El Comercio
img
YA MADURARÁ….
img
Miguel Silveira | 24-05-2017 | 12:34

Esta frase resulta familiar y habitual oírla a mucha gente. Ya madurará significa para la mayor parte de las personas que el tiempo se encargará de ello aunque la persona no haga nada o haga poco por ello. Según el diccionario madurar en sentido figurado significa “adquirir pleno desarrollo físico e intelectual”. Según el sentir común significa “ya irá desarrollándose emocionalmente según pase el tiempo.” En todo caso ambas acepciones encomiendan al factor externo tiempo la responsabilidad de ese progreso.

Pero ocurren dos cosas. La primera es que el paso del tiempo no garantiza la evolución positiva a nivel psicológico. Antes al contrario, hay ocasiones en que el tiempo sirve para aumentar el deterioro. Por otra parte es una forma de auto consolarse y eludir la propia responsabilidad del sujeto. No cabe duda que el tiempo es un elemento con el que hay que contar, pero la maduración es un proceso que depende esencialmente de la actividad del propio sujeto y del uso de su tiempo. En el caso de la maduración psicológica y moral esta viene determinada por distintas conductas cuales son cumplir las obligaciones, las leyes o las pautas que la existencia física, social y ambiental nos exige, por esforzarse uno mismo sin dejar que esa responsabilidad recaiga sobre los demás, cuidadores, familiares, pareja, autoridades, etc. Pasa también por tomar conciencia de lo que uno tiene que hacer para mejorar su vida, además de procurar cumplir esas exigencias. Pasa por estar a la altura de lo que el sujeto debe hacer según su edad y situación personal. Pasa por prever las consecuencias de sus actos y esmerarse en reflexionar y sacar conclusiones. Es decir es una actividad que debe nacer o imponerse el propio sujeto evolutivo. Pasa por aceptar la realidad que le viene dada, por controlar su impulsividad y saber contenerse y esperar. Pasa por entrenar el músculo de la fuerza de voluntad puesta al servicio de todo lo anterior.

En ese caso el tiempo se convierte en un aliado bienvenido. Pero dejarlo al mero devenir de la vida simplemente no garantiza nada. Madurar debe ser sobre todo una obra del individuo interesado en conseguirlo.

Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Etiquetas

Otros Blogs de Autor