El Comercio
img
SUFICIENTES RECURSOS
img
Juan Neira | 27-11-2007 | 19:57| 0

Continúan las comparecencias de los consejeros del Principado en el Parlamento para explicar el proyecto de presupuestos para el año 2008. Los diputados de la oposición, Carlos Galcerán (PP) y Noemí Martín (IU), criticaron las previsiones presupuestarias de la Consejería de Salud. El representante del PP tachó las cuentas de vacías y continuistas, como si estuviesen confeccionadas dando por hecho la prórroga presupuestaria. En cuanto a la dirigente de IU, acusó a Ramón Quirós de no llevar a las cuentas regionales ninguno de los contenidos novedosos de su programa; la diputada de IU también habló de los sobrecostes del HUCA, dando por seguro que el nuevo complejo hospitalario costará más de 300 millones de euros.
La importancia de la Consejería de Salud dentro del proyecto de presupuestos viene establecida por el incremento de recursos aprobado por el Gobierno regional, que supone un porcentaje del 10% sobre el presente ejercicio. Dentro de un proyecto expansivo, que crece el doble que la inflación, la Consejería de Salud descuella por encima de la media. Para darnos una idea del dinero que destina el Principado basta constatar que es la segunda comunidad autónoma que realiza un mayor esfuerzo sanitario, sólo superada por la Comunidad Valenciana. Incluso cabe matizar que la Comunidad Valenciana dedica un mayor porcentaje del presupuesto a la Sanidad porque tiene que borrar los números rojos de alguno de los hospitales privados que funcionan en régimen de concierto y sufrieron cuantiosas pérdidas. En resumen: el Principado no escatima recursos.
La validez de la “reforma Quirós” no tiene que ver con poner más dinero, sino con una serie de cambios anunciados por el consejero que están relacionados con la gestión de las listas de espera, la captación de médicos o el control del gasto en farmacia. Habrá que ver si dentro de un año avanzó su reforma. Otra cosa son los sobrecostes del HUCA, una herencia de la anterior legislatura, y que elevarán toda la obra por encima de los 300 millones de euros, porque los sobrecostes superan el 50%. Según la letra del contrato, lo más que puede aflorar es un sobrecoste del 20%, pero hay fórmulas imaginativas para compensar a la otra parte contratante.

Ver Post >
ZAPATERO ES OTRA VEZ ZP
img
Juan Neira | 26-11-2007 | 07:48| 0

El presidente Zapatero ha confirmado lo que ya se sabía: será el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales. El candidato Zapatero aspira a obtener una mayoría más holgada que la obtenida hace cuatro años para “recuperar la convivencia y la tolerancia”. Otros ejes de su posible acción de gobierno serán el bienestar social y la acción contra el cambio climático. Con respecto al PP, el presidente del Gobierno ha afirmado que no ha realizado una oposición dura ni blanda, sino de obstrucción.
Todo candidato aspira a mejorar las posiciones electorales de su partido en cada cita con las urnas, pero en esta ocasión ese deseo va ligado a un objetivo: cambiar la relación entre el PSOE y el PP. Un resultado ajustado en las urnas llevaría a la repetición del principal argumento del actual mandato, que no ha sido ni la revisión constitucional ni las reformas estatutarias ni la negociación con el terrorismo ni la ampliación de los derechos sociales ni la creación de empleo, sino la polarización de la vida política y la división social en torno a la pugna diaria entre Zapatero y Rajoy. Si la diferencia entre PSOE y PP sigue siendo de 16 escaños, la bronca estará asegurada, mientras que la victoria por mayoría absoluta de uno de los dos partidos obligaría al otro a cambiar de estrategia.
El bienestar social es el objetivo de periodos de bonanza económica, cuando tras la obtención del excedente empresarial y el saneamiento de las cuentas del Estado llega la discusión sobre el reparto. Es muy probable que el cambio en la coyuntura económica anule el discurso sobre las mejoras sociales, pero la política siempre tarda en hacer acuse de recibo de las malas noticias que da la economía, así que iremos a marzo soñando con el pleno empleo, la Agenda de Lisboa y otras propuestas dictadas por la euforia de los grandes momentos del ciclo económico, registrados en los primeros años del actual siglo. En cuanto al cambio climático, se trata de una clásica propuesta indolora a la que todo el mundo se apunta, más oportuna de hacer ahora, después de que Rajoy sacará a relucir todo el escepticismo de su primo sobre el efecto invernadero. Oportunismos aparte, con Zapatero aumentaron las emisiones de CO2.

