiento de identidad territorial, cuando el elemento vertebrador (y universal) es el de ciudadanía.

Hubo más palabras. Susana Díaz realizó una intervención que sirve de preludio a su gira por la España autonómica, antes de presentarse como candidata a las primarias.

Y Patxi López, siguiendo las pautas con que juegan los vascos al mus, lanzó un órdago sin levantar las cartas: presenta su candidatura a la Secretaría General.

Ver Post >
ESTRATEGIA PARA EL CHOQUE
img
Juan Neira | 14-01-2017 | 17:35| 0

La reunión del Comité Federal estuvo precedida por la cita de los ‘sanchistas’ asturianos en Gijón. El sector crítico se mueve en función del programa de los oficialistas. El calendario propuesto por la comisión gestora les ha quitado argumentos; nadie puede decir que la dirección del partido retrasa el congreso por fijarlo un mes más tarde de lo que le gustaría a Pedro Sánchez. Pese a los deseos de los oficialistas no habrá tiempo para realizar una auténtica integración. Los socialistas están abocados a un congreso de confrontación que dejará dividido al partido si hay equilibrio de fuerzas. Si un bando gana por goleada, la integración se hará por la disolución o descomposición del bando perdedor. La batalla del congreso federal tendrá una segunda parte en los congresos regionales.

Si alguna organización tiene asegurado que la batalla se prolongará en clave regional, es la asturiana. El oficialismo, liderado por Javier Fernández, está obligado a mantener la hegemonía en la región, sea cual sea el resultado del cónclave estatal. Los ‘sanchistas’ han roto los puentes con el sector mayoritario, pese a que los principales dirigentes estaban muy vinculados al secretario general de la FSA; encabezan un grupo amplio y no tienen otra salida que presentar una alternativa al núcleo que tiene el poder en la FSA. El resultado de ese enfrentamiento puede afectar a la estabilidad del Principado si ganan los críticos.

La cita gijonesa es interpretada por los oficialistas como un acto pensado para el congreso de la FSA. Se equivocan. La convocatoria se realizó en vísperas del comité federal para influir en él, aunque no es eso lo más relevante. Para entender la estrategia a llevar a cabo hay que ver la disputa como un todo, de tal manera que el resultado federal condicionará totalmente los congresos regionales. Si los ‘sanchistas’ quieren cambiar la FSA «de arriba abajo», como han dicho, deben sacar el mejor resultado posible en el congreso de junio. Pensar en clave exclusivamente regional sería un error de bulto. La pelea asturiana será especialmente intensa por dos razones: el papel de Javier Fernández como presidente de la comisión gestora y el hecho de que los líderes de ambos bandos formaban una piña hasta que apareció Pedro Sánchez en escena. Como ésta no es una historia de ángeles puros, imagino que el aparato del partido, en Madrid y en Oviedo, jugará algunas bazas que hasta ahora guarda con celo.

Ver Post >
LA GUERRA DE LOS DOS CONGRESOS
img
Juan Neira | 14-01-2017 | 17:33| 0

Los seguidores de Pedro Sánchez se han dado cita en la casa del pueblo de Gijón para reivindicar la convocatoria de elecciones primarias y congreso. La plataforma, Primarias y Congreso Ya!, señala el mes de abril como fecha límite para sustanciar el proceso electoral interno. La demanda ha perdido fuerza al proponer la comisión gestora que las primarias sean en mayo. No creo que por un mes de diferencia merezca la pena armar tanto alboroto. ¿Se van a desanimar muchos ‘sanchistas’ porque las urnas se retrasen cuatro semanas? ¿Va a tener más votos Pedro Sánchez en abril que en mayo?

Los actos de los ‘sanchistas’ estaban destinados a presionar a la comisión gestora, pero la campaña quedó convertida en un sinsentido cuando Javier Fernández dio a conocer el calendario que baraja en vísperas de la reunión del Comité Federal. El sector crítico, articulado en torno al exsecretario general, temía que las primarias se retrasaran hasta después del verano, dando tiempo a los socialistas a realizar una labor consistente en el Parlamento. Pese a lo que crean las lumbreras de Podemos, la principal tarea política en una democracia se realiza en las instituciones. Si el PSOE contara con tiempo para hacer un trabajo que pudiera apreciar la opinión pública, el recuerdo de Pedro Sánchez se iría diluyendo y el electorado volvería a conectar con el partido que lleva décadas representándole. La imagen negativa del cisma en el Comité Federal pasaría a un segundo plano.

Nada más dejar el escaño, Pedro Sánchez pidió que se celebraran, inmediatamente, las primarias y el congreso. A continuación anunció que daría la segunda vuelta a España en coche (la primera le sirvió para ganar las primarias a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias). Hasta ahora, sólo realizó dos visitas (una de ellas a El Entrego) y todavía no ha enseñado sus cartas. Por las actuaciones desarrolladas se deduce que Asturias es uno de los principales bastiones de los ‘sanchistas’. En las primarias de mayo no va a tener una gran influencia el voto de los asturianos, porque también para esto somos un territorio pequeño. La cosa cambia cuando toque celebrar el congreso de la FSA, a la vuelta del verano. El enfrentamiento entre el ‘sanchismo’ asturiano y el presidente de la comisión gestora va a ser cara de perro, como lo fue el congreso de la FSA del año 2000, cuando Javier Fernández se impuso a los renovadores. Nos espera un año en clave interna.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA

Otros Blogs de Autor