Comida holandesa

La comida por excelencia de Holanda son las patatas fritas, conocidas como fritches. Patatas mas gordas de lo habitual, y poco fritas, aliñadas con un pegote de “salsa especial”, algo similar a la mahonesa pero mucho mas densa, y repunante.

Comen patatas a cualquier hora y en cualquier momento. Hay unos pequeños bares de snacks, llamados Fritcherie, literalmente patateria, donde venden las patatas fritas, lo que sería comida rápida “a la holandesa”. Les encantan los Broodjes o bocadillos, cualquier comida puede presentarse en forma de bocata. También comen muchas croquetas, son mas grandes que en España y suelen ser de carne ó queso. Otro plato que se anuncia mucho en los bares, es la fricandelle tiene aspecto de salchicha, pero es carne picada, enrollada, y rebozada en pan rallado.

Otra opción que aún no he probado, son las brochetas hechas con carne, y bañadas en diversas salsas, que le dan distintos colores, añaranjado, amarronado, rojizo.


Los holandeses son de comida rápida, por ello tienen gran éxito las cadenas que dispensan comida caliente a través de máquinas. Una de las mas famosas se llama FEBO. Por dos o tres euros, uno mete la moneda en el cajón de la comida que ha elegido, que una vez cocinados, se conservan calientes en esas cajones y solo se abre cada uno una vez que introduce el dinero, como si de una máquina de coca-cola se tratara.

Una cosa que me llamo la atención de Holanda, es que comen poco pescado. En los supermercados no hay mucha variedad, solo tres o cuatro tipos, a precios desorbitados, por ejemplo un kilo de atún unos 70 euros. No existen pescaderias como tal. En los supermercados hay bandejas con pescado ya cortado y envueltas con papel de flint, normalmente trozos muy pequeños, pues son muy caras. A los holandess les encantan los arenques y los mejillones. Para hacernos con buen pescado, en ocasiones cruzamos a Bélgica, que es mas barato, o sino en el mercado del sábado podemos comprarlo bastante fresco aunque como digo a precio de lujo.

Otra curiosidad de la comida holandesa, son los supermercados. En el Jumbo y el Albert Heijn, tienen el método láser, que solamente había visto anteriormente en un supermercado inglés. Con una especie de pistola láser el cliente va pasando por el escaner todos los productos que echa a su cesta, y cuando llega a caja entrega el escaner a la cajera. En ocasiones si el escaner pita, la cajera debe comprobar en varios productos si el cliente ha pasado el escaner o no. En la mayoria de las veces, no hacen comprobación y se fían de la buena voluntad del cliente, de pagar todos los productos.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More