El Comercio
img
Etiqueta: emocional
ACOSO ESCOLAR ¿DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA?
img
Miguel Silveira | 23-01-2016 | 11:44 |0

El acoso escolar, después de tantos casos desgraciados, parece que se ha puesto en la diana de las autoridades educativas y de la sociedad española. A ver si es verdad, aunque mucho me temo que todo este revuelo se pase en cuanto la actualidad lo vuelva a enterrar por una temporada. El tema es complicado de atacar porque nace no ya de la idea repentina de los acosadores por su interés por hacer daño, aunque muchas veces no sean plenamente conscientes de ello, sino de un caldo de cultivo social y educativo que está detrás de ello. A medida que la autoridad ha ido perdiendo fuerza, que el miedo a ella ha disminuido, que la sensación de inmunidad ha ido creciendo a la par en los acosadores y que el clima de falta de respeto a las diferencias individuales y al otro en general, el acoso ha ido en aumento. A medida que las relaciones interpersonales por ello se van deshumanizando y parece que uno puede descargar sus impulsos violentos contra los que nos caen mal o a los que envidiamos. A medida que las familias se van desestructurando y muchos padres se inhiben de la orientación, instrucción y educación de sus hijos en valores morales. A medida que ocurre todo esto no es

Ver Post
EMOCIONALMENTE RETRASADOS
img
Miguel Silveira | 05-11-2014 | 11:33 |0

Sí, amigos. Hemos progresado lo inimaginable científica y tecnológicamente, no ya a lo largo de la historia sino en los últimos años. Los seres humanos somos unos fenómenos gracias a nuestro talento y el de unos cuantos privilegiados científicos e investigadores pero también de los que explotan su creatividad constantemente. Nadie puede discutir ese avance espectacular. Sin embargo en el plano emocional no hemos avanzado apenas desde que el hombre salió de las cavernas. Ahí quedamos anclados, parados, como paralizados. Parece que se paró nuestro reloj emocional y está oxidado. Es cierto que se empieza a hablar de inteligencia emocional y bien está, porque en esa habilidad estamos muy deficitarios. Si hubiésemos avanzado en ese campo siquiera un diez por ciento, el mundo sería mucho mejor porque nuestras relaciones personales y sociales tendrían notable calidad. Es cierto que la humanidad está mucho más civilizada que antaño y que las guerras civiles y entre paises, con haberlas aún, han perdido frecuencia, intensidad y duración desde no hace mucho, pero los conflictos familiares, de pareja y a nivel de pequeños grupos siguen completamente vigentes y si

Ver Post
PRECIPITACIÓN EMOCIONAL
img
Miguel Silveira | 09-04-2013 | 10:58 |0

Sabemos con certeza que los seres humanos somos animales emocionales y que nos movemos fundamentalmente según sea el estado anímico en que nos encontremos. Esto no es nada  nuevo pero también es obvio que a veces, a posteriori, tenemos la experiencia y sensación de que nos hemos precipitado y equivocado por dejarnos llevar de esos impulsos. Como quiera que la emoción es un estado que invade nuestro ser e incluso tiñe de color hasta la mente o como un fuego que nos quema, no es extraño que impulsados por ello tomemos decisiones que luego se antojan desproporcionadas cuando no equivocadas e inoportunas. LLevados además de la ansiedad que nos caracteriza se juntan ambos estados y allá que nos lanzamos sin pensarlo dos veces. Pero cuando vemos que ya es tarde, al darnos cuenta del resultado, sobre  todo si es adverso, lo mejor es mentalizarse de dejar pasar el fuego, el fogonazo, el calentón y decidir después,  una vez enfriado nuestro estado. No es que siempre se yerre decidiendo al compás de las emociones del momento, pues a veces se acierta, pero en los casos de fracaso es mejor concluir que esperar es lo más apropiado y conveniente. Hay algunos estados

Ver Post
RUPTURA SENTIMENTAL
img
Miguel Silveira | 25-12-2012 | 12:53 |0

 

Una ruptura emocional o sentimental supone siempre gran dolor y una etapa de duelo por cuanto se trata de la muerte de una relación y después de la muerte sigue el duelo. El que sufre el duelo es quien ama, por supuesto, porque pierde el amor y con él la ilusión, el amparo y la seguridad que da sentirse querido y acompañado,  y por eso es a él o ella a quien hay que ayudar. Pero hay dos tipos de duelos, el que dura un tiempo limitado y proporcionado, el normal, y el que se alarga demasiado en el tiempo arrastrando a la persona al llanto, al aislamiento, a la ansiedad, al lamento constante, a la culpa y al estado de echar de menos a la persona amada. El sufridor altera su desempeño diario en ocasiones seriamente. Baja su productividad en su trabajo o lo pone en peligro pues la desesperanza le bloquea y la desgana se apodera de sus entrañas y cerebro. Para algunos un fracaso sentimental viene a ser una derrota en toda regla, un calvario y no se recuperan. Esto puede entenderse en personas  mayores, que por haberse limitado demasiado a su pareja no encuentran alternativa  fácilmente. Pero en personas jóvenes (y está ocurriendo demasiado) no se puede entender,

Ver Post
DISTANCIARSE
img
Miguel Silveira | 17-12-2012 | 22:34 |0

 

Ponte de pie junto a una pared y pega tu cara contra ella. ¿Qué ves? Solo pared prácticamente. No podía ser de otra manera. A continuación vete separando y verás cómo ya entran en tu campo de visión otras zonas contiguas. Si te alejas más la pared va disminuyendo de tamaño en relación con el entorno. Y si pudieses separarte unos cien metros verás cuanto se ha reducido de tamaño al mismo tiempo que el resto del entorno ha cobrado mayores  dimensiones. Uso este ejemplo de relativización porque  sirve para el mismo objetivo, tratándose de las preocupaciones y obsesiones que a veces ocupan por completo nuestra mente, nuestra atención y nuestro campo de visión de las cosas. En cuanto algo nos preocupa u obsesiona ese algo se impone con tal fuerza que ocupa toda la pantalla de nuestra atención y ese acontecimiento, circunstancia, variable o suceso cobra una importancia desproporcionada y puede parecernos terrible en el momento. Como quiera que de ordinario las cosas no tienen tantísima importancia como nos lo parece o nos quieren hacer creer, no queda más remedio que relativizarlas, ponerlas en relación con el contexto. Ponerlas en perspectiva. Es decir,

Ver Post
CAMBIAR EMOCIONALMENTE
img
Miguel Silveira | 03-06-2012 | 18:01 |0

 

 

Si alguna vez le ha caído una gota de vino tinto en cualquiera de sus prendas sabrá lo difícil que es remover esa mancha. Con gran rapidez queda impregnado el tejido y quitarla es muy difícil, si es que se llega a tiempo. Lo que deberá hacerse es mojarlo de inmediato con agua para que ese color no se apodere de las fibras y no quede allí el sello del descuido. La metáfora me vale
para describir el efecto que cualquier emoción de tinte negativo tiene sobre nuestro organismo y nuestra psique. A semejanza del vino tinto impregna nuestro ser de tal manera y a tal velocidad que si dejamos pasar las horas o los días resultará muy arduo, no ya erradicarla, sino minimizar su efecto. Que se lo pregunten a los que experimentan un ataque de ira, un ataque de envidia, un
acceso de pena o una reacción de miedo, por ejemplo. El caso es que, como no reaccionemos al instante, se quedará instalado en nuestra conciencia, como huésped indeseable y haciendo un daño interno tal que condiciona nuestra vida cotidiana, hasta que va pasando su erosivo  y devastador efecto. En cuanto se sorprenda atrapado por la emoción negativa, reaccione de inmediato y procure cambiar la

Ver Post
DIVERSIFICAR EL RIESGO
img
Miguel Silveira | 12-06-2011 | 20:51 |0

Trabajaba en una empresa desde hacía varios años hasta que un dia cualquiera su jefe, que nunca se había fijado en ella, salvo en lo laboral, al pasar por un proceso de separación de su pareja y hallándose carente de mujer, de caricias y de otros varios placeres, le lanzó su anzuelo con tal acierto que ella, que también pasaba por momentos de carencia emocional y estaba sin pareja, picó inocentemente y aceptó arriesgarse a seguir trabajando y compatibilizando su trabajo con la relación personal con el amo de la empresa.

Pero las cosas, que al principio se prometían felices, comenzaron a ir mal y al poco tiempo ella se vio obligada, por asfixia, a tener que separarse emocional y físicamente. Pero ¡ay! no podía separarse económica ni laboralmente porque no encontraba alternativa fácil a su alcance y se vió obligada a seguir trabajando al lado del jefe y tener que vivir con la espada colgando encima de ella, a vivir sin quererle, pero dependiendo de él y atrapada, sin libertad de movimientos. Atrapada porque él se sintió traicionado y en evidencia ante todo el personal que le observaba. ¡Pobre mujer!

No debió calcular bien

Ver Post
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Otros Blogs de Autor