img
ESTRATEGIA PARA EL CHOQUE
img
Juan Neira | 14-01-2017 | 17:35| 0

La reunión del Comité Federal estuvo precedida por la cita de los ‘sanchistas’ asturianos en Gijón. El sector crítico se mueve en función del programa de los oficialistas. El calendario propuesto por la comisión gestora les ha quitado argumentos; nadie puede decir que la dirección del partido retrasa el congreso por fijarlo un mes más tarde de lo que le gustaría a Pedro Sánchez. Pese a los deseos de los oficialistas no habrá tiempo para realizar una auténtica integración. Los socialistas están abocados a un congreso de confrontación que dejará dividido al partido si hay equilibrio de fuerzas. Si un bando gana por goleada, la integración se hará por la disolución o descomposición del bando perdedor. La batalla del congreso federal tendrá una segunda parte en los congresos regionales.

Si alguna organización tiene asegurado que la batalla se prolongará en clave regional, es la asturiana. El oficialismo, liderado por Javier Fernández, está obligado a mantener la hegemonía en la región, sea cual sea el resultado del cónclave estatal. Los ‘sanchistas’ han roto los puentes con el sector mayoritario, pese a que los principales dirigentes estaban muy vinculados al secretario general de la FSA; encabezan un grupo amplio y no tienen otra salida que presentar una alternativa al núcleo que tiene el poder en la FSA. El resultado de ese enfrentamiento puede afectar a la estabilidad del Principado si ganan los críticos.

La cita gijonesa es interpretada por los oficialistas como un acto pensado para el congreso de la FSA. Se equivocan. La convocatoria se realizó en vísperas del comité federal para influir en él, aunque no es eso lo más relevante. Para entender la estrategia a llevar a cabo hay que ver la disputa como un todo, de tal manera que el resultado federal condicionará totalmente los congresos regionales. Si los ‘sanchistas’ quieren cambiar la FSA «de arriba abajo», como han dicho, deben sacar el mejor resultado posible en el congreso de junio. Pensar en clave exclusivamente regional sería un error de bulto. La pelea asturiana será especialmente intensa por dos razones: el papel de Javier Fernández como presidente de la comisión gestora y el hecho de que los líderes de ambos bandos formaban una piña hasta que apareció Pedro Sánchez en escena. Como ésta no es una historia de ángeles puros, imagino que el aparato del partido, en Madrid y en Oviedo, jugará algunas bazas que hasta ahora guarda con celo.

Ver Post >
LA GUERRA DE LOS DOS CONGRESOS
img
Juan Neira | 14-01-2017 | 17:33| 0

Los seguidores de Pedro Sánchez se han dado cita en la casa del pueblo de Gijón para reivindicar la convocatoria de elecciones primarias y congreso. La plataforma, Primarias y Congreso Ya!, señala el mes de abril como fecha límite para sustanciar el proceso electoral interno. La demanda ha perdido fuerza al proponer la comisión gestora que las primarias sean en mayo. No creo que por un mes de diferencia merezca la pena armar tanto alboroto. ¿Se van a desanimar muchos ‘sanchistas’ porque las urnas se retrasen cuatro semanas? ¿Va a tener más votos Pedro Sánchez en abril que en mayo?

Los actos de los ‘sanchistas’ estaban destinados a presionar a la comisión gestora, pero la campaña quedó convertida en un sinsentido cuando Javier Fernández dio a conocer el calendario que baraja en vísperas de la reunión del Comité Federal. El sector crítico, articulado en torno al exsecretario general, temía que las primarias se retrasaran hasta después del verano, dando tiempo a los socialistas a realizar una labor consistente en el Parlamento. Pese a lo que crean las lumbreras de Podemos, la principal tarea política en una democracia se realiza en las instituciones. Si el PSOE contara con tiempo para hacer un trabajo que pudiera apreciar la opinión pública, el recuerdo de Pedro Sánchez se iría diluyendo y el electorado volvería a conectar con el partido que lleva décadas representándole. La imagen negativa del cisma en el Comité Federal pasaría a un segundo plano.

