img
Avales: día uno.
img
Jose Manuel Balbuena | 20-04-2017 | 04:29

El PSOE encara la recta final de este particular vía crucis que están siendo sus primarias. Una vez presentadas las tres candidaturas a la secretaría general, viene la recogida de avales que empieza hoy. Un proceso importante y que cada candidato afronta a su manera. Es decir, según le vaya en la feria. Para Susana Díaz es el momento de darlo todo e intentar hacer una exhibición de fuerza. Presentar los máximos avales posibles porque, bien es cierto, quiere darle el primer hachazo a Pedro Sánchez. Éste lo sabe y por eso, obviamente, también va a echar el resto. No olvidemos que en las anteriores primarias de 2014 la recogida de avales anticipó el resultado final. El «bello Pedro» se impuso en esta primera batalla a Eduardo Madina y lo dejó K.O. Sin embargo, ahora no lo va a tener tan fácil. Desde luego, los 14.389 que en su día obtuvo en Andalucía dudo mucho que los pueda repetir. Patxi López, por su parte, dice que no quiere entrar en esa guerra. Normal, es quien más tiene que perder. Sabe de sobra que no va a lograr reunir (ni de lejos) tantos como sus adversarios y, por eso, como en la fábula de la zorra y las uvas, asegura que no son para nada importantes. Ahora bien, lo cierto es que sí. Quien avala a un candidato –aunque luego tenga plena libertad para votar a otro- le está otorgando su confianza. O sea, es muy probable –por no decir a ciencia cierta- que al final lo acabe votando. Digamos, pues, que quien consiga más va a tener mayor fidelidad acumulada entre la militancia. Además, lógicamente, de llevar el desánimo a sus rivales. Es más, me atrevo a pronosticar que después de esta fase veremos movimientos. Me refiero, por ejemplo, a que la candidatura de López, si el resultado es muy apabullante en su contra, dé un paso atrás. El censo provisional, ojo, se fijó en 187.360 militantes. El definitivo –aunque parezca increíble- no se conocerá hasta el día 28 de este mes. En su particular travesía del desierto los socialistas han perdido 11.241 militantes con respecto al último. Cada candidatura necesitará el aval del 5% de los afiliados, o lo que es lo mismo, el respaldo de 9.368 militantes. Susana Díaz y Pedro Sánchez tienen relativamente fácil alcanzar ese número, en cambio, para Patxi López va a resultar una auténtica lucha por la supervivencia. Andará muy justo si no tiene que, como se está rumoreando, recibir algún préstamo de los demás. En la financiación de la campaña –un termómetro mucho menor- quedó a años luz del resto. Sánchez consiguió 137.000 euros, Díaz 100.000 y López apenas 22.000. Ya tienen una pista.

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 31-03-2017 | 21:30 en:
Nos la cuelan.
kika47_1390494074313 26-03-2017 | 09:43 en:
¡Vaya semanita!

Otros Blogs de Autor