Ver Post >
EL OTOÑO DE LA ECONOMÍA
img
Juan Neira | 25-11-2007 | 10:49| 0

El gasto de la Administración de Zapatero y la reforma fiscal de Rajoy no se adaptan al cambio de coyuntura
Cuando la economía española iba viento en popa el presidente Zapatero se dedicaba a hablar de reformas estatutarias y procesos de paz; ahora que cambia la tendencia, es la oposición la que culpa al Ejecutivo del encarecimiento de los alimentos, mientras el Gobierno trata de tranquilizar al público con pronósticos imposibles: la inflación decaerá dentro de un año.
La construcción lleva dos años bajando su ritmo de actividad, trimestre a trimestre, sin que ningún otro sector importante haya tomado el relevo. Lo mismo ocurre con el consumo de las familias, que era el otro gran motor del crecimiento económico español. En algún momento tenía que afectar a la economía nacional estar comprando el petróleo a casi 100 $ el barril, el alza continuada de los tipos de interés, los baches de la economía estadounidense y el alto endeudamiento familiar fruto de la ilusión económica colectiva: tira p’alante que libras.
Dos rasgos destacan en esta coyuntura, cuando el ciclo económico cambia de signo: la confusión entre gigantes y molinos de viento, y los programas y decisiones de la clase política.
MOLINOS DE VIENTO
Como ocurre siempre que las cosas se tuercen, la culpa se echa sobre las espaldas del Gobierno. No hay un solo dato que quepa atribuir a Zapatero del empeoramiento del ciclo económico. Los tipos de interés crecen por decisión del Banco Central Europeo, el petróleo está al alza por la mayor demanda de los países emergentes, y el alto endeudamiento de las familias es una decisión de los papás y de las mamás. Por último, resulta imposible blindarse de los vaivenes de la economía americana cuando las empresas de la UE tienen cerca del 70% de sus activos en el extranjero dentro de EE.UU.; la interrelación es tan grande, que sólo el estado de Tejas acumula más inversión europea de la que recibe Japón de los americanos. La culpa del empeoramiento no es de Zapatero, aunque también debe afirmarse que la fase virtuosa del ciclo, con incesante creación de empleo, tampoco fue una creación de Zapatero.
No tiene sentido recelar del euro, como se hace tantas veces en la cola del mercado. Una cosa son los beneficios espurios de los comerciantes de productos, redondeando los precios exageradamente al alza, por la confusión entre céntimo de euro y peseta, y otra el efecto de la moneda común que fue sumamente beneficioso para España. No habrían estado nunca los tipos de interés al 2% sin la adopción del euro. Si siguiéramos con la peseta, la factura del petróleo nos resultaría sumamente onerosa, mientras que con el euro se absorbe, porque tiene un valor superior al dólar.
Otro “gigante” al que no se debe lancear es al sector de la construcción. Con machaconería se repite que es el paradigma de un modelo económico descompensado, que se debían dedicarse los recursos a otras actividades, etcétera. Basta echar una mirada al mundo y se comprobará que en todos los países donde más creció la economía, en los últimos quince años, aumentó fuertemente el sector de la construcción: Australia, EE.UU., Inglaterra o España. En todos ellos hubo alzas importantes de precios. Además, dejémonos de paternalismos, quién puede impedir que un empresario se pase al sector de la construcción o que un fondo de pensiones invierta en valores inmobiliarios. No repitamos como loros los discursos supuestamente críticos.
Por último, vayamos al mal del endeudamiento familiar. En un país industrializado tardíamente, como el nuestro, sobrevivían hasta el otro día pautas culturales de la España agraria, como es el temor a los bancos. El crecimiento del consumo desde el año 1997 supuso una auténtica revolución económica en España, estimulado por el recurso masivo al crédito. En épocas de euforia se tiende a creer que las cosas nunca van a cambiar, y un sector de la población amortiza tres créditos a la vez. La responsabilidad recae, exclusivamente, en las personas endeudadas, porque en ningún sitio estaba escrito que los tipos de interés no iban a subir. La experiencia indicaba lo contrario. Por eso resultaba tan extravagante la insistencia de IU en pedirle al Gobierno regional que dedicara una parte de los Presupuestos del Principado a ayudar a las personas que tienen dificultades para amortizar sus créditos.
La economía española estuvo en un ciclo alcista desde el año 1994 y es lógico que, tras trece años de resultados positivos, las cosas empeoren. ¿Qué dice la clase política? El escenario es desolador.
ERRORES POLÍTICOS
Los grupos de oposición cargan las tintas, olvidándose que todavía en el último año se crearon 560.000 empleos a tiempo completo. Por parte del Gobierno se minimizan las señales de empeoramiento y se asegura que dentro de un año se contendrá la inflación. ¿Con los tipos de interés, la energía y las materias primas al alza, cabe vaticinar la moderación de los precios? La cercanía de las elecciones impide hablar con un mínimo de objetividad.
Más preocupantes son las decisiones que se están tomando. El consumo de las administraciones sigue pujante, espoleado por los gastos de personal. En el último trimestre el gasto de las administraciones aumentó más que en cualquier otro periodo semejante de los dos últimos años. Para que nadie se engañe, añadiremos que cerca del 70% del coste de los servicios públicos descansa en el gasto de personal. Las previsiones oficiales también son un canto al optimismo, ahí está el proyecto de Presupuestos del Principado que cifra en más del 14% el crecimiento de los ingresos por la vía del Impuesto de la Renta.
Si los gobiernos (nacional y regional) viven en el mejor de los mundos, no digamos nada de Rajoy. Hace una semana anunció la exoneración del pago del IRPF a las personas que ganen menos de 16.000 euros. ¿Y cómo se acomete esa bajada cuando el paro va a aumentar y la recaudación tributaria va a descender? No quiero exagerar, pero cuando hay dos peligros de obligada evitación, la inflación y el déficit público, las decisiones del Gobierno y las promesas de la oposición nos arrastran hacia ellos. Hay una norma no escrita que dice que los políticos aplican las mismas recetas (bajada de impuestos, incremento de gastos de personal) durante un tiempo, aunque la coyuntura económica haya variado. La inercia y la cercanía a los comicios propician los dislates.

Ver Post >
VUELVEN LAS ASTRACANADAS
img
Juan Neira | 24-11-2007 | 10:57| 0

La proposición de Ley de Asturianía, presentada por IU en la Junta General del Principado, ha sido respaldada por el PP, iniciando de esta manera su tramitación parlamentaria. IU está interesada en extender las prestaciones sociales, como el salario social básico o las plazas de residencias para la tercera edad, a los emigrantes. En la actualidad los emigrantes tienen reconocidos los derechos políticos y participan con su voto en la configuración de las instituciones, pero IU quiere aumentar su carta de derechos y para ello propugna esta norma, en la que también se crean figuras nuevas, como el “asturiano de adopción”, para dar un estatus de asturianía a personas que no tienen vínculos familiares con nuestra tierra, pero sí están relacionadas con ella por las actividades que realizan.
La necesidad de una Ley de Asturianía es opinable, como lo son las pautas que conlleva el proyecto de IU, al obligar el Principado a dar cobertura sanitaria y social a personas que viven establemente en lejanos países. El grupo parlamentario socialista votó en contra, al considerar que afecta a un campo de derechos que se deben delimitar en el nuevo Estatuto de Autonomía. El PP votó a favor de la tramitación, anunciando que quiere introducir modificaciones en la discusión parlamentaria de la propuesta de IU. Nada que objetar.
Todo las consideraciones realizadas hasta ahora tienen carácter secundario, porque lo verdaderamente importante de la cuestión está en el singular paso dado por IU al presentar en la Cámara una proposición de ley, una iniciativa parlamentaria que va ordinariamente ligada al Gobierno, al que se le supone la capacidad de proponer leyes. Los grupos de oposición presentan proposiciones no de ley. Esta pauta de conducta se sigue en todos los parlamentos democráticos. Cuando la oposición está en condiciones de presentar proposiciones de ley, lo primero que hace es introducir por registro una moción de censura. La última vez que pasó algo parecido fue en la primavera del año 2000, con la Ley de Cajas, cuando parte del grupo parlamentario socialista se pasó a la oposición y puso en aprietos al Gobierno de Areces. Llevábamos siete años sin anomalías institucionales. Vuelven las astracanadas.

Ver Post >
VOTOS Y ALIADOS
img
Juan Neira | 22-11-2007 | 23:34| 0

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas revela que el PP ha recortado parte de la diferencia que le llevaba el PSOE en intención de voto. De los 3,5 puntos porcentuales de distancia que había entre las dos fuerzas políticas, en el mes de julio, hemos pasado a 2,3 puntos. El acortamiento de la diferencia se debe más al desgaste de los socialistas, que han perdido ocho décimas desde la anterior encuesta, que al crecimiento del PP, que sólo ha avanzado cuatro. En el mes de julio el Gobierno acababa de lanzar la idea del cheque-bebé y había salido airoso del debate sobre el estado de la nación, mientras que ahora sufre la erosión del empeoramiento de la coyuntura económica y de la mala gestión en infraestructuras, particularmente grave en el caso de Barcelona, el mayor granero de votos de los socialistas en las elecciones generales.
A cuatro meses de los comicios, las previsiones electorales hay que hacerlas partiendo de una igualdad entre los dos grandes partidos. En el tiempo que queda hasta la apertura de las urnas las dos fuerzas van a hacer esfuerzos superlativos por ganarse el favor del público. El mejor ejemplo lo tenemos en la propuesta de Rajoy de liberar de la declaración del impuesto sobre la renta a todos los que ganen menos de 16.000 euros. Aunque los socialistas han criticado la propuesta, pronto sacarán otro conejo de la chistera, anunciando nuevas ventajas fiscales para el próximo mandato. Las buenas noticias para los contribuyentes vendrán acompañadas de ataques entre los dos partidos, porque es tan importante ganar electores como restarlos al rival.
La mayor diferencia que hay en este momento, entre el PSOE y el PP, no está en la intención de voto de cada fuerza política, porque están prácticamente empatados, sino en la sintonía con el resto de los grupos. En un horizonte electoral en el que es muy difícil entrever una mayoría absoluta, el futuro gobierno depende de la convergencia con otras fuerzas. En ese campo, a Zapatero le resulta muy fácil desenvolverse, mientras que Rajoy se encuentra aislado. Todas estas consideraciones hay que realizarlas con una cierta cautela, porque un atentado de ETA o un súbito empeoramiento económico cambiarían el análisis.

Ver Post >
FORMAS Y FONDO
img
Juan Neira | 21-11-2007 | 23:40| 0

Ana Rosa Migoya asegura que la actitud mantenida por Valledor en el debate con Riopedre, sobre los presupuestos de Educación para el año 2008, responde más a una postura personal que a la estrategia de IU. Una valoración que no comparte la dirección de IU, que por boca de su coordinador general, Jesús Iglesias, respalda sin fisuras la intervención parlamentaria de Valledor, que terminó con un aparatoso abandono de la sala donde se celebraba el debate.
Es muy arriesgado decir de un oponente político cuándo está hablando a título personal y cuándo lo hace en sintonía con su partido. En todos los grupos hay un cierto reparto de papeles, sin que ello signifique que sus discursos entren en contradicción. La estrategia de propagar un mensaje coral, lleno de matices, en vez de repetir todos los portavoces el mismo libreto, fue uno de los grandes hallazgos de los socialistas en las dos primeras legislaturas de la democracia, cuando Felipe González iba de sensato, Alfonso Guerra de izquierdista, Peces Barba de católico y Luis Solana de derechas. Al llegar al Gobierno tuvieron que incorporar el rol de la solvencia y Miguel Boyer fue nombrado ministro de Economía. En IU hay también un cierto reparto de papeles, y a Valledor le toca ocupar el espacio nacionalista y antisocialista. Lo hace con gran competencia, porque domina las reglas del debate público, como demostró en la anterior legislatura siendo el consejero más popular del Gobierno de Areces. Valledor sabe dar titulares y siempre responde cuando lo reclama la prensa, cosa que no hacen muchos dirigentes socialistas. No creo que sea ningún fundamentalista, aunque algunos lo tachen de tal cosa por defender su espacio político con ahínco.
Puede que la intervención de Valledor en el debate con Riopedre tuviera como finalidad acabar con cualquier especulación sobre la viabilidad del proyecto presupuestario. Al romperse cualquier posibilidad de acuerdo se evitan las dudas de última hora y las especulaciones. Ahora bien, todos los dirigentes de IU, desde Jesús Iglesias y Ángel González, hasta Noemí Martín y Aurelio Martín, han rechazado siempre la hipótesis del pacto presupuestario, así que Valledor ha dicho, a su manera, la idea que todos comparten.

Ver Post >
UN ERROR DE CONCEPTO
img
Juan Neira | 20-11-2007 | 23:41| 0

La comparecencia parlamentaria de Iglesias Riopedre para explicar los compromisos presupuestarios del Principado en Educación terminó convertida en una de las noticias del día, tras el duro intercambio de descalificaciones entre el consejero de Educación y el diputado de la oposición, García Valledor. El dirigente de IU planteó la intervención parlamentaria sobre cuestiones (comedores escolares, libros de texto, educación de 0 a 3 años) que ya se había pronunciado la Junta General del Principado, para poner en evidencia que el Gobierno regional no llevaba a la práctica las resoluciones del Parlamento. Al final, tras descalificar el proceder de Riopedre, Valledor abandonó el Parlamento, mientras el consejero de Educación le acusaba de plantear exigencias desde la ignorancia.
Más allá de lo divertido que pueda resultar ver a Riopedre y Valledor discutir agriamente cuando trabajaron, codo con codo, durante cuatro años en el Gobierno, está la cuestión de fondo que plantea el incidente parlamentario: las relaciones entre el Gobierno, la oposición y el Parlamento. Lo normal es que el Gobierno tenga apoyos parlamentarios, bien sean estables o cambiantes, para sacar adelante sus decisiones en la Cámara. En caso contrario, la capacidad de gobernar queda muy limitada. Particularmente, la posibilidad de aprobar leyes queda anulada, así que los presupuestos, por ejemplo, deben ser prorrogados, quedando el Gobierno constreñido a labores de mera gestión. La debilidad parlamentaria del Gobierno no implica que pueda ser el Ejecutivo reemplazado por la Cámara, porque esa posibilidad atenta contra el simple enunciado de la separación de poderes. El Parlamento aprueba leyes y controla al Gobierno, pero no realiza actos ejecutivos, porque en ese momento el Gobierno quedaría convertido en mera Administración.
Si la oposición tiene mayoría en la Cámara y quiere pasar a gestionar, lo que tiene que hacer es presentar una moción de censura y tomar el poder. Tratar de gobernar desde los escaños de la oposición atenta contra la lógica de las instituciones democráticas. El incidente entre Riopedre y Valledor sirve para despejar las últimas dudas sobre la prórroga presupuestaria.

Ver Post >
FISCALIDAD AMABLE
img
Juan Neira | 20-11-2007 | 12:57| 0

Los dirigentes del PSOE han salido rápidamente a descalificar la propuesta de Mariano Rajoy de exonerar de la tributación por renta a las personas que ganan menos de 16.000 euros al año. Según los líderes socialistas se trata de una propuesta precipitada, que está planteada sin haber calculado el coste para las arcas de Hacienda. Hace cuatro años, el entonces líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, también prometió medidas fiscales de impacto, llegando a debatirse la posibilidad de fijar un tipo único para el impuesto de la renta. El paso del tiempo muestra una realidad fiscal menos amable para el contribuyente, porque entre los años 2004 y 2006, con Zapatero de presidente, España experimentó una de las mayores subidas de la presión fiscal de los treinta países de la OCDE, siendo sólo superada por EE.UU, Holanda y Corea. En la última legislatura de Aznar, del año 2000 al 2004, el peso de los impuestos y de las cotizaciones sociales, en relación al PIB, creció cinco décimas, del 34,2% al 34,7%, mientras que en los dos primeros años de Zapatero subió dos puntos, del 34,7% al 36,7%. Es muy probable que en este momento, por primera vez en la historia, España haya superado la presión fiscal media de la OCDE.

El juego de las rebajas fiscales es un anzuelo clásico para captar al electorado. Hay una auténtica competición entre los partidos por darle buenas noticias al contribuyente. Lo más curioso de este asunto es que la bajada de impuestos la hacen compatible con el aumento del gasto. Sin ir más lejos, en la Conferencia Política del PP, Mariano Rajoy prometió una subida de las pensiones y otras mejoras sociales para los desfavorecidos, que tendrá que compatibilizar con las rebajas fiscales. ¿Es creíble una disminución de la presión fiscal?

Las bajadas de impuestos sólo se pueden afrontar, sin riesgo, en un momento de crecimiento económico, cuando aumenta el número de empleados y crece el consumo. Quiero decir que todos los discursos fiscales, como los de creación de infraestructuras, dependen del ciclo económico. No tiene mucho sentido que se tiren los trastos a la cabeza los líderes del PSOE y del PP con los impuestos, porque la experiencia demuestra que ambos partidos hacen cosas parecidas.

Ver Post >
CAMBIO DE RUMBO
img
Juan Neira | 18-11-2007 | 23:35| 0

El PP reorienta su discurso para las próximas elecciones generales, al dejar en un segundo plano todas las alusiones al 11-M y a la lucha antiterrorista, para centrarse en asuntos económicos y sociales. Mariano Rajoy acudirá a los comicios con una propuesta de reforma fiscal que libera a siete millones de contribuyentes de realizar la declaración de la renta por tener ingresos inferiores a 16.000 euros. En el programa también se contempla una subida especial para las pensiones mínimas, porque el PP quiere ayudar a las familias que lo están pasando mal.
Mariano Rajoy corrige el rumbo en los últimos meses de la legislatura, porque los resultados de alguna encuesta le habrán convencido de que con ETA y el 11-M no se conquista la Moncloa. Tal vez acierte. Al desplazar el foco de atención del terror a la economía no puede perder de vista el líder del PP que en esa materia el Gobierno presenta un balance sobresaliente. Hay problemas, como el déficit exterior o el repunte de la inflación, pero Zapatero tiene triunfos en la mano, porque ha estado al frente del Gobierno que creó más empleos en la etapa democrática. No creo que el anuncio de una nueva rebaja fiscal conmueva al electorado. Menos sentido tiene anunciar una mejora de las pensiones mínimas, ya que en la presente legislatura han subido más de un 25%. La ganancia del voto tiene que venir por otro sitio.
En la Conferencia Política del PP se ha hablado de reformar la Constitución para fijar con claridad las competencias básicas del Estado que han quedado diluidas con los nuevos estatutos. Es una propuesta sensata que presenta dos problemas, uno de oportunidad y el otro de estrategia. El Estatuto de Autonomía de Andalucía reduce el núcleo de competencias del Estado y fue negociado y aprobado con los votos del PP. En la campaña electoral le van a recordar a Rajoy esa contradicción. Más grave es el problema de estrategia, ya que la necesaria reforma de la Constitución sólo se puede llevar a cabo de acuerdo con los socialistas, y no se da ningún paso en esa dirección. Hablar de cambiar la Constitución sin el PSOE es un discurso vacío. Sin embargo, estas limitaciones no restan interés a la propuesta reformadora del PP, que debería ser atendida por otras fuerzas políticas.

