El Comercio
img
Etiqueta: padres
DE SUEGRAS Y NUERAS. OTRA VEZ
img
Miguel Silveira | 01-09-2017 | 16:06 |0

 

Como tengas la mala suerte de haber elegido un marido para el que su madre esperaba otra mujer, prepárate porque te expondrás a sufrir las consecuencias de la crítica, el rechazo, la descalificación o incluso el desprecio de tu suegra. Sobre todo si la suegra es dominante y le gusta intervenir más allá de su propio territorio. Hay madres cuyo sentido de la propiedad es tan acentuado que consideran que sus hijos les pertenecen y tienen que decidir por ellos aunque ya estén emancipados, casados y con hijos. Si el hijo (porque suele (digo suele) ser un hijo el manejado por la madre) no se atreve a frenar a su madre (o a los dos) de las incursiones en su vida de pareja, se expone a arruinarla. La constatación es que estas parejas acaban en desastre. Si la nuera se enfrenta y protesta o se rebela, se constituye en una clara y abierta enemiga y si se calla  se expone a quedar anulada, dominada, coartada en su libertad y manejada y si el hijo calla también frente al intervencionismo de su madre, esta encontrará via libre para seguir minando la relación hasta que muera. Todo porque a esa madre le desagrada la elección que el hijo hizo como pareja o  porque se cree

Ver Post
SI LO SÉ NO TENGO HIJOS
img
Miguel Silveira | 17-07-2016 | 20:30 |0

 

¡Cómo evoluciona la vida! Hace muchos años las parejas se casaban con vistas a tener hijos que prolongasen su sangre y su apellido. Los hijos se consideraban, además de como una satisfacción, como un éxito biológico y como una solución de futuro para los padres, que esperaban con gran seguridad que sus hijos les atenderían en su vejez y les darían compañía y apoyo en sus postreros años, a pesar de los dolores de cabeza que daba su crianza. No tener hijos se veía como una maldición y mala suerte.

Pero mucho han cambiado las cosas para que en la actualidad haya madres y padres (más de aquellas) que no tengan inconveniente en manifestar que si llegan a saber lo que es tener un hijo probablemente no lo hubieran tenido. Suena fuerte eso de arrepentirse de haber tenido hijos y lo es, pero detrás de estas manifestaciones hay razones poderosas en muchos de los casos.

Hoy hay que estar muy preparados para resistir las presiones que los hijos ejercen sobre los padres con tal de disfrutar de lo que a ellos les gusta, de disponer de libertad de movimientos ya desde adolescentes, de las amistades que ellos eligen y de volver a casa cuando a ellos les parece procedente.

Ver Post
PROTEGER, SÍ. SOBREPROTEGER, NO.
img
Miguel Silveira | 30-03-2016 | 14:14 |0

 

 

Ciertamente no hay una delgada linea roja entre proteger a un hijo y sobreprotegerlo,  pero sí existe una banda un tanto estrecha, aunque para muchos se confunde protección con sobreprotección. Viene esa banda  determinada por no hacer por los hijos lo que ellos pueden ir haciendo por si mismos.  Es un acto de justicia protegerlos para que no se sientan indefensos, pero sobreprotegerlos, privándoles del aprendizaje de ir afrontando progresivamente en función de su edad y su estado, pequeños obstáculos y dificultades, es más bien un acto de injusticia porque con ello y en nombre del amor que les tenemos, les vamos privando de una de las cosas más valiosas que tiene el ser humano, a saber, la capacidad de defenderse, valerse por si mismos, superarse, resolver sus problemas y aprender a  hacer frente a  los contratiempos para fortalecer su carácter y hacerles resilientes.

Por eso, amigos padres, si aún estáis a tiempo procurad ayudar a vuestros hijos, pero tratando de quedaros un poquito cortos para que sean ellos quienes aprendan a valerse, resolver sus pequeños problemas y despachar sus pequeños asuntos personales. Eso en cualquier área de sus

Ver Post
"ME HABEIS JODIDO LA VIDA!"
img
Miguel Silveira | 27-02-2016 | 19:34 |0

 

 

 

 

A los casi treinta años después de haber estudiado la carrera que le gustaba y donde le gustaba, pero haber fracasado en realizar su proyecto final, después de varios intentos quedó por completo  frustrado y le dio por encerrarse en casa soltando por la boca un solo comentario: “Me habeis jodido la vida, en reproche a sus padres. Ellos que no tení­an precisamente exceso de dinero y habí­an hecho un esfuerzo sobrehumano con tal de satisfacer a su hijo en sus expectativas, se encontraron de pronto con ese comentario y la ansiedad les inundó su mente, su cuerpo y su hogar desde esa fecha No entendieron el contenido de aquella dura expresión, fruto de la frustración de su retoño y les pareció injusto. No es nada nuevo. Suele ocurrir con gran frecuencia que hijos que se sienten frustrados al no conseguir sus objetivos y si les salen mal las cosas, reaccionan reprochando a sus padres su fracaso personal sin pararse a pensar bien si lo que dicen es justo o es injusto. El caso es tirar balones fuera, echar la responsabilidad sobre quien se ha comportado con buena intención y mejor voluntad y quedarse tan panchos. No es solo en el ámbito familiar donde se

Ver Post
CARIÑOS QUE MATAN
img
Miguel Silveira | 27-08-2015 | 11:15 |0


He vuelto del paseo matutino acongojado, más bien triste y en cierta medida conmovido. Me ha contado una madre, llorando, lo triste que se siente al ver cómo el marido  maltrata de palabra diariamente al hijo, a su único hijo, ahora con casi treinta años, en paro y teniendo que vivir en casa de los padres por falta de dinero para pagarse un piso y vivir de forma independiente. No soporta esa madre el tono despectivo y humillante que el padre utiliza contra su propio hijo. Quizás porque su padre tiene más de cincuenta no alcanza a entender que el hijo esté en otro registro. Al parecer el padre no soporta que el hijo se levante bien entrado ya el dia y ande mañana tarde y noche colgado de su movil. A mis años, suele decir a su mujer, yo era más responsable. El caso es             que el chaval se ha comportado bien en el trabajo que hace meses tenía pero el padre lo tiene eso olvidado. Lo que acude a su mente es que su hijo es un vago indecente y asi lo hace saber, no importa que haya gente. Asi que el chico, este chico porque otros bien se rebelan, anda como encogido y con miedo a su padre, con la autoestima baja, por los suelos y deseando no verle

Ver Post
PADRES ANGUSTIADOS
img
Miguel Silveira | 12-03-2015 | 18:25 |0

Comprendo el sentimiento que cualquier padre o madre experimenta si su hijo con el paso del tiempo no resulta conforme a lo esperado como progenitores. Es habitual tender a culpabilizarse porque quizás podrían haberse hecho las cosas de otra forma,  lo cual supone que consideramos que lo que el hijo sea es producto en gran parte de la labor educativa de sus padres.

Puntualicemos. La personalidad de cualquiera incluso al final de los siete y ocho años, que es cuando la influencia de los padres es mayor por el tiempo que pasan con sus hijos, no es obra sobre todo de esos padres. No, amigos. Es resultado de la confluencia de distintos factores entre los cuales en efecto se encuentra la educación familiar y el modelo exhibido por los progenitores. Es obra de los genes aportados por ellos, pero ellos no deciden qué genes aportan y cuales no, cuales buenos o cuales malos. No deciden ellos cual ha de ser la carga genética del hijo. Es obra también de las múltiples influencias exteriores, de sus relaciones con los demás y sus iguales y de sus experiencias acumuladas a lo largo del tiempo. El individuo es quien poco a poco va edificando su estilo personal en función de

Ver Post
¡ES SU BODA!
img
Miguel Silveira | 06-08-2014 | 20:45 |0

 

Aún hoy en día, no digamos antaño, predomina la presión de los padres cuando dos que se van a casar planifican quienes serán los invitados a la boda. Era y sigue siendo corriente que sean los padres de ambos quienes casi decidan a quienes se invita o no se invita y cual es el número de los que deben asistir al acto y posterior banquete. Entiendo el deseo de tales padres de cuidar a los que han de invitarse, pero solo hasta cierto punto. Quienes en realidad deberían decidir sobre este aspecto serían a los contrayentes porque ellos en realidad son los protagonistas de su acontecimiento. No quiere eso decir que los padres no puedan opinar y sugerir ideas para que todos queden satisfechos (lo que no siempre se consigue) pero si sus intereses chocan frontalmente con los de la pareja, deberían respetar, salvo excepciones razonables, lo que esta diga. Se me dirá que son los padres los que pagan y por lo tanto tienen derecho a imponer sus condiciones. Hasta cierto punto también. En realidad lo preferible sería que se llegase al mejor  acuerdo sin doblegar las voluntades, pero si existen diferencias importantes en realidad los padres deberían dejar a los protagonistas

Ver Post
ANTES DE QUE EL VASO SE DESBORDE
img
Miguel Silveira | 06-05-2014 | 11:06 |0

 

 

 

Siento no ser políticamente correcto, es decir, diferir de la tendencia general establecida en nuestra sociedad respecto a la educación de nuestros hijos y ciudadanos pero me debo a lo científicamente correcto, a la lógica, al mantenimiento de la salud individual y familiar y al orden en la convivencia entre personas. Crecen como setas después de una lluvia de otoño los casos de adolescentes y jóvenes que se imponen violentamente (con violencia verbal o física o ambas) a sus familias (sobre todo a madres separadas o monoparentales) con tal de conseguir lo que les apetece en cada momento. Crece la desesperación en esas casas y de paso en los centros escolares al ver que no pueden frenar esa tendencia tan generalizada. Van en progresión casi geométrica todos esos casos porque la semilla está plantada desde muchos años antes, quizás ya desde el nacimiento o al menos desde que los padres, cegados por un malentendido amor a sus retoños, optan por apartarles del dolor y por tratar de que sean felices a costa de lo que sea y optan por no frenar la presión que sus hijos ejercen sobre ellos con tal de conseguir lo que prentenden. Es lógico que los niños hagan

Ver Post
PADRES QUE TENEIS HIJOS...
img
Miguel Silveira | 01-10-2013 | 11:13 |0

 

Varias veces he escrito sobre el comportamiento de muchos hijos y la erosión y dolor que eso supone para sus padres, pero ahora me toca meterme con los padres, porque no siempre los padres tienen toda la razón ni hacen las cosas bien por muy buena intención que pongan en ello y menos aún si no la ponen. Directamente al grano. Los padres pueden tener los problemas que tengan pero es su obligación moral, no la de disimularlos porque muchas veces no se puede y otras los hijos deben ser conocedores de su existencia, pero si la de no descargar nunca en los hijos sus depresiones, su mal humor derivado de la frustración de no llevarse bien con su pareja, no usarlos como aliados en contra del otro progenitor, no desahogar con ellos sus frustraciones matrimoniales ni delegar en ellos para que resuelvan los problemas que solo a los padres les incumbe. No estoy diciendo que haya que consentirles todo y aislarles del sufrimiento a toda costa porque no es educativo ni lógico. Lo que digo es que las frustraciones de cada uno o las cargas que cada uno de los padres soporta, quizás producidas por otras terceras personas o por su propia culpa, no deben descargarse sobre los hijos.

Ver Post
PADRES FRUSTRADOS
img
Miguel Silveira | 19-08-2013 | 21:10 |0

Son una minoría el numero de padres que se encuentran satisfechos o muy satisfechos con lo que sus hijos resulten, a donde lleguen o en qué se conviertan. Son minoría porque casi todos los padres aspiran a que sus hijos les superen o al menos tengan éxito como personas, emocionalmente y como profesionales. Existe un porcentaje amplio que más o menos se encuentran satisfechos aunque les hubiese gustado un mejor resultado. Y en el otro extremo de la distribución se halla un grupo que se encuentra frustrado porque no solo no se han cumplido aceptablemente sus expectativas sino que se ven defraudados o muy defraudados pues sus hijos se han equivocado en la dirección que tomaron, sobre todo los que realmente han fracasado no ya profesionalmente sino como personas y en sus relaciones personales. Estos padres arrastran largo tiempo o para siempre un estado de desanimo cuando no de culpa. De desánimo porque ven que las cosas se han torcido y no se enderezan y de culpa porque se ven fracasados como padres. Creen que algo han hecho mal y no saben qué y no tiene remedio ya. Se sienten más culpables los padres que ponen de su parte cuanto pueden o más y se esmeran en que sus

Ver Post
Sobre el autor Miguel Silveira
Psicólogo clínico, experto en ansiedad y estrés C/ Carlos Marx,1 - 6º D Gijón (Asturias) http://www.miguelsilveira.com http://www.estresyansiedadonline.com

Últimos Comentarios

Carmen Maria Otero 24-02-2016 | 19:14 en:
RECIÉN SEPARADA
leandro1995_885 27-01-2016 | 23:34 en:
ESTUDIAR EN EXCESO

Otros Blogs de Autor