Nada más dejar el escaño, Pedro Sánchez pidió que se celebraran, inmediatamente, las primarias y el congreso. A continuación anunció que daría la segunda vuelta a España en coche (la primera le sirvió para ganar las primarias a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias). Hasta ahora, sólo realizó dos visitas (una de ellas a El Entrego) y todavía no ha enseñado sus cartas. Por las actuaciones desarrolladas se deduce que Asturias es uno de los principales bastiones de los ‘sanchistas’. En las primarias de mayo no va a tener una gran influencia el voto de los asturianos, porque también para esto somos un territorio pequeño. La cosa cambia cuando toque celebrar el congreso de la FSA, a la vuelta del verano. El enfrentamiento entre el ‘sanchismo’ asturiano y el presidente de la comisión gestora va a ser cara de perro, como lo fue el congreso de la FSA del año 2000, cuando Javier Fernández se impuso a los renovadores. Nos espera un año en clave interna.

Ver Post >
EXPERTOS AUTONÓMICOS
img
Juan Neira | 12-01-2017 | 21:16| 0

La Conferencia de Presidentes va a estar centrada en la revisión del modelo de financiación autonómica. El Gobierno, inicialmente, incluyó muchas cuestiones en el orden del día, pero según se acerca la fecha de la reunión parece claro que la discusión sobre el sistema de distribuir los recursos entre los territorios será el principal tema de la cumbre. El Gobierno ha adelantado que va a proponer la formación de un comité de expertos que tendrá por cometido formular una propuesta de financiación que será sometida al criterio de los gobiernos autonómicos. Hasta ahora nunca se había recurrido a ese medio para negociar con las 17 regiones la forma de costear el gasto territorial, pero puede ser una iniciativa positiva. La reforma fiscal, realizada en el primer mandato de Rajoy, estuvo precedida de un informe elaborado por una comisión de expertos, presidida por el profesor Lagares. La reforma de las pensiones, que entrará en vigor en 2019, se basó en el informe de un grupo de expertos que determinaron el llamado, “factor de sostenibilidad”. Para resolver cuestiones que llevan implícita una gran complejidad técnica, siempre es bueno partir de estudios realizados por especialistas en la materia.

La financiación de las comunidades autónomas es un asunto especial, porque a diferencia de la reforma de los tributos, o de las pensiones, no se trata en el Parlamento. Puede parecer fuerte, pero es así. El Congreso de los Diputados y el Senado deben ratificarla, pero sólo después de que el Ministerio de Hacienda haya llegado a un acuerdo con los gobiernos autonómicos. Las Cortes Generales corroboran los pactos alcanzados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde toman asiento el ministro de Hacienda y los consejeros autonómicos del ramo. La singularidad del asunto hace que la comisión de expertos no sea similar a las que estudiaron las reformas de tributos y pensiones; cada gobierno regional envía un experto, y entre todos ellos elaboran una propuesta con el Ministerio de Hacienda.

Si las cosas no cambian mucho va a ser casi imposible llegar al consenso. Para empezar, la Generalitat catalana no va a acudir a la Conferencia de Presidentes ni está dispuesta a participar en la negociación multilateral del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Y el resto de territorios van a lo suyo. De momento ya lograron que Rajoy incluya la Dependencia en el modelo de financiación autonómico.

Ver Post >
REFORMISTAS E INMOVILISTAS
img
Juan Neira | 11-01-2017 | 22:55| 0

Tras pedir Mercedes Fernández que el cobro del salario social se condicione a tener una actitud activa por parte del beneficiario en relación con la búsqueda de empleo y la formación, todos los partidos dicen que ya lo habían dicho ellos primero. PSOE, Foro y Ciudadanos aseguran que siempre lo consideraron prioritario. La cuestión no está en atribuirse la paternidad sobre la idea, sino en hacer algo útil por llevarla a cabo. El salario social casi triplica la dotación que tenía cuando se incluyó la prestación entre los programas del Principado. El número de beneficiarios no deja de crecer y la reinserción en el mercado laboral es escasa e insatisfactoria. Nada indica que vaya a cambiar la tendencia, de modo que podemos encontrarnos dentro de cuatro o cinco años hablando de lo mismo mientras la cobertura presupuestaria se habrá elevado por encima de los 150 o 160 millones de euros. Lo que estaba llamado a ser una herramienta necesaria para las personas y familias sin ingresos, se habrá convertido en un elemento perverso que condena al inmovilismo a la gente sin recursos.

Seamos sinceros, ningún partido, desde el gobierno o la oposición, ha movido un dedo por cambiar este estado de cosas. El Gobierno socialista, tras una gestión calamitosa, ha conseguido con Pilar Varela algo muy importante: evitar las largas esperas que sufrían los aspirantes al salario social. La reinserción al mundo laboral es una asignatura pendiente. Para dar ese paso la Administración tiene que dotarse de orientadores laborales que controlen, aconsejen y estimulen a los perceptores del salario social. En los países nórdicos hay muchos profesionales dedicados a esta labor, pero en España son muy pocos y juegan un papel marginal. La Administración tiene que pasar de la pasividad, limitándose a financiar las pagas, a la actividad.

El Parlamento debe debatir sobre esta cuestión para llegar a conclusiones que sean revisables por la propia Cámara pasado un tiempo. Podemos e IU están radicalmente en contra de revisar la prestación. Consideran que es una forma encubierta de recortar derechos. Gaspar Llamazares ha llegado a decir que la reforma del Impuesto de Sucesiones está relacionada con el salario social: el dinero que se deja de recaudar con el tributo al elevar el mínimo exento se compensa gastando menos en salario social. Va a ser verdad que la izquierda en vez de solucionar los problemas se limita a subvencionarlos.

Ver Post >
El PP CONDICIONA EL SALARIO SOCIAL
img
Juan Neira | 10-01-2017 | 21:59| 0

Mercedes Fernández ha lanzado la idea de vincular el cobro del salario social a tener una postura activa ante el empleo por parte de los beneficiarios. Por ejemplo, las personas que cobren el salario no podrían rechazar ofertas de trabajo. No descubre el Mediterráneo la presidenta del PP, ya que es bien conocido que las rentas sociales tienen su punto débil en la pasividad que provocan en los destinatarios. Los liberales aborrecen el salario social porque desincentiva el empleo. No olvidemos que la primera condición para que aumente el empleo no es que los empresarios quieran contratar sino que los trabajadores quieran trabajar. Pese a ser un asunto muy conocido hace bien Cherines en plantearlo, porque el problema no está resuelto. Más de una vez los socialistas han comentado que habría que reflexionar sobre el salario social en Asturias, ya que aumenta la cobertura presupuestaria todos los años, crece el número de beneficiarios y no sirve de puente entre el naufragio laboral (pérdida de empleo) y la reincorporación al mercado de trabajo. La experiencia demuestra que la subvención, planteada como una ayuda provisional, se perpetúa. La máxima de la sabiduría china, “dale un pez a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá el resto de sus días”, no se cumple si al hombre se le da un pez todos los días. ¿Para qué va a coger la caña?

Ahora bien, en Asturias hay razones poderosas para que los beneficiarios del salario social rechacen las ofertas laborales. No se trata de la pereza, la comodidad o la rutina. La gran mayoría de las ofertas laborales que reciben son temporales y cuando finaliza el contrato y quieren volver a cobrar el salario social, se encuentran con que tienen que ponerse a la cola y esperar muchos meses hasta que vuelven a recibir la subvención. Cualquier herramienta social mal gestionada produce efectos contrarios a los deseados.

El salario social en Asturias no tuvo un desarrollo afortunado. Durante largos años, el Gobierno socialista decía que la culpa de los enormes retrasos en el cobro de la ayuda residía en la aplicación informática. Luego, pudimos comprobar que el problema no estaba en el “software”, sino en la titular de la Consejería. Con Pilar Varela la concesión de la subvención es mucho más rápida. La excepción está en los que quieren volver a recibirla. Espero que Cherines aporte soluciones concretas para que Carmen Maniega no se apunte el tanto. Todo puede pasar.

Ver Post >
PSOE Y PP, PATIO REVUELTO
img
Juan Neira | 09-01-2017 | 22:55| 0

De los congresos de partidos que se celebrarán este año en Asturias, los dos más reñidos serán los del PP y PSOE. Mucho tienen que cambiar las cosas en Podemos y Ciudadanos para que haya enconados pulsos por el poder. Los dirigentes del partido morado se han desmarcado de la pugna entre Pablo Iglesias e Íñígo Errejón, así que no participarán de la pelea de gallos. En Ciudadanos no hay una organización a la altura de la importancia que tiene la marca Ciudadanos para la gente; deben aprovechar el congreso para crecer. No están para trifulcas internas.

En el PP se anuncia la competencia entre la presidenta del partido, Mercedes Fernández, y la dirigente avilesina, Carmen Maniega. En Avilés hay un gran descontento con la dirección regional del partido por meter las narices en asuntos de rigurosa naturaleza local, como los presupuestos del Ayuntamiento. La cosa viene de mucho más lejos al dejar Cherines a Joaquín Aréstegui fuera del grupo parlamentario. Tras ponerse al frente de la organización, la lideresa tuvo la rara habilidad de enemistarse con las direcciones locales de Gijón, Oviedo y Avilés. Es muy difícil que Maniega y sus afines puedan inquietar a Cherines en el congreso del partido, pero todo depende de las facturas que quieran cobrar las distintas juntas locales del PP a la dirección de Cherines. Lo cierto es que el PP asturiano presenta una problemática propia que nada tiene que ver con la dinámica interna del PP a escala nacional. Rajoy ganó tres elecciones generales en los últimos cinco años, sacando una gran distancia a los socialistas que fueron segundos en las urnas, mientras el PP asturiano perdió, rotundamente, otras tres veces en los comicios autonómicos celebrados en el último lustro. El liderazgo indiscutido de Rajoy no tiene nada que ver con la jefatura de Cherines en nuestra tierra. Las derrotas electorales arruinan el crédito de los dirigentes.

Aunque falta mucho para que se celebre el congreso del PSOE asturiano es, sin embargo, el que levanta la mayor expectativa. El sector crítico o los “sanchistas” se sienten fuertes y van a por todas. Por primera vez, Javier Fernández va a ver discutido su liderazgo en la FSA por razones que no tienen mucho que ver con su gestión en la región. Precisamente ahora que Villa está fuera de juego, van las cuencas mineras y se convierten en un territorio hostil para el secretario general. Falta demasiado tiempo como para hacer pronósticos.

Ver Post >
CONGRESOS DE PAZ Y GUERRA
img
Juan Neira | 08-01-2017 | 15:12| 0

Tras el frenesí electoral, la política de este año girará en torno a los congresos partidarios. Las cuatro principales formaciones se reunirán para elegir dirección y fijar línea política. Tres de ellas –PP, Podemos y Ciudadanos- lo harán este invierno.
El interés de los congresos está centrado en saber quién los va a ganar, entendiendo por ganar la obtención de la jefatura del partido y la composición de la dirección colegiada. El debate sobre la línea política es absolutamente secundario, porque los partidos transitarán por donde diga el líder de turno, con independencia de las tesis validadas en los congresos.
A priori, hay dos grupos que tendrán reuniones pacíficas y otros dos que llegarán a la cita con las aguas revueltas. Calma en PP y Ciudadanos, tormenta sobre PSOE y Podemos.
CALMA
El congreso de Ciudadanos tiene carácter fundacional. Es la primera vez que se convoca, en muchos años, y al mismo irán representantes de las distintas regiones, lo que supone una novedad en un grupo que hasta el otro día estaba enclavado, exclusivamente, en Cataluña.
La asamblea de Ciudadanos no tiene como objetivo elegir al líder, sino “hacer partido”. El capital político de Ciudadanos reside en Albert Rivera, así que la dependencia del mismo es absoluta.
Hay un desfase entre el hueco que se abre Rivera en la opinión pública y los resultados de Ciudadanos en las urnas. El déficit electoral tiene que ver con la escasa implantación del partido en el territorio nacional. Como la provincia es la circunscripción electoral, Ciudadanos carece de gente relevante para presentar candidaturas en las 50 circunscripciones. El congreso será, por encima de cualquier otra consideración, un instrumento para fortalecer la organización del partido, su asignatura pendiente.
El PP llega unido al congreso, como corresponde a un partido que está en el poder. Rajoy no tiene alternativa, así que los movimientos internos están pensados en clave de futura sucesión, no de actual sustitución.
El amplio margen de maniobra que tiene Rajoy procede de su incuestionable liderazgo. La dirección del PP es cooptada por el presidente, no es una expresión del sentir de las bases. El debate en los medios se sitúa en la permanencia o no de Dolores de Cospedal en la Secretaría General del partido. Por muchas vueltas que se le dé a la cuestión, no pasa de ser un asunto menor, ya que aunque De Cospedal acumulara los dos cargos (ministra de Defensa y número dos del PP), no implicaría derechos de sucesión.
Es importante ver la composición del equipo de dirección. El desaire realizado por Rajoy a los nuevos valores del partido en la formación del actual gobierno no debería repetirse al elegir al grupo dirigente. En clave sucesoria, la verdadera disyuntiva está entre Soraya Saenz de Santamaría y Núñez Feijóo, pero no está en el orden del día del congreso.
TORMENTA
Bronca en la izquierda. El protagonismo de la asamblea de Podemos reside en la guerra entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. El congreso del relanzamiento se realiza sobre la base de la lucha sin cuartel entre los dos principales líderes de la organización. Un guion demencial que está tejido por las dos lumbreras del grupo dirigente.
Sería injusto igualar las responsabilidades de Iglesias y Errejón, porque el mayor peso de la culpa recae sobre él primero, que ejerce el cargo de secretario general con autoritarismo y espíritu de secta.
Tras la errática política llevada a cabo durante los largos meses del bloqueo institucional, saltando de la socialdemocracia encorbatada a la recuperación del “anguitismo”, Iglesias plantea ahora el congreso con mentalidad de grupúsculo de extrema izquierda, sin darse cuenta que tiene a su espalda cinco millones de votos, no una peña de devotos.
No han sabido blindar un espacio para discutir a fondo de política y de futuro. La necesaria consolidación del partido y la colocación de instrumentos que amortigüen las tensiones con las “confluencias” no se llevarán a cabo en Vistalegre 2. Será una pelea de gallos sin apuestas. O con ellas.
El congreso del PSOE se anuncia con la organización dividida entre los que quieren recuperar a Pedro Sánchez y los que desean pasar página de la mano de Susana Díaz. Si la cuestión se ventilara ahora, la cita congresual sería traumática, porque no hay condiciones para tejer una síntesis, ya que las razones de parte impiden ver los intereses generales de la organización que se identifican con los de España. Para entender esto último, digamos que está en juego el mantenimiento del orden constitucional, debido a que el retorno de Sánchez llevaría aparejado la alianza parlamentaria con Podemos y el nacionalismo independentista. Una enmienda a la totalidad del sistema.
Con la ayuda responsable de Rajoy, el PSOE está jugando un papel muy útil en el Parlamento, algo que no pudo hacer Pedro Sánchez en sus dos años de líder de la oposición. Desconozco si el sentido común de la comisión gestora, con Javier Fernández al frente, y la eficacia parlamentaria del grupo socialista serán suficientes para dejar a Sánchez reducido a anécdota en la historia del partido.
Si recupera el poder, el parte de daños sería muy elevado, como corresponde a un dirigente aventurero, de los que no tiene el PSOE desde hace ochenta años.

Ver Post >
PREVENIR PARA NO LAMENTAR
img
Juan Neira | 07-01-2017 | 15:40| 0

En la celebración de la Pascua Militar el Rey ha animado al Gobierno, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como los servicios de inteligencia, a incrementar las labores de prevención y respuesta ante el terrorismo yihadista. El Jefe del Estado calificó al terrorismo de raíz islamista de “enemigo de la Humanidad”. Felipe VI se refirió a la necesidad de “contribuir al esfuerzo internacional de lucha contra la amenaza global”.

Estamos tan imbuidos en la realidad política española, tras 18 meses de elecciones (andaluzas, autonómicas, municipales, catalanas, generales –por partida doble- gallegas y vascas) y el sufrido bloqueo institucional, que cuesta apreciar fenómenos externos que no están en la agenda nacional. Tras décadas de tragedias cotidianas, llevamos más de cinco años sin atentados. Si nos referimos al terror yihadista, el periodo sin sobresaltos supera los doce años. Sin embargo, otros países, como Alemania, Francia, Bélgica o Turquía, conocieron atentados masivos en el último año, alguno de ellos, como los de Berlín y Estambul, hace apenas unos días. España es un país amenazado. La situación en el mapa y nuestra vinculación con la Unión Europea y la OTAN la convierten en un país objetivo para las redes del terror yihadista. Si durante años no se produjo una masacre fue por el brillante trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de los servicios de información, haciendo labores de prevención, desmontando tramas, anticipándose a actuaciones violentas. Ahora bien, no va a ser fácil evitar atentados mientras sigan existiendo organizaciones armadas estables en el norte de África y el sureste de Asia. Dicho con otras palabras: la labor de prevención debe complementarse con una actuación decidida allí donde reside la logística y la dirección del terror.

Hasta la fecha, la Unión Europea no ha estado a la altura de sus responsabilidades, dejando que algunos países, de forma aislada, así como las dos superpotencias, lleven la iniciativa. La debilidad de la UE en política internacional no es cosa nueva. Nos gusta estar a las maduras, pero no a las duras. Sospecho que la actual clase política española está muy lejos de asimilar el nivel de respuesta que merecen los ataques directos, pero como no hay atentados, afortunadamente, lo solucionamos todo con mensajes de condolencia a los países afectados. Bueno sería asumir la mayoría de edad.

Ver Post >
LAS SENSIBILIDADES DEL “SANCHISMO”
img
Juan Neira | 06-01-2017 | 22:32| 0

El próximo día 12, los “sanchistas” tienen una cita en la sede socialista de Gijón para renovar su mensaje de “congreso y primarias, ya”. La movilización del sector crítico se producirá dos días antes de la reunión del Comité Federal para aprobar el calendario del partido. Los seguidores de Pedro Sánchez saben que para ellos es clave adelantar el congreso no vaya a ser que el recuerdo de su líder quede diluido entre los acontecimientos de la vertiginosa actualidad. El mensaje del ex secretario general es tan emocional como vacío de contenido: “no es no”. Se supone que si volviese a llevar la batuta del partido trataría de presentar una moción de censura a Rajoy para sustituirlo por una coalición radical, cuyo centro de gravedad estaría a medio camino entre el PSOE, Podemos y los independentistas. A lo mejor prefería una vuelta a la secuencia electoral para llevar a los españoles a un callejón sin salida con una tercera convocatoria a las urnas de la que saldría un reparto de escaños no muy distinto del actual. El caso es alcanzar el poder sin reparar en costes. Ni que decir tiene que los beneficiados por esa estrategia serían los nacionalistas que se sienten constreñidos por la Constitución y los nuevos Robespierre que abominan del sistema democrático nacido de la transición. Con Pedro Sánchez y sus aliados, España sería un carajal, pero los “sanchistas” no quieren hablar de ese horizonte, se conforman con denostar a la comisión gestora y convertir en discurso político la añoranza por su líder.

El pulso entre oficialistas y “sanchistas” tiene un especial aliciente en Asturias, ya que la crítica de estos últimos se centra en Javier Fernández. Como pasa tantas veces en política se suman churras y merinas, y de esa forma el sector crítico crece al coincidir los contrarios a la gestora con todos lo que tienen cuentas pendientes con la actuación de Javier Fernández como presidente del Principado. En este último apartado hay que citar a la cúpula del Soma que no sería tan activa en la guerra interna del PSOE si Javier Fernández hubiese sido más beligerante con la liquidación del sector minero. Otro ejemplo de cómo la política se nutre de resentimiento son los ex altos cargos del Principado que están en masa alineados en el sector crítico. La bandera del “no es no” cobija todo tipo de sensibilidades: sindicalistas sin bases, políticos expulsados del despacho oficial y sinceros admiradores de Pedro Sánchez.

Ver Post >
LA TERAPIA ADECUADA
img
Juan Neira | 05-01-2017 | 20:32| 0

Javier Fernández va a hablar con los secretarios generales de las 17 federaciones socialistas para conocer la fecha que estiman más oportuna para celebrar el congreso. Hace ahora un año que debería haberse celebrado. En aquella ocasión, los pesos pesados del socialismo querían que se convocase en el primer trimestre de 2016, pero Pedro Sánchez pretextó que mientras no se despejaran las incógnitas que pesaban sobre la política española (el vacío de poder al retrasarse la investidura del nuevo presidente) debería demorarse la convocatoria. Curiosamente, en el pasado mes de septiembre, cuando la crisis institucional estaba en su cénit, Sánchez cambió de opinión y decidió organizar unas primarias exprés, seguidas del congreso del partido, arguyendo que no interferían en los problemas de gobernabilidad del Estado. Para cualquier observador imparcial quedó claro que el entonces líder socialista sometía el calendario interno del partido y la estrategia de alianzas parlamentarias a un solo objetivo: mantenerse en el poder, tanto orgánico como institucional. Ese proceder que ponía en riesgo la vigencia del orden constitucional, al estar dispuesto a pactar con los independentistas y dar rango de nación a Cataluña (como desveló en una entrevista “post mortem”) fue el que motivó la actuación de los barones autonómicos, forzando la dimisión de la Comisión Ejecutiva y del secretario general en el seno del Comité Federal.

El próximo día 14 tendrá lugar una reunión del Comité Federal. En el orden del día no se incluye la fijación de la fecha del congreso. Esa decisión se tomará en una futura reunión del máximo órgano del partido. Los seguidores de Pedro Sánchez, muy numerosos en Asturias con la reciente incorporación de la cúpula del Soma, hablan de “tomadura de pelo”, y acusan a la comisión gestora de retrasar deliberadamente el congreso. Tienen razón, el congreso va a aplazarse hasta el inicio del verano o quizás más tarde. Ahora bien, lejos de ser un error, esta medida es un acierto. La historia enseña que cuando un partido está muy polarizado en dos bandos y acude a un congreso, hay grandes probabilidades de que se rompa. Cuando un congreso fracasa, no queda otro instrumento para unir a la organización. Oficialistas y “sanchistas” deberían tener esto en cuenta y trabajar por una dirección de integración, de la que sólo se excluirían los que consideran que la venganza es un fin en sí mismo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Últimos Comentarios

joseterente_6643 21-10-2016 | 18:07 en:
COMPLEJO DE CULPA
joseterente_6643 21-10-2016 | 18:05 en:
COMPLEJO DE CULPA
raitanucu 13-09-2016 | 18:40 en:
GRASAS, SAL Y AZÚCAR

Otros Blogs de Autor