El Comercio
img
UN FRENO PARA LA REGIÓN
img
Juan Neira | 24-12-2007 | 10:40| 0

Serafín Abilio realiza una valoración muy pesimista sobre la prórroga presupuestaria, que según él va a suponer la pérdida de un año para las actuaciones que se necesitan realizar en Asturias. El pacto social que se está ultimando quedará en vía muerta, ya que las inversiones comprometidas no se podrán realizar por la larga tramitación parlamentaria y las diferencias entre los partidos políticos. Los recursos que había previsto el Gobierno para gastar quedarán inmovilizados en espera de que el año que viene el nuevo proyecto presupuestario obtenga el visto bueno de la Junta General del Principado.
El presidente de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC) sabe de lo que habla, ya que fue un dirigente político del extinto CDS y lleva muchos años al frente de la patronal de la construcción, la rama de actividad que más ha tirado por la economía asturiana. La obra civil, un nicho muy importante de la actividad constructora, se realiza en estrecha sintonía con las administraciones públicas, así que Serafín Abilio conoce las diferencias que existen entre trabajar con un nuevo presupuesto aprobado o financiar las obras según la pauta de una prórroga presupuestaria, donde todo gasto nuevo necesita una habilitación de crédito que precisa debate y votación en el Parlamento.
La primera diferencia entre presupuesto aprobado y presupuesto prorrogado estriba en la diferente medida del curso político. Me explico. Cuando el gobierno cuenta con unas nuevas cuentas todo el año resulta hábil para invertir y gastar, con la excepción del mes de agosto en que se ralentiza la actividad del Ejecutivo. Sin embargo, en la prórroga presupuestaria el único tiempo aprovechable es el del curso parlamentario que se interrumpe en verano y en invierno y tiene una actividad pausada con el calendario de reuniones más espaciado que la actividad de las consejerías. A eso hay que sumar el carácter deliberante del Parlamento, muy influido por los acontecimientos políticos. Por ejemplo, ahora, hasta las elecciones generales del 9 de marzo, la actividad de la Junta General del Principado será mínima. Tiene razón Serafín Abilio, la prórroga presupuestaria supondrá una lamentable pérdida de tiempo para Asturias.

Ver Post >
LAS TORRES IMPARES
img
Juan Neira | 23-12-2007 | 10:35| 0

El proyecto de Calatrava en Oviedo plantea un modelo alternativo al plasmado en los planes de urbanismo
La presentación del proyecto de Calatrava para la entrada de Oviedo, con la construcción de tres torres de 39 pisos que alcanzarán los 139 metros de altura, constituye la noticia del fin de año en Asturias. A su lado, palidecen el rechazo de los Presupuestos del Principado, las cuitas de la concertación social, la rebaja del peaje del Huerna, las explicaciones sobre los sobrecostes de obra pública y la magna reunión de gestores culturales en Avilés. Sólo una inimaginable sorpresa deportiva o un imprevisto titular en páginas de sucesos podrían desplazar a las Torres Impares del centro de la atención.
La primera consideración sobre el proyecto de Calatrava tiene que pasar por constatación de las torres que se planean en Gijón, cuando se libere el terreno ocupado por la barrera ferroviaria. La apuesta por los rascacielos ovetenses viene precedida de las treinta alturas que se apuntan a la entrada de la villa de Jovellanos. Podrá discutirse que se trata de dos proyectos muy diferentes, que es distinto el solar sobre el que se asientan, que tienen dispares motivaciones, pero no cabe negar la coincidencia en el tiempo y la similitud en la cota de altura. Resolver lo que tiene de causal o de accidental esa coincidencia ayudaría a ganar mucho tiempo en la discusión del proyecto de Calatrava.
Las Torres Impares fueron saludadas por la oposición municipal con críticas decentradas. Paloma Saínz y Sánchez Ramos apuntaron que los rascacielos iban a aportar grandes beneficios a la empresa promotora, Jovellanos XXI, porque el metro cuadrado le va a costar 181 euros y va a poder construir 300 pisos, cuando el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) prevé que en esa parcela se hagan 84 viviendas. Los dos concejales de la oposición reclamaron la construcción de equipamientos públicos, en vez de viviendas para el solar.
Todas esas consideraciones están muy bien, pero no van al centro de la cuestión. En los últimos quince años hemos conocido muchas recalificaciones de terrenos en Oviedo que dieron grandes ganancias económicas a sus propietarios. Hubo cambios de usos o intensificación de volumetría, desdibujando radicalmente las previsiones del PGOU. En otras ciudades asturianas también ha pasado lo mismo, aunque con menos intensidad. Pero el problema que plantean las Torres Impares de Calatrava es de otro orden, es algo nuevo, no cabe reducirlo a la discrecional recalificación y la rampante plusvalía.
El Ayuntamiento de Oviedo negociará con los gestores de Jovellanos XXI la reversión de las ganancias de las Torres Impares en bien de la ciudad. Puede llegarse a una solución ajustada o no. Es una fórmula que recuerda el método de hacer urbanismo por convenio, o por utilizar una formulación en boga en la España autonómica: urbanismo bilateral. Ganancia por ganancia. El que tenga dudas sobre la legalidad de la operación tiene abierta la puerta del recurso administrativo y, eventualmente, la vía jurisdiccional. Como con todas las decisiones de las administraciones.
Las primeras opiniones sobre el proyecto las realizaron varios arquitectos asturianos, y se movieron entre la crítica comedida acerca de los excesos del diseño y la rigurosa reflexión profesional sobre las bondades del concurso internacional de ideas. La incómoda ubicación de ser colegas de Calatrava, que les hace moverse entre el rol del “fuego amigo” y la máxima de “perro no muerde a perro”, dejó sin tratar la esencia del problema. Vamos a ello.
DOS MODELOS
Tres torres que doblan en altura a la catedral de Oviedo en una parcela pequeña y a las puertas del casco histórico resulta una enmienda a la totalidad de los planes de urbanismo, tal como se desarrollaron en las ciudades asturianas desde las primeras corporaciones democráticas. El diseño de Calatrava puede ser acertado o errado, pero es algo radicalmente nuevo que no tiene encaje con la filosofía de los planes de urbanismo que descansan en la especialización de suelos y en las alturas contenidas.
Por ejemplo, en Gijón, hasta el otro día, ningún arquitecto se hubiera atrevido a diseñar un edificio de más de siete alturas para no incurrir en sacrilegio. Recuérdese que hace unos pocos años se barajó la posibilidad de “podar” dos edificios de la Plaza del Marqués, porque tenían trece o catorce alturas, indemnizando a sus propietarios. Recuerdo que a eso se le llamó “reflexiones urbanísticas para el siglo XXI”
Al presentar la maqueta, Santiago Calatrava se defendió de las críticas sobre la inadecuación de las torres junto al casco histórico, recordando la ubicación de la catedral de San Patricio, en Nueva York, junto a los rascacielos. Una disculpa que da con la clave del asunto: el urbanismo de Manhattan es incompatible con la planificación urbana española. Lo que está en juego no es una cuestión de plusvalías ni la estética de unos edificios sino el modo de “hacer ciudad” de los últimos treinta años.
La falta de crítica a los planes de urbanismo es suplida por la vía de los hechos con las Torres Impares. Calatrava justificó las 39 alturas para albergar 300 viviendas diciendo que “el suelo es sagrado”. Y volvió a poner el dedo en la llaga. El urbanismo democrático evita la especulación del suelo por el método de consumir mucho suelo: las ciudades extensas. Sino se crece en vertical se hace en horizontal. Un método más caro, por la extensión de las infraestructuras, y con mayor gasto energético. A cambio, la ciudad se vuelve más tranquila, menos agobiante, etcétera.
Las Torres Impares plantean un cambio de paradigma urbanístico al que habrá que dar respuesta racional, abandonando meras consideraciones estéticas. Lo que no cabe duda es que un nuevo tipo de ciudad está ya en marcha que tendrá los siguientes pasos en el contiguo solar de la Fábrica de Armas de La Vega, donde futuros rascacielos taparán la vista a las Torres Impares.
Puede que los próximos días las críticas a las Torres Impares se centren en la inadecuación del terreno donde se levantan. Es una postura ponderada: en París nadie se hubiera atrevido a levantar el Arco de la Defensa, con los rascacielos colindantes, a 500 metros del Louvre. Ahora bien, la cuestión de fondo quedaría de esta manera sin contestar.
Los planes de urbanismo no han evitado la realidad de una vivienda carísima, el consumo de mucho suelo y el enorme gasto en energía. Las Torres Impares son el adelanto de un modelo alternativo, que cuenta con una ventaja: el público nunca dejó sentirse hechizado por el modelo americano. Y a todo esto: ¿qué dirá la Cuota? ¿Qué piensa el Principado?

Ver Post >
EL PEAJE EN SU CONTEXTO
img
Juan Neira | 22-12-2007 | 22:11| 0

El Gobierno central ha decidido una rebaja del peaje del Huerna para los automovilistas que utilicen la autopista más de una vez al mes. La rebaja mínima, que corresponderá a los conductores que hagan dos viajes de ida y vuelta, será del 25% del peaje, un porcentaje que irá aumentando en función de las veces que se use la autovía, teniendo un tope máximo de descuento del 50%.
Termina la legislatura con dos rebajas en el peaje del Huerna, una que corresponde a los transportistas, del 30%, y otra que beneficiará a los conductores de vehículos ligeros que utilicen con una cierta frecuencia la autopista del Huerna. El 9 de marzo de 2004, en el mitin central de la campaña electoral asturiana del PSOE, celebrado en el Palacio de Deportes de Gijón, el candidato Zapatero prometió rescatar el peaje, de forma que no hubiera ningún tipo de penalización para los automovilistas que quisieran alcanzar la Meseta por vía de doble calzada. La diferencia entre lo prometido y lo realizado es muy grande, ya que el reclamo electoral consistía en anular el peaje para todos los usuarios de la autopista, mientras que al final del mandato la mayoría conductores seguirá pagando la tasa en su totalidad. El diputado socialista, Álvaro Cuesta, cifró en setecientos u ochocientos millones de euros el rescate del peaje, y el Ejecutivo de Zapatero va a dedicar 2,5 millones de euros para beneficiar a los usuarios habituales de la autopista. Un gran contraste de cifras.
Hace cuatro años, las encuestas electorales hablaban de una victoria del PP, con una tercera legislatura de gobierno para este partido. Zapatero bregaba con el desgaste de los dos diputados tránsfugas en la Cámara de Madrid, que le habían dado la presidencia a Esperanza Aguirre, y con los disparates del tripartito catalán, que en vísperas de la campaña había sostenido una entrevista con Yosu Ternera. En ese contexto adverso, Zapatero realizó promesas imposibles de cumplir como el rescate del peaje del Huerna. Pero en Asturias cumplió con todo lo demás: regasificadora, Hospital Central, autovías, ampliación de El Musel, etcétera. ¿Cómo debemos valorar el grado de cumplimiento de ZP con Asturias? ¿Por la pequeña rebaja del Huerna o por el conjunto de sus actuaciones?

Ver Post >
OTRO GASTO POLÉMICO
img
Juan Neira | 21-12-2007 | 08:08| 0

El Gobierno regional ha reservado seis millones de euros para aplicar el cheque bebé, que se extenderá con carácter retroactivo a todas las familias que hayan tenido descendencia desde el día uno de julio de este año. En el último debate sobre el estado de la nación, Zapatero realizó la promesa de fomentar la natalidad con 2.500 euros por cada hijo, lo que llevó al presidente Areces a complementar esa medida con otro incentivo de 500 euros, para que cada nuevo asturiano llegue al mundo con un capital de 3.000 euros debajo del brazo. Para llevar a la práctica esta medida el Principado tramita un acuerdo con el Gobierno central para utilizar las mismas listas de beneficiarios. La Administración autonómica espera atender las primeras solicitudes dentro de un mes.
Con el cheque bebé ocurre lo mismo que con los ordenadores para los jóvenes: el Principado utiliza fondos sin que se haya aprobado un nuevo presupuesto. En principio, como esas partidas no existían en las cuentas del año 2007, no cabe extenderlas para atender necesidades del año 2008, así que habría que pedir autorización a la Cámara para disponer de esa cobertura económica. Ahora bien, si el Gobierno regional da ese paso es porque tiene consistencia legal, ya que si de algo dispone la Administración autonómica es de asesoramiento jurídico. Sin embargo, hay cosas que aún siendo legales, políticamente resultan dudosas, porque el Principado necesitaba rebajar la tensión con la oposición, de modo que se afrontasen las nuevas partidas de gasto en un clima de convergencia que facilitase el acuerdo parlamentario. El cheque bebé es una oferta lanzada a la opinión pública a los tres o cuatro días de frustrarse el pacto de gobierno con IU, y ahora se retoma a la semana de rechazar el presupuesto.
Puede que el Principado haya empezado la prórroga presupuestaria por las subvenciones a los ordenadores y por las ayudas a la natalidad, sabedor de que son medidas muy populares, buscando la erosión de la oposición en el caso de que las impugne en el Parlamento. Un test sencillo antes de meterse en gastos de mayor envergadura, como la futura petición de crédito extraordinario para pagar los casi 1.000 millones de euros de la concertación social.

Ver Post >
ORDENADORES SIN PERMISO
img
Juan Neira | 20-12-2007 | 08:19| 0

El jueves de la pasada semana salió publicado en el BOPA el sistema de ayudas que concede el Principado para que los ciudadanos con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años puedan hacerse con un ordenador. En la pasada campaña electoral, el candidato socialista, Álvarez Areces, incluyó las computadoras en su oferta electoral para los jóvenes, y ahora cumple con la promesa realizada, cuantificándola en siete millones de euros. Hasta aquí todo normal. La cosa se complica al quedar rechazado el presupuesto del año 2008, así que la realización de cualquier gasto necesita la autorización de la Cámara. El Principado publicó la medida la víspera de la votación de las enmiendas a la totalidad, cuando la expectativa de contar con un nuevo presupuesto se mantenía viva, aunque todos sabíamos que la alianza entre IU y el PP para rechazar las cuentas era sólida.
Es más que probable que la maniobra utilizada por el Principado sea completamente legal, pero políticamente resulta un tanto irritante para la oposición al encontrarse ante hechos consumados. A cuenta de los ordenadores para los jóvenes ya tenemos garantizada la primera discusión política de la prórroga presupuestaria. Gestionar un presupuesto en minoría es complicado, pero cuando hay que recurrir a autorizaciones de gasto del Parlamento para cada proyecto concreto las dificultades se multiplican. Las ayudas dadas para los ordenadores pueden restar fluidez a la negociación entre el Gobierno y la oposición.
La iniciativa en la prórroga presupuestaria corresponde al Gobierno. La oposición no puede hacer propuestas aunque tenga la mayoría en la Junta General del Principado. Para el Gobierno es preferible pedir una autorización de gasto global que incluya todas las inversiones comprendidas en la concertación social, mientras que el PP e IU quieren créditos para cada actividad concreta, lo que permitiría aplicar la fórmula del palo y la zanahoria: unas veces se da permiso y otras se niega. La prórroga presupuestaria puede convertirse en la cuesta de enero para el Gobierno, pero tras las elecciones legislativas del nueve de marzo llegarán las rebajas. Con otras palabras: una cierta entente entre PSOE e IU tras el deshielo.

Ver Post >
LA COARTADA SOCIAL
img
Juan Neira | 19-12-2007 | 08:12| 0

En la concertación social, los sindicatos y los empresarios ya tienen aseguradas jugosas sumas de dinero para desarrollar políticas sectoriales y garantizar inversiones. Si en el actual “adece”, que expira a final de año, había un documento base respaldado por 730 millones de euros, en el futuro pacto social el correspondiente documento base alcanza los 871 millones. En cuanto al anexo de inversiones, el salto de la concertación vigente a la que se está gestando es del 30%, al pasar de 1.630 millones a 2.119. Cada tres años, la concertación social crece casi un tercio en su presupuesto: todo un ejemplo de modelo sostenible.
Los sindicatos negocian la creación de órganos, organismos, foros, consejos, observatorios. Cualquier estructura es válida con tal de que en ella tomen asiento los agentes sociales. El entramado institucional asturiano tiende a socializarse, porque las decisiones políticas deben ser enriquecidas con las aportaciones de empresarios y trabajadores. Por ejemplo, el desarrollo de la Ley de Dependencia tendrá en Asturias un Consejo Consultivo, que podrá revisar baremos y listas de solicitantes, así como supervisar la aplicación de los recursos. Lo mismo cabe decir del Observatorio de Sostenibilidad para las políticas de medio ambiente. Los agentes sociales quieren un Ley de Participación Institucional que convierta el pacto social en una asignatura obligatoria para los próximos gobiernos. Lo expresó muy bien el líder de CC.OO, Antonio Pino, al aclarar que la concertación social no puede quedar al albur de las cambiantes coyunturas políticas.
Hay otros aspectos de la concertación social que son más normales, como la petición de los sindicatos al Gobierno para que ponga fin a la temporalidad de las contrataciones de personal en la Administración autonómica. Pero eso no es lo más sustancial del modelo de concertación asturiano. Lo más llamativo de la concertación regional es la cantidad de proyectos (carreteras, medioambiente, vivienda) que no tienen nada que ver con los agentes sociales pero se les pone bajo su manto y de la cantidad de tinglados que se crean para ser controlados por los interlocutores sociales. En Asturias hay un senado social, como segunda Cámara.

Ver Post >
LAS PRISAS DEL GOBIERNO
img
Juan Neira | 18-12-2007 | 08:10| 0

Graciano Torre ha informado que el Gobierno desea cerrar la concertación social este año. El Ejecutivo tiene prisa por firmar el acuerdo, lo que constituye una novedad. Alguno de los líderes sociales mostró la conveniencia de retrasar unos meses el pacto, pero el Principado quiere resolver el asunto en menos de dos semanas. Una primera explicación sobre las prisas del Gobierno tiene que ver con la necesidad de ofrecer una imagen positiva tras el fracaso cosechado en el Parlamento con el proyecto de presupuestos. La foto de Álvarez Areces juntando las manos con los líderes sindicales y el presidente de la patronal tiene un gran valor en un momento en que el Gobierno acumula reveses en el Parlamento (proyecto de presupuestos, Ley de Asturianía). Llegar a un acuerdo con los amigos del PP y de IU no deja de ser una manera de desautorizar a la oposición. La firma de la concertación social hace bueno el deseo expresado por Álvarez Areces en la toma de posesión: gobernar en alianza con la sociedad. ¿Por esta la razón le urge al Gobierno llegar al pacto social?
Siendo muy importante la recomposición de la imagen gubernamental tras la derrota en el debate de presupuestos, no es el principal motivo que lleva al Principado a acelerar la firma de la concertación. La clave para el Gobierno está en poder sacar adelante las inversiones que llevaba en el frustrado presupuesto, cuidadosamente envueltas bajo la etiqueta de pacto social. En la concertación social se barajan inversiones por valor de 2.119 millones de euros, que comprenden desde carreteras, hasta servicios públicos, pasando por actividades logísticas, vivienda, urbanismo, saneamiento e infraestructuras de medio ambiente. El grueso de las inversiones que llevaba el Gobierno en el presupuesto rechazado llegará otra vez al Parlamento, como pacto social, con el aval de empresarios y sindicatos. ¿Tendrán IU y el PP arrestos para rechazar otra vez ese paquete de inversiones?
La concertación social se asocia a relaciones laborales: incrementos salariales, compromisos de empleo, siniestralidad. No creo que la vivienda, las carreteras y el saneamiento tengan nada que ver, pero en Asturias hay un senado social que va a retomar los presupuestos.

Ver Post >
UNA PRIORIDAD INTERESADA
img
Juan Neira | 17-12-2007 | 07:57| 0

La pretensión del presidente Areces de llevar, en enero, a la Junta General del Principado la autorización de crédito para desarrollar el pacto social, no despeja la preocupación sobre la gestión de la prórroga presupuestaria. El pacto social tiene un gran predicamento entre partidos políticos y agentes sociales, pero afecta de una forma muy limitada a los ciudadanos. Aunque el Principado firme un gran acuerdo con empresarios y centrales sindicales, los problemas de la región seguirán sin resolver. Ni siquiera en la esfera industrial y laboral se aprecian diferencias entre las comunidades autónomas con pacto social y las que carecen de él.
La concertación social todavía se está negociando, así que resulta prematuro adelantar que el próximo mes se debatirá en la Cámara la aprobación de una partida económica para respaldarla. Si las primeras gestiones de la prórroga presupuestaria se asocian al pacto social es debido a que en este asunto la oposición tiene menos libertad de movimientos. Es difícil que un acuerdo del Principado con empresarios y sindicatos pueda ser obstaculizado por IU y el PP. No parece previsible que IU niegue apoyo económico para un acuerdo que tiene entre los beneficiarios a CC.OO. y que el PP dificulte la ayuda a la Fade. Precisamente, las prisas del Gobierno regional para negociar la concertación social, este año, tenían como único objetivo forzar al PP y a IU a aprobar el presupuesto. Posteriormente, el Principado, como carece de estrategia, se apresuró a asegurar que habría respaldo económico para la concertación aunque no hubiera un nuevo presupuesto. Ahora, la gestión de la prórroga empieza por la cuestión más fácil de consensuar: el pacto social.
No creo que el resto de asuntos que el Gobierno lleve a la Junta General del Principado obtengan automáticamente el plácet de la oposición. El choque entre el Gobierno y el Parlamento proseguirá durante la prórroga presupuestaria. La oposición tratará de demostrar que tiene en sus manos el poder en este mandato, y la forma de verificarlo pasa por cambiar, enmendar o rechazar cualquier iniciativa del Gobierno. El PP, como alternativa de gobierno, seguirá con esta política todo el mandato. IU esperará al resultado de marzo.

Ver Post >
BLOQUEO DE CUENTAS CON INFLACIÓN
img
Juan Neira | 16-12-2007 | 19:40| 0

La prórroga presupuestaria y la visión positiva del Gobierno sobre la región ocultan la amenaza de la crisis

Las disculpas son más fuertes que los argumentos, como acabamos de ver en la Junta General del Principado, donde el escaso incremento del salario social, denunciado por IU, y el supuesto aumento de la presión fiscal, según el PP, ha llevado a rechazar las cuentas regionales, poniendo trabas al desarrollo económico de Asturias. El pretexto son las partidas del presupuesto, pero lo único que interesaba era demostrar que el Gobierno está en minoría en la Cámara y que la oposición no le da autorización para gastar los tributos que recauda.

Todo Parlamento tiene una dosis de representación, de artificialidad (“señorías”), pero en Asturias la cosa ha llegado al extremo de invertir los papeles: la oposición manda sin formar parte del gobierno. Para no perderse en el juego de simulaciones, hay que tener en cuenta lo que dijo Fernando Lastra: “en términos parlamentarios, uno es lo que vota”. IU y el PP unidos por la gimnasia del voto.

Aclarado que las disculpas son más fuertes que los argumentos, llega el momento de decir que los discursos son más potentes que la realidad. El presidente del Principado, Álvarez Areces, pronunció una conferencia en el Club Siglo XXI sobre nuestra comunidad autónoma, en el que hizo un retrato tan optimista que no se entiende cómo somos el único territorio que perdió población el pasado año, o por qué tenemos la mayor dependencia del Estado, después de Extremadura.

El presidente asturiano siempre hizo buena la máxima de Gramsci, “frente al pesimismo de la inteligencia, el optimismo de la voluntad”. Eso en política, como en la vida en general, es una gran cualidad. El mejor ejemplo de ello está en la biografía política del propio Areces, que siempre salió adelante ante las dificultades. Nadie hubiera apostado, cuando la crisis política de la Ley de Cajas, que siete años más tarde seguiría siendo presidente: todo un aviso para los estrategas de “la pinza” parlamentaria.

Imaginar que Asturias será pronto conocida por “Paraíso Digital” o que “caminamos, imparables, hacia el pleno empleo”, o que tenemos una “industria medioambientalmente sostenible”, cuando en nuestra región está la planta termoeléctrica que echa más CO2 a la atmósfera de toda España y la segunda factoría industrial que más poluciona, no pasan de ser expresiones sinceras de un deseo. Asturias ha mejorado notablemente desde la crisis económica de 1993-94, pero todavía está lejos de “tener un modelo económico que nos equipare a las sociedades económicas y socialmente más avanzadas”. Entre el blanco y el negro, hay una infinita gama de grises, que definen nuestra situación en España y Europa.

Lo más urgente es ubicarnos ante el cambio de coyuntura. Esa debería ser la preocupación de nuestros políticos, de los que tienen que gestionar el presupuesto prorrogado y de los que consumen sus mejores energías en poner obstáculos al progreso de la región.

EL ALZA DE PRECIOS

La inflación alcanzó en noviembre el 4,1%, más del doble de la que había previsto el Gobierno para todo el año. El alza de precios lleva a un ajuste histórico para los pensionistas: 3.121 millones de euros para compensar la pérdida de poder adquisitivo de sus pensiones. Es importante señalar que la inflación llega por donde más duele: los precios de la energía y de los alimentos. Dos clases de bienes que no tienen sustitutivos y que en el caso de la energía están en la base del incremento de precios del resto de productos. Urge tomar medidas para hacer frente a la inflación.

No se pueden lanzar mensajes tranquilizadores, como si no pasara nada, evitando llevar los precios de la energía al recibo de la luz, que sería la única forma de moderar el consumo. Desde el año 1996, la tarifa eléctrica descendió en un 20%, lo que propició un incremento del 48% en el consumo nacional. Ningún otro país ha actuado tan frívolamente.

En lo que va de año, el precio de los combustibles fósiles que importa España ha subido un 13,4%, y el ministro Clos anuncia un incremento de la tarifa eléctrica para el año 2008, del 3,3%. ¿Y el resto, cómo se paga? Se prevé un déficit de tarifa de 4.750 millones de euros, para este año, (el total acumulado es de 12.000 millones) que los ciudadanos dejamos de pagar a las empresas eléctricas por la vía del recibo de la luz para pagarlo en los próximos años por la vía de los impuestos. Los operadores eléctricos no rebajan ni un euro, y ya lo están cobrando por anticipado a través de los bancos.

El eje catalán en el Ministerio de Industria, Montilla-Clos, es un monumento a la incompetencia. El actual ministro es médico anestesista, y arrastra su vocación profesional a la energía: anestesia para evitar dolorosos choques con la realidad. Lo primero garantizar el voto, luego ya llegará el momento de pasar el importe real de la factura. Tenemos el modelo energético más dependiente de los combustibles fósiles de toda la OCDE, y no se hace nada para detener la sangría de las importaciones.

En los últimos tiempos, se ha hablado en Asturias mucho de los biocombustibles, pero en España el 85% de las plantas están paradas, porque se importa el producto de EE.UU., que está subvencionado. Dudo mucho que siga en vigor el calendario de instalaciones industriales de biocombustibles para El Musel.

La alternativa energética del Gobierno de Zapatero hace agua. La estrella del modelo energético eran las energías renovables, y resulta que el Gobierno quiere cambiar el modelo de subvenciones que hacen rentable este tipo de energía. Respecto a la innombrable energía nuclear, sigue la doctrina oficial del cierre ordenado de centrales, pero como esta política es imposible de llevar a la práctica, por debajo de la mesa se repotencian algunas instalaciones para lograr la simbólica ganancia de 37 megavatios: la energía que consumen 25.000 hogares. Eso sí, Zapatero anuncia una inversión de 1.000 millones de euros de energía verde para los hogares, que evitará emitir la ridícula cuota del 0,1% del CO2 que se echa ahora a la atmósfera.

Como en los años setenta del siglo pasado, las alzas del precio de la energía se trasladarán al resto de los bienes y a los salarios. Podemos discutir de presupuestos, en nuestra idílica región, que el invierno ha llegado.

Ver Post >
PRÓRROGA POLÍTICA
img
Juan Neira | 15-12-2007 | 10:17| 0

Como estaba previsto, la enmienda a la totalidad de IU ha cortado de raíz el debate sobre los Presupuestos del Principado del año 2008: habrá prórroga presupuestaria. El apoyo del PP a IU ha permitido, una vez más, dejar al Gobierno en minoría en la Cámara y a la región sin 281 millones de euros para gastar. Se ha perdido la posibilidad de reformar las cuentas por la vía de las enmiendas parciales, porque predominó el sesgo político sobre el económico y social en el debate de los presupuestos. Dada la debilidad parlamentaria del Gobierno, si uno de los grupos de la oposición hubiera optado por la estrategia de realizar enmiendas parciales, al proyecto del Ejecutivo, hubiera sido capaz de cambiar la faz del presupuesto. Por ejemplo, la partida del salario social, que según IU tenía una insuficiente cuantía, se podría haber duplicado o triplicado sin que el Gobierno tuviese otra alternativa que aceptar las nuevas cifras. Con la prórroga presupuestaria el salario social seguirá siendo igual de insuficiente que hasta ahora.
La diferencia está en que la aprobación de un nuevo presupuesto, aunque hubiese sido muy enmendado, sería una victoria del Gobierno, al pasar la prueba de fuego de un Parlamento inicialmente hostil, mientras que la prórroga presupuestaria revela, por encima de cualquier otra consideración, el carácter de precariedad en que se mueve el Ejecutivo socialista. La votación se atuvo a consideraciones de interés partidista, como ocurre tantas veces en nuestra región. De esta forma se sustancia el primer pulso de la legislatura entre el Gobierno y la oposición.
Ovidio Sánchez pide elecciones anticipadas, tomando como argumento la prórroga presupuestaria, y pone como ejemplo la disolución del Parlamento realizada por Felipe González. Las circunstancias son muy distintas, porque todavía están sin explorar todas las posibilidades de esta legislatura. De momento lo que cabe decir es que empieza otra prórroga, de carácter político, y durará hasta las elecciones generales del 9 de marzo. A partir de ese momento los partidos harán sus cálculos para reajustar su estrategia. La política asturiana va estar muy condicionada por la formación del próximo Gobierno central. Una victoria del PP debilitaría las posiciones de los socialistas en Asturias, y no les quedaría otro remedio que ceder ante las pretensiones de IU. No me refiero a negociar en primavera un nuevo presupuesto -operación de encaje legal durante todo el primer semestre del año-, sino a la incorporación de IU al Gobierno, cediendo ante el único y prioritario objetivo de IU, que se quedó sin “plan B” desde la ruptura del pacto de la izquierda. Si Zapatero accede a otro mandato, las consideraciones a realizar son otras. Un Gobierno fuerte en Madrid dejaría arrinconada a IU en Asturias y tendría que suavizar su estrategia opositora. Pero si Zapatero depende de IU para gobernar, Areces tendría que contar con IU en el Principado. Como pasó con el chequé-bebé: 2.500 euros en Madrid y 500 en Oviedo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Otros Blogs de Autor