El Comercio
img
¡ CAEN LAS BOLSAS EN EL MUNDO POR EL ” TRUMPWATE” !
img
Rafael Fernández Tomás | 18-05-2017 | 08:20

Bastó con que republicanos y demócratas designaran al prestigiado Robert Muller, ex didrector del FBI del 2001 al 2013 ,para dirigir,como Fiscal Especial lo que se ha conocido como la Trama Rusa, y que uno de los más prestigiados senadores republicanos John.McCain declarase” esta película ya la hemos visto antes y tiene el tamaño y la fuerza del Watergate”, para que todas las bolsas de Estados Unidos bajaran ayer más de 1.7 %; por consiguiente las europeas donde la más golpeada ha sido España con 1.79 y que hoy en Asía el Nikkei abriese a la baja con una caída del 1.32.

Se estima que todas las bolsas del mundo bajarán hoy.

No es asunto menor. Si este fiscal especial,con todos los poderes, encuentra alguna conexión en la Trama Rusa, los días de Donald Trump, pueden estar contados en los próximos meses y podrá encontrarse con el temido Impechaement que es  que el presidente de los Estados Unidos pueden ser juzgados (la mayor amenaza para un presidente de los Estados Unidos) 

Sólo dos de ellos han sido sometidos a él: Richard Nixon que tuvo que renunciar y Bill Clinton.

Napoleón decía que “las preocupaciones van en la grupa del caballo”, o sea que no se dejan atrás con cambiar de lugar, y por supuesto que Trump, ignorante, no sabrá siquiera la famosa frase de Napoleón, mientras sale del irrespirable ambiente de los Estados Unidos y visita a Netanyahu, a El Vaticano y a Italia, sabe y siente que  cada día y sobre todo las noches,   las investigaciones avanzan y avanzan y que cuando regrese no sepa a donde ha llegado.

De nada le valió que su amigo Putin ofreciese sus propias grabaciones para tratar de salvar al amigo. Los Estados Unidos, a quienes con frecuencia criticamos por la Unión del Pentágono y Wall Street y su imposición sobre todo el mundo, en sus adentros tiene unas instituciones tan sólidas y un pueblo tan puritano que no le van a pasar nada a quien los ha engañado, si ese fuese el caso..

Donde quiera que esté, Donald, sabrá que el método del abuelo y del padre de mentir como empresarios, no es lo mismo que  hacerlo siendo Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.