img
EL CIS CASTIGA LOS “EGOS”
img
Juan Neira | 07-05-2016 | 14:16| 0

Encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre intención de voto. De los cuatro principales partidos sólo Ciudadanos mejora los resultados obtenidos en las anteriores elecciones generales, al pasar del 13,9% al 15,6%. El PP pierde un punto y tres décimas, pero gana con holgura al tener una intención de voto del 27,4%; el PSOE retrocede cuatro décimas y se queda en el 21,6%; Podemos pierde tres puntos, la mayor caída, para situarse en el 17,7%. Se confirman los vaticinios al quedar un mapa electoral muy parecido al de la legislatura pasada que llevó a la paralización institucional. Por bloques, el centroderecha (PP y Ciudadanos) gana cuatro décimas; el modelo de izquierda a la valenciana (PSOE-Podemos-IU) pierde un punto y tres décimas. El incremento de IU palía el descenso de Podemos y PSOE. El centroderecha gana un poco y la izquierda pierde algo más. Como las encuestas están hechas los primeros días de abril queda tiempo suficiente para que se produzca un baile en los porcentajes.

El papel pasivo de Rajoy no es del agrado del electorado, pero la hiperactividad de Pedro Sánchez no le aporta beneficios. Aumentan los problemas para el líder socialista. La bajada de Podemos es fruto del esfuerzo sostenido de Pablo Iglesias por pisar todos los charcos. Imposible hacerlo peor. Suerte tiene que acuda ahora Alberto Garzón a su rescate. Albert Rivera puede decir que es el único que avanza, pero la subida es pequeña para el protagonismo que tuvo en los meses pasados con el juego de las alianzas. En otoño, Ciudadanos llegó a tener una intención de voto más alta y luego menguó en las urnas. Hay que tener en cuenta que tiene un rival muy poderoso (PP) que ya ha empezado a decir que Ciudadanos es la marca blanca del PSOE.

A la vista de la encuesta no me extraña que Pedro Sánchez diga que se equivocó insultando a Rajoy y que Pablo Iglesias se arrepienta de haber relacionado a Felipe González con la cal viva. Mientras se entretenían con el cambio de cromos de presidente y vicepresidente llegó el CIS y los situó a la baja. Les falta a ambos líderes por disputar el liderazgo de la izquierda, donde Podemos contará con los votos de IU. La encuesta del CIS no permite hacer un pronóstico sobre esta cuestión porque el electorado se comporta de distinta manera cuando dos partidos comparecen por separado a cuando van en coalición. Rajoy estará muy pendiente del pulso entre las izquierdas. Mañana lo contaremos.

Ver Post >
APOYO CON REPAROS
img
Juan Neira | 06-05-2016 | 15:14| 0

La consulta a las bases de IU –afiliados y simpatizantes- sobre la conveniencia de acudir a las urnas en coalición con Podemos se ha saldado con un amplio apoyo de quienes participaron en el referéndum. Casi el 85% ha contestado afirmativamente. Como suele ocurrir en los recientes chequeos a las bases de los partidos (con la excepción del pacto PSOE-Ciudadanos, donde se dio una participación del 51% en la consulta realizada a los afiliados socialistas) la mayor parte de los afiliados se inhibieron y no dieron su parecer. Se puede decir que ganó la abstención, ya que sólo se acercaron a las urnas el 28% de los militantes de IU. A este hecho hay que añadir que sectores opuestos a la alianza con Podemos optaron por abstenerse, en vez de votar en contra, lo que da más importancia al porcentaje de abstencionistas. Ahora bien, las abstenciones no suman ni restan en los recuentos de las urnas, así que el triunfo del “sí” es incontestable.

Una de las razones que justifican la baja participación reside en el tipo de consulta. Las cúpulas de ambos partidos están negociando con acusado hermetismo, y antes de que se haya llegado a ningún resultado la dirección de IU le pregunta a las bases, si “apruebas una coalición con Podemos y otras fuerzas de cara a las elecciones del 26-J”. Lo más lógico es que se pasara a votación una propuesta concreta de coalición electoral, pero se ha optado por pedir un cheque en blanco que pone a Alberto Garzón al abrigo de las críticas. Si se pide el plácet de las bases para negociar, también debería recabarse su opinión sobre el resultado de la negociación. No está previsto realizar una segunda consulta. El funcionamiento democrático en el seno de las organizaciones políticas sigue siendo una asignatura pendiente, aunque se haya avanzado sobre los procedimientos que había hace dos o tres décadas.

Asturias fue la comunidad autónoma donde se registró un apoyo más bajo a la propuesta de negociar una coalición con Podemos. El papel crítico jugado por Gaspar Llamazares tuvo su influencia en las urnas. Si en el conjunto de España el respaldo a la negociación rozó el 85%, en Asturias quedó en el 65%. Hay un segundo factor que, sin duda, tuvo su importancia en el resultado diferencial de la consulta en nuestra región: la mala relación que hay entre las dos fuerzas políticas. Tras un año de tirarse los trastos a la cabeza en el Parlamento, hay una parte de IU que no siente emoción por coaligarse.

Ver Post >
EL PACTO DE MADRID, PODEMOS-IU
img
Juan Neira | 05-05-2016 | 21:12| 0

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón atacaron al unísono a Gaspar Llamazares por oponerse al pacto Podemos-IU. El secretario general de Podemos dijo que Llamazares es el pasado, mientras que Alberto Garzón es el futuro. Un tipo de declaración etérea, de corte posmoderno, donde no se adivina análisis alguno que de soporte a las palabras ¿Está seguro que Alberto Garzón es el futuro? Vamos un paso más allá: ¿está convencido Pablo Iglesias que el futuro de España pasa por su coleta? Si se quiere tener un mínimo de rigor, puede decirse que Llamazares tiene más pasado que el joven líder de IU, a quien dobla en edad. Pero en política es muy difícil hacer pronósticos basándose en premisas tan evanescentes. Veamos un ejemplo. Fraga Iribarne perdió todas las elecciones hasta que tuvo 68 años, y después no hizo más que ganar hasta que se dejó la Presidencia de la Xunta con 83. Íñigo Errejón se adentró en el terreno personal para decir que Llamazares habla enfadado. Se ve que confunde la seriedad con el cabreo. Como psicólogo no tiene precio. El ex número dos de Podemos señala que el diputado asturiano no conecta bien con la voluntad de cambio que hay en España. Es tan nítida la voluntad de cambio que las pasadas las elecciones las ganó el PP y todas las encuestas dicen que volverá a ganar el 26 de junio. Sólo una amplia coalición de perdedores puede traer el cambio político al que se refiere Errejón.

¿Qué hay debajo de las frívolas manifestaciones de los dos dirigentes de Podemos? El ataque a Llamazares se debe a la falta de referentes en IU. El mandato de Cayo Lara fue de perfil bajo y, en la actualidad, sólo hay dos dirigentes con proyección nacional: Alberto Garzón, que se ha abierto un hueco en la opinión pública, y Gaspar Llamazares. No hay posible enfrentamiento porque el diputado asturiano ha abandonado el mundo madrileño y el liderazgo de Garzón carece de alternativas, pero Llamazares no deja de ser una referencia y por eso Iglesias y Errejón le lanzan dardos.

El acuerdo de Podemos e IU va a ser una de las novedades de las elecciones del 26 de junio. IU podría imponer severas condiciones, porque la alternativa de Podemos ha quedado dañada con los errores de Pablo Iglesias. Podemos necesita a IU para obtener un resultado electoral vendible. Lo que más llama la atención es que el acuerdo no pase por algún tipo de negociación autonómica. Desde Madrid van a imponer nombres, perfiles y discurso. Esa es la nueva política.

Ver Post >
OPORTUNISMO BARATO
img
Juan Neira | 04-05-2016 | 19:30| 0

Resulta que ahora a nuestros dirigentes políticos les entró una honda preocupación por los gastos electorales. Fueron capaces de levantar una muralla de vetos ideológicos y personales que imposibilitaron la formación de un gobierno, pero con Las Cortes disueltas y convocados nuevos comicios ponen rostro pesaroso ante lo caro que resultará la nueva campaña electoral a los españoles. Se habla 180 millones de euros. Podían habérselos ahorrado de haber antepuesto los intereses generales a los de partido, pero prefirieron obstaculizar los intentos de armar una mayoría parlamentaria y ahora ponen cara de niños buenos, escandalizados, ante el elevadísimo gasto electoral. Para abaratar la factura el PP propone acortar la campaña electoral: en vez de quince días sería de diez. Podemos renuncia a la subvención electoral y Ciudadanos quiere que el gasto electoral se recorte en el 50%. Las tres ocurrencias sólo tienen como objetivo seducir a los votantes. Oportunismo puro y duro por parte de unos políticos que no les importa el gasto público; unos lo demostraron gobernando y otros con sus programas electorales. Un gesto populista cuando faltan 53 días para que se abran las urnas.

Si algo resulta irritante es el atrevimiento de los líderes políticos para tratar a los ciudadanos como menores de edad. Ya que optaron por provocar unos nuevos comicios procediendo a una voluntaria interrupción de mandato, lo que procede es que nos digan con quien van a gobernar –una información que nos hurtaron en otoño- y qué medidas van a tomar. Si quieren acortar la campaña y limitar el despilfarro, que hagan una ley donde se especifique todo lo relativo al gasto electoral, pero que no nos vengan ahora con medidas improvisadas que sólo buscan convencer a los electores de lo bondadosos y juiciosos que son. Una norma que regule los debates electorales obligatorios, no como ocurre ahora que tenemos un presidente de gobierno que en la última campaña limitó su intervención a un debate con el candidato socialista. Debates obligatorios, explicitación de alianzas y vetos, y medidas concretas para resolver los problemas de España. Por cierto, hablando de problemas, que nos digan cómo van a hacer el ajuste fiscal que nos demanda Bruselas, porque esa es una tarea para este año. Quien no especifique su plan para reducir el déficit que renuncie a gobernar, ya que será la principal obligación para el segundo semestre.

Ver Post >
REEDITAR LA COALICIÓN
img
Juan Neira | 03-05-2016 | 16:02| 0

Dentro de la tónica general de repetición de nombres, el centroderecha asturiano va a presentar la misma lista que concurrió a los comicios del 20 de diciembre. Una candidatura mixta de PP y Foro, con más candidatos populares, pero con Isidro Martínez Oblanca ubicado en el segundo puesto. Ir de número dos supone salir elegido diputado salvo que ocurra un desastre mayúsculo, eventualidad que cabe descartar porque no se dan las circunstancias para que suceda. Hace cuatro meses, la coalición PP-Foro obtuvo tres diputados, el citado Oblanca, Ramón García Cañal y Susana López Ares, que encabezaba la lista. Dos veteranos que ya estaban hace veinticinco años desempeñando labores de representación en las instituciones, y la debutante López Ares, que fue la revelación de la campaña por su excelente desempeño en los debates electorales. En 2011, con el PP en el momento álgido de su trayectoria electoral, alcanzando el récord de 186 escaños, en Asturias sacó tres. Cabe concluir que tres diputados es el techo de su cuota electoral, pero también es su suelo, porque con un registro de mínimos en España (123 escaños en diciembre de 2015), tres fueron por la circunscripción asturiana.

La candidatura asturiana no fue fruto del azar, ni de una conversación entre dirigentes asturianos de ambos grupos, sino la cristalización del pacto entre la dirección nacional del PP y Cascos. Sólo quien tiene capacidad para llegar a un acuerdo de esa naturaleza puede firmarlo. No era materia para teloneros. Si nos quedamos en un análisis puramente electoral, el acuerdo produce beneficios para ambos partidos. El PP evita la competencia de Foro, que le quitaba votos en las urnas, y el partido de Cascos garantiza la obtención de un escaño (Oblanca), algo que estaría fuera de su alcance si concurriera solo. Aunque el diputado de Foro no se integró en el grupo parlamentario del PP, el proceder de Oblanca en el debate de investidura de Pedro Sánchez y sus declaraciones durante los pasados meses, resultan plenamente satisfactorias para Rajoy. El diputado de Foro asumió enteramente el argumentario del PP, con sus críticas hacia Sánchez y Rivera, sin hacer mención a la pasividad del presidente en funciones. Los ataques que lanzaban los dirigentes de Foro al Gobierno del PP, hasta hace poco más de un año, se han acallado. Estamos ante dos partidos formalmente diferentes que dicen lo mismo y se dirigen al mismo electorado.

Ver Post >
REEDITAR LA COALICIÓN
img
Juan Neira | 03-05-2016 | 15:52| 1

Dentro de la tónica general de repetición de nombres, el centroderecha asturiano va a presentar la misma lista que concurrió a los comicios del 20 de diciembre. Una candidatura mixta de PP y Foro, con más candidatos populares, pero con Isidro Martínez Oblanca ubicado en el segundo puesto. Ir de número dos supone salir elegido diputado salvo que ocurra un desastre mayúsculo, eventualidad que cabe descartar porque no se dan las circunstancias para que suceda. Hace cuatro meses, la coalición PP-Foro obtuvo tres diputados, el citado Oblanca, Ramón García Cañal y Susana López Ares, que encabezaba la lista. Dos veteranos que ya estaban hace veinticinco años desempeñando labores de representación en las instituciones, y la debutante López Ares, que fue la revelación de la campaña por su excelente desempeño en los debates electorales. En 2011, con el PP en el momento álgido de su trayectoria electoral, alcanzando el récord de 186 escaños, en Asturias sacó tres. Cabe concluir que tres diputados es el techo de su cuota electoral, pero también es su suelo, porque con un registro de mínimos en España (123 escaños en diciembre de 2015), tres fueron por la circunscripción asturiana.

La candidatura asturiana no fue fruto del azar, ni de una conversación entre dirigentes asturianos de ambos grupos, sino la cristalización del pacto entre la dirección nacional del PP y Cascos. Sólo quien tiene capacidad para llegar a un acuerdo de esa naturaleza puede firmarlo. No era materia para teloneros. Si nos quedamos en un análisis puramente electoral, el acuerdo produce beneficios para ambos partidos. El PP evita la competencia de Foro, que le quitaba votos en las urnas, y el partido de Cascos garantiza la obtención de un escaño (Oblanca), algo que estaría fuera de su alcance si concurriera solo. Aunque el diputado de Foro no se integró en el grupo parlamentario del PP, el proceder de Oblanca en el debate de investidura de Pedro Sánchez y sus declaraciones durante los pasados meses, resultan plenamente satisfactorias para Rajoy. El diputado de Foro asumió enteramente el argumentario del PP, con sus críticas hacia Sánchez y Rivera, sin hacer mención a la pasividad del presidente en funciones. Los ataques que lanzaban los dirigentes de Foro al Gobierno del PP, hasta hace poco más de un año, se han acallado. Estamos ante dos partidos formalmente diferentes que dicen lo mismo y se dirigen al mismo electorado.

Ver Post >
FALSAS HOLGURAS
img
Juan Neira | 02-05-2016 | 21:49| 0

Asturias, como el resto de comunidades autónomas, se beneficia de la decisión del Gobierno de relajar la política de reducción del déficit público. Si la Comisión Europea levanta la mano, el Ministerio de Hacienda hace lo propio, y se amplía el margen para gastar de las regiones. Entre 2016 y 2019 el Principado contará con 253 millones de euros para gastar por encima de lo previsto inicialmente. Cristóbal Montoro acabó aceptando los razonamientos del Gobierno asturiano que achacaba el exceso de déficit del pasado ejercicio (1,53% de déficit en vez del 0,7% establecido) a cambios en los criterios contables. Para este año se vuelve a fijar el tope en el 0,7%. Como la política presupuestaria de las diecisiete comunidades autónomas dista de ser homogénea, el Gobierno ha establecido la obligación de realizar restricciones de gasto a la mayoría de las regiones. En conjunto tendrán que reducir en 2.037 millones el desfase entre gastos e ingresos. De esa tarea quedan exoneradas Galicia, Canarias y País Vasco, por haber cumplido con lo mandado para 2015; Asturias y Castilla y León tampoco tendrán que recortar gastos, ya que sobrepasaron el tope por cambios en las valoraciones técnicas.

Es fundamental cumplir con las exigencias fiscales de la Unión Europea, porque en caso contrario se derivarían consecuencias muy negativas para España. Somos un país muy endeudado y no podemos actuar con la libertad de los estados que no tienen números rojos. Cualquier frivolidad pondría nerviosos a los acreedores y subiría nuestra prima de riesgo, con todo lo que eso significa en el pago de intereses. Ahora bien, al margen de lo que diga Bruselas, España debería aprovechar la coyuntura (política monetaria del Banco Central Europeo, precio del petróleo y creación del empleo) para hacer un saneamiento real de las cuentas públicas. Viendo como algunas comunidades autónomas se toman a chirigota la consolidación fiscal y año tras año presentan déficit que duplican el objetivo marcado, como es el caso de Cataluña, Valencia o Murcia, no cabe ser muy optimistas. Sólo en el mes de enero, Murcia y Extremadura tuvieron un desfase entre gastos e ingresos que excedió el señalado para todo 2016. Con esa forma tan irresponsable de proceder quiebra todo intento de hacer una política de Estado. Asturias, con una deuda que este año superará los 4.000 millones, debería actuar como las hormigas y no como las cigarras.

Ver Post >
INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL MANDATO
img
Juan Neira | 01-05-2016 | 18:47| 0

Tras el inicio de la legislatura ha llegado el final sin solución de continuidad. La regla de toda obra clásica, planteamiento, nudo y desenlace, ha quedado reducida a una sola fase: desenlace. No hubo tiempo de hacer un planteamiento ni mucho menos de llegar al nudo de las complicaciones, porque los diputados han optado directamente por escribir el final del drama recurriendo a forzar la disolución de Las Cortes por la vía de negarse a elegir un presidente del Gobierno.
De las urnas habían salido 163 escaños de centroderecha (PP y Ciudadanos) y 161 de izquierda (PSOE, Podemos e IU). El resto, 26 escaños, podían colocarse bajo el rótulo de “nacionalistas y varios”, globalmente mucho más proclives a un acuerdo con la izquierda que con la derecha. En cuatro meses largos de negociaciones ni siquiera se visualizaron los dos bloques citados.
Ni Rajoy buscó el acuerdo con Ciudadanos ni Pedro Sánchez lo hizo con Podemos e IU. Ninguno de los líderes del vetusto bipartidismo se marcó como prioridad concretar esas alianzas. Rajoy quiso la entente con el PSOE, y Sánchez negoció un acuerdo fuerte con Rivera, que luego trató de extender hacia la izquierda.
La distribución de escaños fue novedosa, dando un gran protagonismo a cuatro partidos. En las dos primeras elecciones generales de la democracia también emergieron cuatro partidos de implantación nacional, pero los minoritarios (PCE y AP) contaban con muy pocos escaños. Ahora Podemos y Ciudadanos tenían una cuota parlamentaria decisiva para formar mayorías y, sobre todo, suficiente para imponer vetos.
Lo más chocante del proceso vivido es que los partidos no pugnaron por entrar en el futuro gobierno sino que vendieron muy cara su participación en el mismo. Esta es una novedad dentro de los países con pluripartidismo, donde el miedo reside en quedar aislado. En estos meses hemos visto el comportamiento opuesto, con los líderes fijando duras condiciones para participar en el gobierno, como si gobernar fuera un lastre y ejercer de opositor representara un chollo.
VETOS
No hubo ocasión para negociar programas, con la excepción de las 200 medidas recogidas en el pacto entre PSOE y Ciudadanos, porque el diálogo estuvo presidido por el rígido criterio de la ideología. Cuando se negocia con la mirada puesta exclusivamente en el ideario de valores y creencias, cualquier intento de acercamiento se interpreta como una concesión indigna.
Enfocadas las transacciones por la moneda de la ideología, el periodo postelectoral se desarrolló por el sistema de vetos: el centroderecha vetó a la izquierda radical (Podemos e IU) y esta hizo lo propio con el centroderecha; el PSOE vetó al PP. Puestas esas trabas, sólo podía avanzar la alternativa de izquierdas (161 escaños) con el probable apoyo del PNV (Urkullu ya había hecho declaraciones favorables hacia esa entente).
La opción no se concretó porque Sánchez quiso unir a los grupos de izquierda con Ciudadanos, y empezó a dar pitidos el arco detector de interferencias ideológicas: Podemos no pudo gobernar pero impidió que otros gobernaran.
En la alternativa de Sánchez, gobierno de centroizquierda, jugó un papel decisivo el Comité Federal del PSOE que no quiso ver a su partido embarcado en un gobierno dependiente de Podemos. La autodeterminación de Cataluña y los maximalismos ideológicos provocaron sudor frío a los barones autonómicos, entre ellos Javier Fernández.
SEGUNDA VUELTA
El resultado final del proceso es el descrédito de los partidos políticos y de sus líderes. A todos los problemas de España añadieron uno más: la interrupción voluntaria del mandato. El rechazo ciudadano por la epidemia de corrupción entre cargos públicos y la demostrada incapacidad para resolver los problemas asociados a la crisis económica, se acrecienta ahora con la manifiesta incompetencia para cumplir con el requisito más elemental de toda legislatura: la elección de un presidente por el Parlamento.
Volveremos a las urnas. Todos los sondeos indican que se repetirá la situación de equilibrio de fuerzas y ausencia de mayorías parlamentarias. No será igual. Recuerden la archifamosa frase de Carlos Marx, “la historia se repite dos veces, primero como tragedia y después como farsa”. Aunque los resultados fueran una fotocopia de los obtenidos en diciembre habría algún tipo de acuerdo. Es pronto para especular, contentémonos con dibujar la silueta que tienen los partidos tras el fallido proceso negociador.
El PP es un partido aislado; necesita llegar a la frontera de los 140 escaños para gobernar. Ciudadanos es un grupo bisagra puro, papel que hasta ahora jugaban en España los partidos nacionalistas moderados, especie casi en extinción. Podemos, tras el giro dado por Pablo Iglesias, es una fuerza radical de izquierdas (la alianza con IU colaborará aún más a darle esa imagen), borrada ya su impronta de partido transversal que no distinguía entre izquierda y derecha. El PSOE, el grupo con una identidad más fuerte, se mueve en la ambigüedad, entre Ciudadanos y la izquierda, porque el líder y la dirección nacional (Comité Federal) cohabitan en el poder.

Ver Post >
ARECES, CENTRO DE LA DISPUTA
img
Juan Neira | 30-04-2016 | 16:19| 0

Emilio León, principal animador del formato parlamentario de preguntas a Javier Fernández, pidió que Álvarez Areces fuera excluido de las candidaturas socialistas a Las Cortes Generales. Afirmó que el expresidente del Principado duerme tranquilo porque está aforado, aunque le llega el agua al cuello. Alertó sobre la posibilidad de que Areces sea imputado en plena campaña electoral. Encarándose con el presidente le dio a elegir: “lo echa usted o lo echamos nosotros”. Javier Fernández lamentó las formas y el fondo de la intervención del portavoz de Podemos, acusándole de utilizar la presunción de culpabilidad y la imputación preventiva.

Podemos abre un nuevo frente en su disputa con el PSOE, con el expresidente Areces como arma arrojadiza. La “percha” -que se diría en periodismo- es el juicio del “caso Renedo”. La coincidencia de la vista oral con la proximidad de las elecciones, les permite hacer una fácil asociación y presionar a la dirección socialista para que no lo incluya en las listas. Se puede ser íntimo amigo de Areces o acérrimo detractor, es indiferente. Si se conserva un mínimo de objetividad habrá que aceptar que no hay ningún indicio de que vaya a ser imputado por las declaraciones de acusados y testigos. Sobre la tortuosa instrucción del sumario habría mucho que decir, pero ya es un hecho cerrado. Una vez que quedó abortada la avanzada negociación entre las defensas y las acusaciones el juicio discurre por la senda prevista. No hubo ningún hecho novedoso ni nada realmente llamativo. Es muy delicado avanzar valoraciones cuando faltan por declarar muchos testigos, pero la dialéctica entre acusaciones y defensas no sale muy reforzada en las jornadas que llevamos de juicio.

La presencia de Areces en las listas tiene una importancia muy relativa. Areces ya ha hecho su andadura, desde los tiempos de la militancia comunista, con diecisiete años de edad, hasta la actividad como senador con más de setenta. Una experiencia tan dilatada proyecta la imagen de que la política asturiana se puede identificar con la gestión de Areces. Un día merece la pena volver sobre este asunto, pero si hay que adelantar algo recurriría a Goethe y al Fausto, cuando advierte de que el fracaso del hombre viene de la inactividad y no del error. A la hora de hacer imputaciones sobre el rotundo fracaso de Asturias tengo claro cuál es la selección de inactivos o pasivos que nos han dejado tirados en la cuneta.

Ver Post >
EL OLFATO DE LOS POLÍTICOS
img
Juan Neira | 28-04-2016 | 17:47| 1

Hace bastantes años tuve que seguir a diario las andanzas de Gabino de Lorenzo. El entonces alcalde de Oviedo tenía fama de listo; hasta sus teóricos rivales, los socialistas, repetían la manida expresión de “Gabino es el más listo de la clase”. De Lorenzo dedicaba escaso tiempo a la Alcaldía (creo recordar que llegó a pasar siete meses sin presidir un pleno del Ayuntamiento), presumía de leer por encima los periódicos y pasaba mucho tiempo de sobremesa. Pero lo cierto es que De Lorenzo, aún en régimen de mediopensionista, acertaba. Entonces descubrí que los políticos se guían por el olfato. Y Gabino lo tenía muy bueno. Luego, con el paso de los años, le falló la pituitaria y se presentó encabezando la lista del PP a las elecciones generales de 2008, y se llevó un batacazo compitiendo con Álvaro Cuesta (38.000 votos de diferencia), cuando le había triplicado en concejales en las municipales de 1995 (18 contra 6).

Me viene a la cabeza esta reflexión viendo la reacción de los líderes políticos españoles al cerrarse el plazo para presentar un candidato a presidente. Tras caer el último grano en el reloj de arena, Pedro Sánchez revisa su criterio y dice que se equivocó cuando llamó indecente a Rajoy ¿Es ahora cuando se da cuenta? ¿El presidente en funciones hizo algún gesto, recientemente, para que Sánchez comprendiera que es una persona honrada? Es evidente que no. Rajoy hace y dice lo mismo que hace cuatro meses o cuatro años. La diferencia está en que ahora ya no tiene sentido hacer un cordón sanitario en torno al PP, porque llega el tiempo de los ciudadanos, de los electores. La etapa de los frentes partidarios, de las maniobras de los aparatos, ha finalizado y no volverá hasta que se depositen las papeletas en las urnas. Además, Sánchez tiene que hacer unos retoques en el discurso, porque tras el fiasco con Podemos, debe centrar un poco su imagen. Si un dirigente español está siempre presto para decir lo contrario que en la víspera, ese es Sánchez. No permite que una declaración inoportuna le aparte de su carrera hacia el poder.

Albert Rivera también ha hecho un alarde de reflejos. En cuanto olfateó que hay malestar en la sociedad civil contra el gasto electoral, sacó del bolsillo de la chaqueta una propuesta dejando reducido el gasto de la campaña al 50%. Quiere que la carta personalizada a cada elector la hagan todos los partidos de forma conjunta. Se ahorrarían 24 millones de euros. Todo un seductor.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA
joseterente_6643 21-10-2016 | 18:05 en:
COMPLEJO DE CULPA
raitanucu 13-09-2016 | 18:40 en:
GRASAS, SAL Y AZÚCAR

Otros Blogs de Autor