Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Panorama Vetustense

VIGA AZUL: ¡QUÉ ANGUSTIA!

Mi antiguo compañero de colegio y excelente amigo, Víctor Asensi, oviedista de pro, me lo dijo al final del partido: «¡Qué angustia!». Ese es el lado más inquietante del partido que se jugó en el Carlos Tartiere, pues hay que reconocer que, tras el 1-0, un gol que se produjo como consecuencia de una excelente jugada iniciada por Aarón con un soberbio pase y que culminó Saúl Berjón tras una excelente cesión de Toché, el Oviedo no supo consolidar su victoria y, hasta el último momento, sufrimos lo indecible, temerosos de que, en cualquier jugada de ataque, el rival pudiese empatar.

Ya estamos, tras dos victorias consecutivas, en promoción de ascenso. Dos victorias agónicas en las que se cumplió uno de los lemas que más repite Anquela, que, para ganar en esta categoría, hay que sufrir como perros.

Cierto es que el Oviedo, sea con cuatro o con cinco defensas, se defiende bien en su área, pero, con ser algo básico, eso no basta. Un partido también hay que defenderlo controlando el balón y jugando en profundidad. Si nos dedicásemos a hacer el inventario de jugadas en las que se vieron pases en profundidad, el balance sería ciertamente pobre. Y eso es inquietante, no sólo pensando en los partidos que quedan por jugar, sino también poniéndonos en el escenario de un hipotético y ansiado ‘play off’.

De todos modos, con dos victorias consecutivas, es obvio que, en lo que a resultados respecta, se rompió la mala racha y tampoco hay ningún reparo que poner a la lucha y entrega de todos los jugadores que pisaron el Tartiere.

Cierto es también que se venció a un rival que viene cosechando excelentes resultados a domicilio y a eso tampoco hay que quitarle méritos. Aun así, se echa en falta dominio del juego y del balón y capacidad para sosegar el partido cuando el resultado está a nuestro favor.

Con luces y sombras, volvió a cumplir bien Mariga. Con su calidad indiscutible, Berjón nunca defrauda. No sólo fue el autor del gol, sino que además llevó a cabo las jugadas más inteligentes por parte del once carbayón.

Por su lado, Fabbrini sigue, a mi juicio, a pesar de sus destellos de calidad indiscutible, sin cuajar ese gran partido que les dé confianza al mismo tiempo al conjunto y al propio interesado. Creo que no está muy lejos de ello y sería fantástico que esto que promete se haga realidad.

¡Qué angustia! Una vez más, el oviedismo estuvo a la altura de toda una liturgia del sufrimiento.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/

abril 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30