img
POR ASTURIAS, CUALQUIER COSA
img
Juan Neira | 23-12-2016 | 20:42| 0

Tras múltiples escarceos, maniobras, fintas, cálculos aritméticos y poses de salón, Mercedes Fernández sale al rescate del presupuesto socialista, al igual que hizo en 2015. Una vez que se vino abajo la estrategia abstencionista (el plan socialista pasaba por la abstención del PP, IU y Ciudadanos), con el revés sufrido por Gaspar Llamazares en la reunión de la dirección regional de IU, el grupo parlamentario socialista y el Gobierno reactivaron los contactos para encontrar un plan de recambio. Al modificarse las circunstancias, se alteró el sentido del voto. Mercedes Fernández se olvidó de la abstención y dio el apoyo explícito al Ejecutivo de Javier Fernández, “porque lo necesita Asturias”. Nada de politiquería, ni de ventajismo tratando de sacar provecho de una coyuntura delicada para el PSOE. La lideresa popular dice que lo hace por los intereses generales de la comunidad autónoma. Para que no haya malos entendidos aclara que tuvo informada a la dirección nacional del PP. Claro que sí.

Nicanor García y sus compañeros pasaron de la abstención al sí, para acabar a medio camino entre el rechazo y la abstención. ¿Cómo se entiende esto? La verdad es que es complicado. Inicialmente presentaron su disponibilidad al acuerdo, pero el Gobierno estaba todavía en la fase de proclamar la unidad de la izquierda, y no les hizo caso. Fracasada la alianza de las izquierdas, Ciudadanos encajó como pieza útil en la estrategia abstencionista pilotada por el presidente del Gobierno. Y los diputados de Ciudadanos se sintieron cómodos en la abstención. Ante el cambio de IU, los socialistas les pidieron un esfuerzo para que dieran el sí al proyecto, y en ese momento midieron mal sus fuerzas y plantearon una serie de demandas, sin saber que ya estaba pedaleando el tándem de la mayoría absoluta, PSOE-PP. Sin darse cuenta pasaron a ser, nuevamente, un pequeño grupo prescindible, que se abstendrá ante algunas enmiendas a la totalidad de los presupuestos y rechazará otras. Año y medio en el Parlamento y todavía no acabaron el periodo de formación.

No se puede entender el desenlace del debate de los presupuestos sin tener en cuenta la deuda política que tiene Mariano Rajoy con Javier Fernández. Desde estas líneas hemos dicho muchas veces que sería un contrasentido que Cherines tumbara el presupuesto del presidente de la comisión gestora. Aunque haya mucho descreído, la política tiene una lógica. Quedó claro.

Ver Post >
LOS ALIADOS DEL CENTRO-DERECHA
img
Juan Neira | 22-12-2016 | 17:27| 0

Las cartas de la negociación presupuestaria ya están boca arriba: el PP acepta el proyecto presupuestario del Gobierno socialista, evitando presentar una enmienda a la totalidad. Ciudadanos es el otro grupo que no rechaza las cuentas. Foro e IU piden la devolución del proyecto, mientras que Podemos riza el rizo planteando una enmienda parcial sobre los ingresos que se transformará en una enmienda a la totalidad en cuanto los servicios jurídicos de la Cámara valoren la propuesta del partido morado. Como la gente de Podemos es joven e ilusionada, todavía me atrevo a hacerles una sugerencia: en política no plantees iniciativas que resulten ininteligibles para el ciudadano medio. La originalidad no cotiza en política.

Una vez que IU cambió de bando, la estrategia abstencionista, cuidadosamente preparada por los socialistas, se vino abajo. La propuesta devino en inservible, pero el objetivo sigue inalterable. Más de una vez y de dos, hemos apuntado estos días que los grupos colaboracionistas tenían decidida su voluntad de sacar adelante el presupuesto, dejando el sentido del voto en manos del PSOE para que lo administrara de la forma más conveniente. Para Ciudadanos el pacto significa abandonar el aislamiento en que está desde que empezó la legislatura. A partir de ahora van a poder decir que gracias a Ciudadanos, Asturias cuenta con esto o lo otro. Tras año y medio de mandato, Nicanor García y sus compañeros se van a dotar de un discurso, que tiene la virtualidad de coincidir con el que despliega Albert Rivera en el Congreso de los Diputados. Para un partido que hace del pacto su razón de ser resultaba muy frustrante que el Principado no les diera estatus de interlocutor.

