El Comercio
img
Fecha: abril 10, 2017
Viga Azul: Presencias y ausencias
Luis Arias Argüelles-Meres 10-04-2017 | 8:19 | 0

Ante todo, se ganó. Ante todo, aunque hubo alguna que otra pájara y no pocas descoordinaciones entre el centro del campo y la delantera, al rival apenas se le permitió esa última jugada lanzando a puerta. Ante todo, tal como vi el encuentro, hubo dos jugadores que destacaron especialmente: Costas y Erice, por este orden. Y, por otro lado, los destellos de Berjón electrizaron un partido bastante gris.

Empecemos por esas grandes presencias. Debo decir que Costas hizo un magnífico partido, pues no sólo defendió y acudió a los remates en las jugadas a balón parado, sino que además regateó, salió en muchas ocasiones con el balón controlado y dio al equipo una seguridad enorme. También Erice hizo un gran partido deteniendo los avances del equipo visitante y colocando a sus compañeros cuando tocaba defender.

Y, por otro lado, hablemos de una ausencia que me cuesta entender, la de Diegui en el lateral derecho. Cierto es que Fernández no hizo un mal partido, que se mostró contundente atrás y que luchó de principio a fin. Sin embargo, tengo para mí que, en un encuentro como el de hoy, la profundidad del canterano prodigándose en avances por la banda hubiera sido una aportación importante al juego del Oviedo.

En cuanto a Berjón, cada vez se confirma más su calidad en el regate y en determinados pases, sus destellos, como digo, se agradecen, destellos que en cualquier momento pueden ser letales para el contrario. Empero, da la impresión de que no acaba de conseguir una forma física óptima que, en momentos determinados, podía ser decisiva a la hora de desnivelar a nuestro favor cualquier resultado.

Por otra parte, hay que decir que, aunque no se sentenció el partido hasta el descuento, cuando Borja Domínguez marcó el segundo gol, el Oviedo, sin dejar de perder de vista esa descoordinación a la que me referí antes, se mostró solvente y seguro, y no le puso el partido cómodo a los murcianos en ningún momento.

Acaso haya que conformarse con la victoria y con la solvencia a la hora de parar al rival. Pero lo cierto es que el equipo puede dar aún más de sí, con lo que la confianza en sí mismo iría en aumento, acaso también para los encuentros que se juegan a domicilio que, excepciones aparte, sigue siendo la asignatura pendiente de esta temporada.

¿Y qué decir de los cambios que hizo Hierro, aparte del que se efectuó a resultas de la lesión de Christian Fernández? Desde luego, Borja Domínguez aporta al equipo, y no sólo por el gol que transformó, sino también porque puede darnos ese plus que supondría la coordinación entre líneas que habilite a nuestros delanteros que, sin duda, tienen pegada. En cuanto a Michu, fue una pena que no aprovechase la ocasión que tuvo, porque, de haber sido así, la fiesta en el Tartiere, hubiera sido aún mayor.

Ver Post >
¿Qué fue del cerco a Oviedo?
Luis Arias Argüelles-Meres 10-04-2017 | 11:06 | 0

Resultado de imagen de Gabino de Lorenzo, el Comercio

En los días de vino y rosas del ‘gabinismo’, se hablaba mucho del ‘cerco a Oviedo’, por parte de los gobiernos socialistas de Madrid y de Asturias. Claro, los rojos eran enemigos de nuestra ciudad, la orillaban y la cercaban. Pero, a pesar de eso, Gabino el magnífico se las apañaba para hacer de la capital carbayona un modelo a envidiar, una población que asombraba a los visitantes, una maravilla.

Y, en el momento presente, cuando los números ponen claramente de manifiesto que, en los Presupuestos Generales del Estado, lo que se destina a Oviedo es una cantidad exigua y está por debajo de lo hasta ahora asignado históricamente, hay silencios que constituyen una escandalosa muestra de hipocresía.

Pues bien, ahora resulta que, según leo en EL COMERCIO, todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Oviedo, excepto el PP, claro está, manifiestan su decepción y rechazo. Y, miren ustedes por dónde, los tenores del ‘cerco a Oviedo’ y sus herederos son los que guardan silencio. ¡Hay que ver!

¿Se atreverán a decir que la culpa la tiene el tripartito, que es tan poco fiable que no se merece que le lleguen muchos fondos estatales, puesto que harían con ello auténticos estropicios?

Cuando escribo estas líneas, no tengo constancia de que Gabino de Lorenzo se haya pronunciado al respecto. Sería interesante oírlo, pues va en su cargo defender las decisiones que se tomen en la capital del reino, con independencia de que sean o no lesivas para los intereses de Oviedo.

¿Qué fue y qué se hizo del ‘cerco a Oviedo’? ¿Acaso no existe el mentado cerco en los presupuestos que el Gobierno de Rajoy intentará sacar adelante en el Parlamento español?

‘Cerco a Oviedo’. Aquello, lo supieran o no, sí que era un mensaje ‘guerra-civilista’, pues parafraseaba el título de una novela de García Pavón, concretamente, ‘Cerca de Oviedo’.

Pero, en todo caso, quienes enarbolaban un discurso victimista tendrían ahora una oportunidad pintiparada para demostrar su amor por la ciudad, amor que estaría por encima de intereses partidistas y personales.

¿Qué se hizo del ‘cerco a Oviedo’? Tras los mazazos por Villa Magdalena y el Calatrava, viene el recorte presupuestario. ¿No hay nada que decir?

Estoy por asegurar que, con respecto a los brutales recortes presupuestarios de Rajoy, la consigna es el silencio, que la consigna es considerar al tripartito como el mayor mal que pudo recaer sobre la ciudad. O sea, ahora no hay ‘cerco a Oviedo’. Por supuesto que no.

Ver Post >