El Comercio
img
LASTRA DESENMASCARA AL “SANCHISMO”
img
Juan Neira | 24-11-2017 | 23:01| 2

Fernando Lastra ha atacado duramente la aprobación del cupo vasco en el Congreso de los Diputados, con el apoyo de todos los grupos, con la excepción de Ciudadanos y Compromís (grupo regional valenciano, muy crítico con el cupo, ya que el actual sistema de financiación autonómica deja a Valencia con la menor financiación por habitante de toda España). El cupo arrancado por el PNV al Gobierno de Rajoy, a cambio de que el grupo vasco le devuelva el favor aprobando los presupuestos del Estado, contó con el increíble respaldo de toda la izquierda. Una medida claramente discriminatoria, que actualiza el privilegio foral, tuvo el respaldo del PSOE, Podemos e IU. Qué lejos quedan los tiempos en que la izquierda luchaba por los derechos y estaba en contra de los tratos de favor. El PNV convenció a Montoro para dejar el cupo en 1.300 millones anuales, que con las deducciones quedará en menos de mil millones. En el ejercicio anterior aportaban 200 millones más, y los expertos en Derecho Fiscal, incluyendo los filonacionalistas de la Universidad Pompeu Fabra, consideran que el cupo bien calculado supera los 2.500 millones. Hay unanimidad entre los expertos en que el cupo vasco y el amejoramiento navarro impiden cualquier intento de implantar un sistema de financiación autonómico equitativo.

Todo esto lo tradujo Lastra a lenguaje político, al decir que los grupos nacionalistas minoritarios chantajean al Gobierno comportándose como lobbies. No actúan como partidos políticos, sino que actúan como grupos de presión. De manera valiente, el consejero de Infraestructuras fue un paso más allá y señaló que los socialistas aprueban el presupuesto del Gobierno de Rajoy entregando los votos a una fuerza política (PNV) que tiene la llave para aprobarlo. Así es. Pedro Sánchez, con el voto favorable al cupo, ofende a los dirigentes autonómicos socialistas y le hace un favor impagable a Rajoy, que sin el visto bueno al cupo se quedaría sin presupuesto. Sí al PNV y sí a las cuentas del Gobierno del PP Sí es sí.

La trampa del cupo tiene diversos apartados (PIB, IVA) y perjudica claramente al resto de comunidades autónomas. Para evitar el chantaje nacionalista bastaba con que PP y PSOE tuvieran sentido de Estado y acordaran las líneas maestras del presupuesto dejando a los nacionalistas sin capacidad de presión. Pedro Sánchez prefiere hacer retórica de izquierdas y entregar los recursos económicos a los dos derechas, nacional y regional.

Ver Post >
LOS ENEMIGOS DEL CAPITALISMO
img
Juan Neira | 23-11-2017 | 17:10| 0

Podemos celebra su asamblea regional (el congreso) en el mes de diciembre. En las mismas fechas que han elegido para su reunión plenaria tendrán que decidir, también, sobre el proyecto de presupuestos del Principado para 2018. El apoyo o rechazo al proyecto será un dato a tener en cuenta a la hora de elegir candidato a la Secretaría General, un puesto al que opta  Daniel Ripa para ser reelegido. Andrés García, concejal ovetense,  aspira al liderazgo regional acompañado de la concejala gijonesa, Verónica Rodríguez; ambos están al frente de la corriente anticapitalista; el diputado autonómico, Piernavieja, es el tercer candidato a la plaza de secretario general, respaldado por Lucía Montejo, otra dirigente con escaño en la Junta General del Principado.

Las asambleas de Podemos comparten problemas con los congresos de los partidos convencionales: es muy difícil objetivar sobre asuntos concretos las diferencias entre los candidatos. Cuando no se discute por conceptos, los votos se reparten por simpatías. La imagen personal de cada uno es la clave para hacerse con el liderazgo. El reino del subjetivismo. Ripa y Piernavieja forman parte del mismo grupo parlamentario; al competir por hacerse con la Secretaría General cabe conjeturar con que discrepan sobre la estrategia a seguir en la Junta General del Principado, pero se desconoce en qué. Dicen que Piernavieja y Montejo critican el excesivo peso que tiene la lucha contra la corrupción en el discurso de Podemos, pero esa crítica no da para montar una candidatura. ¿Estar cansados de tanta matraca sobre la corrupción da licencia para pensar que son proclives a pactar con Javier Fernández? No lo creo. Es más, si dicen que quieren hacer acuerdos con los socialistas pueden irse despidiendo de la competencia por el liderazgo interno. Andrés García y Verónica Rodríguez, como buenos anticapitalistas, supongo que criticarán la supuesta benevolencia que se gasta  Ripa con el Ejecutivo socialista, aunque no haya hecho otra cosa que oponerse al mismo.

Dejo para el final el método absurdo que utiliza Podemos para elegir a sus dirigentes. Vota todo el que quiere. Usted, yo, ese señor que está ahora comprando el pan. Los órganos de Podemos los elige gente que no es de Podemos. Se producen más interferencias en la votación  que si metieran los rusos la nariz. Cómo no van a quedar siempre en minoría los anticapitalistas si nos llaman a votar a los capitalistas. Lo siento por Andrés y Verónica.

Ver Post >
EL PRECIO DEL PRESUESTO
img
Juan Neira | 22-11-2017 | 22:59| 0

Javier Fernández ha puesto límites claros a la reivindicación de Podemos de implantar una red del primer ciclo de la educación infantil, con carácter público, universal y gratuito. El presidente del Principado no ve viable la propuesta por razones económicas y legales. Considera que convertir los centros de niños de cero a tres años en públicos y gratuitos supone un incremento de 15 o 16 millones de euros. Un coste que crecería fuertemente al extender la red por todo el mapa de la región. Desde una perspectiva legal también aprecia inconvenientes Javier Fernández, al afirmar que no se puede convertir, por las bravas, a los actuales trabajadores en funcionarios, debiendo someterse a un proceso de selección por oposición en competencia con todas las personas que quieran optar a esas plazas y estén en posesión de la oportuna titulación. A cambio, recuerda la oferta realizada en el debate sobre el estado de la región: el Principado aportará más dinero y a las familias les saldrá más barato.

En resumen, Javier Fernández promete más dinero para lo que ya hay, no acepta un cambio cualitativo del modelo que extienda los beneficios de la red a todas las familias asturianas con niños de corta edad, evitando que sean los únicos que tengan que pagar por escolarizar a la prole, algo que no le ocurre a las familias que tienen hijos de cinco, diez, quince o diecisiete años. Es cierto que supondría para el Principado un aumento del presupuesto destinado a la educación, pero más dinero se dedica a pagar la carrera profesional a los funcionarios, un invento tan reciente como demagógico, ya que supone un complemento salarial para todos los empleados, sin asomo de evaluación y sin que suponga una mejora en el servicio público. Si Javier Fernández está dispuesto a gastar 227 millones anuales en un plan demográfico para Asturias, bien debería emplear una parte de ese dinero en extender los beneficios de la educación gratuita y de calidad para las familias con niños pequeños. La apuesta por la natalidad conlleva trasladar costes sociales de las parejas jóvenes al Principado. No basta con reeditar los planes de empleo de toda la vida.

Emilio León ha señalado que para Podemos la creación de la red de educación gratuita para niños de cero a tres años es fundamental. En manos de Javier Fernández está valorar qué precio está dispuesto a pagar para contar con presupuestos para 2018. Ya tiene demasiada experiencia como para pensar que las cuentas le salgan gratis.

Ver Post >
OBJETIVO IRRENUNCIABLE
img
Juan Neira | 21-11-2017 | 16:59| 0

Las negociaciones sobre el proyecto de presupuestos de 2018 entran en su fase decisoria. Hasta ahora se limitaron a enviar señales de humo. La atención está puesta en el posible acuerdo entre PSOE y Podemos. La solución más factible para sacar las cuentas adelante es la entente entre socialistas y populares (entre estos dos grupos siempre hay un teléfono rojo disponible para hacer frente a emergencias y eventualidades), pero en esta ocasión está descartada por los problemas que suscitaría entre la FSA de Adrián Barbón y el Gobierno de Javier Fernández. Estamos en tiempos de bicefalia y el socialismo asturiano tiene una larguísima experiencia en esa materia. Tanto es así que Javier Fernández es el primer presidente regional que fue, a la vez, secretario general de la FSA. Todo lo que nos digan sobre la supuesta incompatibilidad entre las propuestas fiscales de Mercedes Fernández y el Principado es pura filfa, el único inconveniente serio es la hegemonía del ‘sanchismo’ en el PSOE regional.

El debate sobre el estado de la región no sirvió para abrir puertas al acuerdo. El Gobierno ve con buenos ojos algunos de los enfoques de Podemos, el problema viene por las cantidades dinero que le acompañan. La educación pública y universal para los niños de cero a tres años está asumida por el Ejecutivo, pero no acepta que sea gratuita.

Aumentar las dotaciones de personal para la sanidad es razonable, pero no está de acuerdo con contratar a mil profesionales. Si las cifras de las partidas presupuestarias dejan de ser rígidas y se convierten en flexibles, a gusto del Gobierno, todos los proyectos presupuestarios resultan amables. Los grupos que hacen una oposición meramente formal transigen siempre con las cantidades de dinero. Se conforman con acuerdos protocolarios en los que se difieren para futuros ejercicios las exigencias de inversión y gasto. En la jerga se habla de compromiso político, pero tal expresión resulta inexistente si no viene acompañada con recursos para el presente. Los presupuestos de 2018 no serán una excepción.

La red pública del primer ciclo de la educación infantil debe ser gratuita. Como son el resto de etapas de la enseñanza pública hasta la llegada a la universidad. No tiene sentido que las familias tengan que pagar por la educación de un hijo de dos años y cuando crezca sea todo gratis, aunque el servicio le resulte más costoso al Principado. Se puede pactar el ritmo de implantación, pero nunca el objetivo final.

Ver Post >
LA DEFENSA DEL ESTADO
img
Juan Neira | 20-11-2017 | 23:00| 0

La muerte de José Manuel Maza obliga al Gobierno de España a elegir con mucho tino a su sucesor. No es una decisión rutinaria ya que el fiscal general del Estado fue una figura singular en la ofensiva del Gobierno contra el independentismo catalán. Hay que recordar que tras el referéndum del 1-0, el Gobierno de la Generalitat había logrado un éxito de imagen al asociar su causa con el pacifismo, mientras que el Estado democrático aparecía identificado con la violencia por las escenas vividas en los colegios electorales, cuando la Policía y la Guardia Civil tuvieron que improvisar una respuesta ante la indiferencia de los Mossos d’Esquadra que habían hecho caso omiso de las órdenes judiciales. El discurso del Rey fue el primer paso para recuperar el terreno perdido en la aciaga jornada del referéndum cuando el ministro del Interior y su equipo decidieron dar un voto de confianza a la Policía Autonómica dirigida por José Luis Trapero; tras las palabras del Monarca pidiendo a los poderes del Estado restablecer la legalidad democrática en Cataluña, vino la fuga de Cataluña de bancos y empresas; ahora bien, el estado mayor del independentismo (presidente y consejeros del ‘Govern’, diputados, líderes de los movimientos sociales nacionalistas) solo empezó a retroceder al ver que los máximos dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana y Ómnium Cultural (Jordi Sánchez y Jordi Cuixart) fueron encarcelados. La petición de exigentes medidas cautelares para los dos detenidos fue una decisión de José Manuel Maza. Había una gran expectación ante la suerte judicial que iban a correr los dirigentes sociales, pero al fiscal general del Estado no le tembló el pulso y pidió prisión sin fianza. Allí siguen.

Los nacionalistas de todo pelaje y un sector importante de la oposición en las Cortes Generales enarbolaron un discurso que dejaba al Estado sin poder de coerción ante el movimiento independentista que había demostrado su voluntad de saltarse la legalidad cuantas veces fuera necesario para llevar adelante su plan. Primero fue la impugnación de la Policía y después vino el intento de quitar legitimidad a jueces y fiscales porque estábamos en presencia de un problema político. Claro que es político, pero cuando se viola la legalidad, los fiscales deben actuar.

Cualquier observador que conserve un mínimo de objetividad sabe que sin la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la actuación de José Manuel Maza la situación sería distinta.

 

Ver Post >
EL PARLAMENTO, COMO LA CALLE
img
Juan Neira | 19-11-2017 | 20:33| 0

El debate sobre el estado de la región sirvió para constatar la inexorable degradación de las instituciones autonómicas asturianas. El asunto viene de muy atrás cuando al Ejecutivo de Pedro de Silva se le denominaba como el “gobiernín”. Ya entonces las instituciones regionales tenían un déficit de credibilidad y de respeto.

Así como los deportistas y la prensa deportiva han sacado las expresiones malsonantes del ámbito de lo privado para convertirlas en titulares de telediario, en el Parlamento asturiano se ha alcanzado un consenso para empezar a decir tacos. No se puede explicar por qué Asturias va a la cola de crecimiento económico regional pero se puede decir “coño” cada vez que un diputado está en el uso de la palabra.

Mercedes Fernández utilizó el argumento del coño cuando hablaba de la cooperación entre el sector público sanitario y el privado. Javier Fernández también se vio obligado a recurrir al coño ante la peregrina propuesta de Podemos de hacer del pobre carbón asturiano la materia prima de la producción del grafeno.

Fue la intervención de Gaspar Llamazares la que más impulsó al presidente a echar mano del lenguaje alternativo. Fernández recordó que el proyecto de área central asturiana quedó pinchado, “coño”, por el grupo municipal de IU de Gijón. El presidente se extrañó, “coño”, de que Llamazares reivindicara el pacto de investidura que previamente había dado por roto.

Gaspar Llamazares, que es de largo el político asturiano con mayor experiencia parlamentaria, también se despojó de los usos convencionales para tutear al presidente del Principado. “Ni una vez nombraste el acuerdo de legislatura, presidente”.

El líder de IU echo mano del lenguaje informal para que Javier Fernández de “una puñetera vez” exija al Gobierno de Rajoy la apertura de la variante de Pajares.

DOBLE OPOSICIÓN

Más llamativo y preocupante fue el papel jugado por Mercedes Fernández haciendo oposición a Pedro Sanjurjo, presidente de la Cámara autonómica. Nunca vi que un líder parlamentario tuviera empeño semejante. Cherines compatibiliza las críticas al presidente del Gobierno con las que dirige al presidente del Parlamento. Pedro Sanjurjo tiene una gran capacidad para no exteriorizar sus emociones y de momento se reserva el derecho a réplica.

Mercedes Fernández al sentirse compelida a finalizar una intervención dijo que se quedaba sin tiempo por culpa de Pedro Sanjurjo. En otro momento, su crítica hacia el presidente de la Cámara le llevó a hablar de “sanjurjadas”. Y consideró “miserable” que Sanjurjo no permitiera que los ujieres le llevaran un vaso de agua al escaño.

Todos los oradores en el Parlamento disponen de agua cuando están en la tribuna, incluida la portavoz del PP, aunque consideró escasamente práctico ese uso parlamentario porque ella ocupa toda la tribuna con papeles. Ya sabe el remedio: maquinita, botella de plástico y a mitigar la sed desde el escaño. Si pretendía degradar el Parlamento hay que felicitarla porque encontró el atajo.

Cherines entendió que su intervención tenía que tener resonancias electorales y le echó ingenio para decirle Javier Fernández que le llamaba “diputado” porque no se merecía el título “de presidente”. Los votantes y el conjunto de la Cámara no parece que hayan sido de la misma opinión.

Más adelante recurrió a la retórica calderoniana, como cuando le dijo que “si era un hombre de honor”. En otro momento interrumpió su discurso para decirle a Javier Fernández, “deje de suspirar”.

Hizo acompañar sus intervenciones de una muletilla original, “váyase señor Fernández”. No sé de qué me suena. El desenfado de Cherines está en las antípodas de las formas adustas de Aznar, y sobre todo media una distancia sideral entre sus discursos y las piezas parlamentarias que le escribía Arias Salgado al presidente del PP.

Como las formas vulgares encuentran siempre multitud de imitadores, el consejero de Sanidad interrumpió desde el escaño una de las intervenciones de Cherines, y la lideresa, con gran seguridad en sí misma, preguntó al consejero por lo que decía. Informada por el señor Del Busto, le recriminó la falta de atención hacia su discurso.

EXCESOS

Otro ejemplo de degradación de la institución parlamentaria estuvo en el debate entre Cristina Coto y Javier Fernández. Vaya por delante que la portavoz de Foro realizó una intervención durísima y en algún aspecto abiertamente desnortada, como la reflexión sobre el papel jugado por Javier Fernández en la crisis interna del PSOE. Alguien le debía haber dicho que no tocaba.

Pero Cristina Coto aportó datos rigurosos y planteó asuntos claves sobre la situación regional que otros portavoces pasaron por alto. En el sueldo del presidente está responder a ese tipo de críticas.

Sin embargo Javier Fernández se permitió decirle que llevaba mucho tiempo “instalada en la zona suburbial de la política” e hizo gala de haber desconectado. Que yo sepa, Cristina Coto está instalada en un sitio tan noble como el Parlamento y gracias al voto de los ciudadanos.

No me considero con autoridad para dar consejos a nadie, pero vivimos en una época marcada por los dictados de lo políticamente correcto que obligan a extremar los cuidados cuando un hombre discute en público con una mujer.

Ver Post >
EL PRECIO DEL PACTO
img
Juan Neira | 18-11-2017 | 19:57| 0

El debate sobre el estado de la región terminó con la votación sobre las propuestas de resolución. Las principales iniciativas de Podemos se encontraron con el rechazo de los socialistas. La educación universal, pública y gratuita para los niños entre cero y tres años, la realización de una auditoría en Vipasa (un ente público que acumula casi tanta deuda como el resto del sector) o la contratación de 1.000 plazas de personal sanitario obtuvieron el voto negativo del PSOE. Se salvó la unidad contra la corrupción, un ente fantasmal que va a tener la originalidad de depender directamente de la Junta General del Principado. Un caso único en el mundo. Eso en el supuesto de que se ponga en circulación. Con estos precedentes, se pueden hacer apuestas sobre la firma de un hipotético acuerdo presupuestario entre el PSOE y el partido de Pablo Iglesias.

A nadie puede extrañar que las propuestas de Podemos hayan sido desechadas por el partido del Gobierno, porque en el debate del presidente con los portavoces parlamentarios en ningún momento dio a entender Javier Fernández que asumiría las iniciativas del partido morado. El presidente se limitó a ofertar una mejora de la red de cero a tres que implique un mayor compromiso financiero del Principado y una disminución de la cuota que pagan las familias, y la ya citada unidad anticorrupción, siempre y cuando no suponga un desorbitado incremento de gasto público.

Esta unidad anticorrupción de estricta competencia parlamentaria me recuerda un servicio municipal que se empeñó en sacar adelante en Gijón una lideresa del PP, hace unos años, que venía dotado con local, ambulancia y personal, aunque no quedaba claro si era una competencia directa de los hospitales de Cabueñes y Jove o un arma sofisticada en manos de la Fundación Municipal de Servicios Sociales. Dos vías para llegar al mismo disparate.