El PP abordó la recta final de las negociaciones con las ideas muy claras: valen todos los escenarios, menos el rechazo de los presupuestos de Javier Fernández. Mercedes Fernández lleva mucho tiempo en política (es, probablemente, la diputada autonómica con más experiencia), como para ignorar que la dirección nacional de su partido no contempla infligir una derrota al presidente de la comisión gestora. Le deben muchas cosas y todas de gran importancia: la investidura de Rajoy, la fijación del techo de gasto, la hoja de ruta fiscal enviada a Bruselas, el diseño de la reforma constitucional y el alejamiento de Pedro Sánchez de la primera línea política. Mercedes Fernández debe poner sus escaños al servicio del Gobierno.

Ver Post >
DERROTA DE LA ABSTENCIÓN
img
Juan Neira | 22-12-2016 | 17:25| 0

Sorpresa de última hora: la coordinadora de IU, máximo órgano de la formación política, tumbó la propuesta de Gaspar Llamazares de abstenerse ante el proyecto presupuestario. Choque entre la dirección del partido y el grupo parlamentario, que erosiona la credibilidad del último. En política cabe razonar en sentidos diferentes y, a veces, opuestos; tanto los partidarios de rechazar las cuentas de Javier Fernández, como los que propugnaban la abstención, pueden tirar de argumentario. Sin entrar en el fondo de la estrategia política, lo que llama la atención fue la táctica seguida por el grupo parlamentario en la negociación. Tras producirse el cisma en el Comité Federal del PSOE, y tomar las riendas del partido la comisión gestora, presidida por Javier Fernández, Gaspar Llamazares dio por finiquitado el pacto de investidura y escenificó el distanciamiento con el presidente del Principado. Luego, sin solución de continuidad, el grupo parlamentario siguió con la negociación sobre la reforma fiscal, que finalmente desembocó en el acuerdo para cooperar en la aprobación de los presupuestos, bajo la original forma de la abstención.

Hace un par de meses, IU exigía nuevos impuestos medioambientales, pero al final se conformó con que se redujera el llamado ‘error de salto’, en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. ¿Los dirigentes y militantes de IU sólo discrepan con el proyecto de Javier Fernández en la cuestión, más técnica que política, de evitar el error de salto? Es evidente que no. En política, poner públicamente determinadas condiciones para firmar un pacto, y llegar al acuerdo dejando la mayoría de las exigencias orilladas, implica exponerse a la crítica, tanto en las instituciones, como en el propio partido. Eso es lo que ocurrió.

La estrategia socialista de sacar adelante las cuentas por el método de propiciar la triple abstención de PP, IU y Ciudadanos se viene abajo. IU se pasa al bando del no. La suma de los diputados de Podemos, IU y Foro supera los escaños del PSOE. Ya no se pueden aprobar las cuentas con la abstención de los aliados. Hace falta que se definan explícitamente a favor del proyecto socialista y voten sí a los presupuestos. Sólo está en manos del PP dar ese apoyo. El plan de Javier Fernández de evitar la reedición del pacto bipartidista se viene abajo. Sólo caben dos opciones: acuerdo con el PP o prórroga. Cherines está mentalizada para hacer el papel de comodín.

Ver Post >
LA IMAGEN DE LOS ALIADOS
img
Juan Neira | 20-12-2016 | 22:01| 0

Penúltima ronda de negociaciones. La consejera de Hacienda se entrevistó con la presidenta del PP y con los dirigentes de IU y Ciudadanos. Puestos a señalar diferencias diremos que la reunión con el PP fue “tête à tête”, Dolores Carcedo-Mercedes Fernández, mientras que los encuentros con IU y Ciudadanos fueron grupales. Sólo el formato PSOE-PP es apto para confidencias.

Los diputados de Ciudadanos están felices al haber encontrado un cauce para negociar una materia de indudable importancia (los presupuestos), así que su abstención está asegurada. Por la vía de las enmiendas parciales escenificarán que arrancan concesiones al Principado. Para los despistados, diremos que la abstención sustituye en esta ocasión al voto afirmativo, dado que Javier Fernández no está en condiciones de pedir el sí para el proyecto de presupuestos a los grupos de centroderecha, para evitar la crítica de los seguidores de Pedro Sánchez. Peajes que hay que pagar por desempeñar dos cargos a la vez (presidente de Gobierno y presidente de la comisión gestora). Los diputados de IU tampoco pueden dar el sí al proyecto, ya que concitarían el rechazo del centroderecha, y el Gobierno no superaría la votación del pleno de la Cámara.

El PP tiene concentrada toda la atención sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Exigen que se elimine de la dieta asturiana. Como el proyecto de cuentas ya está registrado no se pueden alterar los ingresos, porque estaríamos hablando de otro presupuesto. Sin embargo, Cherines, con larga experiencia parlamentaria, lo niega. Eliminarlo o mantenerlo es cuestión de voluntad política. IU no quiere que Hacienda pierda ingresos y se niega a retocar más el citado tributo (ya se elevó el mínimo exento de 150.000 euros a 200.000). El punto crítico de la negociación, que hoy finaliza, está en contentar a los dos grupos a la vez. Aquí y ahora lo que está en juego no es la suerte de los presupuestos, sino salvar la imagen de PP e IU ante sus propias clientelas. A IU le basta con la situación actual, pero Cherines necesita algo más, y el problema está en que ese algo más por la derecha desviste a la izquierda. La solución pasa por anexar a las cuentas una cláusula de obligado cumplimiento para 2018, para que el PP pueda decir que “gracias a nosotros…”. Palabras vacías para envolver la abstención. Se me olvidaba, este fin de semana, Rajoy y Javier Fernández pactaron los límites de la reforma constitucional.

Ver Post >
EL LABORATORIO ASTURIANO
img
Juan Neira | 19-12-2016 | 16:55| 0

El miércoles se termina el plazo para presentar enmiendas a la totalidad del proyecto de presupuestos del Principado. El tiempo se acaba. Durante el fin de semana se produjo una pausa en los contactos, porque la clase política asturiana tiene interiorizado que el sábado y el domingo son para descansar. No conviene incurrir en excesos. La semana se inicia con variadas reuniones del Gobierno socialista con sus potenciales aliados –PP, IU y Ciudadanos– y el martes se reúnen las direcciones regionales de PP e IU para fijar la postura definitiva de sus organizaciones ante el debate parlamentario.

El plan del Ejecutivo es singular porque el apoyo que solicita es la abstención, no le vale el voto afirmativo de los grupos opositores. Quiere que los tres grupos con los que negocia se abstengan. Cuando trabajaba a favor de un acuerdo de izquierdas (PSOE, Podemos e IU) pedía el ‘sí’ sin reparos, pero ahora que la tripleta de aliados recorre el espectro ideológico (PP de derechas, Ciudadanos de centro e IU de izquierdas) solo le vale la abstención. Si IU vota a favor del presupuesto, el PP se vería obligado a rechazarlo. Y viceversa. El Gobierno socialista se encuentra ante un problema que se asemeja al del barquero cuando tiene que cruzar el río con la oveja, la lechuga y el lobo: hay que evitar las incompatibilidades. Si se les deja a solas, el lobo se come la oveja y la oveja a la berza. En el caso del barquero, la forma de lograr la armonía consiste en evitar que queden solos el lobo y la oveja, o la oveja y la lechuga. La solución para Javier Fernández consiste en que ninguno de los tres grupos se identifique con el proyecto de presupuestos, para que la derecha no piense que el presupuesto es de IU y la izquierda no crea que es un traje a la medida de la derecha (PP).

Los socialistas tienen una salida mucho más sencilla: negociar un pacto con el PP que les daría la mayoría absoluta, pero entonces Pedro Sánchez y sus seguidores dirían que el acuerdo del presidente de la comisión gestora con la derecha muestra a las claras la convergencia con el PP de la dirección provisional del partido. En las actuales circunstancias, Javier Fernández prefiere quedarse sin presupuestos que desempolvar en Asturias la entente bipartidista. Es una cuestión de conveniencia. A IU le basta con que el PP no vote a favor de los presupuestos. El PP no acepta un proyecto bendecido por IU. La abstención es la solución, pero toca disimular.

Ver Post >
DOS ASUNTOS IMPACTANTES
img
Juan Neira | 18-12-2016 | 18:41| 1

A los pocos días de recibir en Asturias la ducha fría del informe Pisa, con unos datos que ponen patas arriba el discurso de la educación del Principado, presenciamos en el Congreso de los Diputados la derogación parcial de la reforma laboral, quedando el Gobierno de Rajoy aislado en la defensa de la norma. Dos asuntos de impacto.

Continúa la operación piqueta, iniciada con la Lomce: es la primera vez en la democracia que el Parlamento comienza el mandato borrando el grueso de lo aprobado en la anterior legislatura. Rafael Simancas, portavoz socialista, dijo que la reforma laboral había creado 380.000 parados; Yolanda Díaz, representante de las ‘confluencias’ de Podemos, fue más contundente: «el PP acabó con todos los derechos».

Es sabido que el pasado año se crearon 525.000 empleos y en los tres primeros trimestres del actual, otros 478.000. Hay consenso entre los organismos internacionales en que el elemento decisivo en la bajada del desempleo fue la reforma laboral. Aviso para navegantes: la precariedad de los contratos, un mal que se achaca a la reforma laboral, ya existía desde los años ochenta del siglo pasado. Es más, la tasa de temporalidad, en la actualidad, es del 27%, mientras que en el largo periodo que va de 1980 a 2008 estuvo por encima del 30% de forma ininterrumpida. Es muy difícil luchar contra los prejuicios.

Pisa

Vamos con el segundo asunto, que nos toca directamente a los asturianos: el Informe Pisa. Desde el Principado se ha propalado el mensaje de que tenemos unos grandes servicios públicos. Rizando el rizo, llegan a decir que gozamos de un gran estado del bienestar, a diferencia de otros. Cualquier persona, mínimamente documentada, sabe que las prestaciones sociales son muy semejantes en las 17 comunidades autónomas. Veamos lo que pasa con la educación.

El informe Pisa correspondiente a 2015 señala que los alumnos de 15 años han sufrido un retroceso generalizado en conocimientos con respecto a los evaluados en 2012 (el estudio se hace cada tres años): seis puntos en comprensión lectora, ocho en matemáticas y dieciséis en ciencias. Las tres materias evaluadas. Pasamos de ser los segundos en ciencias a los séptimos del pelotón autonómico; en comprensión lectora descendimos del cuarto puesto al décimo, y en matemáticas del sexto al décimo. Solo los vascos tuvieron un retroceso en las tres materias.

La diferencia está en la respuesta. En el País Vasco, al día siguiente de conocer los resultados, el lehendakari manifestó la necesidad de hacer autocrítica, se habló de cesar a la consejera de Educación, y se convocó al consejo escolar de la comunidad autónoma. Preocupación y debate sobre las medidas a tomar.

En nuestra región, tranquilidad y optimismo. Desde la Consejería de Educación se tuvo la humorada de decir que «el informe PISA ratifica que el nuestro es un sistema de calidad, sostenible y de equidad». Genaro Alonso se apunta a la máxima de William Randolph: no dejes que la realidad te estropee un buen titular.

El informe PISA concita la animadversión del lobby de la educación porque revela la falsedad del discurso oficial. Su interés es mayor en España que en otros países, ya que los responsables autonómicos hurtan a las familias los resultados de las pruebas oficiales de diagnóstico que realizan sus hijos.

