El Comercio
img
Fecha: agosto 16, 2010
¡LOS NIÑOS A SU CAMA!
Miguel Silveira 16-08-2010 | 4:34 | 7

Al niño le dio por llorar por las noches. Bueno a decir verdad a todas horas usaba el pequeñín de casi un año el llanto como queja, como una forma de tener asegurada la atención de los padres. Pero a los pocos meses de nacer le dio por empezar a llorar cada vez que su madre le metía en su cuna y al no poder soportar aquel llanto acabó, si es que quería dormir, por echar al marido de la cama y meter a su hijo y entonces si, entonces el niñito cesaba de llorar y dormía como un tronco. Pero ha pasado el tiempo y el niño tiene ya casi dos años. ¿Cuándo piensas acostarlo en su cama y en su habitación? Me dio por preguntarle. Y la madre me dijo que lo había intentado pero el llanto era de tal intensidad que al llorar se le hinchaban las venas de su frente y temían que explotasen…

Conclusión: el niño sigue y parece que va a ser así hasta que cumpla seis años, me confesó la madre. Al parecer había leído varios libros para resolver el problema pero había contradicciones. Mientras unos pretenden que el niño duerma solo cuanto antes otros profesionales dicen que si se le separa de sus padres se sentirá desamparado y romperá a llorar. El solo pensamiento de que su hijo pueda sentir el desamparo ha hecho que esos padres sucumban y sean capaces de dormir separados hasta que el niño pida dormir solo, lo cual puede ocurrir cuando tenga seis años o cuando tenga trece, vaya usted a saber.

Es absurdo que un niño sufra tal desamparo que le produzca un trauma por dormir en su cuna o en su cama. Desde que nace un niño comienza un proceso de separación progresiva de su madre y sus padres que culmina con la emancipación al convertirse en un adulto y por eso, entre otras muchas razones, un niño no debe dormir con sus padres sino en su propia cuna o cama a los pocos dias de nacer y no le pasa nada. Es ley de vida y dormir con sus padres va contra la naturaleza, contra el sentido común, contra la necesidad y conveniencia de que la pareja duerma junta por obvias razones, contra la ley que dice que todo ser humano deberá acostumbrarse a valerse por si, contra le ley que dice que un niño no puede establecer su dominio sobre los padres con la treta del llanto. Los que tienen que dormir en la cama matrimonial son los padres que para eso se llama matrimonial.

Qué manera de desvirtuar las leyes naturales y atentar contra el sentido común! Y luego quieren que esos niños crezcan sanos y normales…¡Los niños a su cama!

Ver Post >
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Etiquetas

Otros Blogs de Autor