Podemos puso alto el listón de los acuerdos. Si no rebaja sus propuestas nos encaminaremos a la prórroga presupuestaria. Si retira los perfiles más incómodos de sus iniciativas, como despojar de gratuidad a la red de cero a tres, o dejar la petición de plazas en la sanidad en una cifra simbólica, será posible que debute la mayoría parlamentaria de izquierdas en la Junta General del Principado tras dos años y medio de desencuentros. A una entente PSOE-Podemos se sumaría IU de inmediato. Sería el mayor favor que le pudieran hacer los podemitas al ‘sanchismo’ hegemónico en la FSA, a año y medio de las elecciones.

Ver Post >
TRES FORMAS DE OPOSICIÓN
img
Juan Neira | 17-11-2017 | 21:00| 0

IU, Foro y Ciudadanos, los grupos minoritarios en el Parlamento, con 11 escaños entre los tres, tienen un papel relevante que jugar en una Cámara atomizada, en la que la fuerza que gobierna sólo se apoya en 14 diputados. IU votó a favor de la investidura de Javier Fernández y volcó sus energías en favor de una alianza de izquierda, pero la pésima relación entre PSOE y Podemos convirtió su esfuerzo en baldío. Con ese bagaje salió Gaspar Llamazares a hablar desde la tribuna en el debate sobre el estado de la región. Realizó una intervención bien razonada y fácil de asimilar, con críticas oportunas sobre el estado de los servicios públicos, la forma de gestionar y el tipo de liderazgo de Javier Fernández. Pero cometió un error garrafal, al afear al presidente que no hiciera mención a los acuerdos de investidura. Causaba asombro oírle porque Llamazares había dado por roto el pacto antes del verano. Javier Fernández no perdió la oportunidad, y le recordó que primero congeló el pacto y luego lo dio por finiquitado. La política de gestos de IU le pasó factura a Llamazares. No se debe romper solemnemente una alianza  si cuesta separarse del antiguo socio.

Cristina Coto realizó un discurso de gran dureza contra Javier Fernández y su gestión en la crisis socialista del pasado año, cuando le tocó presidir la comisión gestora. Es de todo punto improcedente hablar de Susana Díaz y de las cuitas socialistas en un debate centrado en Asturias, pero lo sustancial de la intervención de Coto estuvo en los datos de la región: pérdida de 5.449 empresas en los mandatos de Fernández; la caída del 5,4% de la inversión en el último año, cuando en España creció cerca del 9%; la brecha que se abre en crecimiento del PIB regional en comparación con el nacional aumentada en 7,2 puntos en la égida socialista; y las expectativas (BBVA y Ceprede) que nos sitúan como la región farolillo rojo del crecimiento  en 2018. Las cifras son más demoledoras que los epítetos. El presidente se refirió a dos asuntos puntuales, optando por descalificar a Coto, porque lleva mucho tiempo “instalada en la zona suburbial de la política”. Si no le puedes dar al balón, placaje al jugador.

Nicanor Fernández puso la cara amable del debate, sintonizando con el Gobierno socialista en la sensibilidad hacia la crisis catalana. Propuso medidas para el empleo y rebajas fiscales. Fernández agradeció su talante, pero no quiere tocar los impuestos. Tres formas distintas de hacer oposición.

Ver Post >
LAS OFERTAS DEL PRESIDENTE
img
Juan Neira | 16-11-2017 | 17:00| 0

La exposición de Javier Fernández sobre la actual situación de la región siguió los cauces previstos al acogerse al discurso de la reactivación económica para presentar un balance positivo. El presidente del Principado aseguró que Asturias se había conectado a la reactivación económica. Es cierto, las cosas van mejor que hace tres o cuatro años, cuando la mayoría de las comunidades autónomas ya estaban en fase de crecimiento, mientras que por estos predios seguíamos en retroceso o estancados. Es muy fácil de entender lo que ocurre. La gran mayoría de las transacciones comerciales las hacemos dentro de España. Si en otras regiones llevan varios ejercicios aumentando la producción de bienes y servicios, tendrán, forzosamente, una mayor capacidad de compra, y Asturias podrá facturar cantidades más elevadas de las mercancías que produce y los servicios que vende. A otra escala, y de una manera estructural, es lo que le ocurre a Suiza, que es un territorio próspero no sólo por los relojes que fabrica y el dinero negro que capta, sino por tener todas las fronteras rodeadas de territorios ricos. Tocando sus fronteras, o a muy pocos kilómetros de ellas, están Munich, Stuttgart, Augsburgo, Friburgo, Lyon, Milán, Turín e Insbrunk. Así cualquiera.

No basta con constatar que estamos conectados a la recuperación, sino que interesa ver qué lugar ocupa el crecimiento asturiano en el conjunto de las comunidades autónomas. Seguimos a la cola, sin que en el Parlamento se haga un diagnóstico que explique nuestra debilidad relativa. Javier Fernández propuso acuerdos a la oposición para consolidar el crecimiento y citó el proyecto de presupuestos, así como la reordenación del área central, la gestión de los residuos y el plan demográfico. Tiene todo el derecho del mundo a proponer los pactos que considere conveniente, aunque también se podría ampliar el temario con los servicios públicos, que deben ser mucho más eficientes (digo eficientes y no eficaces, aunque quizás también tengan que avanzar en eficacia).

La intervención del presidente estaba dirigida al acuerdo presupuestario, por eso ofertó la creación de una red pública de enseñanza para niños de cero a tres años. Si esa primera etapa de educación infantil se igual al resto de etapas educativas, estamos ante el anuncio del año del presidente del Principado. Si es un apaño poniendo el gasto en manos de los ayuntamientos, entonces ya es otra cosa. La oposición tiene la palabra.

Ver Post >
LAS OFERTAS DEL PRESIDENTE
img
Juan Neira | 15-11-2017 | 23:11| 0

La exposición de Javier Fernández sobre la actual situación de la región siguió los cauces previstos al acogerse al discurso de la reactivación económica para presentar un balance positivo. El presidente del Principado aseguró que Asturias se había conectado a la reactivación económica. Es cierto, las cosas van mejor que hace tres o cuatro años, cuando la mayoría de las comunidades autónomas ya estaban en fase de crecimiento, mientras que por estos predios seguíamos en retroceso o estancados. Es muy fácil de entender lo que ocurre. La gran mayoría de las transacciones comerciales las hacemos dentro de España. Si en otras regiones llevan varios ejercicios aumentando la producción de bienes y servicios, tendrán, forzosamente, una mayor capacidad de compra, y Asturias podrá facturar cantidades más elevadas de las mercancías que produce y los servicios que vende. A otra escala, y de una manera estructural, es lo que le ocurre a Suiza, que es un territorio próspero no sólo por los relojes que fabrica y el dinero negro que capta, sino por tener todas las fronteras rodeadas de territorios ricos. Tocando sus fronteras, o a muy pocos kilómetros de ellas, están Munich, Stuttgart, Augsburgo, Friburgo, Lyon, Milán, Turín e Innsbruck. Así, cualquiera.

No basta con constatar que estamos conectados a la recuperación, sino que interesa ver qué lugar ocupa el crecimiento asturiano en el conjunto de las comunidades autónomas. Seguimos a la cola, sin que en el Parlamento se haga un diagnóstico que explique nuestra debilidad relativa. Javier Fernández propuso acuerdos a la oposición para consolidar el crecimiento y citó el proyecto de presupuestos, así como la reordenación del área central, la gestión de los residuos y el plan demográfico. Tiene todo el derecho del mundo a proponer los pactos que considere convenientes, aunque también se podría ampliar el temario con los servicios públicos, que deben ser mucho más eficientes (digo eficientes y no eficaces, aunque quizás también tengan que avanzar en eficacia).

La intervención del presidente estaba dirigida al acuerdo presupuestario, por eso ofertó la creación de una red pública de enseñanza para niños de cero a tres años. Si esa primera etapa de educación infantil se igual al resto de etapas educativas, estamos ante el anuncio del año del presidente del Principado. Si es un apaño poniendo el gasto en manos de los ayuntamientos, entonces ya es otra cosa. La oposición tiene la palabra.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor