El Comercio
img
El contubernio.
img
Jose Manuel Balbuena | 13-05-2017 | 07:52

images

Si a usted se le queda cara de tonto viendo la operación, sin duda, es su problema. La Semana Negra recibirá un incremento del 75% en la ayuda con objeto de salvarla. Ya saben, por lo visto estamos en deuda con el famoso certamen, puesto que, claro está, tiene pufos sustanciales – sobre 300.000 euros, que ni eso se sabe- por culpa (dicen) de una reducción en el dinero público aportado desde el Ayuntamiento. De mala gestión, obviamente, ni hablamos. Durante estos tiempos de crisis le han mermado los ingresos a todas las asociaciones culturales, deportivas o sociales y la mayoría han sobrevivido. Sin embargo, ojo, con la Semana Negra es diferente. Le faltó tiempo a la izquierda municipal para movilizarse en cuanto saltó la liebre: los impagos ante Hacienda se habían transformado en embargos. Entonces, tomó cuerpo la operación «salvar al soldado negro», el contubernio por el cual harían lo que fuese necesario para socorrer a su criatura. Lo primero, cebar la bomba a tope: este año la aportación municipal pasará de 100.000 euros, como venía siendo, a 175.000. Todo ello tramitado con carácter de urgencia y vía fondo de contingencia. Todo ello aprobado por los grupos de izquierda al alimón y sin fisuras de ningún tipo: Xixón Sí Puede, IU y PSOE votaron a favor de forma coral. Con lo cual, a los organizadores del evento sólo les quedaría un cabo suelto por atar: regularizar su situación con el fisco. Lo necesitan porque, sin estar al corriente con el implacable Montoro, no pueden acceder a la ayuda pendiente del año pasado, ni al generoso incremento con el que han sido agraciados éste. Esto es así por Ley, si no, ¡faltaría más!, también lo hubiesen intentado cambiar a toda costa. De hecho, ya han modificado el convenio firmado con el festival para evitar problemas: en 2017 no tendrá que demostrar el gasto total del presupuesto para cobrar los 175.000 euros de marras. Es más, como parece que los «gestores negros» van a acudir a un banco para intentar salir de penurias, en el caso de que haya problemas en la concesión del préstamo, seguro que escucharemos cosas como: hay que avalar desde el Consistorio por el bien de Gijón. Y de nuevo, como si fuese el fin del mundo, el motivo por el cual esta ciudad es conocida a nivel universal, como si Gijón no hubiese hecho célebre a la Semana Negra y no al revés; saldrá adelante una edición más. Pelillos a la mar. La deuda se mutualiza, cada gijonés que pague su parte alícuota, y a otra cosa mariposa. Lo dicho: si a usted se le queda cara de tonto viendo la operación, sin duda, es su problema.

 

Últimos Comentarios

kika47_1390494074313 03-10-2017 | 14:34 en:
Desbordados.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor