El Comercio

img
Fecha: junio 19, 2009
PADRES AUSENTES
Miguel Silveira 19-06-2009 | 10:22 | 0

En los padres existen varios grados de ausencia, que hace daño a los hijos, sobre todo, pero también a sus parejas o ex parejas, siendo algunas ausencias clamorosas. Está el que se ausenta de verdad, que no aparece, que se inhibe de todo en la educación de sus hijos. Los hay que reniegan de ellos. Hay quienes se separan e incumplen sus acuerdos del régimen de visitas o no pasan la pensión alimenticia y otros que los recogen pero los pasan a manos de la abuela para quedar libres los fines de semana que los cogen. Son los casos extremos. Pero hay también un tipo de padres presentes físicamente en el hogar pero ausentes psicológica y educativamente que desesperan a sus parejas al no poder contar con ellos. Son los que jamás aparecen por el colegio de sus hijos para ver al tutor e interesarse e implicarse en su marcha educativa. Son padres que están tan ocupados con su trabajo que llegan a casa cuando sus hijos duermen, pero cuando descansan los fines de semana se dedican a sus aficiones argumentando su necesidad de descansar. Están los que cuando se hallan en casa enseguida que pueden echan mano del periódico, del ordenador, de Internet o de la televisión mientras al rapacín lo tiene que bañar su compañera. Y también están los muy presentes que se ocupan de ayudarles a estudiar, a bañarse, que los sacan al parque o los levantan y dan el desayuno, pero que cuando procede intervenir y poner pautas se inhiben a favor de la madre porque no quieren guerra con el hijo, consiguiendo que éste se decante a su favor y en contra de la madre que tiene que aparecer ante él como la dura y exigente y provocando enfrentamientos entre las parejas, algunas de las cuales acaban por romperse. Los padres, salvo muy honrosas excepciones, cada vez más frecuentes, solemos ser los más ausentes en la educación familiar, sin duda por comodidad. Pregunte en los colegios cual es el porcentaje de padres que acuden con regularidad a interesarse por sus hijos e implicarse en su marcha educativa. Observe cuantos de ellos se ocupan de llevarlos al médico, al dentista, a la catequesis o a las actividades extraescolares o de darles la cena. Pregunte y verá la respuesta. Los padres harían bien en no volcar sobre las madres la responsabilidad educativa. Ellos tienen al menos la mitad pues no en vano el espermatozoide es el 50% del embrión.

Ver Post >

Últimos Comentarios

Silveira 30-05-2014 | 07:47 en:
ENDURECER EL ALMA
Miguel 30-05-2014 | 11:47 en:
ENDURECER EL ALMA
erickcalvo74 28-05-2014 | 23:11 en:
ENDURECER EL ALMA
erickcalvo74 29-05-2014 | 03:11 en:
ENDURECER EL ALMA
erickcalvo74 28-05-2014 | 23:10 en:
ENDURECER EL ALMA

Otros Blogs de Autor