El Comercio
img
Fecha: mayo 2, 2017
¡ PERO, ¿ES VERDAD QUE BELARMINO TOMAS SE ROBÓ TODO EL DINERO DE ASTURIAS?
Rafael Fernández Tomás 02-05-2017 | 11:50 | 0

Antes que nada mi felicitación  a Daniel Fernández, y a EL COMERCIO, por la forma como sintetizó el primero la vida de Belarmino y al diario el espacio y la sensibilidad que tuvo. También mi agradecimiento al magnífico articulo de ayer de Luis María Argüelles–Meres sobre Belarmino. Puntual, sereno y firme mostrando como Asturias tiene tanto que mostrar a España, cuando se cuente la verdadera historia, oculta por Franco y por un tal Villa.

Permitan me  dar alguna información sobre el exilio de este hombre,parte de nuestra historia.

Caído el Frente Norte, Belarmino se trasladó a continuar la lucha por defender la Segunda República y allí fue nombrado Comisario del Aire.Cuando en abril del 39, cae la República, el cruza con su familia Los Pirineos, en donde muere su primer nieto, a los 20 días de haber nacido de hambre. Lo entierran en Coulliere,donde están los restos de Antonio Machado.

En uno de los campos donde encerraron los franceses a los 290,000 exiliados,en Tarbes, reciben la carta salvadora de Lázaro Cárdenas y salen rumbo a México, Rafael, Pura y Urcesino. Belarmino,que hasta 1946 no se deshizo las maletas, no quiso ir a México, y llega un años después con Severina y su hijo menor Agripino.

En México(mis recuerdos llegan hasta los 3 años), cada exiliado vivió según sus posibilidades, aunque la calle de López, en el centro de la ciudad, vivían los sin nombre,entre ellos nosotros.Todos los balcones se llenaban de banderas tricolores cada 14 de abril. Otros como Indalecio prieto vivía en una casa magnifica de dos plantas en la Av. Nuevo León, y otros amigos de Prieto, vivían en zonas alejadas del centro de clase media acomodada.

En el No. 92, apartamento 2, de ese apartamento de la Calle López, vivíamos, en 52 metros cuadrados: En una recamara de 3 por 3, Belarmino y Severina; en medio un bañito y al otro lado en la segunda habitación, más amplia estábamos Rafael, Pura, mi hermano Carlos y yo.Hacia el fondo en un estrecho corredor se llegaba a una pequeña cocina y a la derecha al salón donde dormían Urcesino y Agripino. En ese apartamento hasta que murió en 1950, vivió Belarmino Tomas.

Recuerdo muy bien a mi abuelo, siempre cariñoso conmigo, salir a trabajar, como todos, vendiendo alpargatas en una Empresa llamada Donay.S:A.

Un día llego en la calle de artículo 123, a una zapateria de una asturiano emigrante económico, con quien conversando y enseñándole aquellos productos, le dijo, en confianza: ” Oiga, usted es de los “nuevos” verdad”, Si le dijo Belarmino y el hombre en confianza le dijo: ” Que bueno conocer a un hombre trabajador y honesto como usted, por que aquí hay cada uno. Bueno uno, Belarmino Tomás SE ROBO TODO EL DINERO DE ASTURIAS”.

Los ojos de Belarmino y su rostro, curtido por la mina, el 17, el 34, el 36 y 37, Francia, y luego el exilio a México, se le quedaron mirando: ¡¡ Yo soy Belarmino Tomás!!, recogió sus productos y salió con los ojos humedecidos como me contaba mi madre..

Rafael lavó platos en el Bar Cantábrico; Urcesino fue jugador profesional del Equipo Asturias primer campeón del futbol, profesional(ocultado por los mexicanos hasta hoy) y con lo que gano puso una pequeña ferretería y Agripino fué Tipógrafo.

Belarmino, en 1947, como vocal que era de la Internacional Minera, fue enviado a Sudamérica y estuvo en 9 países, dando charlas a dirigentes políticos y Sindicales, de lo que era el sindicalismo y el socialismo español.

Un día, jugando tute en el Centro Republicano Español, le dio un infarto que lo llevó a la tumba a los 58 años,con sus pulmones llenos de grisú..

Esa es la historia que yo viví. La de Franciso Franco y José Angel Fernandez Villa  y los socialistas(sic) de ahora es otra.

La historia juzgará.

 

 

 

 

Ver Post >