Ver Post >
SANIDAD, CUESTIÓN DE ALIADOS
img
Juan Neira | 18-11-2007 | 12:17| 0

La “reforma Quirós” sólo será viable si logra incentivar al personal

“Con el dinero que se gasta en recetas en Asturias haríamos un Hospital Central al año”. El “titular” que dio Ramón Quirós en su última comparecencia parlamentaria para explicar los presupuestos de su departamento confirma la medida del personaje: el consejero estrella del Gobierno de Álvarez Areces. Tras dos legislaturas encabezando gobiernos con vocación funcionarial (para disimular el tono grisáceo de los consejeros, los medios inventaron la etiqueta de “técnicos”), por fín tiene el presidente Areces un consejero que conecta con la sociedad.
En el acto de su toma de posesión como consejero, Ramón Quirós ya puso el dedo sobre la llaga al señalar que la reducción de las listas de espera era el principal objetivo de su mandato. Posteriormente, en el Parlamento, sacó a la luz un asunto que estaba tapado: la escasez de médicos; como solución novedosa, propuso ir al extranjero para contratar facultativos. Ahora, al presentar las cuentas de su consejería para el año 2008, Ramón Quirós señala que el gran problema para la gestión sanitaria está en el gasto, una variable que se alimenta en gran medida del fácil acceso de la población a la farmacia.
En la gestión de la sanidad, Asturias, al igual que el resto de las comunidades autónomas, se juega la viabilidad del autogobierno. Hace dos años, con todas las cuentas regionales descompensadas, Zapatero convocó la II Conferencia de Presidentes para firmar un cheque de 1.677 millones de euros destinados a las consejerías de salud. Un parche que sirvió para trampear la legislatura, pero ahora se necesitan soluciones duraderas.
En cuestión de sanidad, Asturias tiene una ventaja sobre el resto de las regiones, y consiste en la visión que tienen los ciudadanos de su sistema sanitario, que recibe la nota más alta en las encuestas que hace el Barómetro Sanitario por todas las comunidades autónomas. No obstante, recrearse en este dato sería un error, porque la confianza en el sistema público se desmorona en toda España, como lo prueba el crecimiento espectacular del gasto sanitario privado. En sólo tres años, del 2003 al 2006, se ha quintuplicado el número de ciudadanos que optan por ser atendidos en un centro privado.
El consejero de Salud se ha declarado dispuesto a reformar el sistema sanitario asturiano porque la prolongación de la actual política sería catastrófica para la sostenibilidad del sistema. ¿Por dónde empezar?
Lo primero que se debe constatar es que un cierto margen de gestión que había al recibir las competencias sanitarias del Insalud ya se ha agotado. Me refiero a la mejora de las percepciones económicas de los profesionales, que se llevó a cabo tras dos huelgas, sin obtener el sistema sanitario ninguna mejora a cambio. Tras la huelga del año 2002, el Principado asumió el gasto de 58 millones de euros, que quedaron incorporados al sistema, pero los centros de salud siguieron cerrados por las tardes. El reconocimiento de la carrera profesional de los médicos, realizado hace un año, tampoco trajo ningún beneficio: se pagó la dignidad, pero no mejoró el servicio. No se logró reducir en un día las estancias hospitalarias, que hubieran provocado un ahorro anual de 60 millones de euros.
Los números cantan. Al empezar la actual legislatura autonómica, la lista de espera quirúrgica en el Hospital Central estaba en 189 enfermos, y ahora supera el millar. El Principado ha optado por una situación de emergencia, al desviar a 900 pacientes para que sean operados en centros concertados.
El mejor reclamo para el desarrollo de la sanidad privada son las listas de espera en la sanidad pública. Si un sector significativo de la población decide comprar servicios sanitarios, la sanidad pública propenderá hacia la marginación. Cuando los servicios públicos (hospitales, autobuses, colegios) no son interclasistas, el sistema tiende a lanzar una oferta de mínimos para uso preferente de los ciudadanos sin recursos.
PERVERSIÓN DEL SISTEMA
Una de las perversiones del sistema asturiano estriba en que somos una de las regiones que tiene un gasto hospitalario más alto por cabeza y un gasto en farmacia que ha crecido fuertemente, mientras que sólo 23% del gasto en personal se destina a centros de Atención Primaria. Hay una norma no escrita que dice que el escaso tiempo en consultas de Atención Primaria conlleva más gasto en recetas y más pacientes derivados hacia los hospitales. De alguna manera hay que quitarse los problemas de encima.
Con los centros de salud cerrados a las tardes, los hospitales reciben una demanda que no les corresponde. En países que tienen buenos sistemas de salud, como Suecia o Canadá, el 45% de los médicos trabaja en centros de Atención Primaria.
Listas de espera, gasto en recetas, jornada vespertina de trabajo, constituyen un conjunto de problemas que descansan sobre la figura del médico. Al final, los problemas de la sanidad son problemas de personal. La “reforma Quirós” sólo saldrá adelante si encuentra aliados dentro del propio sistema de salud. Los anteriores gobiernos de Álvarez Areces perdieron tiempo y gastaron recursos en tapar problemas, que es la forma de rodear las soluciones.
La inauguración del nuevo Hospital Central podría ser la ocasión para renovar métodos y mentalidades, para crear una nueva cultura asistencial, pero en estos momentos el Huca es más un problema que una oportunidad, con el 50% de sobrecostes del complejo hospitalario sometido a una dura negociación para maquillar los deslizamientos extrapresupuestarios con el objeto de que no pierda validez el contrato de la obra: cómo bajar del 50% al 20% sin que ninguna de las dos partes (Principado, empresas) pierda.
La mejora del sistema de salud del Principado, su viabilidad, es un gran objetivo regional, que cobra especial relevancia en una comunidad tan envejecida como la nuestra con más del 22% de la población superando los 65 años. A falta de datos que muevan hacia el optimismo, hace falta que el consejero Quirós trace una raya, como Pizarro, y pida voluntarios para afrontar la empresa. Ante la prórroga presupuestaria y el exceso de demandas, los gestos personales constituyen un recurso frente al escepticismo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor