img
EL OPTIMISMO DE RAJOY
img
Juan Neira | 04-07-2016 | 17:52| 0

Con las elecciones a la espalda y superada la semana de las interpretaciones de los resultados, los partidos trazan sus hojas de ruta. Rajoy planea salir investido como presidente la última semana de julio. Una fecha muy temprana que implica un proceso de negociación rápido. El líder del PP sabrá por qué baraja ese calendario, pero no hay ningún dato conocido que permita entrever un escenario tan optimista. Los socialistas han dicho que votarán en contra de la candidatura de Rajoy (dieron un rodeo para expresar lo mismo: “no votaremos a favor ni nos abstendremos”); Albert Rivera mantiene el veto al presidente en funciones y sólo está dispuesto a hablar de reformas; los nacionalistas vascos tienen la boca cerrada, actitud que no se debe de interpretar como favorable al pacto; Coalición Canaria es el único grupo de los posibles apoyos de Rajoy (Unidos Podemos, los nacionalistas catalanes y Bildu no entran en la categoría de potenciales aliados) que mantiene una orientación positiva a apoyar al líder del PP. Rajoy sabe mejor que nadie cómo están colocadas las piezas en el tablero, pero aun así ve factible que una mayoría del Congreso de los Diputados le invista como presidente en poco más de tres semanas.

El primer asunto relevante para valorar las expectativas de Rajoy se conocerá el próximo fin de semana en el Comité Federal del PSOE. La dirección socialista de Pedro Sánchez fijó una postura muy beligerante con el líder del PP al descartar la posibilidad de la abstención. Si el Comité Federal avala este planteamiento, bien sea por activa o por pasiva, las opciones de Rajoy quedarán circunscritas al pacto con Ciudadanos y PNV. Un acuerdo de muy difícil consecución porque Ciudadanos y nacionalistas vascos se repelen: unos quieren más Estado y los otros, menos Estado. Los meses pasados de negociaciones nos permiten decir que el pacto con Ciudadanos es relativamente sencillo si participan los socialistas; el acuerdo entre Rajoy y Rivera, sin el PSOE, es más complicado; la dificultad se vuelve extrema si lleva la firma de los nacionalistas. Algo parecido ocurre con el PNV, que recelaría de todo acuerdo en el que participara Ciudadanos, ya que de cara a las elecciones vascas de octubre sufriría la doble crítica de Bildu y Podemos.

Rajoy maneja muchos más datos y es posible que nos sorprenda, pero no es probable. Lanzar el mensaje de que esto se resuelve rápido puede aumentar el tamaño de la decepción.

Ver Post >
LA DIGESTIÓN ELECTORAL DE LA IZQUIERDA
img
Juan Neira | 03-07-2016 | 21:54| 0

La noche electoral trajo una novedad: sólo el PP se declaró ganador de los comicios frente a la inveterada costumbre de presentarse todos como vencedores, aunque para ello hubiera que enmendar la aritmética. Pedro Sánchez tenía la cara de alivio de haber evitado el “sorpasso”, pero no se atrevió a decir que los socialistas habían sacado un buen resultado. Pablo Iglesias estaba perplejo y noqueado hasta que se sumó al karaoke de Quilapayun. Albert Rivera atacó la perversa ley electoral; con eso ya lo dijo todo. Sólo Rajoy daba botes y decía que había ganado.
Al reconocimiento implícito de la derrota faltó un mínimo esbozo de autocrítica. Aquí nadie se equivocó. Todos acertaron aunque sólo ganó uno. Pedro Sánchez ya decidió política para el próximo mandato al anticipar que rechazará cualquier intento de Rajoy de investirse como presidente. Iglesias y su gente dictaminaron que la derrota vino porque un millón de simpatizantes de Podemos se quedaron en casa por temor al triunfo de Podemos. Surrealista. Ciudadanos, con la pérdida del 20% de escaños, renovó su veto a Rajoy.
Estamos ante una auténtica ceremonia de la confusión que afecta especialmente a la izquierda, porque Ciudadanos tendrá que reconocer la realidad o el electorado del centroderecha lo colocará en posiciones marginales.
IU
El varapalo electoral afecta a IU más que a nadie ya que hizo la arriesgada jugada de renunciar a su partido para incrustarse en las candidaturas de Podemos. Tras el fracaso, a Alberto Garzón le corresponde marcharse para casa, aunque sólo Manuel González Orviz anunció que deja el cargo. La disyuntiva para IU es crítica: diluirse en un bloque de perdedores o recuperar la identidad y la autonomía aunque haya que partir casi de cero.
Son dos opciones, debe escoger entre lo peor y la malo. IU había mejorado sus expectativas electorales hasta que Garzón siguió los dictados de Julio Anguita y dio por amortizados treinta años de historia de su formación política para unirse a un movimiento difuso dirigido por Iglesias, Errejón, Bescansa, Echenique, Monedero, etcétera.
En Asturias, lo ocurrido con IU es especialmente lacerante, porque tras sacar cinco diputados autonómicos se vieron relegados al puesto número tres de la candidatura al Congreso de los Diputados, con la certeza de que quedarían fuera del Parlamento.
PODEMOS
El recuento de las urnas también debe hacer reflexionar a Podemos, en vez de recurrir al paripé de interpretar el resultado electoral a través de un trabajo demoscópico. Fallaron muchas cosas y deben reconocerlas en vez de profundizar en la impostura. Señalemos algunas.
La candidatura Unidos Podemos se fabricó en el laboratorio de la dirección de Podemos, con Garzón como aliado, sin que las bases de la coalición participaran. El cálculo partidista y cicatero a la hora de ordenar los candidatos en la lista impidió que Iglesias y Garzón formaran tándem en la candidatura por Madrid. Lo mismo debería haber ocurrido en Asturias con Sofía Castañón y Orviz. Formar alianzas desde el mutuo recelo –cuando no abierta hostilidad- es una invitación para que la clientela se quede en casa.
La domesticación del líder, convertido en un apacible socialdemócrata que invoca la alianza con el PSOE, reniega del Brexit y se muestra preocupado por la patria, devino en mercancía electoral de imposible compra. Un producto tan artificial como falso provoca desconfianza. Tuve ocasión de escribir que Pablo Iglesias había hecho un mal papel en el debate televisado “de los cuatro”. Encuestas ad hoc dijeron que había ganado. Y se lo creyeron. Podemos es un partido que hace política según los dictados de las encuestas, así que lo coherente sería integrar en la dirección al pool de empresas demoscópicas, con voz y sin derecho a voto.
Por último: la gran cuestión de Podemos. Tuvieron una gran penetración en la sociedad presentándose como alternativa al statu quo formado por PP, PSOE, bancos y grandes empresas: los de abajo contra la casta. En el año electoral cambiaron de discurso. Desapareció la casta, renació el eje izquierda / derecha, y el PSOE pasó a formar parte del bando de los buenos, concentrando el PP toda la maldad. Un análisis de clase, con perfiles obreristas, semejante al desarrollado por el Partido Comunista y, posteriormente, IU, sin que lograran superar la etiqueta de grupo minoritario.
PSOE
El PSOE, la izquierda del sistema. Lo que decida el PSOE es fundamental, porque es uno de los ejes vertebradores del sistema democrático español. El otro es el PP. Si el PSOE piensa en clave de partido deberá acosar a Rajoy sin darle tregua. Al contrario, si asume responsabilidades nacionales tendrá que encontrar la fórmula de conjugar su labor opositora con la estabilidad del sistema.
Con el flanco de Cataluña abierto, con el crecimiento de la deuda y la economía en desaceleración no se debe someter a España al test de estrés de una tercera convocatoria electoral sucesiva. En la tradición de los secretarios generales del PSOE no hubo mucho hueco para el oportunismo. En el Comité Federal del PSOE del próximo sábado deben ponerse límites al aventurerismo que lleva a la desestabilización.

Ver Post >
IZQUIERDA UNIDA BUSCA LÍDER
img
Juan Neira | 02-07-2016 | 13:55| 0

Manuel González Orviz se quiere ir sin hacer ruido. Abandona el primer plano de la política negando que recibiera presiones para dejar la coordinación general, rechazando que entre Podemos e IU haya tensiones, y sin querer relacionar la derrota en las urnas con su adiós al liderazgo en la organización. Gaspar Llamazares alaba la actitud de Orviz, con quien compitió en las elecciones primarias para encabezar la candidatura autonómica, y da por sentado que debe seguir en la dirección regional del partido. Orviz y Llamazares son un raro ejemplo de haber sido rivales en las urnas sin que su relación personal y mutua consideración política quedara dañada: intercambiaron información reservada, voluntariamente, y delante de sus colaboradores hablaron siempre bien uno de otro. Por extraño que parezca todavía hay gente normal en política.

Es evidente que los acontecimientos negativos influyen en el abandono de las responsabilidades políticas y los hechos positivos consolidan en los cargos. En el último año Orviz sufrió varios revolcones en las urnas, al quedar fuera de la candidatura autonómica y perder dos veces seguidas la disputa por el escaño en el Congreso de los Diputados. Tuvo más contratiempos que no admiten discusión, como la demencial controversia sobre la candidatura cremallera al Congreso de los Diputados en que los dirigentes de Podemos actuaron con la inflexibilidad propia de un grupo fundamentalista al considerar innegociable que debería ir una mujer en el tercer puesto de la lista, en vez de Orviz. Tuvo que ser Ignacio González, candidato de Equo –tercer partido de la coalición Unidos Podemos-, un tipo que lleva muchos años en la brega política, y que por encima de cualquier otra consideración es una persona que destila concordia, sentido común e inteligencia, el que con su sacrificio personal pusiera fin a un conflicto tan artificial como irresoluble.

La amarga discusión por la candidatura fue preludio de la derrota en las urnas. Muchos votantes de IU no se sintieron representados en una candidatura confeccionada bajo los parámetros de Podemos. Es difícil agrupar votos, sumar sufragios, cuando los candidatos están divididos. La prepotencia de Pablo Iglesias tuvo reflejo en las listas provinciales. Empieza un tiempo nuevo para la izquierda radical y Orviz hace bien en dar el relevo a quien se encuentre con fuerza para llevarlo. Primera tarea: asumir los errores.

Ver Post >
ORVIZ, LA DIGNIDAD EN LA DERROTA
img
Juan Neira | 01-07-2016 | 16:20| 0

Manuel González Orviz ha anunciado que no se presentará al cargo de coordinador general en la Asamblea de IU que se celebrará el próximo otoño. La decisión del líder de la organización asturiana es completamente inusual en el escenario político español. La coalición Unidos Podemos tuvo un pésimo resultado en las elecciones del 26 de junio sin que los dirigentes de los dos partidos coaligados, Podemos e IU, se hayan dado por enterados. En la noche del domingo, cuando se comprobó que los dos partidos juntos habían obtenido cerca de 1,2 millones de votos menos que en diciembre, cuando concurrieron por separado a las urnas, nadie asumió el batacazo. Pablo Iglesias, en una intervención fantasmal ante sus seguidores, recordó que ese día se cumplían 108 años del nacimiento de Salvador Allende y, luego, con el apoyo de la megafonía, cantó con el resto de dirigentes la canción de Quliapayún, El Pueblo Unido Jamás Será Vencido. A los que nos gusta probar el azúcar de la nostalgia quedamos fríos. Es difícil ser más demagogo.

Aquí vale cualquier cosa menos asumir responsabilidades. Alberto Garzón, responsable del viaje de IU hacia la nada, se descolgó declarando que el resultado hubiera sido mucho peor si se hubiera presentado cada partido por su lado. No explicó en qué basa un juicio tan arriesgado, cuando hace seis meses ocurrió lo contrario. Ante la falta de respuestas políticas, la dirección de Podemos acudió a un recurso técnico: encargar un estudio demoscópico para saber por qué se perdió. Los mismos que exigen todas las semanas la dimisión de algún ministro o de algún alto cargo, renuncian a responsabilizarse del desastre electoral. La izquierda radical muestra un apego irreprimible al sillón, como ocurre con los viejos partidos.

Orviz intentó ser candidato autonómico de IU y perdió en las elecciones primarias ante Gaspar Llamazares. El voto de los simpatizantes de la formación, no de los militantes, desniveló la balanza. A finales de 2015 encabezó la candidatura al Congreso de los Diputados y se quedó sin escaño. Hace unas semanas tuvo que utilizar toda la capacidad de presión a su alcance para hacerse con el tercer puesto de la candidatura de Unidos Podemos y no pudo convertirse en diputado. Tres golpes, en un año, le llevan a no presentarse a la reelección. Orviz es un tipo normal, ajeno a los aspavientos de los políticos al uso, que se va para casa sin necesidad de despojarse de disfraces.

Ver Post >
LA CONVERGENCIA DE PP Y FORO
img
Juan Neira | 30-06-2016 | 19:46| 0

El PP asturiano está en sus mejores días, como le ocurre siempre que Rajoy –antes, Aznar- tiene una gran victoria en las elecciones generales. A escala autonómica y municipal acumula un sinfín de derrotas que las trata de compensar subiéndose al autobús de los éxitos nacionales. El PP regional no hace de locomotora, sino de vagón de cola en el tren de la derecha española. Mercedes Fernández está muy contenta, tiene motivos para ello, y otea el horizonte donde divisa los comicios autonómicos de 2019. La lideresa anuncia su voluntad de renovar la coalición electoral con Foro para ese envite.

No hace falta estar en la cúpula del PP ni ser ningún adivino para saber que PP y Foro irán unidos en todas las elecciones que se convoquen en los próximos años, tanto sean de ámbito estatal, autonómico o municipal. Algún inocente dirá que es lógico dado el doble éxito alcanzado -el 20 de diciembre de 2015 y el domingo pasado-, pero esa es una razón de segundo orden que sólo viene a reforzar una decisión tomada con anterioridad. No voy a colaborar en el mantenimiento de una falsa apariencia. Digámoslo claro: la alianza entre PP y Foro no es producto de una iniciativa de Cherines ni responde a una estrategia diseñada por Dolores de Cospedal, que es la película que se vende desde el entorno de la presidenta regional, sino una operación ideada por Álvarez-Cascos que tuvo sus antecedentes en la decisión del propio líder de Foro de apartarse de la batalla electoral por la Presidencia del Principado y en el sorprendente voto dado por los diputados de Foro a favor de Mercedes Fernández en la sesión de investidura de la Junta General del Principado. Una vez dados los pasos obligados para coaligarse, llegó el momento de negociar con el PP; tampoco Cherines y De Cospedal tuvieron nada que ver en esas conversaciones, ya que Cascos conoce a suficientes dirigentes pata negra del PP para poder negociar una candidatura en la que existía una condición irrenunciable: el segundo puesto debía ser para un miembro de Foro. Justo lo que no supo arrancar Alberto Garzón para IU en su acuerdo con Podemos.

El proceso de unidad de acción entre PP y Foro es irreversible. No sé en qué momento la coalición electoral dará paso a la fusión de organizaciones. A lo mejor se mantiene la actual fórmula, como hicieron durante treinta años Convergencia (Artur Mas) y Unió (Durán i Lleida). Lo importante es que trabajan unidos, como si formasen un solo partido.

Ver Post >
SINDICATO DE INTERESES
img
Juan Neira | 29-06-2016 | 21:24| 0

Sin contar a Las Palmas de Gran Canaria y Baleares, la circunscripción electoral en que tuvo un peor resultado la coalición Unidos Podemos fue en Asturias. Se entiende por peor resultado la mayor diferencia entre el porcentaje de votos que tuvieron Podemos e IU el 20 de diciembre y el pasado domingo. Hace seis meses, los dos partidos sumaron una cuota de sufragios del 29,8%, en Asturias, y hace tres días, formando coalición, lograron el 23,8%. Una bajada superior a los seis puntos. Las previsiones decían lo contrario, porque ambos grupos habían tenido excelentes resultados en nuestra región. En los comicios europeos (mayo 2014), cuando debutó Podemos, lograron en Asturias el mejor resultado, doblando la media alcanzada en España. En las últimas elecciones autonómicas (mayo 2015), IU sacó 9 escaños en el conjunto de los Parlamentos autonómicos, siendo 5 de ellos en la Junta General del Principado. La alianza de los dos partidos amenazaba con sacar una cuota electoral de récord, pero fue al contrario.

Cuando se produce una desviación tan grande entre expectativas y resultados es obligatorio preguntarse por las causas. La dirección de Podemos va a encargar un estudio a alguna empresa para conocer la respuesta. Quieren un diagnóstico científico, como dijo Echenique. En Asturias hay dos razones poderosas que explican, por si solas, el formidable batacazo. La primera tiene que ver con las políticas de ambos grupos. IU es socio estratégico de Javier Fernández en el Parlamento, mientras que Podemos es el grupo más crítico con el Gobierno socialista. Si IU dice blanco, Podemos dice negro. El grupo parlamentario de IU está mucho más cerca de los socialistas que de Podemos. No hay elementos de partida para formar una coalición. En su día, Gaspar Llamazares se opuso a la misma, aunque los aparatos de los dos partidos desoyeron sus advertencias. La mala relación política conlleva una fría, o inexistente, relación personal. A partir de una relación conflictiva se pusieron a negociar la candidatura y ahí surgió el segundo y definitivo disenso. Podemos trató a IU en Asturias con la misma suficiencia que en Madrid, reservando para IU el tercer puesto, especificando que debía ser una mujer. Tres semanas tirándose los trastos a la cabeza para conceder a Orviz el tercer diente de la cremallera. El electorado detectó que eso no era una candidatura, sino un sindicato de intereses. Y actuó en consecuencia.

Ver Post >
DIGESTIÓN ELECTORAL
img
Juan Neira | 28-06-2016 | 21:35| 0

Digestión de resultados. El centroderecha asturiano tuvo la alegría del año. Los éxitos nacionales animan a las organizaciones regionales. Es una historia que viene de antiguo. Cuando el PP asturiano quedó dividido y roto, tras aplicar la piqueta contra el Gobierno de Sergio Marqués y expulsar a este del partido, llevó un sonoro varapalo en las urnas autonómicas, con Ovidio Sánchez como candidato. Del abatimiento le sacó el resultado obtenido en las elecciones generales de 2000, con cinco diputados. El ciclo de Aznar, con dos ministros asturianos (Rato y Cascos), fue la fuente de las alegrías del PP regional. Por esa vía llegó el progreso en la autovía del Cantábrico o el programa de los fondos mineros. Ovidio Sánchez dejaba los palos del golf para salir sonriente en las fotos. Ahora ocurre algo parecido. Los asturianos van a las urnas pensando en respaldar al Gobierno de Rajoy y las figuras regionales se cuelgan las medallas. No cabe extrañarse, la política premia o castiga al que pasaba por allí. Depende de las circunstancias, los hay que tienen la suerte de estar en los momentos adecuados, y los hay que sufren la desgracia de hacer de pararrayos en todas las tormentas.
-
El PSOE respiró hondo. Nunca los dirigentes de la Federación Socialista Asturiana habían estado tan preocupados como en las últimas semanas, desde que se confirmó que Podemos e IU iban juntos a las elecciones. Las encuestas nos hicieron creer a todos que el PSOE iba ser superado por el bloque radical convirtiéndose en un partido bisagra. La desazón era máxima. Divididos por el liderazgo de Pedro Sánchez, pero unidos en la desgracia, hicieron un último esfuerzo para salvar los muebles y acabaron salvando los muebles y la casa. El reverso de la moneda es la gente idealista de Podemos, esos que creen que los directivos del Ibex ganan el 300% más cada año, y que todo el programa social se remedia con un impuesto a las grandes fortunas. Gente bien intencionada, sana, con espíritu misionero y tope en el sueldo. Tuvieron la mala fortuna de marcarse como objetivo dejar a Areces fuera del Senado. Como dice Margallo, en política rige la ley del boxeo: sólo se puede pelear con gente del mismo peso. Con la de ayer es la novena victoria seguida de Areces en las urnas. Desde 1987 ha ganado tres veces en el Ayuntamiento de Gijón, tres en el Principado y tres en el Senado. Podemos e IU están en la fase de valorar daños. Como ocurre siempre que hay un accidente.

Ver Post >
RAJOY Y LOS TRES DERROTADOS
img
Juan Neira | 27-06-2016 | 21:35| 1

El único ganador de las elecciones es el PP. Sus tres rivales han quedado derrotados. El PSOE ha alcanzado otro mínimo histórico, aunque su caída no sea tan dramática como preconizaban las encuestas. Los socialistas tienen un motivo para el consuelo al desvanecerse la amenaza del “sorpasso”. Si el PSOE hubiera quedado convertido en el tercer partido la crisis interna sería imparable. Podemos Unidos es la gran decepción de la noche. Las expectativas eran muy altas y no ha avanzado nada sobre los resultados obtenidos hace seis meses. La coalición con IU no permitió a Podemos ganar ni un escaño y quedan muy alejados de los socialistas. La unión entre Podemos e IU se ha revelado como un fracaso; un asunto más propio de las cúpulas de los partidos que de los votantes. Del supuesto liderazgo de la izquierda se ha pasado al más absoluto estancamiento, que en la práctica es un retroceso. Probablemente la noticia del Brexit, conocida a primeras horas del viernes, haya contribuido al mal resultado de la coalición radical de izquierdas. Para la base militante de Podemos, los datos de las urnas suponen una ducha fría. En política, como en la vida, las derrotas son difíciles de digerir, pero tienen la virtud de hacer madurar. En este terreno, el personal de Podemos tiene un amplio margen para la mejora. Ciudadanos (C’s) pierde el 20% de los escaños, el descenso más acusado de las cuatro fuerzas. Un fuerte correctivo para la gente de Albert Rivera. La tendencia al voto útil ha perjudicado a C’s en la misma medida que ha favorecido al PP. En los 14 diputados ganados por los populares están los 8 que han desaparecido de C’s. También es preciso destacar que en el mal resultado de C’s ha influido el pacto sellado entre Rivera y Pedro Sánchez. El voto de los electores de derechas que recibió C’s por su defensa de la unidad de España ante los independentistas quedó defraudado con la alianza tejida entre Rivera y Sánchez.

Toca personalizar. La victoria es de Mariano Rajoy, que obtiene por la vía de los votos y la ganancia de escaños el liderazgo que le quisieron negar los rivales. Pedro Sánchez evita la crisis inmediata del partido, con formación de gestora incluida, pero deberá luchar en el congreso por mantenerse. No está en condiciones de liderar una alternativa de gobierno. Pablo Iglesias no tiene a mano disculpas que disfracen el fracaso. Rivera se queda sin escaños para vetar a Rajoy. Cabe esperar que todos sean más razonables.

Ver Post >
DEL BREXIT A LAS URNAS
img
Juan Neira | 26-06-2016 | 19:41| 0

El Brexit ha oscurecido la jornada electoral. El golpe dado a la Unión Europea y a la política y economía de los países socios es formidable. El acontecimiento está lleno de enseñanzas, basta con poner blanco sobre negro para comprobarlo.
Los españoles ya hemos empezado a notar el mazazo con la caída en la cotización de las principales empresas que operan en Bolsa. Que el primer banco del país sufra una caída del 20% en una jornada supone que cerca de cuatro millones de españoles que invirtieron sus ahorros en acciones del banco vean reducido sensiblemente su patrimonio.
En los bancos no sólo están los señores de puro y chistera, sino, sobre todo, multitud de ciudadanos de a pie que invierten sus ahorros en acciones de las entidades financieras. Los que dicen que no hay que rescatar a los bancos condenan a la ruina a millones de compatriotas, muchos de ellos de la tercera edad.
Ahora nos falta por sufrir la pérdida de ingresos por turismo, algo inherente al desplome de la libra esterlina, que empobrecerá a los ingleses. El sector inmobiliario también sufrirá los efectos, ya que los ingleses protagonizaron, en 2015, el 21% de las compras de las viviendas adquiridas por extranjeros. El saldo de la balanza comercial, favorable para España en 6.000 millones de euros, también se resentirá.
Con el Brexit se comprueba una vez más que los ricos son mortales y sufren las tribulaciones de los mercados. La idea de que todo lo que pasa en el mundo es producto de las conspiraciones de los todopoderosos no deja de ser puro reduccionismo. La City había apostado por el triunfo de la permanencia en la UE y se equivocó. Esa era también la apuesta de las empresas del IBEX 35 y se dieron un batacazo histórico.
REFERÉNDUM
El Brexit deja muchas otras enseñanzas (el vergonzoso papel de la clase política británica, el absentismo de sus homólogos europeos, la inexistencia de líderes, el dañino despertar de los nacionalismos, etcétera), tiempo habrá de comentarlas. Quiero, finalmente, centrarme en una enseñanza: el papel de las consultas populares.
Soy consciente de que no es políticamente correcto criticar los referéndum, pero no se puede guardar silencio tras la estafa del jueves.
Las consultas populares sirven para tratar asuntos concretos. Verbigracia, una ley de interrupción del embarazo, la aprobación del salario social, la conducción por autopistas sin topes de velocidad, los límites a la inmigración, la prohibición de fumar en lugares públicos, el establecimiento de un techo en el gravamen de un impuesto, la extensión de la etapa escolar obligatoria, la aprobación de un tributo ecológico, la rebaja de la edad para votar, la implantación de la eutanasia.
Se trata de cosas que se pueden abarcar y todo el mundo es capaz de hacerse una cabal composición de lugar. El abandono de la Unión Europea, o la integración en la misma, es justo todo lo contrario. Es una pura abstracción. Ante la imposibilidad de abarcar la cuestión (hay gente que despotrica contra la UE sin ser consciente de que pertenece a un sector subvencionado), se recurre a imágenes concretas, en el caso del Brexit el miedo a la llegada masiva de inmigrantes fue la argamasa del rechazo.
El miope votante del Brexit cree que va a poder mantener las ventajas económicas del comercio europeo con el veto a la inmigración. Sustituir los Parlamentos por las votaciones populares es la vía para esquivar el rigor y degradar la calidad de las decisiones colectivas ¿Para qué queremos las Cámaras representativas? ¿Para qué queremos los gobiernos? La opinión del 51,9% de los ingleses es un valor absoluto dentro de la UE.
POPULISMO
36,5 millones de españoles estamos llamados a votar en las urnas. Ningún partido político español muestra simpatías por el Brexit. Todos lo lamentan. Resulta que aquí todo el mundo está por la ampliación de los mercados, la globalización, etcétera, con la excepción de Julio Anguita y el PCE.
Me asombra que los programas electorales desciendan al detalle a la hora de hablar de gasto público y recurran a las generalizaciones en las cuestiones espinosas.
En los últimos meses la etiqueta de “populismo” ha sido profusamente utilizada en el debate político español. Casi siempre para aludir a Podemos. El populismo es un guante que se adapta a todas las manos. A mi entender, el político asturiano que más ha recurrido al populismo en los últimos veinticinco años ha sido Gabino de Lorenzo. Que yo sepa no frecuenta los círculos.
Desde el discurso y la práctica populista ganó seis elecciones municipales seguidas, cuatro de ellas por mayoría absoluta. En los años noventa del siglo pasado, el que criticaba a Gabino en Oviedo era calificado de enemigo de la ciudad. Casi acaba con el Real Oviedo.
Para los tiempos que vienen, el peligro de la clase política está en la demagogia y la mentira. En la recién finalizada campaña electoral hubo dosis masiva de ambas. Las formas de comunicación, propensas a los formatos ligeros y la repetición de slogan, facilita que se cuele mercancía falsa. Ante la epidemia de la demagogia no hay otro antídoto que una sociedad civil sensible y movilizada. No soy muy optimista, pero me alivia saber que me equivoco con frecuencia.

Ver Post >
LA DISGREGACIÓN EUROPEA
img
Juan Neira | 25-06-2016 | 14:08| 0

La salida del Reino Unido de la Unión Europea es una pésima noticia económica y política, que ha empezado a producir efectos negativos nada más conocerse el resultado del referéndum y durarán largo tiempo. No se dejen llevar por el tópico, el Brexit no es la consecuencia de la crisis económica en Inglaterra. Cuatro datos despejan las dudas. En 2015, el PIB británico creció el 2,5%, mucho más que en casi todos los países europeos. El año se cerró con un paro del 5,6% y la deuda está bajando. Por último: cuatro de cada cinco jóvenes menores de 24 años tienen empleo. Para qué añadir más cifras. El hundimiento de la libra esterlina es el primer efecto negativo. El Reino Unido captaba inversiones extranjeras en mayor medida que Alemania y Francia juntas. La devaluación de la moneda llevará a la pérdida de poder adquisitivo, así que los 14 millones de británicos que vinieron a España en 2015, si retornan, consumirán menos. El Brexit es producto de los efectos de la crisis económica en otros países, algunos de ellos muy alejados del Reino Unido. El Brexit fue posible por el miedo a la emigración, a que los forasteros se quedaran con el empleo y el dinero de los ingleses. Un miedo atávico que funciona siempre entra la población más desinformada: desempleados, trabajadores menos cualificados, personas de la tercera edad. Saludan con alegría la recobrada independencia que les transportará a la era Victoriana ¡Qué ingenuos! Todavía no se enteraron de que en el siglo XXI las fronteras equivalen a estancamiento y atraso. El viaje del nacionalismo acaba en la pobreza.

Las consecuencias políticas pueden ser más graves que las económicas. Tras un periodo de crecimiento, absorbiendo países heterogéneos, la Unión Europea inicia la desintegración. El referéndum inglés abre una nueva etapa. Las sociedades ricas, como la holandesa, sueca o danesa, sentirán la tentación de quitarse de encima a los emigrantes que pueblan centros de salud y escuelas para vivir ellos solos en armonía. Los países europeos pobres soñarán con una moneda propia, para devaluarla cuantas veces haga falta. En el Reino Unido, Escocia e Irlanda querrán desatar el nudo que les une a Londres. La falta absoluta de liderazgo y de proyecto trae la disgregación. Ahora ya tienen un modelo que imitar. Cameron actuó como un estúpido. Fiar la suerte de Europa a la aleatoriedad de las consultas populares es un gesto supremo de demagogia y frivolidad.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA

Otros Blogs de Autor