El Comercio
img
UNA IRRESPONSABILIDAD CON LOS HIJOS
img
Miguel Silveira | 22-01-2017 | 17:42

 

Asombra la facilidad con la que  los padres, en general,  se inhiben en la vigilancia del manejo de Internet por parte de sus hijos. No dudan un momento en avisarles de los peligros que pueden encontrar cuando se mueven por la calle para que estén prevenidos. Avisarles del tráfico, del cruce por los pasos de cebra o por donde no los hay, de no dejarse seducir por un mayor que quiere darles un caramelo o enseñarles algo que les interese. Incluso del riesgo que corren cuando son adolescentes de beber, fumar o tomar algún porro. Hasta ahí, todo lógico. Pero cuando se trata de Internet, del uso de las redes sociales o usar su propio canal de youtube, del uso del wasap etc la cosa cambia como de la noche al dia. Como para avisarles de los peligros que entraña el uso de esas herramientas digitales supondría que los padres deben conocerlos por dentro primero ellos mismos, la mayor parte eluden esa responsabilidad y les dejan a su suerte pensando que no pueden estar a la altura del dominio de sus hijos en las tecnologías y ni les acompañan en el uso de Internet ni les advierten de cómo han de usarlo, de qué no deben hacer para no dejar huella que se vuelva contra ellos, de a quienes no deben dar amistad y un larguísimo etc.

Veriamos como absurdo que unos padres dejasen a sus hijos solos por la calle cuando son muy pequeños sin enseñarles a manejarse en sus desplazamientos, por ejemplo, y sin embargo es eso lo que hacen muchos padres dejando que sus hijos surfeen por Internet, eso si, como no salen de casa y están en su habitación se quedan tan tranquilos y luego, cuando acaso sea tarde saltan las alarmas y se llevan las manos a la cabeza.

La responsabilidad paterno-materna debería discurrir hoy dia más bien por estos derroteros. Por eso los padres deben ser los primeros implicados en el aprendizaje del manejo y sus posibles consecuencias.

Parece una quimera cuando vemos  adultos hechos y derechos que no tienen inconveniente en lucir sus intimidades comprometedoras en su Facebook, por ejemplo, en sus relaciones emocionales, personales, matrimoniales o extramatrimoniales.

En fin. No vale hacerse el desentendido. Es más cómodo, ciertamente, pero por ello más irresponsable.

 

Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Etiquetas

Otros Blogs de Autor