El Comercio
img
Categoría: maltratador
MALTRATADORES

Hay diferentes grados de maltratador pero quien ahora me interesa describir es al que lleva todos los boletos. Antes que nada debo resaltar que es un encantador de serpientes, es totalmente agradable con quienes no ama, pero que le interesan por cualquier razón o circunstancia. Se deshace en sonrisas, en palabras y en un trato agradable sólo mientras le interesa y para lo que le interesa. Con los que quiere sin embargo o en especial con su pareja es una bestia parda, implacable en su trato y en sus juicios, inhumano a veces y se suele cebar con sus debilidades. Humilla cuando puede, utiliza siempre, desprecia a su pareja, delante de la gente no duda en ponerla en evidencia. Sus palabras son dardos envenenados que se clavan, creando gran dolor, resquemor y tristeza. Nunca resalta los aciertos de ella, pero sus errores los magnifica y siempre que puede los repasa para que quede claro que la otra no acierta, aunque humanamente valga más que él por supuesto. No perdona los fallos y la sangre le sube a la cabeza cuando ella le lleva la contraria o le corrige. Tratar de inspirar siempre que puede miedo para tenerla intimidada y hacer su voluntad. Los gustos de ella no cuentan, puesto que no la quiere. Si de su boca sale alguna vez una palabra amable será por interés delante de la gente o porque busca detrás un beneficio o alguna consecuencia favorable a sus gustos. No dudará en mentirle para tenerla casi siempre engañada. Ejercerá un dominio  tendente a lo absoluto para someterla y no dejarle margen de maniobra, tratando de tenerla en un puño. Si quien lo hace es una mujer donde pongo maltratador se pone el femenino.

¿Qué hacer para no acabar en desastre? En cuanto se descubre ese tipo de conducta leerle la cartilla, reñirle y no permitirle que repita el mecanismo y en cuanto no haga caso procurar despachar la relación. Todo lo que sea tardar en darse cuenta, ceder por sistema, exculparle o callar por temor es avanzar directo  a la tragedia. O hay victorias tempranas o, si no, la derrota es segura.

Ver Post >
CLAVES PARA CRIAR UN HIJO MALTRATADOR O DICTADOR

 

1.- Desde muy pequeño apresúrate a atenderle y complacerle porque  llora, aunque no esté enfermo, no tenga hambre o sed, sueño ni molestias físicas.

2.- Cada vez que te pida algo, sea o no lógico o necesario, o te lo exija de mala manera, tiende  a complacerle para que no se enfade.

3.- Deja de hacer todo lo que estás haciendo para prestarle atención, aunque no sea necesario ni conveniente en ese momento.

4.- Dale premios siempre antes de haberlos merecido, y cede ante sus perretas,  caprichos o escándalos.

5.- No le pongas normas ni límites o prohibiciones ni le des órdenes o, si se las das, permite que no te obedezca hasta que vea que  estás muy enfadado. Mejor aún, obedece a sus órdenes.

6.- En lugar de darle órdenes claras procura acompañar las órdenes de todo tipo de razones y explicaciones o pidiéndole las cosas siempre “por favor”.

7.- Desautoriza a tu pareja delante de tu hijo o ponte del lado suyo en contra de tu pareja de manera evidente.

8.- Procura demostrarle que  tienes MIEDO a sus reacciones escandalosas o violentas, cediendo ante ellas.

9.- Hazle la vida siempre muy fácil para que no se sienta frustrado y procura mantenerlo alejado de todo sufrimiento y contratiempo.

10.- Si ha transgredido un límite o prohibición que le pusiste no te des por aludido o no le apliques consecuencias, como privarle de algo que  no se merece, porque te da pena.

11.- Ríñelo muy frecuentemente por lo que hace mal y no le refuerces nunca lo que haga bien.

12.-  No te pares nunca a inculcarle la justicia, responsabilidad, comprensión y tolerancia en las relaciones personales ni le des ejemplo de esas buenas conductas.

Ver Post >
ACOSO LABORAL

 

 

Su jefe, a pesar de haberle llamado para un puesto importante, al poco tiempo, al ver que cumplía sus objetivos sobradamente trimestre tras trimestre, comenzó una estrategia de acoso y derribo contra todo lo que hacía en su trabajo. Empezó por acusarle de falsedades, siempre por supuesto de palabra y sin testigos, como que no se organizaba, no daba la talla que de él se esperaba, que había clientes que se le habían quejado,  pero sin darle nunca nombres, de que no ponía interés en su trabajo, de que dedicaba demasiado tiempo libre a su familia, cuando su horario de trabajo era de diez horas diarias, de varias falsedades, en fin, pero que fueron haciendo mella en su estado de ánimo. Todo siempre con mal tono y con afán de humillarle, si podía delante de la gente también. Las formas que usaba eran propias de una persona fría, calculadora y sin sentimientos hacia el empleado. Otras veces la respuesta era el silencio inexplicable cuando el empleado se dirigía a él. En fin una estrategia bien pensada para ir anulando a la persona que podía hacerle sombra y quizás ocupar su cargo, si seguía produciendo al ritmo de los primeros meses y a la vista de otras autoridades superiores. El caso es que nuestro hombre nunca se defendió, callando en todo instante por miedo a ser represaliado ni osaba defenderse. El proceso  acabó en  baja laboral por sentirse incapaz de asistir al trabajo un solo dia más. Sus fuerzas, ya mermadas poco a poco, le fallaron por fin y tuvo que rendirse. De ahí la baja. Ahora está hundido y él, que siempre tuvo fuerzas para “venirse arriba”, según sus palabras, ahora no tiene fuerzas más que para llorar por las esquinas y verse anulado en su autoestima. Ese es el resultado final siempre. El hundimiento y derrota psicológica del acosado. Ni que decir tiene que ahora procede ayudarle a recuperar sus fuerzas anteriores. Siempre que un acosado comienza a notar que alguien le tiene en el punto de mira debe reaccionar buscando ayuda, si no sabe valerse, antes de terminar perdiendo la fuerza y la autoestima, que es lo más valioso que se tiene. Aguantar en silencio los impactos y el acoso supone exponerse a un punto de no retorno y eso es grave.

Ver Post >
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Etiquetas

Otros Blogs de Autor