En Asturias, las evaluaciones de diagnóstico de sexto de Primaria, efectuadas en mayo por la Consejería de Educación, no han dejado huella. Ni los equipos directivos de los centros conocen los resultados. Solo los secretos de la defensa nacional están tan celosamente guardados.

Los mismos ciudadanos que pagan con sus impuestos los sueldos de profesores y el mantenimiento de los centros no tienen derecho a saber qué notas sacan sus hijos en las pruebas oficiales ni cómo salen de bien o mal parados los colegios en los que estudian. Así operan los campeones de la transparencia.

Argumentos

Ante la realidad de los datos de PISA, el lobby de la educación se defiende desplegando dos tipos de argumentos: las notas de niños y jóvenes dependen del nivel socioeconómico de los padres y del gasto del Gobierno en educación.

Pues bien, veamos lo que ocurre en la práctica. En España, la comunidad autónoma que saca mejores resultados es Castilla y León, que tiene 1.300 euros menos de renta per cápita que la media española. En gasto por alumno está en sexto lugar, por detrás de Asturias y del País Vasco. El nivel cultural de los padres tampoco es elevado (pensemos en Soria, Palencia, Zamora, Ávila, etcétera). Con peores mimbres que otras regiones saca una diferencia tan importante que le permite colocarse al mismo nivel que los países punteros. No cito el caso de Madrid, segunda comunidad autónoma en resultados, pese a ser sometida a la plaga de la privatización.

El lobby de la educación tiene una última línea argumentativa: los países triunfadores tienen clases con pocos alumnos. El informe Pisa señala que el verdadero elemento diferenciador está en la formación del profesorado. Tener gente culta, competente y comprometida trabajando en el aula es mucho más importante que rebajar la ratio profesor-alumnos.

En un mes nos habremos olvidado del informe PISA, y en Asturias seguirá el curso escolar empujado por la inercia y protegido por la propaganda: no hay duda, somos los mejores.

Ver Post >
DESTINO COMPARTIDO
img
Juan Neira | 17-12-2016 | 17:51| 0

Ahora llaman postureo a lo que siempre fue simple teatro. Según se acerca el debate de los presupuestos los portavoces parlamentarios van con la máscara puesta. Están jugando una partida de cartas sin baraja, para aparentar lo que no son y ocultar lo que van a hacer. En particular, PP, IU y Ciudadanos, que están llamados a arrimar el hombro, pero plantean exigencias, como si tuvieran margen para discrepar. El primero que carece de alternativas es el Gobierno socialista. En otras circunstancias tendría dos planes, el primero es el que se desprende de su discurso: la alianza de las izquierdas, para lo que no basta el apoyo de IU. Necesita convencer a Podemos y no lo ha logrado. Es muy difícil que dos partidos pacten cuando hay una montaña de recelos entre ellos. En plenas negociaciones se cruzaron ataques de carácter personal, que daban idea del teatro que representaban cuando quedaban para discutir sobre impuestos. No avanzaron ni un milímetro y las culpas están repartidas. Creo que el estado mayor socialista siempre fue muy reticente sobre el resultado de las negociaciones y ahora confirma sus predicciones.

Fracasada la operación unidad de la izquierda, el PSOE podía desarrollar el “plan B”, la opción del acuerdo bipartidista, con el PP, como verificó en 2015. El problema es que ahora el pacto explícito con el PP entra en contradicción con el papel de Javier Fernández en la comisión gestora. A escala nacional, el PSOE interpreta el difícil papel de antagonista del Gobierno de Rajoy. El otro día defendieron una proposición no de ley para tumbar la reforma laboral. Javier Fernández y Antonio Hernando (portavoz en el Congreso de los Diputados) saben perfectamente que la reforma laboral, con aspectos mejorables, fue un acierto rotundo. Necesitan vestirse de oposición dura para quitarle argumentos a Pedro Sánchez y sus seguidores. En ese contexto, el acuerdo bipartidista en Asturias restaría credibilidad a la estrategia de la gestora. Por una vez, el rechazo socialista al PP es sincero. Necesitan su abstención, pero no quieren que se acerque ni un paso más.

Sus socios también carecen de alternativa. IU no tiene otra política que el acuerdo con el PSOE. Después de tantos años de ententes le es muy complicado inventarse otro rol. A Ciudadanos la legislatura se le está haciendo muy larga y necesita llegar a un oasis. El pacto es la solución. En cuanto al PP, la cosa es más sencilla: recibe órdenes.

Ver Post >
SOCIOS GENEROSOS
img
Juan Neira | 16-12-2016 | 19:00| 0

Recta final de la negociación presupuestaria. El día 21 se termina el plazo para presentar enmiendas a la totalidad. Jornada clave. En caso de que no se presenten ese tipo de enmiendas, o que de presentarse queden rechazadas por el pleno de la Cámara, Asturias contará con nuevos presupuestos. Aunque por la vía de las enmiendas parciales quede modificado el proyecto socialista, no cabe duda de que el Ejecutivo se habrá anotado un triunfo que necesitaba para abandonar el rol de precarista en el poder, en el que lleva desde el inicio del mandato.

El presidente trabaja con un modelo sofisticado de alianzas que pasa por lograr la triple abstención de PP, IU y Ciudadanos. Considera a Podemos y Foro, como partidos irrecuperables para el progreso, y se resigna a que formen el frente del rechazo. Ahora precisa ganarse la triple abstención. IU no ofrece problemas, porque su estrategia parlamentaria pasa por tejer una alianza estable con el PSOE. Digamos que IU necesita más al PSOE que el PSOE a IU. Ciudadanos entiende la política como la firma continuada de pactos. Albert Rivera predica con el ejemplo, aunque hasta ahora no haya sacado réditos de los acuerdos. Nicanor García, portavoz en el Parlamento regional, quiere reforzar algunas inversiones en infraestructuras para obtener alguna plusvalía política ante los beneficiados por las actuaciones. Este tipo de maniobras se suelen rematar, tras la aprobación de las cuentas, diciendo que “gracias a nosotros” en Asturias hay esto o lo otro. Rivera aprovechó los coyunturales apoyos de las sesiones de investidura para venderlos como la gran modernización del Estado. Ahora, sin embargo, lo vemos abstenerse ante una propuesta de la oposición de derogar la reforma laboral. Creo que la abstención de Ciudadanos al presupuesto socialista es un hecho cierto, porque en caso contrario se quedaría sin política. Un caso parecido al de IU, pero sin los anclajes que proporciona haber realizado un largo recorrido juntos. Hay dos razones que refuerzan la idea del acuerdo. La estrategia de Nicanor García, y sus compañeros, está en sintonía con la despliega Albert Rivera en Madrid. Y dos: ya transcurrió el primer tercio del mandato y el protagonismo de Ciudadanos es mínimo. Lo más difícil para Javier Fernández, por paradójico que parezca, será lograr que renuncien al voto afirmativo y se conformen con la abstención. Si se pasan de frenada, le chafan el plan al presidente.

Ver Post >
RETIRADO EL BLINDAJE
img
Juan Neira | 15-12-2016 | 20:38| 0

La salud de José Ángel Fernández Villa entró en la agenda política asturiana hace un par de años, unos meses antes de que se supiera que se había acogido a la amnistía fiscal para legalizar 1,2 millones de euros. A partir de ahí sufrió una campaña de desprestigio que lo convirtió en un apestado, siendo expulsado del SOMA y del PSOE. El exsecretario general del SOMA se recluyó en su casa a la espera de acontecimientos. La querella interpuesta por la dirección de su antiguo sindicato, acusándolo de apropiación indebida, está parada en la Audiencia Provincial a la espera de saber si el investigado puede declarar. El dictamen realizado por un neurólogo llegado de Galicia (llamado expresamente por la jueza para garantizar la neutralidad en el diagnóstico) dice que puede someterse a un interrogatorio. El forense reconoce el quebranto en la salud del exlíder minero, pero considera que el afectado sobreactúa. De un test de reconocimiento, con 18 ítem, en quince dio una respuesta acertada, y en los otros tres que investigaban su capacidad para recordar, argumentar y exponer, el déficit arrojado tiene un componente deliberado. Palabra de neurólogo.

La salud de los dirigentes tiene una dimensión política en las dictaduras (la tromboflebitis de Franco), porque todo el sistema descansa en un hombre. En las democracias, las personas son contingentes, y las instituciones sustantivas. Asturias está a medio camino. De las muchas cosas que cabe decir de Villa, una de las más relevantes es que refleja la escasa institucionalización de la vida pública asturiana. Dictaba la alineación de los gobiernos desde el sindicato, convertía las efemérides del SOMA en actos de obligada asistencia para el staff político, y desde la poltrona sindical dio luz verde al plan de infraestructuras más potente de la región, con una autovía de 40 kilómetros y un campus universitario de 180 millones de euros.

Unos temen que Villa recuerde y otros lamentan su síndrome confusional. El impacto de sus declaraciones quedará reducido al perímetro del socialismo. Como sabe discernir entre lo que le conviene y lo que le perjudica –de ahí los fallos en el test–, guardará silencio, como hizo a lo largo de toda su vida. Lo único relevante sería el descubrimiento de sus posibles socios o cómplices, que probablemente sean jóvenes y sanos. Hasta ahora, en Asturias, los pocos casos de corrupción detectados no corresponden a bandas.

Ver Post >
EL GIRO SOCIAL DE RAJOY
img
Juan Neira | 14-12-2016 | 22:57| 0

Álvarez Areces, como portavoz del PSOE en el Senado, interpeló a Mariano Rajoy sobre la renta mínima vital y las prestaciones de los desempleados. El presidente del Gobierno se mostró receptivo a los planteamientos socialistas, lo que supone un paso cualitativo sobre las posiciones que defendió el PP a lo largo del anterior mandato. La experiencia demuestra que la opinión de los gobernantes cambia sustancialmente al sufrir una alteración su base parlamentaria. El mismo Rajoy que no aceptaba sugerencias sociales con 186 diputados se ha convertido en un socialdemócrata de nuevo cuño al perder 49 escaños. El presidente del Gobierno dijo que está dispuesto a estudiar la aprobación de la renta mínima vital, que haría el papel del salario social del Principado. La renta vital, social, o como se quiera llamar, es una propuesta de la que ha hecho bandera Podemos, tanto en ayuntamientos como en comunidades autónomas, al igual que el salario social asturiano fue, en su día, una demanda de IU que Areces asumió al frente del Gobierno de coalición de la izquierda.

En una nación con desempleo elevado es muy difícil oponerse a esa medida. En las sociedades avanzadas no es de recibo que la gente pase hambre, se prostituya o tenga que recurrir a métodos ilegales para obtener sustento. Como cuestión de principios no ofrece dudas. Otra cosa es cómo se gestiona. Las medidas sociales tienen en los países los mismos efectos que las medicinas en el cuerpo humano. Correctamente diagnosticado el mal y bien administrado el fármaco las consecuencias son positivas. Si nos equivocamos en el diagnóstico o en la dosis suministrada, la medicina se convierte en veneno. La renta vital ha de tener un plazo de caducidad que debe coincidir con la reinserción del beneficiado al mercado del trabajo, cosa imposible de lograr si la persona subvencionada se encuentra cómoda en su situación y no se prepara para tener un puesto de trabajo. Es probable que el salario social asturiano triplique, a lo largo del próximo ejercicio, el presupuesto que tenía cuando se inauguró la prestación. Tengo muchas dudas sobre cómo se gestiona. Otra reflexión: la renta vital, a escala nacional, no puede servir para que las comunidades autónomas le pasen la patata caliente al Estado. Compartamos responsabilidades, ya está bien de jugar a ser menores de edad peinando canas. Veamos el lado bueno: Rajoy se mojó en el Senado hablando de un tema candente.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA
joseterente_6643 21-10-2016 | 18:05 en:
COMPLEJO DE CULPA

Otros Blogs de Autor