El Comercio
img
Nos la cuelan.
img
Jose Manuel Balbuena | 28-03-2017 | 08:54

Fíjense de lo que nos enteramos: la Semana Negra hace contabilidad creativa. Ese tipo cuentas en las cuales, aunque los gastos sean superiores a los ingresos, siempre se obtienen beneficios. Al menos, eso se desprende del análisis del ejercicio 2016, donde según sus creadores existen 18.672 euros de superávit, mientras que para la Intervención municipal las pérdidas son de 9.002 euros. Asimismo, acumula un déficit de años anteriores por importe de 206.754 euros, el cual, por cierto, no aparece reflejado correctamente. Debido a eso, sufre varios embargos de Hacienda y deudas con proveedores (más de 200.000 euros), ya que el evento no puede cumplir con sus obligaciones. Para mí, el hecho grave es que esto ya se sabía. En 2015 nuestro Ayuntamiento ingresó 40.707 euros directamente al fisco por las cantidades pendientes. Estamos, pues, ante un caso claro de intentar colarnos la deuda por la puerta de atrás. Los tres grupos de la izquierda (PSOE, IU y Xixón Sí Puede) lo urdieron a través de enmiendas al presupuesto y, al no poder hacerlo, obtuvieron la promesa de Foro de realizarlo vía modificación presupuestaria. Esto es, la subvención pasaría de 100.000 a 175.000 euros, ojo, un 75 por ciento más, y tan felices. Todo ello, para salvar a nuestro particular «Parque temático para niños trotskistas» (Paco Ignacio Taibo II dixit). Lo indignante, vuelvo a repetir, es que se quiere mutualizar el pufo a oscuras. Un apaño entre los organizadores y sus grupos municipales afines que ahora, al hacerse público, claman nuestra ayuda. ¿Ustedes creen que a cualquier otro certamen le concederían semejantes prebendas? Es decir, darle y aumentarle las subvenciones cuando se sabe que tiene deudas impagadas con entidades públicas. ¿Ustedes creen que a cualquier festival le subirían de esa manera la cuantía para enjuagar su déficit? No. Lo primero sería ver ese plan de vialidad que de repente (¡oh milagro!) aparece y recortar gastos (una semana entera llegaron a estar los escritores con gastos pagados). ¿Ustedes creen que la única opción que se presenta es cuadrar este desaguisado vía erario público? Sí, porque algunos piensan que la Semana Negra es una concejalía más. Una entidad municipal que cobra de forma privada. O sea, el suelo –a coste cero- lo trocea e ingresa por su arrendamiento, mientras que los gastos se los sufragamos con cargo a nuestros bolsillos. Sólo queda la segunda parte: justificarlo. Decir que la cultura hay que apoyarla, que esta ciudad se hunde sin el certamen, que lo comparemos con el coste de la publicidad en la camiseta del Sporting… Chorradas. Lo único cierto es que quieren que paguemos la mala gestión y el despilfarro.

Últimos Comentarios

albertoperez 10-12-2017 | 10:17 en:
Vértigo me da.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor